Primera batalla del Isonzo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Primera Batalla del Isonzo
Italian Front 1915-1917-es.svg
Fecha 23 de junio-7 de julio, 1915
Lugar Río Isonzo
Coordenadas 45°56′33″N 13°36′09″E / 45.9425, 13.6025Coordenadas: 45°56′33″N 13°36′09″E / 45.9425, 13.6025
Resultado Victoria defensiva austrohúngara[1]
Beligerantes
Flag of Italy (1861–1946).svg Reino de Italia Civil ensign of Austria-Hungary (1869-1918).svg Imperio Austrohúngaro
Comandantes
Luigi Cadorna General Svetozar Boroević
Fuerzas en combate
18 divisiones, 252 batallones, 111 escuadrones de caballería, 700 cañones batallones
Total:225 000 hombres
8 divisiones, 84 batallones, 13 escuadrones de caballería, 854 cañones
Total:115 000 hombres
Bajas
14 947 9 950

La Primera Batalla del Isonzo fue una batalla librada entre los italianos y los austrohúngaros en el frente italiano durante la Primera Guerra Mundial, entre el 23 de junio y el 7 de julio de 1915, y formó parte de las doce batallas del Isonzo.

El objetivo italiano era expulsar a los austriacos de sus posiciones defensivas a lo largo del río Isonzo y las montañas cercanas al otro lado de la orilla, en particular el Tolmino y el Monte Nero. Los días anteriores a la batalla, los italianos ya habían intentado hacerse con estas posiciones, pero la falta de apoyo de artillería -situación que se prolongaría a lo largo de la guerra- facilitó la defensa de los austriacos.

Aunque los italianos disfrutaban de una superioridad numérica de 2 a 1, su ofensiva fracasó debido a que el comandante italiano, Luigi Cadorna, empleó un ataque frontal tras una breve -por falta de munición- cortina de artillería. Los austriacos tuvieron ventaja al luchar desde posiciones elevadas.

A principios de julio el comandante austriaco, Svetozar Boroević, recibió dos divisiones de refuerzo, que terminaron con los esfuerzos italianos para romper las líneas austriacas.

Las ganancias italianas fueron mínimas: en el sector norte, conquistaron las alturas que dominaban Bovec (Monte Kanin); en el sur ocuparon las estribaciones más occidentales de la meseta del Carso cerca de Fogliano Redipuglia y Monfalcone. Las hostilidades recomenzaron a los pocos días.

Planes italianos[editar]

El jefe del Estado Mayor italiano, Luigi Cadorna dio la orden de avanzar hacia Gorizia y Trieste el 21 de junio de 1915, orden que dio origen a la batalla.[2]​ Entre la declaración de guerra y la orden de avanzar hacia el este había pasado casi un mes, que los austrohúngaros aprovecharon para reforzar sus posiciones a lo largo del río Isonzo.[2]​ El principal objetivo del ataque italiano sería el sector de Gorizia y se llevarían a cabo asaltos complementarios en Plava y en el Carso.[2]​ El mando italiano deseaba apoderarse de Gorizia para asegurar su flanco izquierdo antes de avanzar hacia Trieste.[2]​ Esta parte de la operación se encomendó al 2.º Ejército del general Frugoni, que contaba con ciento sesenta batallones de infantería y ciento treinta y seis baterías.[2]​ Su VI Cuerpo de Ejército, con cuatro divisiones, debía conquistar las colinas situadas al oeste de la ciudad y luego cruzar el río y tomar esta.[2]​ Al tiempo, el II Cuerpo, ya muy diezmado por los combates previos, debía apoderarse del extremo de Plava y luego avanzar hacia el sureste, en dirección al monte Santo.[2]​ En el curso alto del Isonzo, el IV Cuerpo, al que se habían asignado contingentes de Alpini y Bersaglieri, debía ocupar Tolmin.[2]

En el curso bajo del río, el 3.er Ejército del duque de Aosta, que contaba con sesenta y cinco batallones y setenta y seis baterías, debía colaborar en la operación ocupando el extremo occidental del Carso.[3]​ Esa zona dominaba Gorizia y debía conquistarla el XI Cuerpo de Ejército, con el concurso del X.[3]​ En la zona costera el VII Cuerpo de Ejército tenía que ocupar varias colinas situadas al sur de la meseta del Carso.[3]​ El XIV Cuerpo, con dos divisiones, quedaba en reserva para participar una vez que los primeros ataques rompiesen las líneas enemigas.[3]

El asalto general seguiría a una semana de bombardeos que se esperaba arrasasen las defensas austrohúngaras y facilitasen la tarea de la infantería.[3]

Situación austrohúngara[editar]

La situación de los austrohúngaros tenía sus ventajas e inconvenientes. El 5.º Ejército, encargado de la defensa del sector, apenas contaba con un tercio de los batallones y tres quintos de la artillería del enemigo.[3]​ Tampoco contaba con tantas reservas para poder cubrir las posibles bajas que sufriese en el inminente combate ni con artillería pesada.[3]​ Sin embargo, gozaba de buenas posiciones defensivas y dominaba desde lo alto las del enemigo.[3]

La batalla[editar]

La batalla comenzó el 23 de junio con los primeros bombardeos italianos, que no causaron grandes daños en las defensas enemigas, bien atrincheradas.[4]​ El asalto en firme comenzó el 30 de junio, tras una semana de bombardeo.[5]​ La 58.ª División (dálmata), repelió el asalto de las cuatro del VI Cuerpo de Ejército italiano mediante fuego de ametralladora, que causó abundantes bajas.[6]​ En el alto Isonzo, el IV Cuerpo, que pretendía tomar Tolmein, cruzar el Isonzo y alcanzar la línea férrea enemiga en Santa Luzia, corrió la misma suerte: la 50.ª División (húngara) detuvo el avance de su 7.ª División.[7]​ La 8.ª División italiana trató de tomar Mrzli vrh y avanzar hacia el este desde el monte Krn, pero las tropas croatas lo impidieron.[7]​ Esta división apenas logró avanzar unos trescientos metros.[7]​ El 4 de julio, los austrohúngaros habían detenido al 2.º Ejército enemigo, que no había podido avanzar casi nada.[7]

Al sur, el 3.er Ejército logró avanzar algo en el Carso el día 2, pero el 3 tuvo que replegarse.[7]​ El 4 volvió a ganar algunos metros de la meseta, pero quedó detenido.[7]​ Cadorna, insatisfecho con los pobres resultados de los primeros días de combate, ordenó reanudar los asaltos el día 5.[7]​ Para entonces, los soldados de ambos bandos estaban agotados por la dureza de la lucha de los días anteriores.[8]

El día 5 cuatro divisiones y media del 2.º Ejército italiano volvieron a acometer las posiciones de la 58.ª División enemiga, avanzando a la bayoneta en formación compacta.[9]​ Las ametralladoras austrohúngaras segaron las filas de soldados enemigos, que no alcanzaron ni siquiera las primeras posiciones austrohúngaras.[9]​ Los italianos tuvieron que replegarse tras sufrir copiosas bajas: la 29.ª División perdió cuatro mil hombres entre muertos y heridos.[9]​ Aunque la 58.ª División dálmata no había cedido terreno, también sufrió numerosas bajas en el combate de ese día.[9]​ Al sur el 3.er Ejército italiano volvió a intentar avanzar en el Carso, en vano: perdió el poco terreno del que se había apoderado en la meseta.[9]

El agotamiento de los dos bandos hizo que el día 6 casi no se combatiese.[10]​ El 7 no hubo tampoco lucha y Cadorna suspendió la operación contra Gorizia y Trieste.[10]

Resultado[editar]

La batalla concluyó con la conquista italiana de dos pueblos y unos pocos cientos de metros de territorio enemigo.[10]​ Las bajas fueron copiosas: los italianos perdieron en torno a treinta mil soldados y los austrohúngaros al menos veintisiete mil.[10]​ Los italianos perdieron a gran parte de los oficiales y soldados profesionales de los ejércitos 2.º y 3.º.[10]​ La lid acabó con una victoria defensiva de los austrohúngaros, que no pudieron aprovecharla para contraatacar por su propia debilidad y la falta de reservas.[1]

Referencias[editar]

  1. a b Schindler, 2001, p. 60.
  2. a b c d e f g h Schindler, 2001, p. 53.
  3. a b c d e f g h Schindler, 2001, p. 54.
  4. Schindler, 2001, pp. 55-56.
  5. Schindler, 2001, p. 56.
  6. Schindler, 2001, pp. 56-57.
  7. a b c d e f g Schindler, 2001, p. 57.
  8. Schindler, 2001, pp. 57-58.
  9. a b c d e Schindler, 2001, p. 58.
  10. a b c d e Schindler, 2001, p. 59.

Bibliografía[editar]

  • Schindler, John R. (2001). Isonzo: The Forgotten Sacrifice of the Great War. Praeger. ISBN 0275972046.