Prestador de servicios de traducción

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El concepto de prestador de servicios de traducción denomina a traductores independientes o empresas que realizan traducciones de textos a pedido.

Tipos de prestadores[editar]

Básicamente se pueden diferenciar tres tipos de oferentes de servicios de traducción:

  • traductores autónomos: trabajan solos o en pequeños grupos;
  • agencias de traducción: reciben pedidos de traducción de los clientes y los derivan a traductores autónomos externos;
  • estudios de traducción: reciben pedidos de traducción de los clientes y los ejecutan con traductores empleados o autónomos. En este caso, los traductores trabajan fundamentalmente en la oficina ("in-house").

La diferenciación entre agencias y estudios de traducción es difícil, puesto que también los estudios de traducción suelen trabajar a menudo con traductores autónomos externos.

Tareas[editar]

Entre las tareas de un prestador de servicios de traducción se cuentan:

  • traducción,
  • administración y evaluación de traductores autónomos (solo agencia/estudio),
  • gestión de la calidad,
  • DTP manual o automatizada de las traducciones prontas,
  • gestión de proyectos,
  • aseguramiento de la transferencia de datos,
  • revisión y evaluación de los textos de destino,
  • análisis de los textos de destino y elaboración de ofertas a base de precios por palabra o líneas normalizadas,
  • creación y mantenimiento de memorias de traducción y bases de datos terminológicas.

Otra forma de traducción es la localización de documentos. Esto implica, además de traducir el texto a otro idioma, realizarle otras adaptaciones para la efectiva aplicación de un documento o producto en otra área cultural. Una forma especial la constituye la localización de software.

En el ámbito de las traducciones técnicas es frecuente el uso de herramientas TAO para incrementar la eficiencia y mejoramiento de la coherencia.

Una base fundamental para el aseguramiento de la calidad en la realización de traducciones, en particular en lo referente a la colaboración entre el cliente, la agencia y los traductores, la constituye la norma de traducción EN 15038, que a inicios de 2007 sustituyó a la vieja norma DIN 2345.

Enlaces externos[editar]