Presidencias históricas

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Bartolomé Mitre fue el primer presidente de las presidencias históricas. Cuadro de Cándido López.

Las presidencias históricas es una denominación que suele utilizarse en la historiografía argentina para referirse a tres presidencias sucesivas constitucionales de Argentina: Bartolomé Mitre (1862-1868), Domingo Faustino Sarmiento (1868-1874) y Nicolás Avellaneda (1874-1880), que abarcaron el período de dieciocho años comprendido entre 1862 y 1880 durante el cual se terminó de consolidar la Organización Nacional.

Las mismas fueron consecuencia inmediata de la guerra entre el Estado de Buenos Aires y la Confederación Argentina que se resolvió con el triunfo porteño en la Batalla de Pavón, que llevó al gobernador de Buenos Aires, Bartolomé Mitre, a tomar de facto la presidencia de la Confederación Argentina en 1861.

Se sucedieron con posterioridad a la Reforma constitucional de 1860, que formalizó la integración de Buenos Aires a la Confederación Argentina, organizada nueve años antes por la Constitución de 1853.

Organización[editar]

Domingo Faustino Sarmiento, segundo presidente de las presidencias históricas.

Las presidencias históricas surgieron luego de la batalla de Pavón, que produjo la reincorporación definitiva del Estado de Buenos Aires a la República Argentina y la finalización del proceso constituyente de los años 1862 hasta 1880. Las tres presidencias constitucionales que se sucedieron contribuyeron a un proyecto común que las identificaba, organizando y modelando el modo de vida argentino y las instituciones que conformaron los tres poderes del estado. Este trío de presidentes, si bien con sus diferencias personales, de estilos y de poder, tuvieron un claro objetivo común para la Argentina como: la civilización sobre la barbarie. La participación de las presidencias históricas en el proyecto que compartieron se basó en tres finalidades: “nación, constitución y libertad”. Las presidencias históricas aplicaron los artículos de la Constitución Argentina logrando la consolidación de la unión nacional de las provincias a través de un creciente poder federal.

Políticas[editar]

Tanto Mitre como Sarmiento y Avellaneda supieron aplicar claras políticas que les valieron su consideración como los tres primeros estadistas de la Argentina moderna. Las principales medidas que tomaron para lograr las metas proyectadas fueron:

Nicolás Avellaneda, tercer y último presidente de las presidencias históricas.

Las presidencias históricas fueron sucedidas por el otro período constitucional denominado la República Conservadora, que se inició a partir de 1880 con el advenimiento de la primera presidencia de Julio Argentino Roca.

Bibliografía[editar]

  • CASTELLÁN, Ángel: Historia de la cultura occidental y de la Nación Argentina. Cooperadora de derecho y Ciencias Sociales. 1980.
  • LORENZO, Celso Ramón: Manual de historia Constitucional Argentina 2. Editorial Juris. Rosario. Provincia de Santa Fe. Argentina. 2000. ISBN 950-817-064-6.
  • RAMALLO, Jorge María: Historia de la Educación y Política Educacional Argentina. Ediciones Braga. 1989.
  • UNIVERSIDAD NACIONAL DE CUYO, FACULTAD DE FILOSOFÍA Y LETRAS, INSTITUTO DE HISTORIA: Revista de Historia Americana y Argentina. 1997.