Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Creado a raíz del espíritu ecuménico del Concilio Vaticano II instituido por Juan XXIII en 1960.[1]

La función de este Consejo es concentrar de una manera apropiada las iniciativas y actividades ecuménicas para la restauración de la unidad entre los cristianos. Se encarga de las relaciones con las demás comunidades religiosas; considera la interpretación correcta y la observancia de los principios del ecumenismo.[2]

Su trabajo se orienta en dos materias fundamentales:

La actividad del Consejo permitió el acercamiento hacia el Patriarcado de la Iglesia ortodoxa griega. De este Consejo también depende una Comisión para las relaciones con el Judaísmo permitiendo una unión entre religiones abrahámicas.

Administración[editar]

Cargo Titular
Presidente Cardenal Walter Kasper
Secretario Obispo Brian Farrell, L.C.
Secretario Adjunto Obispo Jean-Claude Perisset
Subsecretario Monseñor Francesco Fortino Eleuterio

Referencias[editar]