Pontevedra Club de Fútbol

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Pontevedra CF»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Pontevedra CF
Datos generales
Nombre completo Pontevedra Club de Fútbol SAD
Apodo(s) Pontevedriña, Ponte, Granates
Fundación 1941 (74 años)
Presidente Bandera de España Lupe Murillo
Entrenador Bandera de España José Luis Míguez
Instalaciones
Estadio Estadio Municipal de Pasarón
Pontevedra, España
Capacidad 12.500
Inauguración 2010
Uniforme
Kit left arm.svg Kit body.svg Kit right arm.svg
Kit shorts.svg
Kit socks.svg
Titular
Kit left arm.svg Kit body.svg Kit right arm.svg
Kit shorts.svg
Kit socks.svg
Alternativo
Última temporada
Liga Segunda División B
(2014-15) Green Arrow Up.svg
Sitio web oficial
[editar datos en Wikidata]

El Pontevedra CF SAD es un club de fútbol de Galicia (España), de la ciudad de Pontevedra, en la provincia de Pontevedra. Fue fundado en 1941 y jugará la próxima temporada en la Segunda División B de España. Disputa sus partidos en el Estadio de Pasarón, con capacidad para 12.500 espectadores y es, estadísticamente, el cuarto club de Galicia, ocupando la 43º posición en la Clasificación Histórica de la Primera División española de fútbol, sólo por detrás del Real Club Deportivo de La Coruña (12º clasificado), el Real Club Celta de Vigo (11º clasificado) y la Sociedad Deportiva Compostela (40º clasificado). Tuvo su época dorada en los años 60, cuando se asentó en Primera División y llegó a ser el mejor equipo gallego del momento, siendo líder de Primera y Campeón de Invierno en la temporada 1965-1966. Está considerado el tercer club de Galicia, por estadio, ciudad, y sobre todo por afición e historia.

Historia[editar]

El 16 de octubre de 1941 se fundó el Pontevedra Club de Fútbol gracias a la unión de los dos clubes más importantes de aquella época de la ciudad, el Eiriña y el Alfonso C.F. En esa época, los aficionados estaban divididos entre "alfonsistas" y "eiriñistas", diezmando así las fuerzas de una pequeña capital con escasa demografía. El Paseo de las Palmeras fue testigo de este acuerdo histórico. Su primer presidente fue Fernando Ponte Conde. El 28 de diciembre del mismo año hizo su presentación oficial enfrentándose al Celta de Vigo en el Estadio Municipal de Pasarón. El partido acabó 3-3, y esta fue la primera alineación de la historia del equipo: Domínguez, Ruibal, Botones, Hermida, Calviño, "Masito", Ernesto, Pinocho, Foro, Corbacho, Besada e Iglesias.

Años 50[editar]

Sus primeros pasos oficiales los dio en la Tercera división, categoría en la que militó durante 18 años, disputo también una temporada en la "A" regional, precisamente al final de la 1956-57. Fue este uno de los momentos más complicados de la entidad, ya que estuvo a punto de desaparecer. Pasó un solo año en la regional, y con nuevas ilusiones, emprendió la nueva singladura en la Tercera división, con una idea concreta: El ascenso a Segunda división. Esto llegó en la temporada 1959-60. El club presidido por Ángel Agrasar Vidal contrató los servicios de un técnico que había triunfado en el Club Deportivo Ourense, Cuqui Bienzobas, hermano del famoso ex-internacional Paco Bienzobas que luego fue árbitro de fútbol.

Años 60[editar]

Se inició la temporada 1960-61 y el primer encuentro que disputaba el equipo en Segunda División lo hizo en Pasarón frente a la Real Sociedad. Hubo empate a un gol, y la formación del equipo pontevedrés fue la siguiente: Gato, Kaki, San Martín, Cholo, Trujillo, Rebeca, Rojo, Ribada, Iglesias, Ferrada y Ferreira. Al finalizar la primera vuelta, el Ponteveda ocupaba el tercer lugar de la tabla, y al concluir la competición un brillante quinto puesto con 11 partidos ganados, 9 empatados y 10 perdidos. En la copa fue eliminado por el Castellón en la primera ronda, aunque los gallegos forzaron un tercer partido para deshacer la igualada de los dos primeros (0-3;4-1). Al año siguiente, con Cuqui Bienzobas todavía al mando del equipo, el Pontevedra terminó en noveno lugar. En copa salvó la primera ronda eliminando al Levante, pero en la siguiente fue apeado por el Mallorca.

Llegamos a la temporada en la que el Pontevedra alcanzó su sueño dorado; el ascenso a Primera División. El club lo presidía Miguel Domínguez Rodríguez y se lograron los servicios de Rafael Yunta Navarro "Rafa" para el cargo de entrenador. Serios adversarios se oponen a que se culmine la hazaña. Escuadras como el Espanyol de Barcelona, Racing de Santander, Real Sociedad de San Sebastian, Celta de Vigo, Sporting de Gijón, Burgos CF, UD Salamanca etc estaban integrados también en el primer grupo dónde militaba el cuadro pontevedrés. La plantilla era la siguiente: Gato, Estevéz, Dobarán, Fito, Firi, Deza, Calleja, Cholo, Pastor, Marcelino, Bea, Gillermo, Recalde, La Morena, Vallejo, Ceresuela, Bolita, Ferreiro y Carlos. La mayoría de ellos eran gallegos, solo un vasco (Dobarán), un castellano (Calleja), un navarro (Recalde), un asturiano (José Jorge), y un aragonés (Ceresuela) integraban el cuadro a las órdenes de Rafa. El Pontevedra llegaba a Barcelona para medirse al Espanyol en la antepenúltima jornada. A pesar de su condición de líder en solitario, y que ya tenía garantizado el segundo puesto (que daba opción a jugar una promoción) no contaba como candidato al ascenso para casi ninguno de los críticos deportivos de los diarios y radios nacionales. Nada más inicado el encuentro, el Espanyol se adelantó con gol de Castaño, pero ya antes del descanso el Pontevedra consiguió empatar por medio de Vallejo. El segundo tiempo empezó con el gol que daba ventaja al equipo pontevedrés, y a partir de ahí el Espanyol se lanzó en tromba hacia la portería granate, con un Pontevedra replegado con orden y un Gato (un auténtico felino bajo los palos dirían las crónicas de la época) insuperable bajo los palos. Hacia falta por lo tanto solo un punto en las dos última jornadas para ser campeón del grupo Norte, y conseguir el ascenso. Dado que el último partido se jugaba en Santander, no era cuestión de ir al Sardinero a jugarse el ascenso, así que la afición granate señaló como fecha principal el partido que tenía lugar el 14 de abril contra el Celta de Vigo en Pasarón.

El equipo vigués no se jugaba nada, pero no estaban dispuestos a regalarle nada a sus vecinos. A los siete minutos de partido, Polito puso por delante al equipo celeste, que se mostraba dominador y superior al conjunto local (luego se supo que venían primados con 30.000 pesetas de la época por el Espanyol). La angustia y el miedo estaban presentes en las gradas de Pasarón, dónde el Pontevedra solo había perdido un partido en toda la temporada. Pocos confiaban ya en un gol milagroso cuando a falta de apenas ocho minutos para el final del partido el Celta de Vigo cedió un saque de esquina que iba a cambiar a fiesta lo que parecía un velatorio. Instantes antes, Rafael Ceresuela, se había retirado fuera del campo para atarse una bota, y al parecer se sentó sobre una cabeza de ajo sin darse cuenta, lo que no pasó desapercibido para un policía armado, que avisara a sus compañeros de banco que Rafa iba a meter gol en la siguiente jugada. Y así fue. Rafa se reincorporó para tratar de rematar el saque de esquina que sacó Recalde. Canteiro, el portero vigués, despejó de puños, y la pelota llegó a la frontal del área hasta Ferreiro, que cedió en corto a Ceresuela, que colocó el balón en la escuadra izquierda. El gol fue conocido como "gol del ajo". Pasarón y la ciudad entera explotó de alegría. Después de tres años en la categoría de plata, y solo un lustro después de salir de Regional, el Pontevedra alcanzaba el ascenso a Primera División. Finalizó la temporada con 41 puntos, dos más que el Espanyol.

Rafa Yuste continuó al frente del equipo, y reestructura la plantilla. Causan baja Marcelino, Bolita, Guillermo y Tucho, y llegan Múgica (Vergara), Azcueta (Oviedo), Batalla (Ourense), Martín-Esperanza (Betis), Falo (Puerto Cruz), Norat (Portonovo), Sosa (Montevideo)y Ribada (Osasuna). La liga empezó el 15 de diciembre, y el Pontevedra recibió al Zaragoza que entrenaba Ramallets. El resultado final fue de 1-1, y Martín Esperanza tuvo el honor de marcar el primer gol pontevedrés en la División de Honor. Hasta la quinta jornada no se logra la primera victoria, 4-1 ante el Oviedo en Pasarón. El primer punto alcanzado fuera de casa fue ante el Espanyol en Sarriá el 10 de diciembre. Los granates acabaron la primera vuelta en la mitad de la tabla. En la segunda vuelta, pierde en su feudo ante el FC Barcelona, pero consigue ganar al Real Madrid o al Athletic Club. Sin embargo, tiene un final de liga desastroso en el que no logran ni un solo punto, lo que les acaba condenando al descenso.

La pérdida de la categoría produce el lógico malestar y desencanto de los aficionados. El presidente Miguel Rodríguez Domínguez dimite, y asume el mando de la entidad Miguel Otero Domínguez, que contrata como técnico a Marcel Domingo. Pocos son los fichajes de esta temporada 1964-65. El portero Rodri, Neme y Odriozola son las altas del equipo que con nuevos bríos apuesta retornar a la élite del fútbol nacional. La marcha del equipo en competición es fabolusa. En su estadio nadie le saca un punto y encaja solo cuatro goles, asegurándose el ascenso matemático a tres jornadas del final. Solo el Sabadell le inquietó durante la temporada, pero al final los granates acabaron seis puntos por delante del conjunto arlequinado.

3.000 socios, y 12.000 espectadores de una ciudad que contaba con 60.000 habitantes, iban a afrontar una categoría en la que habían pasado como un meteoro en la temporada 1963-64, y con un presupuesto de poco más de dos millones de pesetas. Juanito Ochoa releva a Marcel Domingo, y la plantilla queda compuesta de esta manera: Celdrán, Cobo y Martín como porteros, Azcueta, Batalla, Cholo, Irulegui, defensas, Calleja, Vallejo, Norat, Roldán I, medios, y Fuertes, Martín Esperanza, Ceresuela, Neme, Odriozola, José Jorge, Quiroga, Roldán II, Plaza e Iglesias como delanteros. "El hai que roelo" se popularizó por todos los campos de la geografía hispana, y el Pontevedra resultó el equipo revelación de la competición. Los equipos más poderosos llegaron a temerlo, su cuarteto defensivo era prácticamente inexpugnable: Celdrán, Irulegui, Batalla y Cholo forman una muralla dónde se estrellan las mejores delanteras, siendo el equipo menos goleado hasta la jornada 18 en la que van a escaparse los dos puntos, al perder contra el Real Madrid. El Pontevedra esta temporada llegó a ocupar el primer puesto durante dos jornadas, y fue campeón de Invierno. Los granates incluso llegaron a ser portada del Pravda, a través de su capitán Cholo, el jugador más representativo de aquel equipo, conductor de autobús, y de los 11 titulares el único que naciera en la ciudad. Cuando el Pontevedra consiguió el liderato, en noviembre de 1965, Pravda resaltaba en su portada que en la aburguesada y millonaria liga española, el líder era un equipo de proletarios cuyo capitán conducía un autobús.

Entre otras anécdotas, destaca que el Rey Juan Carlos I asistió a varios partidos en Pasarón, concidiendo con su estancia en la Escuela Naval de Marín, o el escándalo de la Romareda. El 3 de noviembre de 1968, el Pontevedra, segundo clasificado, jugaba ante el Real Zaragoza de "los cinco magníficos". Era un partido televisado, y por lo tanto se jugaba de último, una vez acabados todos los demás. Manolo Batalla, capitán del Pontevedra, tenía 13 aciertos en la quiniela, y le puso una X al Real Zaragoza-Pontevedra. En el descanso, con victoria de los granates por 0-1, el jugador le comenta la historia de la quiniela al periodista Matías Prats. A falta de 5 minutos, el Pontevedra hace el 0-2, pero de golpe en esos últimos minutos que restan de partido, el Zaragoza marca dos goles tras dos cantadas de Batalla y empata el partido. Hubo pocos acertantes, y el jugador se llevó el equivalente a cuatro o cinco años de ficha. Matías Prats, al acabar el partido, recordó la anécdota de Batalla, que provocó en las semanas siguientes una gran polémica y debate en todo el estado, con artículos de opinión que apostaban por prohibirle a los jugadores cubrir quinielas.

Durante esos años Pasarón se convirtió en un estadio casi inexpugnable, y el Pontevedra conseguía mantenerse siendo de los equipos menos goleados. En la campaña 1968-69, Héctor Rial dirigía al equipo que iguala la mejor defensa en campo propio, al recibir sólo 2 goles en 15 partidos (el Córdoba CF lo consiguió cuatro años antes), que sigue siendo hoy en día récord de la competición.

Años 70[editar]

En la campaña 1969-70 debido a problemas económicos se traspasa a Batalla, y el banquillo lo ocupa Luis Bello. Era un equipo bastante viejo y sin recambios. La temporada fue horrorosa, y el entrenador no llegó a acabar su contrato, siendo sustituido por el francés Louis Hon. El equipo descendió a Segunda, y tres años después caería a Tercera. En el año 1977 regresó a la Segunda división durante una sola temporada, y caería a la recién creada Segunda División B.

Años 80 y 90[editar]

Los granates no regresaron nunca más a Primera División, iniciando una época oscura en la que estuvieron a caballo entre Tercera y Segunda B, y pasando por graves problemas económicos en la década de los ochenta o noventa.

Entre 1982 y 1984 militaron en la tercera división, que ya por aquella era la cuarta categoría del fútbol español. Tras quedar primero en las dos primeras temporadas y no conseguir ascender, en la 1983-1984 consiguió 64 puntos, contabilizando 29 victorias, 7 empates y tan solo 2 derrotas. En las eliminatorias de ascenso se enfrentó primero al Club Deportivo Mensajero. La ida se jugaría en el Estadio Silvestre Carrillo de la Isla de la Palma, sobre una superficie de ceniza volcánica. A los pontevedreses les costó adaptarse, hasta el punto que en el minuto 20 perdían ya por 2-0. En el segundo tiempo, un cabezazo de Domingo dejó la eliminatoria abierta para la vuelta en Pasarón. Allí los granates vencieron por un contundente 5-0. En la eliminatoria final, derrotó al Eibar 3-0 tras un último gran gol de Jose Emilio, y empatar en tierras vascas.

Así se ascendía a la segunda B donde se permanecería 20 años hasta el ascenso a segunda en 2004

Años 2000[editar]

Los goles de Charles, junto con sus primos Yuri e Igor ayudaron al club granate a clasificarse para los play off de ascenso a Segunda División y a ganar la Copa Federación, siendo muy queridos por la afición.

Nino Mirón llegó a la presidencia del Pontevedra a principios de la década, y revivió al club deportivamente, que llevaba lustros estancado en la Segunda B, sin frio ni calor. Se clasificó en el año 2002 para los Playoffs de ascenso a Segunda División, en una liguilla conformada por el propio Pontevedra, el Real Madrid Castilla, el RCD Espanyol B y el Almeria, que terminaría ascendiendo. Al año siguiente, se volvió a clasificar para el playoff, y volvió a fracasar en la liguilla junto a CD Castellón, Barakaldo y Ciudad de Murcia, que acabaría ascendiendo.

Habían sido dos años de emociones para la afición granate, y aunque no se había conseguido el ascenso, el fútbol volvía a latir en la ciudad del lérez. Se afrontó la temporada 2003-04 como la definitiva para volver a la categoría de plata. Tras quedar primero de grupo, en el playoff quedo encuadrado con CD Mirandés, Badajoz CF y Lorca Club de Fútbol. Empataría primero in extremis el Mirandés en Pasarón, 2-2, para luego ganar los granates 0-2 en Badajoz. Tras empatar con el propio Badajoz en casa, en la cuarta jornada del playoff se viajaba a Miranda de Ebro. Si se ganaba aquel partido, el ascenso estaría a tiro, ya que solo haría falta ganar uno de los dos partidos contra el Lorca en las dos últimas jornadas. En un intenso partido, en el que incluso hubo disturbios entre aficionados, el Pontevedra gano 0-1 gracias a un gol de Cabrera Cava en la segunda mitad. Quedaba una victoria en dos partidos, y tras caer derrotado en Lorca, se llegaba un 27 de junio a Pasarón en un partido a cara o cruz: el ganador subiría a la división de plata. Tras llegar 0-0 al descanso, en el minuto 57 abriría el marcador Javi Rodríguez tras un gran cabezazo. Luego Xaco, y el propio Javi Rodríguez "El rifle", sentenciarían el ascenso, consiguiendo recuperar la categoría 27 años después.

La temporada en Segunda no sería fácil. Tras un inicio aceptable, el Pontevedra llegaría a la mitad de la liga compeltamente desahuciado a más de 15 puntos de la salvación, despidiendo a su entrenador, José Aurelio Gay, y fichando a Argibay, con quien el conjunto granate intentaría dar un vuelco a la situación. Tras una segunda vuelta espectacular, ganando incluso al Celta de Vigo en un emocionante derbi por 3 a 1, el Pontevedra se queda a 3 puntos de la salvación y desciende.

En la 2005-06, queda segundo de grupo y, tras ganar al Sevilla Atlético 0-2 en Andalucía, pierde 0-2 en Pasarón y pierde en los penaltis tras fallar Azparren y marcar el último penalti sevillista el guardameta Javi Varas. En la temporada 2006-07, hace una excelente campaña quedando primero superando, entre otros, al Rayo Vallecano (protagonizando grandes derbis), o al Racing de Ferrol. En el playoff se empareja al Pontevedra con el Córdoba CF, empatando 0-0 en el Estadio Nuevo Arcángel, y tras empatar 2-2 en Pasarón después de ir ganando 2-0, se vuelve a quedar eliminado.

En la temporada 2007-08, tras una campaña irregular, aprieta en la recta final y se clasifica segundo, tras la vuelta de jugadores clave años anteriores como Javi Rodríguez "El Rifle". En la promoción el club lerezano viaja a Ceuta, cosechando un empate a 1 con un gol del propio rifle. En la vuelta en Pasarón se pierde 1-2, marcando Gato el gol granate en el 90, que ya no serviría para nada.

Los problemas económicos acosan al Pontevedra y la temporada 2008-09 es mala, no consiguiendo clasificarse al play-off, a pesar de una gran remontada en liga y la vuelta al banquillo granate de José Aurelio Gay. Los errores deportivos se sucedieron en aquellos años, remodelando la plantilla todos los años, lo que no propiciaba unión en el vestuario. En aquellos años, se siguió un modelo deportivo que penalizó a los clubs que lo siguieron, fichar a base de talonario, y desperdiciando jugadores que llegaban de la base como Fran Rico o Javi Rey.

Años 2010 y 2011[editar]

En la temporada 2009-10, la plantilla volvió a remodelarse por completo, siguiendo los errores deportivos de los años anteriores. Tras marchar mal en liga, se llegaba a la jornada 35 con la necesidad de ganar los tres últimos partidos para clasificarse a la promoción de ascenso. Así, se llegaría a la última jornada 5º con 60 puntos, y el Alavés 4º con 62 puntos. En un espectacular desplazamiento, con más de 1500 granates en las gradas de Mendizorroza el Pontevedra vence 0-1 con un gol de Ibán Espadas a la salida de un corner en la primera mitad. El Pontevedra disputaría por tanto los play-offs de ascenso a Segunda División por cuarta vez en cinco años.

El primer rival al que el club se tuvo que enfrentar en estos play-offs fue otro histórico del fútbol español, el Real Oviedo, equipo que había sido el segundo clasificado del grupo 2. El primer partido de la eliminatoria se jugó en Pasarón el 15 de mayo y en él venció el Pontevedra por 2-1 ante más de 12.000 personas, con goles de Ibán Espadas e Igor de Souza por el lado local, y Perona por el lado ovetense. En la vuelta se desplazan 2.000 pontevedreses en más de 20 autobuses y coches particulares para presenciar el partido en el Estadio Nuevo Carlos Tartiere. Tras llegar 0-0 al descanso, Igor adelanta al Pontevedra a la salida de un corner, llevando el delirio a la afición visitante. El pontevedra sufriría 2 expulsiones y el Oviedo conseguia empatar a 10 minutos del final. A los pocos minutos, se lesionaría el jugador visitante Gerardo, quedando el pontevedra con 8 y el Oviedo asediando la puerta lerezana. En el minuto 90, Orlando Quintana saca de puerta en largo y el balón le cae a Igor, que controla ante dos zagueros del conjunto azul. Se va de los dos tras llevarse el balón con la rodilla, dribla a otro dentro del área, se coloca el balón con un excelente taconazo y, tras mirar a puerta, ajusta al palo largo un disparo raso y suave al que no puede llegar Aulestia, guardameta del Oviedo. 1-2 y pase a la semifinal.

En la segunda eliminatoria del play-off de ascenso, el Pontevedra se enfrenta al madrileño Alcorcón, con el que empata 0-0 en Pasarón y cae en la vuelta en Santo Domingo (3-0) tras una bochornosa actuación arbitral, quedando una vez más a las puertas del ascenso a Segunda.

La temporada 2010/2011 es problemática en todos los aspectos, y tras años lastrado por problemas económicos, la situación estalla, pues los jugadores dejaron de percibir su salario durante gran parte de la campaña. Para este curso, Pablo Alfaro deja de ser técnico granate y se marcha al Recreativo de Huelva. El nuevo míster, Ángel Viadero, procedente del Eibar, dura muy poco al cargo de la plantilla, ya que es cesado antes de terminar la primera vuelta debido a los malos resultados y a la inesperada baja posición del equipo. Su puesto pasa a ocuparlo un viejo conocido de la afición granate, Fernando Castro Santos (quién presta sus servicios al club sin recibir remuneración alguna). Los malos resultados y la situación límite del equipo, en puestos de descenso directo a Tercera División, hacen que éste tampoco ocupe el banquillo por mucho tiempo, siendo sustituido a los pocos meses por Manuel Tomé Portela.

Finalmente, a la conclusión de la temporada 2010/2011 el equipo termina descendiendo a la Tercera División, tras caer derrotado por 1-5 ante el CD Guadalajara. El "Rey del Bronce" volvía a la tercera división.

Vuelta a la tercera división[editar]

El 16 de junio de 2011, en la Junta General Extraordinaria de Accionistas es ratificado como presidente Mauricio Rodríguez Boullosa, que venía desempeñando de manera interina dicho puesto desde la noche de Reyes, en la que por un pacto de caballeros el máximo accionista del club Saturnino Mirón Gutiérrez cede la presidencia a cambio de garantizar la viabilidad del club dando el comienzo de una nueva etapa en el Pontevedra.

Para la temporada 2011/2012 la primera temporada del conjunto granate en tercera después de casi 30 años, se contrata a Milo Abelleira, un entrenador con experiencia en el fútbol gallego, para dar el salto de categoría ese mismo año y permanecer así el mínimo tiempo posible en la tercera división. Tras un inicio dudoso (1 punto en 2 partidos), el equipo se adapta a la categoría y consigue 7 victorias consecutivas, de las que se aprovechó tras bajar su rendimiento y conseguir meterse en el play-off de ascenso casi de milagro, ganando en la última jornada 2-3 a la UD Somozas. En el play-off, el sorteo empareja al PCF con el RCD Espanyol B, un conjunto que contaba con hasta 7 futbolistas que habían debutado en Primera. Tras el 0-0 en el Estadio Municipal de Pasarón, ante más de 5.000 personas, el conjunto pontevedrés cae derrotado por 3-0 en la ciudad deportiva del conjunto catalán, ante unos 50 aficionados granates desplazados hasta Barcelona. Esto fue considerado un fracaso, ya que la plantilla se había confeccionado para ascender ese mismo año, con jugadores como Manu Barreiro, Adrián Pazó, Juan Bardal, Gonzalo, Sidibé o Lorenzo.

En la siguiente temporada, la 2012/2013, con una deuda que superaba el millón de euros, el presupuesto se reduce y la plantilla se remodela casi por completo. Tras una campaña irregular, a pesar de que el equipo llegó a ocupar puestos de play-off, finalmente el conjunto granate queda 5º en la liga, y pese a no clasificarse para la promoción de ascenso, no fue considerado un fracaso, ya que el equipo no pudo competir con los 4 primeros; Racing Club de Ferrol, Celta B, SD Compostela y Deportivo de La Coruña B, todos ascendidos menos éste último, en una Tercera gallega llena de históricos.

La temporada 2013/14 comienza como una nueva esperanza para abandonar el infierno de la tercera. Se inicia la temporada con Nando Martínez, pero no es como se esperaba. Tras marchar 11º tras 7 jornadas, y derrotas consideradas humillantes como el 2-0 ante el Laracha CF, se ficha a Manu Fernández, un entrenador de la casa. Su entrada, eso sí, no está exenta de polémica, al ser el hijo del presidente del momento, José Manuel Fernández. El equipo coge aire y forma y, tras una remontada espectacular, gracias en parte a su jugador estrella, Pablo Carnero, se llega al penúltimo partido de la temporada, que se juega en Pasarón ante la UD Somozas. El Pontevedra iba 2º a 3pts del Somozas, pero en la ida había perdido 2-1, por lo que para colocarse primero y jugar así el play-off de campeones necesitaba ganar por 2-0. Ante más de 5.000 personas, se consigue el ansiado resultado en una gran tarde, con goles de Pablo Lede y Pablo Carnero. Así, se llega líder a la última jornada. Se iba a disputar ante el Dorneda, colista y ya descendido, en su estadio Eugenio Pardo Conchado. El conjunto del lérez vuelve a hacer gala de su gran afición, con más de 1.000 granates desplazados en un partido de tercera división, en el que nace el cántico "Dale Ponte", que quedará para el recuerdo. Tras adelantarse el Pontevedra en el marcador con gol de Fran Fandiño, el Dorneda empata y el conjunto granate termina 4º.

Tras la enorme decepción, se afronta el Play-off con pesimismo. En el primer partido, contra el Portugalete en Pasarón, apenas hay 3.500 personas. Al 1-1 final, responden 100 aficionados desplazándose al País Vasco, y el equipo gallego supera por 1-2 al vasco. El segundo partido empareja al "Ponte" con el tinerfeño Atlético Granadilla, y ya con 6.000 personas en las gradas, en otra gran tarde se gana por 3-0. En la vuelta, tras una gran actuación defensiva, quizá la característica más notable del Pontevedra en esta temporada, se gana 0-1 en Tenerife.. La última eliminatoria genera bastante expectación en la parroquia granate, pero sin llegar a calar en toda la ciudad como antaño. Ante 7.500 personas y una gran fiesta, el equipo manchego CD Puertollano gana 0-2 en la ciudad del lérez tras demostrar ser superiores en muchas aspectos. Con todo casi todo sentenciado, el resultado en la vuelta es 0-0, presenciado por 50 auténticos granates desplazados.

Así comienza la temporada 2014/2015, con la sensación de que la temporada pasada las cosas habían quedado a medio hacer. Se había conseguido una unión plantilla-afición que no se veía desde el descenso a tercera, propiciado además por la continuidad de más de la mitad de los jugadores, como Pablo Carnero, Adrián, Pablo,David Feito, Kevin Presa, Tomás, Benja, Fran Fandiño, Tubo, o Edu, y Manu Fernández al frente de la nave granate. Lamentablemente, se repite lo mismo de los 3 anteriores años: un inicio no solo dubitativo sino desastroso, con una plantilla que debería arrasar en su categoría, gracias a la contratación de hombres como Mouriño, Campillo, Capi, Jacobo, Anxo, Pedro García o Jorge Rodríguez. Tras marchar 9º en 8 jornadas,con tan solo 3 victorias y derrotas como 0-1 en Pasarón ante el CX Sanxenxo, se ficha en octubre a José Luis Míguez "Luisito", tras la victoria por 1-3 contra el Cultural Areas donde estuvo dirigido provisionalmente por Milo Abelleira[1] .

A partir de aquí el equipo empieza a ganar y ganar, como se le presumía desde un principio. Luisito se estrena con un 1-0 en el minuto 94 ante el CD boiro, y a mediados de noviembre es ya líder, tras remontar los 8pts de desventaja sobre el líder. Con 25 jornadas disputadas era ya líder destacado, y daba la sensación de que nadie iba a conseguir arrebatar el primer puesto al Pontevedra CF, a pesar de algunas derrotas en los campos del Boiro o CCD Cerceda. Finalmente, se proclama campeón de liga en la jornada 36 al empatar 0-0 contra el CD As Pontes en Pasarón. Esto es muy importante ya que permite disputar el play-off de campeones, y ascender si se gana esta primera eliminatoria, en lugar de tener que jugar 3 eliminatorias.

El sorteo empareja al Pontevedra contra el Mensajero de la palma, uno de los equipos que se querían. El primer partido será, además, en el curioso Estadio Silvestre Carrillo, situado entre las montañas, dando al club granate ventaja con la vuelta en Galicia. El partido comienza con los dos equipos especulando, aunque el conjunto granate lleva el mando. La lesión del lateral izquierdo, Bruno, obliga a retrasar a Kevin Presa el centro de la defensa para colocar a Campillo como lateral, perdiendo así el dominio a favor del conjunto palmero. Al borde del descanso, Yeray marca el 1-0, siendo este ya el resultado final, desperdiciando el PCF una clara ocasión en el minuto 80, tras un cabezazo de Muñiz a la salida de un corner. En la vuelta, Pasarón es un hervidero. Rememorando las grandes tardes de los playoffs a Segunda División, 12.000 personas ocupan las bancadas del templo granate. El conjunto canario hace lo imposible por perder tiempo, en un espectáculo bochornoso contando con la ayuda del colegiado. En el minuto 70 entra en escena Pablo Carnero, lesionado, para intentar marcar un gol que lleve a la prórroga. En el minuto 88, con todas las esperanzas perdidas, el delantero cántabro Jorge Rodríguez cabecea al fondo de las redes un perfecto centro de Anxo, llevando el delirio a las gradas. Con este resultado se llega a la prórroga, en la que el propio Jorge marca el 2-0, y aunque es completamente legal el colegio lo anula por un inexistente fuera de juego. En los penaltis, y con media ciudad pendiente del resultado, el mensajero gana 3-4 tras fallar Tubo y marcar Silvano. El palo fue enorme. Aun habría una segunda oportunidad yendo a la repesca.

Así pues, el rival sería ahora el CD Manzanares, clasificado 4º en su respectivo grupo. En la ida, el Pontevedra cae 1-0 tras un penalti más que discutible, y fallar el conjunto lerezano multitud de ocasiones, una de ellas a puerta vacía. Segunda decepción y segundo 1-0. En la vuelta, el equipo se conjuró para remontar el resultado, este tenía que ser el año. El equipo era más que competitivo para lograr el ascenso, y no se podía escapar. Ante 7.000 personas, Jorge hizo el 1-0 en el minuto 56 tras fallar un penalti en el 47, y ya en la prórroga, un aun mermado Pablo Carnero marcaría el segundo tras un espléndido centro del propio Jorge para evitar los penaltis y llegar a la última eliminatoria.

El rival sería el deseado por la mayoría: el Haro Deportivo de La Rioja. A pesar de ser el más débil en teoría, venia de eliminar a todo un histórico del fútbol español como el CD Castellón en la segunda eliminatoria. El partido de ida sería el domingo 21 de Junioa las 18:00 en Haro. En un caluroso dia, con más de 200 aficionados granates en las gradas entre autobuses y particulares, el Haro venció 1-0 tras un gol de rebote en el minuto 46. El pontevedra no jugó un buen partido hasta el minuto 65, pero no consiguió mover el resultado, dejando todo para la vuelta.

Sábado 27 de junio, 20:30, era la fecha elegida. La ciudad entera estaba pendiente del partido, como en los buenos tiempos. La afición disfrutaba en los puntos de reunión habituales de la fiesta anterior al partido desde las 14:00, trasladándola a los aledaños del partido a las 18:00. Había que remontar un 1-0, pero ese tenía que ser el día, después de tantos años sin alegrías y 11 sin un ascenso. Se había conseguido atraer a nuevos aficionados, económicamente se empezaba a mejorar, y deportivamente era un bloque de jugadores que podrían desempeñar un buen papel en Segunda B. 12.000 personas volverían a llenar el templo granate, dispuestos a vibrar con su equipo como hacía años que no sucedía.

El 11 de entrada lo formaron: Edu; Adrían, Capi, Campillo, Anxo; Kevin Presa, Mouriño, Jacobo, Tubo; Pablo Carnero, y Jorge Rodríguez. El partido comenzó sin un dominador fijo. El Haro casi consigue adelantarse en el minuto 3 tras una galopada de Dani Suárez y una excelente parada de Edu, el portero local. Las ocasiones granates comenzaron a gotear pero no daba una clara sensación de dominio. Así se llegó al descanso, con 0-0 por tercera vez en los tres partidos de playoff. Era el minuto 57 (mismo minuto en el que se abrió el marcador en el 3-0 al Lorca en el año 2004, ascendiendo el Pontevedra CF), cuando Jacobo bota una falta desde la banda izquierda. Capi no acierta a rematar de cabeza, y el balón cae en los pies de Jorge, que, desde el borde del área pequeña, golpea cruzado con la pierna derecha al fondo de las mallas. Lo más difícil estaba hecho, pero aun quedaba mucho por pelear. Las ocasiones seguían sucediéndose, cuando en el minuto 77 Jorge controla un balón en la línea de banda derecha. Dribla a dos rivales y pasa el balón a Kevin Presa. Este no llega a controlar, pero un fallo en el control del defensa riojano acaba con el balón en los pies del centrocampista local, que desde dentro del área golpea y marca. Era el 2-0. Con el Haro tocado, Jorge firma el 3-0 de penalti en el minuto 92 y se acaba el partido. Era el ascenso, la fiesta, lo que se llevaba buscando durante 4 años. 4 años de penurias, en una categoría que no correspondía al Pontevedra ni por historia, ciudad, afición, ni estadio. Al fin se volvía a donde se merecía, por todo. El fin del partido trajo consigo la invasión de campo y la celebración con los jugadores. Esa misma noche, afición y plantilla se juntaron para celebrar el ascenso en la Plaza de Teucro, desde las 2 de la madrugada hasta la mañana siguiente.

Así, el Pontevedra CF volvía a la Segunda División B 4 años después.

Escudo[editar]

El escudo oficial del club consiste en una fusión del escudo de la ciudad, un puente almenado, y un balón. Entre estos dos elementos se encuentra una banda con la palabra Pontevedra inscrita en ella, mientras que en el interior del balón se pueden leer las letras C y F.

Uniforme[editar]

El uniforme actual del Pontevedra C.F. es camiseta granate, pantalón azul y medias granates aunque a lo largo de su historia este uniforme ha sufrido diversas variaciones como el uso de de medias azules o incluso de una camiseta a rayas azules y granates. El histórico y original fue la camiseta granate pero el pantalón de color blanco.

Temporada 2015-16:

  • Uniforme titular: Camiseta granate, pantalón azul, medias granates.
  • Uniforme alternativo: Camiseta azul, pantalón azul, medias azules.

Actualmente, su marca es Joma y su patrocinador es Deputación Pontevedra.

Estadio[editar]

Estadio Municipal de Pasarón.

El Pontevedra juega en el Estadio Municipal de Pasarón en la ciudad de Pontevedra, cuyas obras de remodelación terminaron en mayo de 2010 después de un proceso constructivo polémico (errores constructivos, desfase presupuestario y retraso en los plazos de entrega de las sucesivas fases en las que se dividió la obra). La capacidad ronda los 12.500 expectadores.

El vetusto estadio, fue inaugurado en 1965. Con un terreno de juego de 105 metros de longitud y 66 metros de anchura llegó a albergar a 16.500 personas (después de sucesivas ampliaciones) y su construcción duró tan solo un mes, ya que inicialmente se trataba de una instalación provisional. El terreno de juego no ha sufrido modificaciones durante la remodelación, por la necesidad de que estuviese disponible durante la ejecución de la obra. La capacidad se vio reducida al aplicarse la normativa vigente y pasar a contar con todas las localidades de asiento (hasta entonces en los fondos los espectadores debían permanecer de pie). La remodelación fue también polémica por su escasa lógica arquitectónica y sus graves carencias funcionales.

El Estadio Municipal de Pasarón se encuentra en la dirección: c/ Luis Otero, s/n 36005 Pontevedra.

Himno[editar]

Escuchar Himno histórico

Existe también una versión rock con misma letra creada por Toño Escudero con motivo de la temporada 2003-2004 en la que se consiguió el ascenso a 2ª división. Escuchar Versión Rock

Mascota[editar]

La mascota actual es Roelio, una especie de hueso andante vestido con el uniforme titular del equipo. Esta mascota se debe a la época en que el equipo estaba en primera división, y en el que se decía que el Pontevedra era un hueso para la mayoría de equipos grandes (como al Real Madrid C.F., al que ganó 3-0 en Pasarón), por lo que se cantaba muy a menudo el Hai que roelo! ("hay que roerlo") cuando venían equipos importantes al Estadio.

Jugadores[editar]

Eduardo Sousa,Sergio Lloves,Manuel Borja Calvar Simón,Adrián Horacio Gómez,Pablo González Méndez,Bruno Rivada Lusquiños,Alberto Campillo García,Tomás Abelleira Dueñas,Kevin Presa Duarte,Adrián Mouriño Fernández,Jacobo Millán Blanco,Alejandro Blanco González,Rubén López Álvarez,Juan Ángel Vidal Pérez,Pedro García Iglesias,Álvaro Muñiz Cegarra,Alexander Fernández Barreiros,Borja Martín González,Miguel Villar Alonso,Pablo Alberto Carnero Llauger

Datos del club[editar]

En Primera División

  • Partidos Jugados: 180
  • Partidos Ganados: 53
  • Partidos Empatados: 44
  • Partidos Perdidos: 83
  • Goles a Favor: 165
  • Goles en Contra: 221
  • Puntos Conseguidos: 150
  • Mejor Puesto: 7º (Temp.65/66)
  • Peor Puesto: 16º (Temp.69/70)

Mejor recorrido en la Copa de España: cuarto-finalista, temp.1964/65.

Palmarés[editar]

Torneos nacionales[editar]

Torneos regionales[editar]

  • Campeonato Gallego de Aficionados 1942
  • Campeonato Gallego de Aficionados 1943
  • Campeonato Serie A Regional - Grupo Sur 1958
  • Copa Galicia 1966
  • Copa Diputación de Pontevedra 1984
  • Copa RFEF - Zona Gallega 2000
  • Subcampeón Copa RFEF - Zona Gallega 1995

Otros premios[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]