Poncho

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Gauchos desfilando con el Poncho güemesiano en el noroeste de Argentina.

Un poncho es una prenda típica de Sudamérica. Se trata de un abrigo de diseño sencillo, consistente en un trozo rectangular de tela pesada y gruesa, en cuyo centro se ha practicado un tajo para pasar la cabeza. La tela se deja caer sobre el cuerpo, disponiendo los extremos de manera que permite mover con facilidad los brazos.

Para determinar la historia de esta prenda criolla hay que remontarnos a antecedentes se encuentran en las leyendas griegas y romanas.

…“Una prenda de idéntico corte y semejantes funciones se encuentra en los cantos del poeta Virgilio, en la urdimbre de los tejidos de Dido, la hija del rey Tiro y en la huida de Eneas, el hijo del valeroso Anquises.

El poncho ejecutado por Dido, llamémoslo así-, dice Virgilio, "era un paño rectangular de unos dos metros de largo por más o menos uno de ancho, con un orificio en medio para pasar la cabeza. Era, por su conformación y uso, nuestro típico poncho.

Parece ser que Eneas, cuando se trasladó a tierras de Ostia produjo gran sensación entre las señoras y los hombres, por la gracia y novedad que importó el conocimiento de esta nueva prenda. En época más reciente, en el siglo X, aparece en el imperio de Bizancio, en alterada varíe dad de funciones, ya que la Iglesia lo destina como prenda privativa de la liturgia de la misa”[1]

Niña ecuatoriana con un poncho.

Etimología[editar]

Gaucho argentino con su poncho (foto de 1868).
Tras vivir en Brasil y Uruguay, Giuseppe Garibaldi usó esta prenda durante la Guerra de la Unificación italiana (foto de 1866).

El origen etimológico de la palabra «poncho» es discutido. Para algunos estudiosos, como Diego Abad de Santillán en su Diccionario de argentinismos (1976), "«poncho»" es una castellanización de la voz quechua punchu, con el mismo significado; y según Lafone Quevedo podría relacionarse con punchaw, «el día», por la asociación simbólica entre sacar la cabeza por el tajo del poncho y la salida del sol.[2]

Sin embargo, para otros, como María Millán de Palavecino, el nombre de esta prenda tendría su origen en el mapudungun,[3] [4] si bien pontro significa «frazada» y poncho se dice makuñ.[5] En un estudio sobre la historia del poncho en Argentina, se dice que la primera mención escrita del término en el territorio data de 1714 y que en un documento de 1737 se alterna el uso de «poncho» y «frezada» para una misma prenda.[6]

Por otro lado, Marcos A. Morínigo[7] y luego el filólogo español Joan Corominas en su Diccionario crítico etimológico castellano e hispánico, niegan su origen indígena basándose en una aparición de «poncho» con el sentido de «frazadilla» en la crónica de Alonso de Santa Cruz de 1530,[6] años antes de la conquista del Imperio inca o del primer contacto entre mapuches y españoles.

Origen y expansión[editar]

Huaso chileno con un poncho (Foto del año 1940).
Chalán peruano, bailando marinera a caballo de paso.
Expresidente de Brasil (2002-2010), Lula, vistiendo un poncho.

De origen andino, formando parte de la vestimenta habitual de los nativos amerindios de la región, también ha sido adoptada por los criollos.

Por su sencillez, se ha incorporado a la indumentaria militar, fabricándose actualmente de material impermeable.

En Argentina se utilizan también los ponchos de diseño de guarda atada, imprescindibles en lo que se refiere a diseño y cultura tradicional. Estos se realizan con guardas pampa o mapuche e inca, estos últimos recreados en la ciudad de Belén, provincia de Catamarca, siendo esta la capital nacional del poncho.En el norte del país es usado por los indígenas quechuas y aymaras así como también por los mapuches en la patagonia

Cada provincia tiene un modelo particular de poncho. Por ejemplo, al poncho teñido de color punzó con franjas negras junto a los bordes en señal de luto por la muerte de Martín Miguel de Güemes, se conoce como poncho salteño.

Como una prenda imprescindible y única, lo enaltecieron don José de San Martín, cubriendo la severidad de su uniforme francés; los generales G. A. de La Madrid, José M. Paz, Las Heras, Facundo Quiroga, Gelly y Obes, Juan M. Dorrego, Juan M. de Rosas y los sacerdotes Salvaire y Brochero. Hasta Artigas lo luce en el combate, en la pintura y en el bronce; Justo José de Urquiza, triunfante, después de Caseros, se ofrece a la expectación de los porteños desfilando por la calle Florida vistiendo traje de parada, sombrero de copa alta y poncho listado.

También fueron históricos el blanco y celestes de Juan Lavalle; el rojo de Martín Güemes; el pullo de Paz y el del valiente Villegas, que después de desigual combate con la indiada, en una proporción de tres a cien, terminó luciendo las condecoraciones de siete lanzazos.

Como fueron adecuados para la guerra y el trabajo, también se utilizaron como banderas de paz.

En Bolivia, el poncho es usado por campesinos de origen quechua o aimará, también es usado por otros grupos al sur del país. De variados colores, según la región o el rango de la persona que lo lleva puesto.

En Chile tuvo una disminución del tamaño en el traje del huaso o personaje típico en una búsqueda de la elegancia. Sin embargo, los trabajadores de los campos lo siguen usando en el tamaño normal. Durante el auge de la Nueva Canción Chilena, los grupos juveniles adoptaron el poncho como parte de su uniforme, entre estos: Quilapayun[8] o Inti Illimani.[9]

En Colombia es parte de la indumentaria típica de la Región Paisa y las regiones de clima templado de Boyacá y del nororiente de Cundinamarca. El origen de su uso está ligado a la región cundiboyasence del Valle de Tenza. También se utiliza en el norte del país. En zonas ganaderas y rurales en general y capitales de departamentos (provincia). En el norte se usa recogido y cayendo desde la nuca hacia adelante del pecho o también como se usa en la región paisa, recogido, sobre uno de los hombros colgando una parte hacia adelante y otra hacia atrás.

En Perú, el poncho, al igual que el chullo, es una prenda de uso diario en amplios sectores de la población campesina. Esta prenda es típica en personajes simbólicos de diversas regiones peruanas como el morochuco ayacuchano, el montonero arequipeño y el qorilazo sureño.

En Venezuela, es parte de la indumentaria de los "gochos" auténticos de Venezuela y en menor medida en Tachira estos por ser parte de los tres estados que conforman la región andina del país.

Presidentes de la APEC vistiendo ponchos peruanos. Lima 2008

En el estado brasileño de Río Grande del Sur el poncho es utilizado diariamente entre la población campesina y por los grupos folclóricos de música y danzas gaúchas.

Fiesta del Poncho.[editar]

La Fiesta Nacional e Internacional del Poncho es considerada como la “Expresión Cultural más importante de Catamarca”. Su creación fue inspirada por la necesidad de reivindicar una prenda tan singular, importante y representativa de la Provincia a nivel Nacional e Internacional, que brilló en las exposiciones mundiales y sirvió para homenajear a las personalidades ecuménicas más destacadas que visitaron nuestro país.

Nos referimos al Poncho de vicuña, prenda confeccionada por las manos laboriosas y diestras de nuestras teleras con una materia prima eminentemente autóctona como es el hilado doméstico. Asimismo, el  Folclore catamarqueño, tan rico, debía ser incentivado y promovido en una instancia nacional, y demostrar la historia, cultura, cordialidad y sobre todo nuestros incomparables paisajes.

La Fiesta Nacional del Poncho fue instituida por Decreto H. Nº 1.845 del 30 de Julio de 1954 como Festival del Tejido Catamarqueño, firmado por el Dr. Armando Casas Nóblega y el Dr. Ricardo M.D. Moreno. Uno de sus considerandos expresa: “Que entre todas las industrias regionales, ninguna aparece como más auténtica, más característica y mejor lograda que las del tejido, cuya fama está avalada por su intrínseca calidad, por la excelencia de sus atributos y por su alto valor estético”. Según cuentan las crónicas: “Nuestros antepasados solían hacer reuniones donde esquilaban llamas, preparaban el hilado, tejían, bailaban, comían y bebían…y así pasaban largos días festejando…”[10]

En 1964 se rinde homenaje al Poncho, las Teleras y los Artesanos durante la semana de la Autonomía de Catamarca. El 12 de Octubre del mismo año se realiza un desfile de ponchos catamarqueños, con la participación de conjuntos folklóricos y comidas criollas en un local de calle Rivadavia.

En el contexto de las principales características de la fiesta, se destaca la muestra artesanal que cuenta con la presencia de artesanos de todo el país que ofrecen sus trabajos plenos de calidad. El festival folklórico se convierte en un espacio de encuentro donde el canto y la danza deleitan a los visitantes, convirtiéndolos en partícipes de una fiesta que nunca olvidarán.

En el año 2007 se inaugura El Predio Ferial Catamarca donde se realiza el evento, que, además, será útil para organizar otros acontecimientos de carácter social, cultural y económico y político.[1]

Poncho militar[editar]

Una de las variedades actuales del poncho es el poncho militar, impermeable y mimetizado, que permite a los soldados y su impedimenta (por ejemplo cubrir la eventual mochila o si no el fusil) protegerse de la lluvia, el relente, el rocío , formar una capa aislante que disminuye la pérdida de calor corporal al mismo tiempo que crea una capa térmica que aisla de las variaciones térmicas de la temperie y otras inclemencias del tiempo, así como también acostarse en suelo húmedo, mejorar el camuflaje de la posición y otras utilidades.
Como parte de camuflaje el poncho militar posibilita disimular las formas del cuerpo del soldado y su equipaje en el contraste que el soldado pueda tener con su fondo visual.
Una de sus variantes es el poncho militar así llamado porque este relativamente moderno, tal tipo de poncho suele ser usado por las FF.AA. argentinas y de otros países, se caracteriza por ser impermeable y mimetizado, que permite a los soldados y su impedimenta protegerse de la lluvia y otras (antes de la invención de las telas sintéticas ya los ponchos pampa y los de vicuña solían ser impermeables por la densidad y disposición de su tejido) inclemencias del tiempo; tumbarse en suelo húmedo, mejorar el camuflaje de la posición y otras utilidades.
Desde la segunda mitad del siglo XX existe el poncho militar, aunque ya desde el inicio de la Guerra de Independencia Argentina las tropas patriotas solían usar poncho, el actual poncho militar suele ser muy ligero en peso y espesor y estar confeccionado con fibras sintéticas que le hacen además de impermeable muy liviano y fácilmente enrollable y una vez enrollado y plegado reducible a un bulto liviano y de pequeñas proporciones; en Argentina el poncho militar suele ser de un color verde oscuro u "oliva", teniendo la característica de poder, sin quitárselo, ser elevado sobre el bajo viente merced un fino cordel como , por ejemplo, para poder mingitar sin necesidad de quitarse este tipo de poncho. Con un par o más de ponchos militares de tipo argentino se puede improvisar una rudimentaria carpa (tienda de campaña) como para que el soldado pueda pernoctar en un vivac (campamento muy sencillo y casi siempre de poca duración).

Poncho militar american[editar]

En este caso la palabra "americano" o mejor dicho en el idioma original mayoritario de Estados Unidos american debe entenderse como estadounidense, se trata de una parte de indumentaria militar a partir de una copia realizada luego de la segunda mitad del siglo 20 de los sarapes mexicanos y, sobre todo, de los ponchos sudamericanos, tal copia es compleja respecto al clásico poncho militar ya que tiene como añadidos una capucha, bolsillos, y en lugar de ser cerrado por la parte delantera posee casi siempre cuatro abotonaduras o un zip o cierre relámpago.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «El poncho - Argentino». www.gruposolargentino.com. Consultado el 2016-06-13. 
  2. * Mora, Donatella. El estudio de algunos vocablos regionales en Argentina durante el siglo XIX. en Actas del II Congreso Internacional de Historia de la Lengua Española. Tomo II, Madrid, Pabellón de España, 1992, pp. 459-468. (Archivo digital de la Biblioteca Cervantes)
  3. Merriam-Webster Online Dictionary. «Poncho» (en inglés). Consultado el 9 de septiembre de 2010. 
  4. Harper, Douglas. «OnlineEtymologyDictionary: Poncho» (en inglés). Consultado el 9 de septiembre de 2010. 
  5. Muñoz Urrutia, Rafael, ed. (2006). Diccionario Mapuche: Mapudungun/Español, Español/Mapudungun (2ª edición). Santiago, Chile: Editorial Centro Gráfico Ltda. pp. 63, 99, 167, 183. ISBN 956-8287-99-X. 
  6. a b * Garavaglia, Juan Carlos. Capítulo VIII. El poncho: una historia multiétnica. pp. 185-200 en Boccara, Guillaume. 2002. Colonización, resistencia y mestizaje en las Américas (siglos XVI-XX). Abya Yala. 385 p. ISBN 9978-22-206-5
  7. Morínigo, Marcos A. «Notas para la etimología de poncho». pp. 33-35. Consultado el 8 de noviembre de 2010. 
  8. presentación en Estadio Nacional.Revisada el 15 de abril de 2010.
  9. foto disco famoso Revisada el 15 de abril de 2010.
  10. «XLV Fiesta Nacional e Internacional del Poncho». Turismo Catamarca (en inglés estadounidense). 2015-06-02. Consultado el 2016-06-13. 

Enlaces externos[editar]

http://www.turismocatamarca.gob.ar/event/fiesta-nacional-e-internacional-del-poncho/