Pleonasmo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Un pleonasmo (del griego πλεονασμός pleonasmós; de πλέον, pléon más, demasiado) es una expresión en la que aparecen uno o más términos redundantes (por ejemplo: sal afuera). El Diccionario de la Real Academia Española también recoge el término datismo que deriva de Datis, sátrapa griego que luchó en Maratón, y quien caía frecuentemente en esta construcción gramatical.[1]

Es el uso de palabras innecesarias para intensificar el significado en una oración.

Ejemplos[editar]

Algunos ejemplos típicos de pleonasmo son:

El sustantivo contiene

toda la información:

El verbo contiene

toda la información:

El primer adjetivo contiene

toda la información:

  • Lava volcánica
  • Sorpresa inesperada
  • Regalos gratis
  • Un viejo anciano
  • Ambos dos
  • Pared divisoria
  • Parte integrante
  • Accidente fortuito
  • Cita previa
  • Mentira falsa (*)
  • Protagonista principal
  • Hecho real
  • Supuesto hipotético
  • Testigo presencial
  • Querella criminal
  • Funcionario público
  • Lapso de tiempo
  • Antecedentes previos
  • Base fundamental
  • Una sonrisa en los labios
  • Réplica exacta
  • Puño cerrado
  • Peluca postiza
  • Falso pretexto
  • Desenlace final
  • Destino final
  • Resultado final
  • Fuegos pirotécnicos
  • ¡Métete adentro!
  • Entra adentro
  • Sube arriba
  • Baja abajo
  • Sal afuera
  • Sacar afuera
  • Avanzar adelante
  • Ven aquí
  • Deambular sin rumbo
  • Lo vi con mis propios ojos
  • Callarse la boca
  • Beber líquidos
  • Voló por los aires
  • Suele frecuentemente
  • Volver a repetir
  • Reservar exclusivamente
  • Prever con antelación
  • Perdurar en el tiempo
  • Conocer por primera vez
  • Blanco claro
  • Negro oscuro
  • Interrelacionados entre sí
  • Mi propia opinión personal

Uso del pleonasmo[editar]

En algunos casos el pleonasmo tiene valor expresivo y se utiliza como recurso estilístico, como sucede en estos ejemplos, tomados de sendos romances tradicionales:

Allí arriba en aquel cerro
hay un lindo naranjel
que lo cría un pobre ciego,
pobre ciego que no ve.

(Romance de la huida a Egipto)[2]


Te echaré cordón de seda
para que subas arriba;
si la seda no alcanzare,
mis trenzas añadiría.

(Romance del enamorado y la muerte)[cita requerida]

Figura opuesta[editar]

Lo contrario del pleonasmo es el oxímoron («instante eterno», «silencio atronador»).

Referencias[editar]

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]