Plaza de toros de Béjar

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Plaza de Toros "La ancianita"
Béjar 3.jpg
Vista del interior de la plaza de toros de Béjar
Información general
Uso(s) Lidia de toros
Catalogación Bien de Interés Cultural (1997)
Dirección El Castañar
Localización Salamanca, España
Inicio 1711 (origen 1667)
Finalización 1714
Dimensiones
Diámetro Ruedo: 41 m.
Otras dimensiones Capacidad: 3.500 espectadores
[editar datos en Wikidata]

La plaza de toros de la ciudad de Béjar (Provincia de Salamanca, España), más conocida como Plaza de Toros de "La ancianita" es una de las plaza más antiguas de España.

En el año 1667, y al objeto de sufragar los gastos de las obras llevadas a cabo en el Santuario de la Virgen del Castañar, patrona de la ciudad, tuvo lugar la primera lidia de toros, en una improvisada plaza cerrada con maderas, pero no fue hasta el verano de 1711, cuando con motivo del nacimiento del Príncipe de Asturias, que luego reinó con el nombre de Luis I de España, se celebró por segunda vez la fiesta taurina, en esta ocasión en una plaza construida con maderas enrejadas, posteriormente sustituida por el costo taurino, obra de fábrica, conservado en nuestros días, y construido entre 1711 y 1714. La antigüedad atribuida a la plaza actual correspondería a los que fueron sustituidos a lo largo de los años: de diferentes materiales, con una estructura totalmente modificada, e incluso a veces con distinta ubicación.

Esta plaza que se configura como un polígono exento que encierra un coso circular de 41 metros de diámetro, con aforo para 3.500 personas, conserva el mismo perímetro y superficie general, con los chiqueros y dependencias que en su día autorizase el duque de Béjar, Juan Manuel II López de Zúñiga.

De la segunda mitad del XIX, es el edificio de tres plantas que cobija el palco presidencial, taquillas, servicios sanitarios y palcos.

Referencias[editar]

En el Boletín Oficial del Estado del 11 de julio de 1997 aparece la Resolución de 25 de Junio de 1997 de la Dirección General de Patrimonio y Promoción Cultural de la Consejería de Educación y Cultura, por la que se acuerda en base a los datos anteriores la declaración de Bien de Interés Cultural como monumento a favor de la plaza de toros de la ciudad de Béjar. En el anexo que figura en el Boletín Oficial antes citado, explican que “esta plaza construida en 1711 con maderas enrejadas.

Durante años, en su mayor esplendor y mayor actividad, estuvo dirigida y cuidada, por la mano de Manuel Crisostomo Serrano, Bejarano amante del mundo del toro.

Enlaces externos[editar]