Planta trepadora

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

En Botánica, una planta trepadora es una planta que se encarama a un elemento vivo o muerto (muro, espaldera, etc) parasitándolo mecánicamente, sin alimentarse del mismo. Este elemento se llama "hospedador". El recurso por el que compite la trepadora con su hospedador es la luz del Sol. La luz en este caso es un "recurso", no una "condición" y cuando se vuelve escaso las plantas deben competir entre ellas por él.
Las trepadoras pertenecen a dos grupos ecológicos, con hábito de crecimiento diferente:

  • las plantas de guía o guiadoras trepadoras, que inician su parasitosis mecánica como herbáceas, y
  • las plantas semitrepadoras o apoyantes, que inician su vida de forma erguida y leñosa —con un hábito de crecimiento por lo tanto de desarrollo más lento— y al alcanzar cierta altura su propio peso las vence y tienen que apoyarse y entrelazarse entre las ramas de la vegetación circundante.

No todas las guiadoras son trepadoras, pero sí lo son todas las semitrepadoras o apoyantes. Aunque no son las únicas parásitas mecánicas, también lo son las plantas epífitas, las hemiepífitas y las hemiparásitas epífitas.