Plan territorial general de Cataluña

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Ámbitos funcionales territoriales de Cataluña:      Ámbito metropolitano de Barcelona      Comarcas gerundenses      Campo de Tarragona      Tierras del Ebro      Poniente      Penedés      Comarcas centrales      Alto Pirineo y Arán

El Plan territorial general de Cataluña (PTGC), es el instrumento básico de ordenación del territorio catalán, de su planificación y de la definición de políticas específicas de desarrollo y reequilibrio territorial. Fue aprobado por la Ley 1/1995 del 16 de marzo.[1]

Ámbitos Funcionales Territoriales[editar]

Los Ámbitos Funcionales Territoriales (AFT) están definidos como agrupación de comarcas a partir de un sistema urbano central y unos sistemas urbanos con cierto grado de dependencia.

Los ámbitos funcionales son las áreas de planificación que sirven como marco para la definición de planes territoriales parciales.

Las diferentes Consejerías de la Generalidad han ido adaptando sus servicios a los ámbitos funcionales y sirven de base para la publicación de datos estadísticos de la Generalidad.

El Plan Territorial General de Cataluña prevé ocho ámbitos funcionales, pues se modificó mediante las Leyes 24/2001, de 31 de diciembre, reconociendo el Alto Pirineo y Arán como nueva área funcional diferenciada del Ámbito de Poniente...[2]

Los ocho ámbitos son:

Alto Pirineo y Arán[editar]

76.662 habitantes.

Ámbito metropolitano de Barcelona[editar]

5 012 961 habitantes.

Penedés[editar]

Cataluña Central[editar]

397 144 habitantes.

Comarcas Gerundenses[editar]

739 249 habitantes.

Campo de Tarragona[editar]

511 631 habitantes.

Poniente[editar]

362 384 habitantes.

Tierras del Ebro[editar]

180 855 habitantes

Antecedentes[editar]

Los objetivos de este plan son la definición de:

  • Las zonas homogéneas según el potencial de desarrollo y su situación socioeconómica.
  • Los núcleos de población que pueden ejercer una función reequilibradora en el territorio.
  • Los espacios naturales a conservar.
  • Las tierras de uso agrícola o forestal a conservar o ampliar.
  • Los lugares ideales para la instalación de infraestructuras.
  • Los ámbitos de aplicación de los planes territoriales parciales.

Los sistemas de propuestas del Plan son a tres niveles:

  • Definición de Áreas Básicas Territoriales (ABT) constituidas por la agrupación de municipios en el umbral mínimo de cobertura territorial para equipamientos colectivos (salud, deporte, saneamiento, educación...).
  • Estudio de los grandes sistemas urbanos como áreas de cohesión e influencia en su entorno territorial.
  • Definición de los Ámbitos Funcionales Territoriales (AFT) constituidos por agrupaciones de comarcas y sistemas urbanos.

Sistemas urbanos[editar]

El Plan hace un estudio exhaustivo de los sistemas urbanos definidos a partir de la movilidad laboral que permite establecer unas áreas de cohesión del territorio sobre las que se fundamentan las estrategias de reequilibrio territorial. Se distinguen dos grandes grupos subdivididos en distintos niveles:


Véase también[editar]

Referencias[editar]