Piromanía

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Piromanía
Clasificación y recursos externos
Especialidad Psiquiatría
CIE-10 F63.1
CIE-9 312.33
MeSH D005391
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 
[editar datos en Wikidata]

La piromanía (del griego πυρός pyrós, "fuego" y μανία manía "locura") según el DSM-V, es un trastorno del control de impulsos relacionado con la provocación de incendios y la atracción por el fuego.[1][2][3]​ Al sujeto que padece piromanía se le denomina piromaníaco o pirómano.

El pirómano no debe ser confundido con el incendiario que es aquella persona que intencionadamente decide provocar incendios con premeditación, con ánimo de lucro o simplemente por hacer daño.

La piromanía forma parte de la leyenda urbana de la tríada psicopática, juntamente con la enuresis y el maltrato animal.[4]

Sintomatología[editar]

Los síntomas suelen comenzar con la atracción al fuego cuando son niños y adolescentes, la piromanía si se da en adultos puede ser crónica o episódica, provocando incendios con frecuencia como una forma de aliviar su tensión, o lo hacen sólo durante los períodos de inusual de estrés en sus vidas.[5]

  • Piromanía en niños: El diagnóstico de un niño como un pirómano debe tener un historial de incendios de manera deliberada y se debe demostrar que el niño cumple los requisitos de poseer una atracción por el fuego y que experimenta sentimientos de satisfacción o alivio después de haber provocado algún incendio.[6][5]
  • Piromanía en adultos: La piromanía en adultos se engloba dentro de los trastornos de control de impulsos, como son: los trastornos de abuso de sustancias, el trastorno obsesivo-compulsivo, y los trastornos del estado de ánimo, trastornos de ansiedad. Se ha demostrado que la piromanía en adultos va asociada a distintas patologías con otros síntomas como es la depresión, tentativa de suicidio, los conflictos repetidos en las relaciones interpersonales, estrés.[7]

Causas[editar]

Factores individuales[editar]

  • Actitudes antisociales
  • Búsqueda de nuevas experiencias y sensaciones. Atracción por comenzar un fuego ya sea por el aburrimiento o la falta de otras formas de recreación y diversión.
  • Búsqueda de atención hacia los demás. Provocar reacciones por parte de los padres y otras autoridades.
  • Falta de habilidades sociales. Personas solitarias que suelen tener un círculo de amistad muy escaso o nulo.
  • Ignorancia de los peligros que se asocian con provocar un incendio o con una conducta incendiaria.

Factores ambientales[editar]

  • Una escasa supervisión por parte de los padres o supervisores de los niños.
  • Psicopatología de los padres (incluyendo abusos físicos y sexuales además de contextos donde los padres abusan de drogas o tienen comportamientos violentos)
  • Presión de grupo o círculo de amistades. Tener compañeros que fuman o que juegan con el fuego es un factor de riesgo.
  • Acontecimientos estresantes en su infancia o adolescencia. Como una forma de hacer frente a las crisis en sus vidas o por un limitado apoyo familiar para poder hacer frente a las crisis estresantes en las que se encuentran.

Historia[editar]

Empezando en 1850, ha habido variados argumentos para la causa de la piromanía. Ya sea en cuanto a si la condición surge de una enfermedad mental o de una deficiencia moral ha cambiado dependiendo en el desarrollo de la psiquiatría y el cuidado de la salud mental en general.[8]

Estadísticas[editar]

La piromanía es un desorden mental muy raro, y los pirómanos representan una muy pequeña proporción de las admisiones a hospitales psiquiátricos.[9][10]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «PSICOMED - CIE 10». www.psicomed.net. Consultado el 23 de octubre de 2017. 
  2. «Diagnostic criteria for 312.33 Pyromania». behavenet.com (en inglés). Consultado el 23 de octubre de 2017. 
  3. «Pyromania DSM-5 312.33 (F63.1)». www.theravive.com. Consultado el 23 de octubre de 2017. 
  4. Candice, Skrapec; Kori, Ryan (16 de noviembre de 2010). The Macdonald Triad: Persistence of an Urban Legend. Consultado el 23 de octubre de 2017. 
  5. a b Bofill Moscardó, I.; Fernández Corchero, A.; Villegas Briz, M. A.; García del Moral, A.; Hijano Bandera, F. (noviembre de 2010). «Psiquiatría infantil: patología prevalente en Atención Primaria, abordaje y tratamiento». Pediatría Atención Primaria 12: s93-s106. ISSN 1139-7632. Consultado el 23 de octubre de 2017. 
  6. Gándara, Barrio; Del, Victoria (2009). «Problemas Específicos de la Evaluación Infantil». Clínica y Salud 20 (3): 225-236. ISSN 1130-5274. Consultado el 23 de octubre de 2017. 
  7. Adán, Mingote; Carlos, José; Cuadrado, Pino; Del, Pablo; Sánchez Alaejos, Raquel; Gálvez Herrer, Macarena; García, Gutiérrez; Dolores, Mª (00/2011). «El trabajador con problemas de salud mental: Pautas generales de detección, intervención y prevención». Medicina y Seguridad del Trabajo 57: 188-205. ISSN 0465-546X. doi:10.4321/S0465-546X2011000500012. Consultado el 23 de octubre de 2017. 
  8. Geller JL, Erlen J, Pinkus RL (1986). «A historical appraisal of America's experience with "pyromania"--a diagnosis in search of a disorder». National Institutes of Health. Consultado el 15 de junio de 2006. 
  9. «The arsonist's mind: part 2 - pyromania». Australian Government:Australian Institute of Criminology (en inglés). 1 de marzo de 2005. Consultado el 15 de junio de 2006. 
  10. «La piromanía, un trastorno que solo padece el 3% de los que inician un fuego deliberadamente». 20minutos.es. Consultado el 23 de octubre de 2017. 

Enlaces externos[editar]