Pinturas de Adolf Hitler

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Óleo sobre lienzo pintado por Adolf Hitler en 1913, donde se representa a Jesucristo durante su infancia con su madre María.

Adolf Hitler, líder del Partido Nazi en Alemania en los años previos y durante la Segunda Guerra Mundial, también se desempeñaba como pintor.[1]​ Hitler produjo cientos de obras y vendió sus pinturas y postales para tratar de ganarse la vida durante sus años en Viena (1908-1913). Sin embargo, no tuvo éxito. Posteriormente, se recuperaron varios de sus cuadros después de la Segunda Guerra Mundial y desde entonces se han vendido en subastas por decenas de miles de dólares. Otras de sus obras fueron confiscadas por el Ejército de Estados Unidos y se encuentran en la actualidad en poder del gobierno de Estados Unidos.

Historia[editar]

Ambición artística[editar]

En su autobiografía Mein Kampf, Hitler describió cómo, en su juventud, quería ser un artista profesional, pero sus aspiraciones se arruinaron al no aprobar el examen de ingreso a la Academia de Bellas Artes de Viena.[2]​ Hitler fue rechazado dos veces por el instituto, una vez en 1907 y otra vez en 1908;[3]​ el instituto consideró que tenía más talento en la arquitectura que en la pintura. Uno de los instructores, que simpatizaba con su situación y creyendo que tenía algo de talento, sugirió que se aplicara en la Escuela Académica de Arquitectura. Sin embargo, esto requería que Hitler regresara a la escuela secundaria que había abandonado y a la que no estaba dispuesto a volver.

Más tarde, cuando se ocupaba de pintar y vender postales con escenas de Viena, Hitler frecuentaba cafés de artistas en Munich con la esperanza incumplida de que artistas consagrados le pudiesen ayudar con su ambición de pintar profesionalmente.

De acuerdo con una conversación antes del estallido de la Segunda Guerra Mundial en agosto de 1939, publicada en el Libro Azul de la Guerra Británica, Hitler le dijo al embajador británico Nevile Henderson, "Yo soy artista y no político. Una vez que se resuelva la cuestión polaca, quiero terminar mi vida como artista".[2]

Periodo en Viena[editar]

Acuarelas pintadas por Adolf Hitler y propiedad de su fotógrafo personal, Heinrich Hoffmann, conservadas en el Centro de Historia Militar del Ejército de Estados Unidos tras su confiscación durante la ocupación de Alemania

De 1908 a 1913, Hitler se dedicó a pintar postales y casas para ganarse la vida. Pintó su primer autorretrato en 1910 a la edad de 21 años. Esta pintura, junto con otras doce pinturas de Hitler, fue descubierta en 1945 en Essen, Alemania.[3]

Samuel Morgenstern, un empresario austriaco y socio de negocios del joven Hitler en su período de Viena, compró muchos de sus cuadros. Según Morgenstern, Hitler llegó a él por primera vez a principios de la década de 1910 (en 1911 o 1912), cuando Hitler llegó a su almacén, por primera vez, y le ofreció tres de sus pinturas. Morgenstern mantenía una base de datos de sus clientes, a través de la cual fue posible localizar a los compradores de los cuadros de Hitler. Se encontró que la mayoría de los compradores eran judíos. Un cliente importante de Morgenstern, un abogado con el nombre de Josef Feingold, compró una serie de pinturas de Hitler que representaban la antigua Viena.[4]

Primera Guerra Mundial[editar]

Cuando Hitler sirvió como soldado en la Primera Guerra Mundial a la edad de 25 años en 1914, llevó sus pinturas con él al frente y pasó sus horas de ocio dedicándose a la pintura. Los temas de su pintura de guerra incluían casas de agricultores, estaciones, etc.

Subastas[editar]

Una serie de pinturas de Hitler fueron confiscadas por el Ejército de Estados Unidos a finales de la Segunda Guerra Mundial. Fueron llevadas a los Estados Unidos con otros materiales capturados, y todavía se encuentran en poder del gobierno de Estados Unidos, que se ha negado a permitir que sean exhibidas.[5]​ Otras pinturas fueron tomadas por dueños particulares. En la década de 2000, algunas de estas obras comenzaron a ser vendidas en subastas.[6]​ En 2009, una casa de subastas en Shropshire vendió 15 de las pinturas de Hitler por un total de 120.000 $,[7]​ mientras que una casa de subastas también en Shropshire vendió 13 obras por más de 100.000 €.[8]​ En una subasta de 2012 en Eslovaquia, una pintura individual se vendió por 42.300 $.[9]

Análisis crítico[editar]

De acuerdo con la revista de noticias semanal Life, Hitler pintó cientos de obras. Algunas de estas dejan ver que la habilidad para la pintura de Hitler era pobre;[cita requerida] por ejemplo, porque pintaba personas rara vez. La causa que se especuló era falta de voluntad o falta de habilidad. Sus pinturas prestan énfasis en la arquitectura, mostrando lugares públicos, edificios y casas de campo. En otras, sin embargo, se concluyó que "tenía una pizca de talento". Se le pidió a un moderno crítico de arte que revisara algunas de sus pinturas sin decirle quién las había pintado y las calificó como "muy buenas". El crítico comentó que el estilo diferente de Hitler al dibujar figuras humanas, representaba una profunda falta de interés en las personas.[10]

De acuerdo con un informe titulado Las acuarelas de Hitler: Recuperado Obras de arte: Homenaje a Rodolfo Siviero, preparado por los Hermanos Alinari, los colores que Hitler empleaba para pintar agua demuestran que estaba "triste" como pintor.[1]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b Enzo Colotti; Riccardo Mariani (30 de junio de 2005). The water colours of Hitler: recovered art works : homage to Rodolfo Siviero ; with texts. Fratelli Alinari spa. p. 5. ISBN 978-88-7292-054-1. Consultado el 4 de marzo de 2012. 
  2. a b Adolf Hitler; Max Domarus (1 de abril de 2007). The essential Hitler: speeches and commentary. Bolchazy-Carducci Publishers. pp. 15-. ISBN 978-0-86516-627-1. Consultado el 4 de marzo de 2012. 
  3. a b Wilkes, David (25 de marzo de 2009). «Face of a monster: Self-portrait of Hitler painted when he was just 21 revealed at auction». Daily Mail. Consultado el 13 de marzo de 2012. 
  4. Brigitte Hamann; Hans Mommsen (3 de agosto de 2010). Hitler's Vienna: A Portrait of the Tyrant as a Young Man. Tauris Parke Paperbacks. p. 356. ISBN 978-1-84885-277-8. Consultado el 4 de marzo de 2012. 
  5. Marc Fisher, "The Art of Evil; Half a century later, the paintings of Adolf Hitler are still a federal case", The Washington Post, Apr. 21, 2002, p. W.26
  6. Ng, David (30 de enero de 2012). «Would you buy this painting by Adolf Hitler?». Los Angeles Times. Consultado el 13 de marzo de 2012. 
  7. «Hitler's art attracts big sale prices». CNN. 23 de abril de 2009. Consultado el 13 de marzo de 2012.  (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial y la última versión).
  8. «Hitler paintings sold at British auction house». Deutsche Welle. 24 de abril de 2009. Consultado el 13 de marzo de 2012. 
  9. «Hitler Painting Sold At Auction». NDJ World. 29 de enero de 2012. Archivado desde el original el 11 de octubre de 2012. Consultado el 13 de marzo de 2012. 
  10. Spotts, Frederic Hitler and the Power of Aesthetics (Overlook TP, 2004) ISBN 978-1-58567-507-4 p.172 Ver también Adolf Hitler's Paintings

Enlaces externos[editar]