Pintadera

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Dibujo de varios modelos de pintaderas originarias de Gran Canaria.

Pintadera es el nombre dado en Canarias a los sellos elaborados por los aborígenes, preferentemente en barro cocido, existiendo algunos ejemplares realizados en madera. Muchas proceden de yacimientos arqueológicos de la isla de Gran Canaria (Canarii) y tienen formas geométricas; triángulos, rectángulos, cuadrados, círculos etc., decorados a su vez con motivos geométricos impresos. De tamaño variable, sus dimensiones oscilan entre los 2 y los 12 cm. En su parte posterior suelen llevar una prolongación o apéndice a modo de mango de sujeción que puede estar perforado por un agujero de suspensión. También por los guanches en la isla de Tenerife se han encontrado pintaderas y piedras con inscripciones como la Piedra Zanata y la Piedra de Anaga.

Los motivos decorativos de estas piezas son similares a los que aparecen en la decoración de determinados vasos cerámicos o a los encontrados en las paredes interiores de ciertas cuevas, de las que el caso más significativo es el de la "Cueva Pintada de Gáldar".

La funcionalidad de las mismas no puede ser asegurada con rotundidad, si bien se plantea que servirían para la decoración corporal impregnándolas con tintes naturales, o como marca personal para sellar los cierres de los silos en los graneros colectivos, dejando su huella sobre el barro húmedo que sellaba las puertas.

Tanto el Museo de la Naturaleza y el Hombre como el Museo Canario y Cueva Pintada de Gáldar poseen en sus colecciones una gran colección de este tipo de piezas.

Véase también[editar]