Pineda de la Sierra

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Pineda de la Sierra
Municipio de España
Flag of None.svg
Bandera
Coats of arms of None.svg

Pineda de la Sierra 0281.JPG
Pineda de la Sierra ubicada en España
Pineda de la Sierra
Pineda de la Sierra
Ubicación de Pineda de la Sierra en España.
Pineda de la Sierra ubicada en Provincia de Burgos
Pineda de la Sierra
Pineda de la Sierra
Ubicación de Pineda de la Sierra en la provincia de Burgos.
País Flag of Spain.svg España
• Com. autónoma Flag of Castile and León.svg Castilla y León
• Provincia Flag Burgos Province.svg Burgos
• Comarca Sierra de la Demanda
• Partido judicial Burgos
Ubicación 42°12′57″N 3°17′50″O / 42.215833333333, -3.2972222222222Coordenadas: 42°12′57″N 3°17′50″O / 42.215833333333, -3.2972222222222
• Altitud 1.205 msnm
• Distancia 50 km
Superficie 68,767 km²
Población 101 hab. (2015)
• Densidad 1,38 hab./km²
Código postal 09199
Alcalde (2015) Santiago Rojo Gutiérrez (PP)
Sitio web Ayuntamiento de Pineda de la Sierra
[editar datos en Wikidata]

Introducción[editar]

Pineda de la Sierra es un municipio situado en la provincia de Burgos, en la comunidad autónoma de Castilla y León (España), comarca de Sierra de la Demanda, partido judicial de Burgos, cabecera del ayuntamiento de su nombre.

Geografía[editar]

Está situado en plena Sierra de la Demanda, concretamente en la sierra del Mencilla, donde se encuentra la antigua estación de esquí Valle del Sol, a los pies del pico Mencilla (1.929 msnm). Elevado a 1.205 metros de altitud sobre el nivel del mar, el municipio está situado a 50 km de la capital burgalesa, a la cual se accede a través de la carretera autonómica BU-820. El municipio es atravesado por el río Arlanzón, que nace a pocos kilómetros del término municipal.

Población[editar]

  • 101 habitantes (INE, enero de 2015).

Coordenadas GPS[editar]

  • Latitud: 42º 13' N
  • Longitud: 03º 18' O

Historia[editar]

Villa perteneciente a la Hermandad de Montes de Oca en el partido de Juarros, uno de de los catorce que formaban la Intendencia de Burgos durante el periodo comprendido entre 1785 y 1833, tal como se recoge en el Censo de Floridablanca de 1787. Tenía jurisdicción de realengo con alcalde ordinario. A la caída del Antiguo Régimen queda constituida como ayuntamiento constitucional del mismo nombre en el partido Belorado, región de Castilla la Vieja; contaba entonces con 228 habitantes.

Minerología[editar]

Pineda de la Sierra tiene un pasado minero de relativa importancia, ya que en sus inmediaciones se extrajeron diferentes tipos de minerales. Las explotaciones mineras fueron breves e irregulares, ya que dieron pronto señales de agotamiento, pero gracias a estas explotaciones y a otras de municipios cercanos, se construyó el ferrocarril minero con el propósito de transportar los minerales extraídos de estas minas. Los principales minerales extraídos fueron el cobre, el plomo, el cinc y, sobre todo, el carbón. Las dos minas más importantes de las que se obtuvieron dichos minerales son "Carmina" y "Monterrubio", ambas en terreno de Pineda de la Sierra. También existieron yacimientos de hierro en el Mencilla, montaña cercana de origen glaciar [1] .

Climatología[editar]

Debido a su situación geográfica (situado entre las dos montañas más altas de la provincia, Mencilla y San Millán) y su altitud, Pineda tiene un clima de montaña. En invierno, las temperaturas son bajas (a menudo bajo cero) y las precipitaciones, abundantes (frecuentemente en forma de nieve). Los veranos son suaves y secos, en general.

Monumentos y atractivos turísticos[editar]

  • Iglesia románica de San Esteban Protomártir (galería porticada del siglo XII). Monumento declarado Bien de Interés Cultural con la categoría de Monumento Histórico.
  • Ermitas del Santo Cristo y de San Pedro.
  • Parque "El Esteralbol". Sitio natural con parque, fuente y mesas desde el que se puede ver el extenso bosque de la Sierra de la Demanda y los dos embalses de fondo.
  • Minas de Cerracín. Complejo minero con varias minas que evidencian la pasada actividad minera en el municipio.
  • Vía Verde de la Sierra de la Demanda. Camino natural apto para caminantes, ciclistas y jinetes que atraviesa el bosque de la Sierra de la Demanda. El recorrido se inicia en Arlanzón y finaliza en Monterrubio de la Demanda; Pineda se encuentra en el centro del recorrido, aproximadamente.
  • Estación de esquí "Valle del Sol". Actualmente no operativa, aún conserva los remontes que antiguamente la hacían funcionar. Se puede practicar senderismo y otras actividades de naturaleza en sus inmediaciones.
  • Embalse del Arlanzón. Pantano de 22 hm cúbicos que almacena las aguas del río Arlanzón y abastece de agua a la capital burgalesa. En él se permiten los deportes náuticos y la navegación sin motor.

Festividades[editar]

Pineda de la Sierra celebra las siguientes fiestas de manera especial:

  • Fiestas patronales en honor a la Virgen de Villa. Son las principales fiestas del municipio. Se celebran durante el primer o segundo fin de semana de septiembre, y el día 8 de septiembre. Hay misas, procesiones, verbenas, etc.
  • Fiesta de la Cruz. Celebrada el 14 de septiembre. Hay misa y procesión, en la cual se lleva a la Virgen de Villa hasta la ermita del Santo Cristo por la mañana; ya por la tarde, se vuelve a por la virgen para llevarla de nuevo a la iglesia de San Esteban.
  • Fiesta de la Virgen. Pineda celebra, como otros muchos pueblos, esta fiesta el 15 de agosto. La fiesta viene marcada por una misa y procesión por las calles del pueblo.
  • Fiesta de San Esteban, patrón del municipio. Se celebra el día 26 de diciembre.
  • Romería de San Pedro. Su fecha de celebración varía, pero se suele celebrar en mayo. En dicha romería, los vecinos van hasta la ermita de San Pedro, situada en mitad del bosque, donde asisten a una misa en honor al santo y, posteriormente, el Ayuntamiento invita a todos sus vecinos al tradicional bocadillo de bonito con pimientos, acompañado de vino y guindillas. Esta romería, antiguamente, se celebraba para pedir un año de buenas cosechas, al tiempo que se daba la bienvenida a la primavera y se dejaba atrás el invierno.
  • Jueves de Todos. Tradicionalmente, esta fiesta se celebraba el jueves en el que se inicia Carnaval. Cuando los niños del pueblo salían de la escuela, iban llamando por las casas al tiempo que pedían, con una canción, chorizos, morcillas, huevos, etc. Cuando habían acabado, hacían todos juntos una merienda con los productos recaudados.

Arquitectura tradicional del municipio[editar]

El núcleo urbano de Pineda de la Sierra ha presentado, históricamente, una estructura arquitectónica muy bien definida que aún hoy se conserva. La arquitectura tradicional del municipio se basa en la construcción de casas de piedra arenisca rojiza, debido a su alto contenido mineral en hierro, sus tejados a dos aguas con teja árabe y chimeneas encestadas, ventanas de reducidas dimensiones para aislar del frío, grandes puertas de madera con cuarterón, escudos de piedra en la fachada principal, etc. Las antiguas casas tenían planta rectangular, a menudo con tres alturas: la planta baja solía estar destinada al guardado de animales, leña o hierba; en la planta primera estaba la cocina, naturalmente con su chimenea en la que se curaba la matanza, así como las distintas habitaciones y alcobas (habitaciones pequeñas e interiores) de la casa; y la planta más alta, llamada habitualmente desván o payo, estaba inmediatamente debajo del tejado y se usaba como trastero o, a veces, como habitación adicional. Existían en el municipio otras construcciones auxiliares, como los hornos o el molino, en las que los vecinos hacían el pan y molían el trigo, la cebada y el centeno, respectivamente. Otra de las actividades frecuentes antiguamente era la lanar, por la cual se esquilaba a las ovejas de raza churra y, posteriormente, se aplicaban varios trabajos a la lana. Vestigios de esta actividad en Pineda son los distintos nombres relacionados con dicha actividad, como el lavadero (donde se lavaba la lana una vez esquilada), la era de la lana (donde se tendía para su secado al sol) y la estriba (sitio en el que se almacenaba para su posterior venta).

Personajes Ilustres[editar]

1.- Bernabé Pérez Ortiz[2]

Nació en Pineda de la Sierra en 1878, en el seno de una familia humilde, hijo de padres labradores. El campo no le ofrecía un futuro, así que en el año 1893, con apenas quince años, toma la decisión de emigrar a Argentina. Según él mismo testimonia en una entrevista al periódico “El Correo Catalán”[3] , salió de Pineda con lo puesto, con una única consigna dada por su padre: “Sé trabajador, honrado y obediente. Prefiero recibir la noticia de tu muerte a saber que te has hecho bandido”.

Cuando llegó a Buenos Aires, empezó como aprendiz en un establecimiento de tejidos para, en poco tiempo, convertirse en el propietario de una de las empresas más importantes de este ramo.

Su fortuna debió ser sustanciosa, como demuestran las aportaciones que hizo a Pineda y a otros lugares, entre ellas podemos destacar: Acondicionamiento de la carretera que unía Pineda de la Sierra con Villorobe (hoy pueblo desaparecido), y su red de caminos periféricos. 10.000 ptas. para la mejora del ganado lanar de la comarca. 5.000 ptas para repoblar forestalmente los pagos menos productivos. Su propósito no era otro que el de revitalizar la débil economía serrana que le empujó a la emigración.

Ahora bien, hay que reconocer que buena parte de sus aportaciones económicas fueron destinadas a testimoniar su talante de patriota y se dirigieron a otros objetivos. Contribuyó en las obras de la Basílica del Pilar de Zaragoza, por su condición de Patrona de España. A finales de la década de los veinte se constatan varias donaciones a la Casa de Caridad burgalesa, entre ellas: La constitución de una banda de música por un montante de 500 ptas.; otras tantas pesetas para la compra de la intendencia precisa para la celebración de la festividad de la Santa Infancia: 100 kilos de carne, 102 litros de vino, fruta e incluso el contrato de la banda de música del Regimiento de Infantería de San Marcial nº 44.

La construcción en 1941 del Hogar-Escuela Infantil (orfanato) “Hispano Argentino”. Si la obra tenía un presupuesto de 700.000 ptas. Bernabé aportó prácticamente la totalidad de ella.

Además de todas estas contribuciones fueron constantes los donativos al Hospital de San Juan, al Hospicio de Niños y al Comité Femenino de Niños Españoles así como su tradicional aguinaldo para la celebración de las fiestas de Navidad, mediante la entrega de cantidades próximas a las 10.000 ptas destinadas a la compra de juguetes para los niños y otros menesteres.

Esta predilección por la infancia viene dada por la única de las ilusiones que no pudo ver cumplida en esta vida: la de tener sus propios hijos junto a su mujer Ana.

Debido a su filantropía y generosidad se hizo merecedor de la concesión de varias distinciones entre las que se destacan:

* La Orden de Beneficencia  
* La Gran Cruz de Isabel La Católica  
* El título de Hijo Predilecto de Burgos  
* Alcalde Honorario de Pineda de la Sierra 

La Medalla de Oro de la Ciudad de Burgos, cuando se inició la incoación de dicho expediente la propuesta se realizaba para la medalla de plata; pero los muchos testimonios recogidos a favor de la misma, como los del director de la SESA, o de los ferreteros herederos de Valentín Marcos, Primitivo y Sixto Saiz Marcos, así como los del que fuera alcalde de la ciudad durante la construcción del Hogar-Escuela, Manuel de la Cuesta. La distinción le fue impuesta en la ciudad porteña el 3 de julio de 1945 por el embajador español, a instancias del Ministerio del Asuntos Exteriores, tras lo cual hizo entrega, una vez más a José María Moliner, de un nuevo donativo de 50.000 ptas para fines altruistas.

El 18 de septiembre de 1954, el Ayuntamiento aprovechando su estancia en la ciudad, incluía fuera del orden del día, una moción por la que se daba su nombre a una céntrica calle de la ciudad de nueva apertura, en uno de los laterales del hoy Colegio Público Río Arlanzón.

Su pasión por la “madre patria” unida a su amistad personal con Ramiro de Maeztu, por entonces embajador de España en la República Argentina, le animaron a escribir dos libros de significativos títulos: “Por España” y “Haciendo patria”.

El 29 de diciembre de 1957 Bernabé falleció. En sus últimas voluntades dejó expresada a su esposa la intención de ceder la solariega “casa serrana” –como a él gustaba decir- que mandara construir al más puro estilo indiano en su Pineda de origen, al cuidado de la Diputación de Burgos como residencia para los huérfanos de la provincia. Convertida en al actualidad en Albergue destinado a fines culturales y deportivos, aún es posible apreciar la huella dejada por este oriundo pinedano en las distintas fuentes que jalonan las plazuelas de la localidad serrana.


2.- Manuel Ibeas[4]

Maestro de capilla de la catedral de Santander entre 1794 y 1804. Nació en Pineda de la Sierra, en el último tercio del siglo XVIII. Fue niño de coro en la catedral de Burgos. En 1789 estuvo en la capilla de la catedral de Alfaro y en 1791 en Santo Domingo de la Calzada hasta 1794 que paso a suceder a Pedrosa en la plaza vacante que éste dejó en la catedral santanderina. Permaneció en Santander hasta el año 1804 en que ganó el magisterio de la catedral de Astorga en donde estuvo hasta su muerte en 1829. A partir de 1807, sufre continuos achaque por lo que solicitará permisos para descansar en su localidad de origen.

Las obras de Manuel Ibeas se encuentran en muchas catedrales españolas, unas 350se encuentran en Astorga y alguna en Santo Domingo de la Calzada, existen composiciones suyas en los archivos de la catedral de Cuenca y del Santuario de Nuestra Señora de Aranzazu.

Economía[editar]

Ganadería ovina y bobina, silvicultura, turismo y sector servicios. Es sede del Centro de Documentación Comarcal de Sierra de la Demanda y de Agalsa.

Eventos deportivos[editar]

Pineda de la Sierra (Valle del Sol) acogió la meta de la penúltima etapa de la Vuelta a Burgos 2015, con victoria del ciclista colombiano Miguel Ángel López, del equipo Astana Pro Team.

En septiembre de 2015, se celebró la I Carrera Popular "Embalse del Arlanzón", la cual tuvo dos recorridos: uno de 8 km de distancia y otro de 21 km.

En septiembre de 2016, tuvo lugar la II Carrera Popular "Villa de Pineda", con recorridos de 8 km y 21 km.

Literatura[editar]

La autora Carla Montero, en su obra El invierno en tu rostro, inicia la historia de la novela inspirándose en el accidente de avioneta que acaeció en el pico San Millán en abril de 1948, y en el que fallecieron los tres ocupantes franceses que viajaban en la aeronave.

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. Termalismo antiguo. Madrid: Universidad Nacional de Educación a Distancia, 1997, p. 270
  2. Joaquín García Andrés. Protagonistas burgaleses del siglo XX. Universidad de Burgos, Diario de Burgos. 2000 pp. 197-200
  3. Entrevista realizada por Mª Pilar Comin, recogida por Diario de Burgos el 13/10/1954
  4. Julio C. Arce Bueno. La música en Cantabria. Fundación Marcelino Botín, 1994

Enlaces externos[editar]