Pigmeo (mitología)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

En la mitología griega, los Pigmeos (en griego antiguo, Πυγμαῖοι - Pygmaioi) fueron un pueblo fabuloso de seres extraordinariamente pequeños (la etimología del nombre, derivado de πυγμή, pygmé -mano-, daba idea de su tamaño) que vivía en el sur de Egipto, aunque algunos los sitúan en otros lugares exóticos, como en una región de la India.

La mitología recuerda sus luchas contra las grullas y las cigüeñas. El origen de esta lucha, según diferentes mitógrafos, se basaba en el hecho de que entre los pigmeos nació una mujer muy hermosa llamada Énoe, que tenía una tendencia natural a despreciar a los dioses. No sentía respeto ni por Artemisa ni por Hera. Se casó con un pigmeo llamado Nicodamante, que le dio un hijo: Mopsos. Todos los pigmeos celebraron el nacimiento e hicieron valiosos regalos a los padres. Pero Hera, que odiaba a la joven porque no le rendía culto, la transformó en una cigüeña. Énoe, convertida en ave, intentaba recuperar a su hijo, que se había quedado entre los pigmeos, y ellos, armados y con grandes gritos, se esforzaban por alejarla. De ahí el odio que los pigmeos profesaban a las cigüeñas.

Hay también un episodio cómico del ciclo de Heracles, que describe que cuando el héroe tuvo abatido el gigante Anteo, en Libia, los pigmeos lo atacaron, pero el héroe consiguió cogerlos todos con una sola mano y los llevó a Tirinto.

En la vida real, el nombre se asignó en el siglo XIX a un conjunto de pueblos de África central, los pigmeos, cuyo avistamiento en la Antigüedad podría haber inspirado el mito.[1]

Referencias[editar]

  1. GRIMAL, Pierre (2008). Diccionario de mitología griega y romana. Barcelona: Edicions de 1984. p. 437. ISBN 9788496061972. 

Enlaces externos[editar]

Pigmeos representados en un fresco.
Museo Histórico de Leópolis.