Picinae

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Symbol question.svg
 
Carpinteros
Melanerpes striatus001.jpg
Melanerpes striatus,
Carpintero de la Española.
Taxonomía
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Aves
Orden: Piciformes
Familia: Picidae
Subfamilia: Picinae
Géneros
[editar datos en Wikidata]

Picinae es una subfamilia de aves de los carpinteros perteneciente a la familia Picidae que incluye además a los torcecuellos y a los carpinteritos. Picinae se distribuye mundialmente e incluye unas 180 especies.

Las especies en Picinae son llamadas carpinteros y pájaros carpinteros en América hispana, y picos, pitos, picamaderos, 'picos barrenos y picos carpinteros en España. Todos estos nombres indican el hábito de estas especies de golpear y picar en los troncos de árboles. Hacen esto como medio para localizar y acceder a los insectos bajo la corteza, para excavar sus nidos madrigueras en los troncos y también para comunicarse con los de su misma especie indicándoles la posesión del territorio a los rivales.

Fisiología y comportamiento[editar]

Algunos carpinteros y torcecuellos en el orden Piciformes tienen pies zigodáctilo, con dos dedos hacia adelante y dos hacia atrás. Estos pies, aunque adaptados para adherirse a una superficie vertical, pueden ser usados para agarrar y posarse. Varias especies tienen sólo tres dedos. La larga lengua de los carpinteros, en muchos tan larga como el carpintero mismo, puede ser lanzada hacia adelante para capturar insectos. La lengua no está unida a la cabeza del carpintero del mismo modo que en la mayoría de las aves, en vez, ésta se enrolla hacia atrás, arriba rodeando el cráneo, lo que le permite ser tan larga.

El carpintero primero localiza un túnel de insecto o larva mediante golpeteos en el tronco con la cabeza. Una vez que ha encontrado un túnel, el carpintero cincela la madera hasta encontrar acceso para su lengua. Con la lengua trata de localizar la larva. La legua de un carpintero es larga y termina en una púa. Con ella el carpintero atraviesa la larva y la arrastra fuera del tronco.

Los carpinteros también usan el pico para crear huecos más grandes para sus nidos que tienen de 15-45 cm por debajo de la abertura. Estos nidos son revestidos internamente sólo con virutas y allí las hembras ponen de 2 a 8 huevos blancos. Debido a que los huevos no son visibles para los predadores no necesitan camuflaje. Las cavidades creadas por los carpinteros son también reutilizadas como nido por otras aves, por ejemplo los grajos, los estorninos, algunos patos y búhos, y por mamíferos como las ardillas arbóreas.

Varias adaptaciones se combinan para proteger el cerebro del carpintero del machaqueo substancial que el comportamiento de repiqueteo causa. Tiene un cráneo relativamente grueso con un hueso relativamente esponjoso para acolchar el cerebro. Existe muy poco fluido cerebroespinal en su pequeño espacio subaracnoideo. El ave contrae los músculos mandibulares justo antes del impacto, por lo tanto transmite la sacudida más atrás de cerebro y permite que el cuerpo entero ayude a absorber el choque. Su cráneo relativamente pequeño es menos propenso a la conmoción que el de otros animales.[1]

Algunas especies han modificado las coyunturas entre huesos en el cráneo y la mandíbula superior, así como los músculos que se contraen para absorber estremecimiento del martilleo. El fuerte cuello y los músculos de las plumas de la cola, y el pico en forma de cincel son otras adaptaciones para el martilleo que se ven en la mayoría de estas especies. Otra especie de carpintero, el Carpintero Escapulario, usa su larga lengua primariamente para atrapar la presa del suelo o de abajo de cortezas flojas. Este tiene pocas adaptaciones para absorción de impactos, y prefiere alimentarse en el suelo o desmenuzando en troncos podridos y cortezas, hábitos observados en aves de otras familias. Una continuidad en las estructuras del cráneo, de poco a altamente especializadas para el machaqueo se ven en diferentes géneros de los carpinteros actuales. En el líbro clásico de John James Audubon, "Aves de América", se describen la ligeras gradaciones en la longitud del cuerno del hioides que se encuentra en diferentes especies de los carpinteros actuales. El tramo de lengua en reposo se guarda en una piel floja en la parte posterior del cuello. Los pequeños huesos dividen lo que en esencia son dos lenguas que se vuelven a juntar antes de entrar al pico.

Sistemática[editar]

La sistemática de los carpinteroos es bastante convulsa. Se distinguían cinco subgrupos basados en detalles de plumaje y comportamientos, bajo una asunción irrealista de que la convergencia de esos caracteres fuera baja. Sin embargo, ha resultado probado que los patrones de plumajes y estilos de vida no son confiables para determinar relaciones filogenéticas superiores en los carpinteros, y por lo tanto sólo 3 subgrupos deben aceptarse.


Por ejemplo, los géneros de grandes carpinteros Dryocopus (Eurasia y América) y Campephilus (América) se creía que formaban un grupo distinto. Sin embargo, estos están bastante poco relacionados y en vez son cercanos respectivamente a Mulleripicus del sureste asiático y a Chrysocolaptes. Adicionalmente, la clasificación genérica de muchas especies, por ejemplo el Carpintero Rufo, ha resultado ser un error, y algunos taxones con relaciones no claras pudieron ser ubicados filogenéticamente mediante estudios de secuencias de ADN.[2][3]


Formas fósiles no asignadas[editar]

Especies en orden taxonómico[editar]

Ésta es una lista de especies de carpinteros presentada en orden taxonómico.

Tribu Dendropicini

Carpintero frentidorado, Melanerpes aurifrons.
Carpintero de Hoffmann, Melanerpes hoffmannii.
Macho (izquierda) y hembra Picoides dorsalis, pico tridáctilo americano. Pintado por Louis Agassiz Fuertes.

Tribu Malarpicini

Tribu Picini

Tribu Megapicini

Hembra de pito sultán de los Ghats Occidentales, Chrysocolaptes lucidus socialis.

Referencias[editar]

  1. Cure for a headache, Ivan R. Schwab, British Journal of Ophthalmology. 86(8):843, August 2002.
  2. Benz, Brett W.; Robbins, Mark B. y Townsend Peterson, A. (2006). Evolutionary history of woodpeckers and allies (Aves: Picidae): Placing key taxa on the phylogenetic tree. Molecular Phylogenetics and Evolution 40(2):389-399
  3. Moore, William S.; Weibel, Amy C. y Aguis, Andrea (2006). Mitochondrial DNA phylogeny of the woodpecker genus Veniliornis (Picidae, Picinae) and related genera implies convergent evolution of plumage patterns. Biological Journal of the Linnean Society 87(4):611-624
  4. Melanerpes chrysauchen ha sido dividido en M. chrysauchen y M. pulcher según SACC (2005).
  5. También unido en Dendropicos gabonensis según Dowsett, R.J. y Forbes-Watson, A.D. (1993).
  6. También unido en Mesopicos goertae según Dowsett, R.J. y Forbes-Watson, A.D. (1993).
  7. Es Dendrocopos noguchii según Winkler, H., Kotaka, N., Gamauf, A., Nittinger, F. y Haring, E. (2005) On the phylogenic position of the Okinawa woodpecker (Sapheopipo noguchii). J. Ornithol. 146: 103-110.
  8. Picoides stricklandi ha sido dividido en P. stricklandi y P. arizonae según AOU (2000) Forty-second supplement to the American Ornithologists's Union Check-list of North American Birds. Auk 117: 847-858.
  9. También unida en Campethera bennettii según Dowsett, R.J. y Forbes-Watson, A.D. (1993) Checklist of birds of the Afrotropical and Malagasy regions. Liège, Belgium: Tauraco Press.
  10. Celeus spectabilis ha sido dividido en C. spectabilis y C. obrieni según SACC (2005).
  11. Centro Nacional de Biodiversidad (CeNBio), Cuba Clase Aves. (2 de octubre de 2008) Consultado el 2 de febrero de 2009.

Enlaces externos[editar]

Traducido de la Wikipedia inglesa en:Picinae