Piciformes

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Symbol question.svg
 
Piciformes
Rango temporal: Eoceno-Reciente
Red-bellied Woodpecker-27527-3.jpg
Macho de carpintero de Carolina,
(Melanerpes carolinus)
Taxonomía
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Aves
Orden: Piciformes
Meyer & Wolf, 1810
Familias
Véase el texto
Sinonimia

Galbuliformes Fürbringer, 1888

Las piciformes son un orden de aves neognatas formado por siete familias, en las que se incluyen los pájaros carpinteros (Picidae), los tucanes (Ramphastidae) y otras aves semejantes. En estas familias hay aproximadamente unos 67 géneros y unas 339 especies. Su nombre se deriva de los términos latinos picus (pájaro carpintero) y formes (con forma de).[1]

En general, las piciformes son insectívoras, aunque los tucanes se alimentan principalmente de frutas, mientras que los indicadores comen cera de abeja. La mayoría son zigodáctilas (tienen dos dedos adelante y dos atrás), lo que les sirve de gran ayuda al pasar bastante tiempo en las ramas de los árboles.

Las familias Galbulidae y Bucconidae, antes incluidas entre las piciformes, han sido separadas en el nuevo orden Galbuliformes.[2]

Familias[editar]

  • Familia Lybiidae - barbudos de África (unas 40 especies, segregados recientemente de Capitonidae).
  • Familia Megalaimidae - barbudos de Asia (unas 25 especies, segregados recientemente de Capitonidae).
  • Familia Ramphastidae - tucanes, tucanetes y arasaríes (unas 40 especies).
  • Familia Semnornithidae - barbudos tucanes (2 especies, segregados recientemente de Capitonidae).
  • Familia Capitonidae - barbudos, barbuditos y cabezones de América (unas 15 especies).
  • Familia Miopiconidae (extinta).
  • Familia Picavidae[3]​ (extinta).
  • Familia Picidae - carpinteros, carpinteritos, chupasavias, picamaderos, picatroncos, picos, pitos y torcecuellos (unas 200 especies).
  • Familia Indicatoridae - indicadores (17 especies).

Características[editar]

Los piciformes son pájaros pequeños y robustos. Tienen un cuello corto y una cabeza redondeada. Las formas de los picos de las especies varían ampliamente, desde el pico en forma de plátano de los tucanes hasta el pico en forma de gancho de los mocasines. Las alas son cortas y anchas, pero en algunas especies también largas y afiladas. La cola del pájaro carpintero tiene forma de espátula o abanico. Sus patas son relativamente cortos, los dedos están dispuestos en pares, con el primero y el cuarto apuntando hacia atrás y el segundo y el tercero hacia adelante. Los pájaros tienen un anillo ocular descubierto.[4]

Reproducción[editar]

La capacidad de la mayoría de las aves piciformes para excavar sus propios agujeros de nido es probablemente un factor importante responsable de su éxito. Con tipos de pico relativamente diversos, los jacamares, los frailecillos y los barbos excavan cavidades para anidar, al igual que los pájaros carpinteros de pico más robusto, aunque los primeros utilizan un sustrato más blando, como la tierra o los árboles muertos. Los pájaros carpinteros son los únicos del orden que han capitalizado biológicamente sus adaptaciones para la excavación de nidos, mediante diversas especializaciones adicionales para la anidación (incluso en árboles duros y vivos) y para el forrajeo en la superficie y dentro de la corteza de los árboles. Así, han explotado nichos que no están al alcance de otras aves, lo que explica su éxito en relación con otros miembros del orden.[4]​ Sin embargo, debido a sus hábitos especializados, sólo puede existir un número limitado de tipos de pájaros carpinteros juntos, normalmente no más de cinco a ocho especies (más en algunos ambientes tropicales) que difieren un poco en tamaño y hábitos.

Debido a la naturaleza oculta de la cavidad del nido, el comportamiento de las aves que anidan en agujeros es más difícil de estudiar que el de las especies que construyen nidos expuestos. El comportamiento de anidación de la mayoría de las familias de piciformes debe inferirse a partir de observaciones de unos pocos ejemplares, siendo los pájaros carpinteros el único grupo que ha sido estudiado ampliamente.[5]

Los jacamares suelen ser residentes allí donde se encuentran y anidan en diversas épocas del año según la localidad. Los nidos se excavan en bancos o en colinas empinadas. Ambos sexos excavan con el pico y sacan la tierra con las patas. El túnel es comparativamente corto, normalmente de menos de 1 metro de profundidad. No se coloca ningún revestimiento en la cámara del nido al final del túnel. Ambos sexos incuban tres o cuatro huevos blancos, y la hembra lo hace por la noche. Se sabe que el periodo de incubación de varias especies de jacamares es de 19 a 21 días. [4]​ Las crías son velludas y nacen con los ojos cerrados. Permanecen de 20 a 26 días en el nido antes de marcharse. La mayor parte de la alimentación se compone de grandes insectos traídos a las crías por ambos padres. Los padres no limpian los desechos y la materia fecal de las crías del nido, que se convierte en basura.[5]

Importancia para el ser humano[editar]

La mayoría de los pájaros piciformes consumen insectos, y algunos buscan comida en lugares (dentro de la corteza) a los que no llegan otras aves. Por ello, son valiosos en el control de insectos, ayudando incluso a prevenir la propagación de enfermedades de los árboles, como la enfermedad del olmo holandés, al destruir a los insectos portadores. Los barbudos y los tucanes frugívoros propagan las semillas de ciertos árboles tropicales, que pasan a través de sus cuerpos a distancias alejadas del árbol madre. Los guías de la miel conducen a los humanos, así como a otros mamíferos, a las fuentes de miel. Los coloridos tucanes, barbos y jacamares, e incluso los aburridos pájaros bobos, hacen las delicias tanto de los nativos como de los visitantes de los trópicos. Los pájaros carpinteros son especies conspicuas y a menudo coloridas del bosque, y sus acciones han suscitado durante mucho tiempo el interés y la admiración del hombre: sus visitas invernales a los comederos de suet en el hemisferio norte son esperadas y disfrutadas por millones de espectadores. La excavación de agujeros para anidar y posarse por parte de los pájaros carpinteros y los barbos proporciona hogares a innumerables aves de otras especies, que utilizan los agujeros después de que los excavadores hayan terminado con ellos. Los silvicultores de Europa suelen compensar la falta de agujeros de pájaros carpinteros antiguos que necesitan las valiosas especies insectívoras colocando cajas nido artificiales en sus bosques cultivados.[6]

El consumo de fruta por parte de barbos y tucanes causa a veces daños en las plantas frutales cultivadas, especialmente cerca de pueblos y ciudades. Las escasas especies de chupasangres de Norteamérica y el sur de Asia destruyen ocasionalmente los árboles al crear aberturas por las que pueden entrar agentes patógenos, aunque las heridas en los árboles sanos se curan rápidamente. Los pájaros piciformes que excavan sus nidos suelen elegir árboles muertos o moribundos, pero algunos excavan en árboles vivos o cactus.[6]​ La zona que rodea a la excavación puede quedar sellada por tejido cicatrizado en algunos árboles, especialmente en los cactus, lo que hace que no se produzcan daños pero que disminuya el valor del árbol. Algunos pájaros carpinteros dañan los postes de las vallas y de los servicios públicos, sobre todo en campo abierto, en parcelas bien cuidadas y cerca de bosques cultivados donde los árboles muertos son escasos.

Referencias[editar]

  1. http://www.biodiversidad.gob.mx/publicaciones/versiones_digitales/AvesColomos.pdf
  2. Clements, J. F., T. S. Schulenberg, M. J. Iliff, B.L. Sullivan, C. L. Wood and D. Roberson. 2011. The Clements checklist of birds of the world: Version 6.6. Cornell University Press. Downloadable from Cornell Lab of Ornithology
  3. Gerald Mayr and Růžena Gregorová (2012). «A tiny stem group representative of Pici (Aves, Piciformes) from the early Oligocene of the Czech Republic». Paläontologische Zeitschrift 86 (3): 333-343. doi:10.1007/s12542-012-0133-5. 
  4. a b c Life Histories of North American Woodpeckers Order Piciformes, 1939, Bulletin of the United States National Museum, Volume 174 : pages 1-334 with 39 plates. January 1, 1939. A. C. Bent. Smithsonian Institution, United States National Museum, Government Printing Office, Washington. ASIN B00BXTF3AY
  5. a b The Complete Birds of the World: Every Species Illustrated. Norman Arlott, Ber van Perlo, Jorge R. Rodriguez Mata. (2021) 640 pág, ISBN 0691193924, ISBN 978-0691193922
  6. a b Tim Flach. Birds (2021) 336 páginas. ISBN 1419747614, ISBN 978-1419747618

Bibliografía[editar]

  • Johansson, Ulf S. & Ericson, Per G. P.: Molecular support for a sister group relationship between Pici and Galbulae (Piciformes sensu Wetmore 1960). In: Journal of Avian Biology. 34. 2003, S. 185–197. PDF.
  • Karel Stastny: Vögel Handbuch und Führer der Vögel Europas. Bechtermünz Verlag im Weltbild Verlag GmbH, Augsburg 1997
  • Theo Jahn: Brehms neue Tierenzyklopädie. Verlag Herder KG, Freiburg im Breisgau Sonderausgabe für Prisma Verlag GmbH, Gütersloh 1982, ISBN 3-570-08606-2
  • Gorman, Gerard (2004): Woodpeckers of Europe: A Study of the European Picidae. Bruce Coleman, UK. ISBN 1-872842-05-4.