Phalacrocorax carbo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Symbol question.svg
 
Cormorán grande
Phalacrocorax carbo02.jpg
Estado de conservación
Preocupación menor (LC)
Preocupación menor (UICN 3.1)[1]
Taxonomía
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Aves
Orden: Suliformes
Familia: Phalacrocoracidae
Género: Phalacrocorax
Especie: P. carbo
(Linnaeus, 1758)
[editar datos en Wikidata]

El cormorán grande (Phalacrocorax carbo)[2] es una especie de ave suliforme de la familia Phalacrocoracidae de distribución casi mundial.[3] [4] Habita en Eurasia, África, Australasia y las costas atlánticas de Norteamérica, donde vive en cualquier extensión grande de agua, como lagos, ríos, estuarios y aguas costeras e incluyendo los embalses.

Descripción[editar]

Cormorán grande en Victoria (Australia).

El cormorán grande es un ave negra de gran tamaño con una gran variación de talla entre las subespecies de su amplia área de distribución. Su peso oscila entre 1,5 kg y los 5,3 kg.[5] [6] Los machos suelen ser mayores y más pesados que las hembras, siendo la los de las subespecie nominal (P. c. carbo) un 10% de media que los de la subespecie más pequeña de Europa (P. c. sinensis).[7] La longitud pude variar de los 70 a 102 cm y su envergadura alar oscila entre los 121 y 160 cm.[8] [9] Es considerado el segundo cormorán vivo más grande, después del cormorán mancón, aunque el cormorán japonés está próximo con una talla similar

Tiene una cola bastante larga y una garganta amarillenta. Los adultos lucen manchas blancas en las caderas y la garganta durante la estación de cría. En Europa se puede distinguir de su pariente el cormorán moñudo (Phalacrocorax aristotelis) por su mayor tamaño, constitución más robusta, pico más grueso, y carecer de cresta y cualquier tono verdoso en su plumaje. La cola del cormorán moñudo tiene 12 réctrices, la del cormorán grande 14. El final de la mandíbula inferior del pico acaba antes que el ojo y en el cormorán grande acaba después del ojo. En Norteamérica se distingue del cormorán orejudo (Phalacrocorax auritus) también porque es más grande y pesado y la garganta y el pico de este último tienen un color amarillo más intenso, y carece de las manchas blancas en las caderas. Los cormoranes grandes son aves bastante silenciosas, pero emiten varios tipos de sonidos guturales en sus colonias de cría.

En vuelo.

Al igual que otros cormoranes, tiene un plumaje poco impermeable, por lo que extiende sus alas para secarse. Vuela aleteando de forma estable, con algunos planeos ocasionales. Es característica su silueta de vuelo en forma de aspa. A menudo lo hace en fila o en formación.

Cuando cría, ostenta manchas blancas en los flancos y la cabeza y un lustre brillante en su plumaje oscuro. El tono es más bien parduzco en juveniles e inmaturos, con las partes inferiores claras.

Es un animal gregario que suele formar concentraciones, en ocasiones bastante grandes, en dormideros y zonas de descanso. Duermen y ponen sus puestas en árboles. Pueden llegar a dañarlos tanto por sobrepeso como por la gran cantidad de excrementos que se van depositando, ya que son corrosivos.

Taxonomía[editar]

Ilustración de un cormorán grande en Nederlandsche Vogelen (Aves de los Países Bajos), Vol. 1 (1770).

El cormorán grande se clasifica en el género Phalacrocorax, perteneciente a la familia de los cormoranes, Phalacrocoracidae. Los cormoranes forman parte del orden Suliformes, como una de sus cuatro familias, junto a Sulidae (alcatraces y piqueros), Fregatidae (fragatas) y Anhingidae (añingas).[10] Los suliformes son aves acuáticas pescadoras que hasta 2010 se clasificaban en Pelecaniformes.[11] [3]

El cormorán grande fue una de las muchas aves descritas científicamente por Carlos Linneo en su obra Systema naturæ de 1758,[12] [13] con el nombre de Pelecanus carbo.[12] En 1760 fue trasladado como especie tipo al género Phalacrocorax, creado por el zoólogo francés Mathurin Jacques Brisson. Se reconocen cinco subespecies de cormorán grande:[10]

El cormorán cuelliblanco, que habita en las costas del África subsahariana, anteriormente se consideraba otra subespecie de cormorán grande pero ahora se considera una especie separada.

Su nombre científico es de etimología griega y latina. Su género es la combinación de los términos griegos phalakros «calvo» y korax «cuervo», mientras que en latín carbo significa «carbón»,[14] en referencia a su color negro. En cambio, su nombre común, cormorán, proviene del latín corvus marinus (cuervo marino).[15]

Comportamiento[editar]

Cormorán tragando una anguila.

Los cormoranes grandes anidan principalmente en la costa, anidando en los acantilados o los árboles (que en ocasiones matan con sus deposiciones), pero también se reproducen en humedales del interior. Suelen poner tres o cuatro huevos en un nido hecho con algas y ramas.

Eminentemente piscívoro, se alimenta de un amplio abanico de especies, entre ellas las anguilas, que ocupan una parte considerable en su dieta en áreas donde está presente. Nada con su cuerpo sobresaliendo poco del agua, atisbando con frecuencia bajo la superficie para localizar peces. Depreda sobre las especies más nadadoras y diurnas, a las que persigue nadando o, más frecuentemente, buceando. Puede bucear a profundidades considerables, pero no suele alejarse de la costa. Permanece sumergido una media de 20-30 segundos. Devora sus capturas en la superficie. A veces cooperan varios individuos para acorralar conjuntamente a sus presas.

Distribución y hábitat[editar]

Con frecuencia usan las construcciones en el agua como posaderos y atalayas de pesca.

Es una especie muy común y extendida, que habita en Eurasia, África, Oceanía, Groenlandia y la costa este de América del norte. Se alimenta en el mar y en los estuarios fluviales, en lagos de agua dulce y ríos, y también en los embalses. Los cormoranes más norteños emigran al sur en invierno, asentándose en cualquier lugar en el que dispongan de comida en abundancia.

Relación con los humanos[editar]

Muchos pescadores consideran a los cormoranes grandes competidores por la pesca. Por ello en el pasado fueron cazados casi hasta la extinción. Gracias a los esfuerzos conservacionistas su número se ha incrementado. Actualmente hay unos 1,2 millones de ejemplares adultos en Europa (según los recuentos de invierno, los recuentos de finales del verano mostrarían cantidades mayores).[16] Su población creciente de nuevo hace que el cormorán entre en conflicto con los pescadores y las piscifactorías.[17] [18]

Por el contrario en oriente los cormoranes grandes son colaboradores tradicionales de los pescadores, ya que en China, Japón y el sudeste asiático se practica la pesca con cormorán. Consiste en atar una tira de cuero alrededor del cuello de los cormoranes amaestrados, lo bastante apretadas para impedirles engullir a sus presas y los llevan en sus embarcaciones. Los cormoranes se sueltan, y así los cormoranes pueden atrapar peces pero no pueden tragárselos, y de esta forma los pescadores pueden retirarles los peces obligándoles a abrir el pico, lo que activa su reflejo de regurgitar los peces.

En Noruega tradicionalmente los cormoranes son un ave cinegética. Cada año se matan a tiros unos 10.000 cormoranes que luego se comen.[19] En cambio, en el norte de Noruega los cormoranes eran considerados semisagrados. Se creía que daba buena suerte que hubiera cormoranes cerca de los pueblos. Una antigua leyenda dice que la gente que moría en el mar, y cuyos cadáveres nunca se recuperaban, pasaban la eternidad en la isla de Utrøst (que solo en ocasiones podía ser encontrada por los mortales). Los habitantes de Utrøst solo podían visitar sus hogares en forma de cormorán.

Referencias[editar]

  1. BirdLife International (2012). «Phalacrocorax carbo». Lista Roja de especies amenazadas de la UICN 2015.4 (en inglés). Consultado el 17 de abril de 2016. 
  2. Bernis, F; De Juana, E; Del Hoyo, J; Fernández-Cruz, M; Ferrer, X; Sáez-Royuela, R; Sargatal, J (1994). «Nombres en castellano de las aves del mundo recomendados por la Sociedad Española de Ornitología (Primera parte: Struthioniformes-Anseriformes)». Ardeola. Handbook of the Birds of the World (Madrid: SEO/BirdLife) 41 (1): 79-89. ISSN 0570-7358. Consultado el 17 de abril de 2016. 
  3. a b Clements, J. F., T. S. Schulenberg, M. J. Iliff, D. Roberson, T. A. Fredericks, B. L. Sullivan & C. L. Wood (2015). «The eBird/Clements checklist of birds of the world: v2015». Disponible para descarga. The Cornell Lab of Ornithology. 
  4. Peterson, A. P. 2010. Birds of the World -- current valid scientific avian names. Consultado en febrero de 2011.
  5. Ribak, Gal; Weihs, Daniel; Arad, Zeev (2005). «Water retention in the plumage of diving great cormorants Phalacrocorax carbo sinensis». Journal of Avian Biology 36 (2): 89. doi:10.1111/j.0908-8857.2005.03499.x. 
  6. «Cormorant». The Canadian Encyclopedia. Consultado el 21 de agosto de 2012. 
  7. Koffijberg, K.; Van Eerden, M.R. (1995). «Sexual dimorphism in the cormorant Phalacrocorax carbo sinensis: possible implications for differences in structural size». Ardea 83: 37-46. 
  8. Hatch, Jeremy J.; Brown, Kevin M.; Hogan, Geoffrey G.; Morris, Ralph D. (2000). «Great Cormorant (Phalacrocorax carbo)». En Poole, A. The Birds of North America Online. Ithaca: Cornell Lab of Ornithology. doi:10.2173/bna.553. 
  9. Stevenson, Terry; Fanshawe, John (2001). Field Guide to the Birds of East Africa: Kenya, Tanzania, Uganda, Rwanda, Burundi. Elsevier Science. ISBN 978-0-85661-079-0. 
  10. a b Frank Gill y David Donsker. Hamerkop, Shoebill, pelicans, boobies & cormorants. IOC World Bird List versión 6.1.
  11. Jarvis, E.D. et al. (2014) Whole-genome analyses resolve early branches in the tree of life of modern birds. Science, 346(6215):1320-1331. DOI: 10.1126/science.1253451
  12. a b Linnaeus, Carl (1758). Systema naturæ per regna tria naturae, secundum classes, ordines, genera, species, cum characteribus, differentiis, synonymis, locis. Tomus I. Editio decima, reformata (en latín). Estocolomo: Laurentius Salvius. p. 133. 
  13. Peterson, A. P. «Suliformes. Birds of the World» (en inglés). Archivado desde el original el 20 de junio de 2015. Consultado el 17 de abril de 2016. 
  14. Jobling, James A. (2010). The Helm Dictionary of Scientific Bird Names. London: Christopher Helm. p. 90, 301. ISBN 978-1-4081-2501-4.
  15. Etimología de Cormorán
  16. «Cormorants in the western Palearctic, Distribution and numbers on a wider European scale». Wetland International Cormorant Research Group. Archivado desde el original el 7 de julio de 2011. 
  17. «Workshop on a European Cormorant management Plan, 20–21 November 2007». EIFAC, European Inland Fisheries Advisory Commission. 
  18. «European Parliament resolution». 4 de diciembre de 2008. «on the adoption of a European Cormorant Management Plan to minimise the increasing impact of cormorants on fish stocks, fishing and aquaculture». 
  19. «Reducing the conflict between Cormorants and fisheries on a pan-European scale». Final Report. REDCAFE. p. 12. «Around 10,000 adult Cormorants (of the ‘Atlantic’ carbo race) are hunted legally as game in Norway outside the breeding season.» 

Bibliografía[editar]

  • Sibley, C. G., & Monroe, B. L. (1990). Distribution and taxonomy of birds of the world. New Haven CT: Yale University Press.
  • Ian Sinclair, Phil Hockey and Warwick Tarboton, SASOL Birds of Southern Africa (Struik 2002) ISBN 1-86872-721-1.
  • Emma Guinart, Ricard Gutiérrez y Jordi Ruiz-Olmo, El cormorán grande en Europa. Crónica de un conflicto anunciado, Cuaderno 218 de la revista Quercus, abril de 2004, ISSN 0212-0054.

Enlaces externos[editar]