Petrona Viera

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Petrona Viera Garino
Petrona viera.jpg
Petrona Viera
Nacimiento 24 de marzo de 1895
Montevideo
Fallecimiento 4 de octubre de 1960, 65 años
Montevideo
Nacionalidad Flag of Uruguay.svg Uruguaya
Área Pintura
Movimientos Planismo
[editar datos en Wikidata]

Maria Petrona Viera Garino (Montevideo, 24 de marzo de 1890 - idem. 4 de octubre de 1960) fue una pintora uruguaya reconocida por su talento al movimiento planista y por ser una de las primeras mujeres en la escena de la plástica Argentina.[1]

Biografía[editar]

Hija de Feliciano Viera y Carmen Garino, sufrió a los dos años una meningitis que la dejó sordomuda, aprendió desde pequeña con una maestra especializada a leer los labios y hacerse entender por señas. Sus padres entendieron que la enseñanza era fundamental, por lo que contrataron a una maestra francesa especializada en niños sordomudos, Madame Madeleine Larnaudie, quien se encargó de educar a la niña para que lograse comunicarse con su entorno.[2]

Atentos a sus intereses artísticos, sus padres le propusieron estudiar dibujo y pintura. Cuando tenía aproximadamente veinte años comenzó a recibir clases privadas de pintura en su casa con el maestro catalán Vicente Puig. Desde 1922 Guillermo Laborde fue su maestro y consejero, cuyas enseñanzas la afiliaron a la corriente planista. En 1926 realizó su primera exposición individual en Galería Maveroff.[3]

El Planismo se puede ver desde dos puntos de vista una de ellos es: un movimiento artístico caracterizado por destruir la tridimensionalidad, recurriendo a imágenes bidimensionales situadas en planos superpuestos o caracterizado por un tratamiento plano de los colores, una paleta luminosa dominada más por matices que por colores primarios, y una perspectiva soslayada, lo que genera que los motivos parecen encontrarse prácticamente en un mismo plano. En el período comprendido entre 1920 y 1930 varios artistas uruguayos como José Cuneo Perinetti, Carmelo de Arzadun y Alfredo De Simone, entre otros, realizaron obras planistas.[4] Los temas de Petrona Viera, sin embargo, son distintos a los típicos de los planistas, ya que prefirió pintar escenas cotidianas por ejemplo: de su casa, de niños jugando y estudiando, de los sirvientes, del trabajo de sus hermanas con el tejido. Con el correr de los años, comenzó a pintar paisajes, en los que los planistas se destacan mucho más. En 1923 comenzó a exponer en Montevideo y después en el exterior.

Niñas, óleo sobre lienzo, 114 x 105 cm (sin fecha), MNAV.

Una pintora mujer[editar]

Petrona pintaba las formas, no los detalles de las figuras como ser los rasgos de un rostro o los dedos de una mano. Buscaba que la figura fuera una forma de color y que quedara recortada por los bordes, sin describirlas con precisión. Sus obras tienen los rasgos típicos de esa corriente planista que floreció en Uruguay a comienzos del siglo XX donde las formas son claras, los contornos determinados, las estructuras planas y la paleta luminosa, con colores puros. Se dice que su arte es íntimo y subjetivo, porque nos cuenta la forma en que ella ve y siente esos retazos o pedacitos de su vida. Su familia creía que sus pinturas eran una forma distinta de hablar, una forma de expresar lo que Petrona no podía decir con su voz.

Referencias[editar]

  1. Museo Nacional de Artes Visuales. «Petrona Viera (1895-1960)». Consultado el 15 de enero de 2013. 
  2. Cultura Sorda (julio de 2007). «Petrona Viera» (pdf). Consultado el 15 de enero de 2015. 
  3. Juan Andrés Nopitsch. «Petrona Viera: la primer artista profesional uruguaya». 
  4. José Pedro Argul (1975). Proceso de las artes plásticas en Uruguay (3ra. edición). Ed. Barreiro y Ramos. 

Enlaces externos[editar]