Pesca al cerco

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Pesca al cerco.
Embarcación de pesca de cerco A Gaveira en Vivero.

La pesca de cerco consiste, como su nombre indica, en cercar al pez (sardina, anchoveta, jurel y caballa principalmente), ubicando el cardumen o banco de peces, determinando rumbo y velocidad, y procediendo luego a cercarlo, soltando la red con la panga (lancha pequeña de gran motor), haciendo un círculo alrededor del cardumen para luego cercarlo con ayuda de la panga, seguidamente se cierra el fondo de la red capturando la pesca. Se utiliza una gran red de 250 a 1000 metros de longitud y unos 50 de ancho, que flota y al pasar los peces se cierra.

Redes de cerco y redes de copo[editar]

Las redes de cerco se utilizan para la captura de peces cuya costumbre es nadar formando densos cardúmenes o bancos de peces, ya sea en la superficie o a media agua, es decir, pelágicos, como la anchoveta, la sardina, el atún, el bonito, la caballa y el jurel. En un principio, estas especies (y en algunos lugares todavía) eran capturadas mediante artes de enmalle, sardinales y trasmallos; sin embargo, las artes verdaderamente eficaces para esta clase de pesca son las redes de cerco, por las que se han ido sustituyendo.

Pesquero de cerco catalán, según la zona los barcos están equipados y con distribuciones diferentes pero realizan la misma maniobra. Siempre se busca la comodidad de la maniobra.

Zonas de pesca[editar]

Normalmente, la práctica de este tipo de pesca no suele llevar siempre a la misma zona, el movimiento de los bancos de peces hace mover también al pescador. Es decir, a diferencia de otro tipo de pescas que se basan en buscar un tipo de fondo o zona de pesca, la traiña o el barco de cerco suele buscar mediante sus aparatos de detección los bancos de peces por tal de cercarlos. Según la especie deseada de capturar se suele trabajar en diferentes profundidades: pescados como la anchoa, la sardina, el jurel, la caballa van buscando alimento y se pueden encontrar en muy pocos metros de profundidad o en mucha agua. Normalmente, en invierno se suele trabajar más cerca de la costa ya que el mal tiempo condiciona la mar. Otro tipo de pescado que captura este arte, es el pescado blanco, pero esto ya es más inusual. Se pueden capturar especies como la breca, la dorada, la lubina, la oblada, pero este tipo de especies siempre suele estar en zonas de fondo rocoso y esto dificulta su captura.

Pesquero cántabro, la modernización de los barcos, ayuda a los pescadores a trabajar con más comodidad en un mar movido como el Cantábrico.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]