Personal shopper

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

La definición literal de personal shopper es "comprador personal". Inicialmente, el personal shopper es una persona que ayuda a sus clientes a elegir y comprar objetos de diverso tipo (decoración, regalos, etc.). El personal shopper puede acompañar a los clientes a las tiendas estableciendo rutas de compra personalizadas o comprar los objetos por su cuenta si el cliente no dispone del tiempo suficiente.

Pero además, en los últimos años, su labor va mucho más allá ya que desempeña también funciones de asesor o estilista para determinadas ocasiones. En la actualidad, el personal shopper se encarga de la imagen global del cliente.[1]

Esta profesión nació en Nueva York en los años 80 para ayudar a aquellas personas a las que su apretada agenda les impedía realizar determinadas compras. Actualmente, se ha extendido a las principales ciudades del mundo occidental. Los clientes son por lo general personas acomodadas o que gravitan en torno al mundo de la moda o del espectáculo con poco tiempo a su disposición. También es habitual que las grandes boutiques y grandes almacenes pongan a disposición del cliente personal shoppers que les orientarán sobre las prendas a comprar en función.

Características[editar]

Las principales características que debe poseer esta profesión son:

  • Tener cultura
  • Disponer de buenos modales
  • Gusto refinado
  • Confidencialidad
  • Capacidad de escucha y diplomacia
  • Formación en asesoramiento de imagen personal
  • Formación y experiencia sobre patronaje y confección de prendas de vestir
  • Saber relacionarse con personas.
  • Conocer bien los comercios de la ciudad en los que se va a realizar la compra

Las funciones del personal shopper son:

  • Estar siempre al tanto de las tendencias más actuales
  • Identificar los deseos o necesidades del cliente
  • Realizar un análisis de la morfología del cliente y colores personales, para hacer una correcta recomendación de peluquería, moda o maquillaje
  • Gestionar las compras y contratación de servicios al mejor precio posible

Existen agencias de personal shopper en las que poder apoyarse para obtener un servicio de calidad e incluso se pueden realizar cursos de especialización para comenzar esta profesión.[1]

Personal shopper on line[editar]

El trabajo de un personal shopper on line consiste en buscar objetos en internet de acuerdo a los requerimientos de su cliente. Ya sea por falta de tiempo o conocimiento sobre lo que desea comprar. Se puede solicitar una compra en el país donde reside o en el exterior. Un comprador personal en línea es típicamente independiente sin embargo algunos son empleados por sitios web imparciales que ofrecen consejo de compras on line. Los servicios personales en línea comienzan típicamente con una petición o una pregunta del cliente sobre el artículo, el producto o el servicio que están buscando. Por lo general, requieren a los clientes pagar por la información proporcionada. Después de que el comprador personal en línea haya localizado el artículo o los artículos según las necesidades del cliente, lo notifican al cliente que finalmente será el beneficiado.

Personal shopper y asesor de imagen[editar]

Los personal shopper profesionales, por su formación, deben tener conocimientos sobre estética y tendencias, por lo que es habitual que complementen la labor de compras con un asesoramiento sobre la imagen realizando una labor de consultoría sobre el peinado, postura, color y otros aspectos. Hay muchas empresas que combinan ambas labores, la de personal shopper y asesor de imagen.[2]

Personal shopper tecnológico[editar]

Su trabajo consiste en analizar las necesidades profesionales (agenda, tareas, correos, smartphones, portátiles, etc.) o personales (ordenadores para juegos, televisiones, reproductores de música, etc.) de sus clientes en cuanto a tecnología y asesorarles en las compras tanto de hardware como de software su realización.[2]

Personal shopper inmobiliario[editar]

Es un asesor inmobiliario que conoce las necesidades y motivaciones de su cliente, comprador o inversor, y lo acompaña de una forma integral en la adquisición de cualquier activo inmobiliario. También conocido como PSI, se encarga de la búsqueda del inmueble que se ajusta a las necesidades de su cliente, asegurando una compra fácil, segura y cómoda. El personal shopper inmobiliario ofrece una gran ayuda para aquellos clientes que desean comprar un activo inmobiliario fuera de su país, de este modo se convierte en sus ojos allí donde desea comprar, y además le ofrece un asesoramiento completo, no solo por elegir el inmueble que más se ajuste a sus necesidades y al mejor precio sino por ayudar en la obtención de toda la documentación necesaria para la compra de dicho inmueble. El origen de esta nueva figura comercial nace en EE UU con los agentes denominados Exclusive Buyer Agent.[3]

Sus servicios se caracterizan por realizar una entrevista para conocer las motivaciones y necesidades de su cliente, visitar por él las viviendas seleccionadas, elaborar los informes de esos inmuebles, y acompañarlo de una forma integral en la adquisición de cualquier activo inmobiliario. El personal shopper inmobiliario ofrece una gran ayuda para aquellos clientes que desean comprar un activo inmobiliario fuera de su país, de este modo se convierte en sus ojos allí donde desea comprar, y además le ofrece un asesoramiento completo, no solo por elegir el inmueble que más se ajuste a sus necesidades y al mejor precio sino por ayudar en la obtención de toda la documentación necesaria para la compra de dicho inmueble. Según Enric Jiménez, presidente y fundador de la Asociación Española de Personal Shopper Inmobiliario (AEPSI), “un personal shopper inmobiliario puede conseguir una reducción en el precio de una venta o alquiler de entre un 5% y un 12%“, lo que trae consigo que compradores e inversores lo vean como una opción ventajosa para comprar o alquilar una vivienda.[4]

El origen de esta nueva figura comercial nace en EE.UU. con los agentes denominados Exclusive Buyer Agent.[3]

En el año 2017 este modelo de negocio, también conocido como "comprador personal inmobiliario", se implementó en Chile, para competir con los corredores de propiedades tradicionales y satisfacer las necesidades de las personas y empresas que quieren comprar inmuebles para inversión y uso propio. En 2018 se creó la primera franquicia de personal shopper Inmobiliarios en España a nivel nacional a través de una joint venture entre dos empresas líderes del sector.[5][6]

En relación al tiempo que los clientes, se calcula que pueden ahorrar el 70% de las visitas que harían con una corredora de propiedades tradicional. Los PSI buscan además entre toda la oferta del mercado inmobiliario, entregando informes técnicos, financieros y legales. Respecto a los conflictos de intereses, los clientes se podrían ahorrar estos problemas ya que el comprador personal inmobiliario está posicionado única- y exclusivamente a favor del comprador.[7]

Referencias[editar]

  1. a b "Personal Shopper" 20 Minutos
  2. a b «La profesión de "personal shopper" está de moda y se especializa en todo tipo de campo». Antena3.com. Consultado el 10 de noviembre de 2017. 
  3. a b Letón, Sandra López (2 de noviembre de 2015). «El ‘personal shopper’ inmobiliario gana clientes». EL PAÍS. Consultado el 10 de noviembre de 2017. 
  4. Mundi, Carolina (23 de mayo de 2017). «El ‘boom’ del personal shopper inmobiliario: se multiplicará por 10 en los próximos dos años». OK Diario. p. versión online. Consultado el 15 de febrero de 2018. 
  5. «Nace la franquicia Property Buyers by SOMRIE». Revista Emprendedores. 5 de febrero de 2018. Consultado el 15 de febrero de 2018. 
  6. Calatrava, Mabel (9 de febrero de 2018). «Joint venture para crear la primera franquicia de personal shopper inmobiliario nacional». Capital Radio. Consultado el 14 de febrero de 2018. 
  7. «¿Qué es y de dónde viene el Personal Shopper Inmobiliario?». InmoDiario. Consultado el 17 de enero de 2018.