Perros de agua

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Perro de aguas»)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Los perros de agua o turco andaluz, su nombre varia en dependencia de la zona geográfica. Así, es conocido en el Sur de España con los nombres de turco “andaluz”, “laneto”, “perro de lanas”, “lanudo” y “patero”.[1]​ Son un grupo de razas caninas caracterizadas por ser de tamaño mediano y tener el pelo de consistencia lanosa y rizado. Son perros bastante corpulentos, en parte también por la densidad de su pelaje. Suelen medir entre 40 y 50 cm, y debajo de ese manto rizado se esconde un cuerpo fuerte, compacto y atlético. No se recomienda afeitar a este tipo de perros, pero sí recortarle el pelo, sobre todo en los meses de calor. [2]​ Pierde muy poco pelo, por lo que su mantenimiento es fácil y el manto le protege de las condiciones climáticas. Puede presentar los más variados colores, del blanco al negro, pasando por el marrón (claro y oscuro), tanto unicolor como bicolor a manchas. Como curiosidad, cuando nacen suelen presentar unos colores, pero estos pueden ir cambiando según crecen. [2]​ Se suelen utilizar para el cobro de aves en zonas pantanosas y marinas. Es un perro de trabajo versátil con instintos para el pastoreo, la caza y la guarda. Demuestra una inteligencia asombrosa y un carácter bien equilibrado. [3]

Según la clasificación de la Federación Cinológica Internacional, los perros de agua están incluidos en el Grupo VIII, sección 3ª.

La raza Caniche o Poodle, a pesar de estar incluida en el Grupo IX (Perros de compañía), sección segunda, es un perro de agua, tanto por su características físicas como por el uso que tuvo en el pasado y para el que fue seleccionada.

Historia[editar]

Los orígenes del Perro de Agua Español no se conocen con certeza; sin embargo, existen dos teorías que parecen dar respuesta a su posible procedencia.

Los hay que afirman que la raza hizo su entrada en España gracias a los barcos turcos que llegaban a nuestras costas por el comercio de ganado, entre finales del siglo XVII y principios del XIX. Puede que como consecuencia, la raza también sea conocida como “Turco”, en honor a sus orígenes.

Otras teorías postulan que llegó a Al-Andalus durante la invasión islámica de la Península Ibérica, para luego continuar su extensión hacia Europa Occidental.

Gracias a su capacidad para adaptarse a todo tipo de ambientes y su fortaleza, demostró ser el perro idóneo para el trabajo en las montañas en Cádiz y los montes de Málaga. A su vez, la destreza para manejarse en el agua le hizo especialmente útil para el remolque de los barcos a la costa en los numerosos puertos de Al-Andalus.

Su extensión por la Península, le hizo llegar hasta Extremadura (donde adoptó la denominación de “Churrino”) e incluso, el norte de España. Allí, continuó con las labores antes mencionadas, además de colaborar con los pescadores en el manejo de las redes.

Con respecto a su consideración en registros oficiales, en 1982 la Real Sociedad Canina de España abrió el primer registro de la raza, y más adelante, en 1999 fue aceptada por la Federación Cinológica Internacional (FCI).

La importancia de esta raza es tal, que incluso se cree que pueda ser origen de una gran variedad de sub-razas de perros de agua europeos. [4]

Salud[editar]

A pesar de la fortaleza de la raza, el PDAE es propenso a padecer algunas enfermedades como la displasia de cadera, la enfermedad del almacenamiento o algunas afecciones oculares como la atrofia progresiva de retina, la displasia ocular o las cataratas.

Además, dado el crecimiento del pelo de los canales auditivos, puede sufrir diversas infecciones en los mismos.[4]

La correcta higiene bucodental de tu perro es el siguiente aspecto que incide en su salud. Resulta sorprendente descubrir la cantidad de enfermedades que podemos asociar a un mantenimiento incorrecto de su boca.

El primer síntoma que debes observar es la aparición de sarro en su dentadura. Prevenirlo pasa por acostumbrar a tu perro de agua desde cachorro al cepillado periódico de dientes, un hábito que no suele ser de su agrado pero que asume mejor si ha sido una constante en su vida.

Una óptima limpieza bucal hará que tu perro no sufra dolencias del estilo de la enfermedad periodontal que de no ser atajada a tiempo, puede destruir el sostén del diente, es decir el hueso alveolar, lo que daría lugar a la pérdida del diente y, por si esto fuera poco, a la debilidad mandibular que a veces desemboca hasta en fracturas.

Además, los especialistas advierten que el cepillado dental es muy importante en la medida que habría una relación entre el grado de suciedad de la boca y determinados problemas renales, cardíacos y hepáticos.[5]

Si quieres que el cuerpo de tu perro de agua lo agradezca, aliméntalo correctamente. Los canes de una cierta envergadura necesitan de una alimentación que cubra todas sus necesidades nutricionales. Ofrécele a tu PDAE un pienso seco de calidad rico en vitaminas, idóneo para razas tan activas como la suya.[5]

Curiosidades[editar]

Se suele llevar bastante bien con otros animales, aunque con las personas desconocidas puede ser desconfiado. Sin embargo, no es agresivo.Es obediente y no dará ningún problema durante su educación, ya que además es listo y despierto, por lo que aprenderá las órdenes con facilidad. [2]

El perro de agua español es un perro atlético, junto con su naturaleza entusiasta y dura, que le permiten ejercer un gran número de tareas diarias. Se trata también de un perro obediente, activo, valiente y equilibrado. Este perro tiene unos instintos de guarda y caza bien desarrollados por lo que pueden ser utilizados y entrenados como perro guardián y protector de la casa. La socialización desde cachorro también le permite al perro de agua español cohabitar con niños pequeños. [6]

El perro de agua español tiene una longevidad relativamente buena alcanzando a ser de 10 a 14 años.[6]

Es un animal que necesita un nivel de actividad alto, debería salir a la calle entre 3 y 4 veces al día y una de ellas tiene que estar dedicada a jugar para que el asocie de forma natural la actividad a una hora del día y no nos encontremos a la hora de dormir con un perro hiperactivo.[7]

Su carácter juguetón y alegre es otro de los grandes puntos a su favor, si lo adoptas con la finalidad de que sea únicamente perro de compañía. Eso sí, antes de tomar esa decisión piensa que este perro precisa desarrollar bastante actividad física en el exterior si no quieres que pierda buena parte de su encanto, volviéndose perezoso y poco constante, dado el aburrimiento al que da lugar el inconveniente sedentarismo. Siempre que lo mantengas activo, el perro de aguas va a mostrarse como un compañero gratificante y alegre.[5]

Como casi todos los perros de trabajo, se convierta en “perro de un solo dueño”, es decir que sienta fijación por uno de los integrantes del núcleo familiar en concreto, al que considerará su “jefe” y de quién acatará las órdenes.[5]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «Perros de agua español. Cachorros de pdae. Perros de agua en Malaga. | Perros de Agua Del Rabadán». Consultado el 19 de mayo de 2019. 
  2. a b c Rotaeche, Alaia (22 de febrero de 2018). «15 curiosidades sorprendentes del perro de agua español - Origen andaluz». MuyMascotas.es. Consultado el 19 de mayo de 2019. 
  3. «Perro de agua español: consejos, cuidados y características | Kiwoko». www.kiwoko.com. Consultado el 19 de mayo de 2019. 
  4. a b «La Guía Definitiva del Perro de Agua | Terránea®». Terránea. Consultado el 19 de mayo de 2019. 
  5. a b c d «Perro de Agua Español - Características y Cuidados【2019】». Petyzoo. 12 de diciembre de 2017. Consultado el 23 de mayo de 2019. 
  6. a b Libreros, Angie (31 de agosto de 2017). «Aquí hablamos acerca del Perro de agua español, sus cuidados, características y curiosidades». Notas de Mascotas. Consultado el 19 de mayo de 2019. 
  7. www.petjiltonclub.com https://www.petjiltonclub.com/es/actualidad/guia-practica-sobre-los-perros-de-agua/n-20 |url= sin título (ayuda). Consultado el 23 de mayo de 2019. 

Enlaces externos[editar]