Perla de éter

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Perlas de éter»)
Saltar a: navegación, búsqueda

Las perlas de éter son cápsulas de gelatina blanda, comúnmente en forma de perla (o completamente redonda), en cuyo interior contienen una pequeña porción de éter etílico.

=

Uso[editar]

En algún momento se utilizaron como sustancia de dopaje en atletas de alto rendimento. En México son consideradas como medicamento con denominación distintiva por la Cofepris. A continuación se desarrolla en forma enunciativa sus usos:

  • Como tratamiento auxiliar en los accesos de asma, ya que los detenía instantáneamente después de su ingesta.
  • Dolores provocados por aire tanto en espalda, estómago, pecho y oídos.
  • Como auxiliar en tratamientos de geles reductivos y anticelulíticos.
  • Para rituales de atracción y repelente de brujas.
  • Como auxiliar en alteraciones del pulso.
  • Para anestésico local en la realización de los hoyos de las orejas o de otras partes del cuerpo.
  • Para tratamiento de la flacidez postparto.
  • Para matar bichos que se hayan metido en los oídos.
  • Para mantener la erección del pene al aplicar las perlas en el glande.
  • Para absorber la humedad y malos olores de cajones y armarios.
  • Como catilizador del gas para globos aerostáticos de recreación.

Fragmentos de otros usos[editar]

Los vómitos y el hipo, cuando han sido pertinentes, han sido combatidos con buen éxito por los vejigatorios en la región epigástrica, curados con morfina, y las perlas de éter. Habana, Diciembre 8 de 1867. — Ldo. Juan M. Bahé. — Dr. Gabriel María Garda.

...si se presentan signos de congestión cerebral es conveniente aplicar sanguijuelas detrás de las orejas. Si la reacción es incompleta y ofrece alternativas de aparecer y desaparecer, las perlas de éter son eficacísimas para regularizarla.

Comercialización[editar]

Actualmente las perlas de éter se encuentran en farmacias, droguerías y tiendas naturistas, donde normalmente se venden en sobres con tres perlas cada uno. En México es común encontrarlas, al igual que en Guatemala y Honduras. En países como Colombia, Venezuela y Perú se conocen las perlas de éter, pero ya no existe su comercalización. En Estados Unidos se pueden conseguir en farmacias donde haya proveedores latinos, sobre todo de productos de México.