Perdida (novela)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Perdida
de Gillian Flynn Ver y modificar los datos en Wikidata
Género Novela Ver y modificar los datos en Wikidata
Subgénero Ficción Ver y modificar los datos en Wikidata
Edición original en inglés Ver y modificar los datos en Wikidata
Título original Gone Girl Ver y modificar los datos en Wikidata
Editorial Crown Publishing Group
País Estados Unidos Ver y modificar los datos en Wikidata
Fecha de publicación
Formato Impreso
Páginas 419

Perdida es una novela de 2012 escrita por la autora estadounidense Gillian Flynn. La obra narra la desaparición de la esposa de Nick Dunne y como las sospechas de que se haya cometido un crimen recaen sobre él.

Una adaptación cinematográfica de la novela dirigida por David Fincher y protagonizada por Ben Affleck y Rosamund Pike fue estrenada en octubre de 2014.

Resumen del argumento[editar]

La novela narra la historia del matrimonio entre Nick y Amy Dunne, el cual está a punto de colapsar por varias razones. La primera parte del libro es narrada en primera persona por Nick y Amy alternativamente. La perspectiva de Nick es desde el presente y describe a Amy como una persona antisocial y terca, mientras que la perspectiva de Amy, narrada a través de un diario personal, es desde el pasado y muestra a un Nick más agresivo del que aparece en su versión.

Nick y Amy pierden sus trabajos como escritor en una revista para hombres y escritora de tests para revistas debido a la crisis financiera de 2008, por lo que la pareja decide mudarse de Nueva York a la ciudad de origen de Nick, North Carthage (Misuri) en parte para velar por su madre que está enferma de cáncer terminal. Allí, Nick abre un bar junto con su hermana melliza Margo usando dinero del fondo fiduciario de su esposa y, aunque el bar les permite tener una vida decente, el matrimonio de los Dunne se vuelve cada vez más disfuncional ya que Amy amaba su vida en Nueva York y odia la casa lujosa en la que ella y Nick viven.

El día de su quinto aniversario de matrimonio, Amy desaparece y Nick se convierte en el principal sospechoso debido al hecho de que el bar es financiado por dinero de ella, poco antes se había aumentado el monto del seguro de vida y principalmente porque aparece apático, sonriendo a las cámaras en momentos en los que no debería. La policía encuentra cajas de pornografía y otros ítems lujosos que él había negado comprar en una bodega en el jardín trasero de la casa de Margo.

En la segunda parte de la novela, se descubre que ambos son narradores no fiables, ya que Nick ha escondido que tiene un amorío con una veinteañera y Amy está viva y escondiéndose; tratando de que culpen a Nick por su «asesinato». Se revela que el diario que aparece en la primera parte es falso y que ella lo escribió para que la policía tenga más evidencia en contra de Nick, quien descubre el engaño pero no tiene forma de probárselo a la policía.

Mientras tanto, Amy se esconde en un hotel en la meseta de Ozark, al sur de Misuri, en donde hace amistad con otros dos inquilinos. Sin embargo, estos le roban todo su dinero, por lo que se ve obligada a recurrir a su primer novio, Desi, un millonario que estuvo obsesionado con ella. Él acepta esconderla en una de sus mansiones, pero pronto Amy se empieza a sentir atrapada ya que Desi se vuelve sumamente posesivo. Mientras Nick aparece en varios medios, y a través de mensajes ocultos trata de convencerla de que vuelva haciéndola creer que todavía la ama. Amy asesina a Desi y regresa a North Carthage diciendo que la había secuestrado. A pesar de que sabe que está mintiendo, Nick no la puede abandonar porque no tiene evidencia de sus crímenes, mientras que Amy lo obliga a aparentar que la ama, con la esperanza de que algún día la ame de la manera que ella desea. Amy empieza a escribir una memoria relatando lo que le sucedió en su «cautividad», mientras que Nick hace lo mismo revelando las mentiras de ella. Para no tener ningún cabo suelto y evitar que su esposo, tarde o temprano, la deje o consiga culparla, Amy se realiza una inseminación artificial con el semen de Nick, lo que le obliga a borrar su libro. Nick decide quedarse con Amy para cuidar a su hijo, ya que se da cuenta que es la única manera de garantizar su vida y su futuro como padre.

Composición y publicación[editar]

Flynn había sido escritora de Entertainment Weekly y había escrito dos novelas antes de Perdida: Sharp Objects y Dark Places.[1]​ Estos dos libros son sobre personas incapaces de comprometerse, mientras que en Perdida trató de retratar la forma de compromiso más extrema, el matrimonio: «Me gusta la idea del matrimonio descrito como una historia de “él dijo, ella dijo” y que sea narrado por dos voces en las que tal vez no se pueda confiar». Flynn también ha descrito el matrimonio como «el misterio más grande».[2]

Flynn ha indicado que sus propias experiencias sirvieron como base para el personaje de Nick Dunne, ya que como él ella escribía sobre cultura popular y fue despedida después de varios años en el mismo trabajo.[3]​ La escritora comentó: «Ciertamente entretejí esa experiencia, ese sentimiento de tener algo que vas a hacer por el resto de tu vida y que te es arrebatada... Yo definitivamente entretejí ese sentimiento de descontento y nerviosismo en el carácter de Nick».[4]

Cuando la cuestionaron sobre cómo hacía para escribir tan realistamente sobre la vida interna de un hombre, Flynn dijo que: «Yo misma soy en parte hombre» y que cuando necesitaba entender algo sobre los pensamientos masculinos le preguntaba a su esposo o a algún amigo.[3]​ En su ensayo autobiográfico «I Was Not a Nice Little Girl...» («Yo no fui una buena niñita...»), Flynn escribió que ella se inspiró en sus pensamientos internos para el personaje de Amy Dunne y confiesa que durante su niñez tuvo impulsos sádicos como «atontar hormigas y dárselas de comer a arañas». También comentó que cuando era niña jugaba un juego en el que ella era una «niñera bruja» que influenciaba negativamente a sus primos. En el ensayo, la autora argumenta que las mujeres no reconocen sus impulsos violentos ni los incorporan en sus anécdotas personales, mientras que los hombres tienden a atesorar historias sobre su crueldad infantil.[5]

La autora ha mencionado a Diario de un escándalo de Zoë Heller y ¿Quién teme a Virginia Woolf? de Edward Albee como influencias en su estilo y, en particular, en el argumento y temas de Perdida, diciendo que ella admiraba el final «ominoso» de Diario de un escándalo y la patología de un mal matrimonio de ¿Quién teme a Virginia Woolf?. Asimismo, para el final de la novela se inspiró en Rosemary's Baby: «Me encanta que termine con eso, ¿sabes?, “Oye, el diablo está en el mundo, ¿y sabes qué? Parece que a mami le gusta”».[6]​ Flynn también dijo que entre sus influencias están los escritores de misterio Laura Lippman, Karin Slaughter, George Pelecanos, Dennis Lehane y Harlan Coben, pero que no se limita a leer un sólo género y que también admira a Joyce Carol Oates, Margaret Atwood, T. Coraghessan Boyle y Arthur Phillips, quienes son escritores realistas.[6]

Género[editar]

Perdida es un ejemplo de una novela de misterio, de crimen y de suspenso. Una crítica en Reader's Digest indica que el libro es «más que sólo una novela de crimen» y que es un «thriller psicológico maestro» que ofrece «una perspectiva provocadora y astuta de dos personalidades complejas».[7]​ Otra crítica en el Chicago Tribune comentó que Perdida usa muchos de los elementos comunes a los thrillers, pero que esos elementos «mientras cumplen con sus funciones usuales, hacen mucho más, enviándonos en una perturbadora disección de las repercusiones de los sueños fallidos».[8]​ En su crítica en el The New York Times, Janet Maslin escribió que los elementos de Perdida que «suenan como las maquinaciones comunes de las historias de crimen» en realidad no lo son porque los narradores no son fiables y no se les puede confiar que transmitan la verdad de sus historias.[9]Salon.com publicó que Perdida contiene elementos literarios que acentúan el género de crimen y que Flynn había llevado «el género a una potencia más alta».[10]​ La misma Flynn ha comentado que al escribir la novela utilizó el género de misterio como un medio para explorar el tema que realmente le interesaba: las relaciones.[3]

Temas[editar]

Entre los temas de Perdida están la deshonestidad, la manipulación de los medios y el descontento causado por una economía en problemas. Los personajes se mienten a sí mismos y al lector: Amy crea un diario falso para inculpar a su esposo de su asesinato, mientras que Nick no es completamente honesto sobre su relación extramarital con una de sus alumnas. Flynn dijo que al escribir el libro quería explorar como los esposos se mienten el uno al otro: «El matrimonio es parecido a un engaño largo porque tienes que mostrar los mejor de ti durante el cortejo, pero a la misma vez la persona con la que te casas debe amar todos tus defectos. Pero tu pareja nunca ve esos defectos hasta que te empiezas a adentrar en el matrimonio y a liberar un poco».[11]

Varias críticas también han resaltado la manera en que Perdida muestra la naturaleza complicada de las representaciones de los medios de comunicación. Nick aparece culpable a los ojos del público debido a la cobertura de los medios mucho antes de que un juicio se lleve a cabo. Salon.com señaló que «Flynn, una excorresponsal de Entertainment Weekly, representa bien cómo los medios se infiltran en cada aspecto de la investigación de una desaparición, desde el hecho de que Nick sepa que el principal sospecho es el esposo debido a los programas policíacos hasta una Furia de la televisión amarillista buscando vengar a todas las mujeres ultrajadas que está claramente basada en Nancy Grace».[10]​ Jeff Giles de Entertainment Weekly comentó que la novela también juega con la expectativa del lector de que el esposo sea el asesino, la cual también ha sido moldeada por los medios: «La primera mitad de Perdida es un análisis mordaz y astuto de nuestra cultura al estilo de Nancy Green y de la manera en la que “el mayordomo lo hizo” se convirtió en “el marido lo hizo”».[12]​ Una crítica en el Daily News también resaltó el enfoque de la novela en lo rápido que el esposo es condenado por los medios: «En una sociedad mediática informada por Nancy Grace, cuando una esposa desaparece es porque el esposo la asesinó. No se necesita un cuerpo para emitir un veredicto».[13]​ De igual manera, la crítica del San Francisco Chronicle también tomó nota del tema recurrente de la influencia de los medios: «Flynn se mofa de las noticias por cable, de nuestra obsesión por los medios sociales y de la telerrealidad».[14]

Flynn ha dicho que también deseaba capturar en la novela la sensación de derrota que sufren los individuos y las comunidades cuando la economía se contrae. Los dos personajes principales perdieron sus trabajos y se mudaron a un pueblo que está infestado de casas que no se pueden vender y negocios en quiebra. «Quería que todo se sintiera como en bancarrota... Quería que se sintiera como si un matrimonio vacío se mudara a una ciudad vacía en un país cada vez más vacío», dijo Flynn.[4]

Recepción[editar]

Perdida estuvo en el primer puesto la lista de los libros de ficción en cartoné más vendidos de The New York Times durante ocho semanas[15]​ y estuvo durante 26 semanas en la lista de los libros de ficción en cartoné más vendidos de NPR.[16]​ El periodista cultural Dave Itzkoff escribió que la novela fue, con la excepción de la serie Cincuenta sombras de Grey, el fenómeno literario más grande de 2012. A un año de su publicación, el libro había vendido más de dos millones de copias, tanto en formato impreso como digital, de acuerdo con la editorial.[15]

Perdida recibió críticas positivas en muchas publicaciones, incluyendo The New Yorker, The New York Times, Time, Publishers Weekly, Entertainment Weekly, Chatelaine, People y USA Today. Los críticos expresaron admiración por el suspenso de la novela, el giro inesperado en relación al narrador no fiable, su dimensión psicológica y la exposición de un matrimonio que se ha vuelto tóxico. Entertainment Weekly la describió como «un thriller ingenioso y viperino»,[12]​ mientras que The New Yorker dijo que era «una novela en su mayoría bien elaborada» y resaltó cómo presentaba un matrimonio «desmoronado» y «el Medio Oeste impactado por la recesión», aunque el final era un poco «estrambótico».[17]

The New York Times comparó a Flynn con la novelista Patricia Highsmith y comentó que Perdida es el «lanzamiento deslumbrante» de Flynn y que es «astuta, voluble, con sutilmente estratificada y está poblada por personajes tan bien imaginados que es difícil separarse de ellos».[9]​ Una crítica en USA Today se enfocó en el entusiasmo de los vendedores de libros por la novela y citó al gerente de una librería de Jackson (Misisipi) que dijo que «haría dar vueltas a tu cabeza»,[18]​ mientras que People indicó que la novela era una «lectura veraniega deleitable» que escarba «profundamente en las esquinas más turbias de la psique».[19]​ Una crítica en Chatelaine alabó el suspenso de libro, su argumento intricadamente detallado y la manera en la que tiene al lector «inquietantemente fuera de balance».[20]

Varios críticos han dicho que escribir sobre la novela es difícil ya que poco de lo que sucede en la primera parte es realmente lo que aparenta. En la revista Time, Lev Grossman describió Perdida como una «casa de espejos» y dijo que «sus contenidos pueden ser posmodernos, pero tiene la forma de un thriller puro sobre la naturaleza de la identidad y los horribles secretos que pueden sobrevivir y prosperar incluso en las relaciones más íntimas».[21]

En un artículo en Salon.com, Laura Miller lamentó que Perdida no hubiera sido considerada para premios prestigiosos como Premio Nacional del Libro o el Premio Pulitzer y argumentó que esto se debía a que era una novela de misterio y los jueces de dichos premios «han evitado honrar cual obra publicada dentro de los géneros populares».[22]Perdida fue elegida para los primeros Salon What To Read Awards (Premios «Que leer» de Salon) en 2012[23]​ y estuvo nominada al Baileys Women's Prize for Fiction. Natasha Walter, miembro del jurado de este último premio en 2013, dijo a The Independent que se debatió considerablemente si se debía incluir a Perdida en la lista de los finalista e también dijo que las novelas de crimen son generalmente «pasadas por alto» por las personas que están en una posición para hacer recomendaciones literarias.[24]

Adaptación cinematográfica[editar]

Pacific Standard, la compañía de producción de la actriz Reese Witherspoon, y 20th Century Fox compraron por USD1,5 millones los derechos para adaptar la novela. Flynn fue contratada para escribir el guion, mientras que Witherspoon fue productora junto con Leslie Dixon, Bruna Papandrea y Ceán Chaffin. La actriz ha dicho que lo que llamó su atención fue el personaje femenino fuerte y el uso de múltiples perspectivas y de una estructura cronológica no lineal.[25]​ En mayo de 2013, se anunció que David Fincher dirigiría la película con Ben Affleck como Nick y Rosamund Pike como Amy. La película fue estrenada el 3 de octubre de 2014.

Referencias[editar]

  1. Nordyke, Kimberly (30 de noviembre de 2012). «Hollywood's Most Powerful Authors: Gillian Flynn on Adapting 'Gone Girl,' Being Too 'Wimpy' for Crime Reporting and Her Best Advice to Writers (Q&A)» (en inglés). The Hollywood Reporter. Consultado el 14 de abril de 2015. 
  2. Haupt, Jennifer (19 de noviembre de 2012). «Best-selling Author Gillian Flynn: Gone Girl» (en inglés). Psychology Today. Consultado el 14 de abril de 2015. 
  3. a b c Memmott, Carol (9 de octubre de 2012). «Gillian Flynn talks 'Gone Girl,' success and movie deals» (en inglés). USA Today. Consultado el 14 de abril de 2015. 
  4. a b Rousseau, Caryn (22 de junio de 2012). «Flynn's 'Gone Girl' poised to be summer thriller» (en inglés). The Huffington Post. Consultado el 14 de abril de 2015. 
  5. Flynn, Gillian (6 de julio de 2012). «I Was Not a Nice Little Girl...» (en inglés). Powell's Books. Archivado desde el original el 17 de febrero de 2015. Consultado el 14 de abril de 2015. 
  6. a b Lee, Stephan (18 de enero de 2015). «Best of 2012 (Behind the Scenes): Gillian Flynn on 'Gone Girl' twists -- 'It's fine with me if people don't like the ending'» (en inglés). Entertainment Weekly. Consultado el 15 de abril de 2015. 
  7. Reilly, Amy. «Still Worth the Hype: Gillian Flynn’s ‘Gone Girl’» (en inglés). Reader's Digest. Consultado el 15 de abril de 2015. 
  8. Gutman, Amy (28 de julio de 2008). «A marriage gone missing» (en inglés). Chicago Tribune. Consultado el 15 de abril de 2015. 
  9. a b Maslin, Janet. «The Lies That Buoy, Then Break a Marriage» (en inglés). The New York Times. Consultado el 22 de abril de 2015. 
  10. a b Miller, Laura (3 de junio de 2012). «Gone Girl: Marriage can be murder» (en inglés). Salon.com. Consultado el 19 de mayo de 2015. 
  11. Lambert, Pam (2 de abril de 2012). «Unhappily Ever After». Publishers Weekly 259 (14): 35. 
  12. a b Giles, Jeff (6 de junio de 2006). «Gone Girl review» (en inglés). Entertainment Weekly. Consultado el 25 de mayo de 2015. 
  13. Connelly, Sherryl (3 de junio de 2012). «Book Review: 'Gone Girl' by Gillian Flynn» (en inglés). Daily News. Consultado el 11 de julio de 2015. 
  14. Harwood, Seth (10 de junio de 2012). «'Gone Girl,' by Gillian Flynn: review» (en inglés). San Francisco Chronicle. Consultado el 11 de julio de 2015. 
  15. a b Itzkoff, Dave (15 de noviembre de 2012). «New Two-Book Deal for ‘Gone Girl’ Author Gillian Flynn» (en inglés). The New York Times. Consultado el 10 de julio de 2015. 
  16. «Gone Girl» (en inglés). NPR. Consultado el 10 de julio de 2015. 
  17. «Gone Girl» (en inglés). The New Yorker. 13 de agosto de 2012. Consultado el 12 de julio de 2015. 
  18. Memmott, Carol (8 de octubre de 2012). «'Gone Girl' goes over the top in sales, expectations» (en inglés). The New York Times. Consultado el 10 de julio de 2015. 
  19. Rogan, Helen (11 de junio de 2012). «Gone Girl». People (en inglés) 77 (24): 54. 
  20. Grassi, Laurie (diciembre de 2012). «Til Death DO US PART». Chatelaine (en inglés). 
  21. Grossman, Lev (11 de junio de 2012). «My So-Called Wife» (en inglés). Time. Consultado el 16 de julio de 2015. 
  22. Miller, Laura (10 de octubre de 2012). «National Book Awards: Genre fiction dissed again» (en inglés). Salon.com. Consultado el 16 de julio de 2015. 
  23. Daley, David (23 de diciembre de 2012). «The What To Read Awards: Top 10 Books of 2012» (en inglés). Salon.com. Consultado el 16 de julio de 2015. 
  24. Clark, Nick (13 de marzo de 2012). «Women's Prize for Fiction: Can Gone Girl by Gillian Flynn rob Hilary Mantel of the hat-trick?» (en inglés). The Independent. Consultado el 16 de julio de 2015. 
  25. Nordyke, Kimberly (30 de noviembre de 2012). «Hollywood's Most Powerful Authors: Gillian Flynn on Adapting 'Gone Girl,' Being Too 'Wimpy' for Crime Reporting and Her Best Advice to Writers (Q&A)» (en inglés). The Hollywood Reporter. Consultado el 16 de julio de 2015.