Período refractario

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Desde la sexualidad humana, se conoce principalmente como período refractario o periodo de refracción a la fase de recuperación que ocurre después de que un varón ha experimentado una eyaculación y la pérdida de la erección.[1]​ Este periodo se caracteriza generalmente por una disminución del apetito sexual, hipersensibilidad genital (incluso incomodidad ante la estimulación), y un estado de relajación y somnolencia.[2]​ Después de este periodo, el sujeto puede reanudar un nuevo período de excitación, erección, orgasmo y eyaculación.[3]

La mujer no experimenta el período refractario de la misma manera que el hombre. La fatiga generada después de uno o varios orgasmos puede hacerle perder el interés en continuar la actividad sexual.[2]

El período refractario del varón continúa siendo un tema de discusión y debate dentro del campo de la salud sexual.[1]​ Existen hombres que pueden tener multiorgasmos y orgasmos secos logrando evitar el período refractario o reduciendo el mismo al mínimo sin perder la erección.[4]

Metabolismo[editar]

Tras la evacuación del semen, el sistema nervioso parasimpático libera una serie de neurotransmisores que contraen el músculo liso del pene y liberan norepinefrina, serotonina, oxitocina, vasopresina, óxido nítrico y prolactina, entre otras sustancias químicas. Al producirse una represión de la dopamina, efectuada por el aumento de los niveles de la hormona prolactina, se producen sensaciones de saciedad, falta de deseo y somnolencia. A menor liberación de los receptores dopamínicos y mayor producción de prolactina, mayor duración del período refractario.[5]

Factores que inciden[editar]

Si bien son varios los factores que se relacionan con la naturaleza del periodo de refracción (estado anímico, nivel de actividad sexual, estrés, estado físico, alimentación, etc.), existen tendencias generales como las vinculadas al grupo etario: mientras que los adolescentes pueden requerir unos minutos para recuperar la excitación, los adultos pueden necesitar horas y, los ancianos, días.[6]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b Turley, Kenneth R.; Rowland, David L. (2013-08). «Evolving ideas about the male refractory period: Male refractory period». BJU International (en inglés) 112 (4): 442-452. doi:10.1111/bju.12011. Consultado el 6 de junio de 2020. 
  2. a b «What is the refractory period?». ISSM (en inglés británico). 4 de septiembre de 2013. Consultado el 11 de octubre de 2019. 
  3. Haake, P.; Exton, M. S.; Haverkamp, J.; Krämer, M.; Leygraf, N.; Hartmann, U.; Schedlowski, M.; Krueger, T. H. C. (2002-04). «Absence of orgasm-induced prolactin secretion in a healthy multi-orgasmic male subject». International Journal of Impotence Research (en inglés) 14 (2): 133-135. ISSN 1476-5489. doi:10.1038/sj.ijir.3900823. Consultado el 6 de junio de 2020. 
  4. Dunn, Marian E.; Trost, Jan E. (1989-10). «Male multiple orgasms: A descriptive study». Archives of Sexual Behavior (en inglés) 18 (5): 377-387. ISSN 0004-0002. doi:10.1007/BF01541970. Consultado el 6 de junio de 2020. 
  5. Pazhoohi, Farid; Saied Salehi, Mohammad (2013). «Effect of gonadotropin inhibitory hormone (GnIH) secretion on post-ejaculatory refractory period: A hypothesis». Hypothesis 11 (1). ISSN 1710-3398. doi:10.5779/hypothesis.v11i1.286. Consultado el 10 de junio de 2020. 
  6. De 2018, 22 De Junio. «Relajación, flacidez y cansancio: ¿qué es y cuánto dura el período refractario en los hombres?». Infobae. Consultado el 11 de octubre de 2019.