Pequeño Maracanazo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Pequeño Maracanazo
Aerial view of the Maracanã Stadium.jpg
El estadio Maracanã de Río de Janeiro, el más grande del mundo, donde el Deportivo Italia de la "Era D'Ambrosio" consiguió el famoso "Pequeño Maracanazo", derrotando el Fluminense campeón de Brasil durante la Copa Libertadores de 1971
Suceso Copa Libertadores 1971
Lugar Estadio Maracaná
Ubicación Río de Janeiro
País Bandera de Brasil Brasil
Fecha 3 de marzo de 1971
Participantes Bandera de Venezuela Deportivo Italia
Bandera de Brasil Fluminense

El Pequeño Maracanazo (Pequeno Maracanaço en portugués) fue un memorable partido de fútbol de la Copa Libertadores, disputado entre los mejores equipos de Brasil y Venezuela en 1971[1]

Historia[editar]

Como dato histórico del fútbol venezolano se tiene que el Deportivo Italia, subcampeón de la temporada de 1971, en el Maracaná derrotó un gol por cero (con gol conseguido por el defensa central Tenorio) al Fluminense del "Lobo" Mario Zagallo, Campeón de Brasil.[2]

El diario caraqueno "El Universal" comentó que:

"…La noche del 3 de marzo de 1971, jamás será olvidada por los aficionados del Fluminense, que siguieron por radio y televisión el encuentro ante el Italia. Fueron 26 000 personas las que asistieron al Maracaná. El modesto equipo Venezolano, goleado en su propio campo en el encuentro anterior, lograba lo que durante más de un año nadie, ni los poderosos equipos cariocas habían hecho: derrotarlos. Esa fatídica noche, el Deportivo Italia lograba la hazaña más agradable del historial del balompié nacional venezolano, vencer en el estadio más grande del mundo al Campeón de Brasil..."

El campeón Pelé, amigo de Mino D'Ambrosio, halagó el "Pequeno Maracanazo"

El Deportivo Italia —bajo la directa supervisión de Mino D'Ambrosio (ayudado también por su hermano Pompeo D'Ambrosio en lo que fue llamada "Era D'Ambrosio")— formó esa noche con el arquero Vito Fassano, que por su actuación llegó a ser contratado en Brasil (Vito es de origen italiano).[3]

Mino D'Ambrosio planteó una agresiva ofensiva inicial durante el primer tiempo, tratando de sorprender al confiado Fluminense del "lobo" Mario Zagallo. Esta táctica agresiva sorprendió a Zagallo, que estaba muy confiado en un resultado favorable y no quería forzar a sus hombres. Como consequencia el partido estaba 0-0 al finalizar el primer tiempo, con acciones equilibradas por parte de ambos equipos. Al iniciar el segundo tiempo Mino cambió su estrategia (junto con el entrenador Correa) creando una defensa tipo "catenaccio" en espera de un contragolpe.

Logo del Deportivo Italia cuando fue fundado en 1948

Los atacantes del Fluminense empezaron desde el minuto 46 el ataque continuo a la puerta de Fassano, pero sin resultados. Al minuto 21 de este segundo tiempo el equipo venezolano obtuvo el esperado gol, gracias a un contrataque en el que Manuel Tenorio anotó —después que Militello fue derribado por el arquero Vitório— con un certero penalty. El mismo Tenorio realizó el gol con profesionalidad y frialdad. Los últimos minutos fueron caracterizados por continuos ataques brasileños a la puerta de Fassano, que hizo milagros parando de todo.

En la revista "Incontri" de Caracas, Bruno D'Ambrosio (nieto de Mino que asistió al partido) escribió que en la media hora final Vito Fassano hizo milagros: tres palos lo ayudaron, pero mientras dos golpearon externamente la puerta defendida por Fassano, el tercero hubiera sido gol si el arquero no lo hubiera desviado con sus dedos estirándose en forma increíble. Fassano hizo el mejor partido de su vida.

Los venezolanos estuvieron en la zaga con Carlos “Chiquichagua” Marín,[4]​ Tenorio, Freddy Elie y Vicente Arrud; en el medio con Delman “Pito” Useche, Negri y Rui. Adelante jugaron Alcyr (quien fue sustituido por Bahiano), Beto y Militello.[5]

Al regreso a Caracas todos los hinchas venezolanos (y especialmente los Italo-venezolanos) celebraron el increíble triunfo.[6]​ Los hermanos D'Ambrosio (principales responsables del Deportivo Italia) fueron muy homenajeados en Caracas.

Sin duda para Venezuela fue una bendición eniquecerse culturalmente con inmigrantes como los hermanos D'Ambrosio. Fueron ellos unos de los responsables de que en la década de los sesenta y setenta, con el Deportivo Italia como protagonista, Venezuela diera sus primeros pasos hacia la grandeza con logros futbolísticos realmente importantes. Javier Briceño [7]

Ficha técnica del partido[editar]

La Ficha técnica del partido entre Fluminense y Deportivo Italia, jugado el 3 de marzo de 1971, fue la siguiente:

  • FLUMINENSE (0): Vitório; Oliveira, Galhardo, Assis, Maco, Antonio, Denilson, Didi (Sildes de Souza Povoas “Silveira”), Cafuringa, Flávio, Minuano, Samarone, Lula (Wilton César Xavier). DT: Mario Zagallo
  • DEPORTIVO ITALIA (1): Vito Fassano; Carlos Marín, Freddy Elie, Manuel Tenorio, Vicente Arruda, Delman Useche, Rui da Costa, Alcyr Freitas (Waldir Pereira “Baiano”), Bendezú Negri, Roberto Arantes “Beto”, Nelson Militello. DT: Elmo Correa
  • Estadio: Mario Filho “Maracaná”, Río de Janeiro
  • Fecha: 3 de marzo de 1971
  • Árbitro: Rodolfo Pérez Osorio (Paraguay)
  • Gol: Manuel Tenorio (Dep. Italia) 66'

Notas[editar]

  1. El Maracanazo de Venezuela (por Eliezer Pérez)
  2. El Maracanazo criollo
  3. Recuerdo del "Pequeño Maracanazo"
  4. Comentario de Chiquichagua Marin sobre el partido
  5. Foto de los jugadores que hicieron en 1971 el "Pequeño Maracanazo"
  6. Historia del Deportivo Italia
  7. Universidad Católica Andrés Bello. "Años de ensueño: la Era D'Ambrosio" p.34

Véase también[editar]