Pequeña Entente

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Países de la Pequeña Entente en la Europa de entreguerras.

La Pequeña Entente fue una alianza creada en 1920-1921 entre tres de los Estados favorecidos por el resultado de la Primera Guerra Mundial: Checoslovaquia, Reino de Rumanía y el Reino de los Serbios, Croatas y Eslovenos el 14 de agosto de 1920.

Objetivo[editar]

Reunión de ministros Exteriores de la Pequeña Entente en 1932. De izquierda a derecha: el checoslovaco Edvard Beneš (posterior presidente), el rumano Nicolae Titulescu y el yugoslavo Bogoljub Jevtić (posterior primer ministro de su país).

El objetivo de la alianza era mantener la situación en la cuenca del Danubio, evitando los posibles cambios territoriales en favor del Reino de Hungría o la restauración de los Habsburgo en Austria o Hungría.[1]​ La alianza reconocía la autoridad de la Sociedad de Naciones con sede en Ginebra y enviaba regularmente a la misma los resultados de sus reuniones.[1]

Historia[editar]

El 16 de febrero de 1933 los ministros de Exteriores de los tres países que formaban la alianza decidieron darle un carácter permanente, dotarla de una junta con sede en Ginebra y coordinar completamente su política exterior.[2]​ Se proclamó la apertura de la alianza a otros países, pero ninguno se adhirió.[2]

Tras la firma en Roma de los Protocolos de Roma que unían a Austria, Reino de Hungría y el Reino de Italia, en oposición a la Entente, Francia mostró su respaldo a la coalición, como contrapeso al Reino de Italia.

El 7 de enero de 1935, el acuerdo entre el primer ministro francés Pierre Laval y Mussolini conllevó un alejamiento entre los centroeuropeos y Francia, a la que veían dispuesta a sacrificarles para mejorar sus relaciones con el dirigente fascista.[3]

En la crisis por el ataque italiano a Etiopía en la segunda mitad de 1935 y el comienzo de 1936, la Entente defendió la política original británica de sanciones y se mantuvo en todo momento a favor de la resolución del conflicto a través de la Sociedad de Naciones.[3]

En mayo, tras el fracaso de las sanciones y la victoria italiana, los tres representantes de la Entente decidieron que se celebrasen reuniones anuales de los jefes de Estado de los miembros de la alianza para reforzarla.[4]

Notas[editar]

Referencias[editar]