Pelirrojo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Gemelos pelirrojos
James Johnston. Bajista de Biffy Clyro

Pelirrojo es la condición de poseer cabello de color anaranjado, debido a la producción de muy poca eumelanina, de color castaño oscuro o negro-rubio claro, resultando en un cabello rubio claro, y de feomelanina, de color rojo o granate-rosado claro, dando lugar al característico color anaranjado de pelo. Las diversas tonalidades de cabello pelirrojo varían según la cantidad y concentración de los dos tipos de melanina, siendo de más claro a más oscuro: pelirrojo rosado, rubio fresa, jengibre, cobrizo, tiziano y castaño claro rojizo. El color pelirrojo se esconde cuando hay presencia de una mayor cantidad de eumelanina. La presencia de pelirrojos es ocasional en caucasoides o poblaciones mestizadas con éstos, y generalmente está asociada a una pigmentación más clara, presencia de pecas, aunque no siempre, y una mayor propensión a melanomas y otros trastornos cutáneos; y está relacionada con el color verde, avellana y amarillo (ámbar) de ojos, debido a la presencia de feomelanina, siendo amarilla en el caso de los ojos, la cual recibe también el nombre de lipocromo. La posesión de cabellera rojiza parece trasmitirse como carácter recesivo monómero ante cualquier otro color de pelo, debido a que es necesaria la presencia de dos genes: la versión mutada del gen KITLG, que provoca una menor pigmentación de eumelanina, responsable del cabello rubio, y del gen MC1R o receptor de melanocortina-1, que permite que el cuerpo pueda producir los dos tipos de melanina en pelo, ojos y piel. La probabilidad de ser pelirrojo es marcadamente baja (0.64% en el mundo), ya que es necesario poseer el gen responsable del cabello rubio (16%) y el gen MC1R (4%). Esta condición puede denominarse rutilismo o eritrismo.

La mayor frecuencia de pelirrojos se encuentra en Escocia, Irlanda, Reino Unido, Noruega, Islandia, Dinamarca, Países Bajos y Bélgica, es decir, en toda la zona noroeste de Europa, siendo característica la presencia de antepasados vikingos o celtas entre la población actual. En la región rusa de Kazán y en la zona del Rif en Marruecos también es característica la frecuencia de personas que poseen cabelleras pelirrojas, debido a las migraciones europeas y al aislamiento de estos grupos humanos. En Escocia, el 13 por ciento de la población tiene el pelo rojo y el 40 por ciento tiene el gen recesivo.[1]​ Irlanda tiene el segundo porcentaje más alto, el 10 por ciento de la población tiene el pelo rojo y 46 por ciento tienen el gen recesivo.[2]​ En Marruecos, en la región del Rif, también el 10 por ciento de la población es pelirroja.[3]

Debido a emigraciones e invasiones procedentes del norte de Europa, se encuentran pelirrojos en todo el continente europeo. La aparición de pelirrojos en muchas poblaciones se ha asociado a antepasados vikingos, celtas, germánicos, o fenicios. Debido a la emigración europea desde el siglo XVI hasta el siglo XX, los pelirrojos pueden encontrarse en países fuera de Europa principalmente en Estados Unidos, Australia, Nueva Zelanda y Canadá.

Bioquímica[editar]

Niña uigur pelirroja de Kasgar, en la región autónoma china de Sinkiang.

Habría que tener en cuenta que la coloración del pelo puede variar a lo largo de la vida y también estaría relacionada a la exposición al sol. En 1997 se descubrió su bioquímica y parece que se asociaría a la producción de muy poca eumelanina, de color castaño oscuro o negro-rubio claro, resultando en un cabello rubio claro, y de feomelanina, de color rojo o granate-rosado claro, dando lugar al característico color anaranjado de pelo. Todos los pelirrojos presentan variantes en la región MC1R del cromosoma-16.

Origen del pelo rojo[editar]

La aparición del cabello pelirrojo es debida, al igual que el rubio, a la adaptación al entorno por mutaciones, permitiendo la migración de los pueblos europeos al Norte de Europa. En orden cronológico, la aparición de colores más claros de cabello, ojos y piel es la siguiente: al establecerse alrededor del Mar Mediterráneo los primeros humanos europeos eran de piel clara-media, pelo negro o castaño oscuro y ojos marrones, posteriormente y en sentido sudeste-noroeste, estos fueron migrando al norte de los actuales países del sur de Europa y fueron apareciendo los primeros tonos castaños medios y claros de pelo, ojos pardos o marrones claros y la piel se fue aclarando, a continuación, los grupos de humanos llegaron al centro y noreste de Europa y la mutación del gen KITLG ocasionó la aparición de los primeros rubios, ojos azules y grises y piel clara, y finalmente estos alcanzaron el norte y noroeste del continente europeo y apareció la mutación en el gen MC1R, que produjo una especie de “repigmentación” sobre los humanos rubios, pero esta vez de otro tipo de melanina más clara, la feomelanina, que no broncea y cuya finalidad es la adaptación de los humanos a las zonas más septentrionales y con menos luz solar del planeta para producir más fácilmente vitamina D, siendo menos necesaria la exposición a la radiación solar, y no morir de raquitismo y de otras enfermedades carenciales, apareciendo los primeros cabellos pelirrojos, ojos verdes y amarillos, y piel muy clara.

Chica Alemana Pelirroja en Breda, Holanda

Discriminación o estigma[editar]

A menudo, es frecuente que personas con el cabello pelirrojo experimenten cierto tipo de discriminación u hostilidad por parte de muchas personas, incluso en el siglo XXI. Esto puede ser debido a las siguientes causas:

  1. Al pertenecer a un grupo social que no conforma más del 1% de la población mundial siempre están más expuestos a ciertos tipos de tratos injustos o vejatorios.
  2. En Inglaterra u otros países gaélicos, a pesar de que una parte importante de la población tenga cabello rojizo, se les relaciona con los irlandeses y vikingos, los cuales, estuvieron en guerra e invadieron estas tierras, llevando a cabo saqueos, luchas y enfrentamientos, por lo que hay una especie de resentimiento que acentúa el problema. Por otra parte, en torno a los países mediterráneos, una superstición (supuestamente romana) plantea que los pelirrojos traen mala suerte, debido a que los principales enemigos de Roma eran mayoritariamente pelirrojos (como los celtas o los galos).
  3. Parte de la religión cristiana relacionó equívocamente en la Edad Media el tener cabello anaranjado (el color del fuego) con el infierno, es decir, el mal, al no entender la causa de esta tonalidad de pelo. A partir de entonces se empezó a representar a todos los personajes “malvados” de la Biblia como pelirrojos en pinturas de cuadros, libros, historias, series de televisión, películas y demás, lo que contribuyó a perpetuar el estigma a lo largo de los años.
  4. Como cualquier tipo de fobia o discriminación hacia un colectivo, su causa, mayormente, a día de hoy, reside en que durante nuestros primeros años de vida somos muy sentitivos con nuestro entorno, y somos educados a partir de películas, medios de comunicación, libros, etc, a respresentar a los personajes pelirrojos como malvados, graciosos/ridículos, raros o feos, supuestamente por una causa puramente superficial que es la de tener el pelo anaranjado relacionándolo inconscientemente con algo malo, debido a la tradición religiosa/cultural de los países occidentales, y, por otra parte, notamos el rechazo que hay hacia estas personas desde la infancia, por lo que, lo más probable es que se las siga discriminando llegada la vida adulta.
  5. El color rojizo debido a razones culturales suele ser el color que más llama la atención, por lo que, este color de pelo es más probable que provoque reacciones muy opuestas entre la gente, llevándolo desde el asombro o admiración hasta el ridículo o rechazo.

Curiosamente, a pesar de existir este tipo de rechazo más que evidente para alguien con esta coloración de cabello, la mayoría de la gente sigue pensando en que no hay una fobia a los pelirrojos, por lo que se convierte en un tipo de discriminación socialmente aceptada, al no estar estigmatizada dicha discriminación, pudiendo denigrarles cara a cara sin ser considerado algo serio y sin tener en cuenta cómo puede afectar a mucha gente, probablemente debida a que la mayoría de las personas no consideran que el color del pelo pueda ser motivo de odio o rechazo. Sin embargo, en países como Reino Unido, las personas pelirrojas es frecuente que en la infancia o adolescencia experimenten de manera injusta bullying o acoso escolar y en la vida adulta teman una agresión.

Curiosidades[editar]

La mutación en el gen MC1R, la cual presentan la gran mayoría de pelirrojos y aproximadamente el 5% de castaños y morenos (estos si se aclarasen el pelo les tendería a pelirrojo en vez de a rubio), provoca una serie de efectos en el organismo aparte del cabello pelirrojo o los ojos verdes y amarillos:

1. Generalmente, esta va asociada a una pigmentación más clara de piel. Esto es debido, principalmente, a que los pelirrojos tienen muy poca eumelanina (la misma que una persona con el pelo rubio claro), que es la que permite que se broncee la piel y presentan feomelanina, que normalmente irrita la piel y tras la exposición continuada al Sol y no broncea.

2. Al presentar feomelanina, el pelo de los pelirrojos y los ojos verdes, amarillos y avellana suelen cambiar de color según la luz, puesto que este tipo de melanina es fotosensible.

3. En el caso de que un pelirrojo o un moreno/castaño con feomelanina se quiera teñir el pelo a rubio lo tiene más difícil porque al presentar dicha melanina, siempre le va a quedar algo pelirrojo, al cambiar de color con la luz del Sol. Al contrario, sin embargo, un rubio o un moreno/castaño que no tenga el gen MC1R, no podría tenerlo pelirrojo, porque sería un color uniforme según la luz. Si se quiere oscurecer a castaño/moreno, tanto un rubio como un pelirrojo no tienen problemas porque se esconde el pigmento.

Ken Bek. RedHot 100

4. Las personas con dicho gen suelen presentar mayor sensibilidad térmica, es decir, sienten antes los cambios de temperatura, pero esto les sirve para “mentalizarse” de que hace mucho frío o mucho calor y, a la larga, tolerarlo mejor.

5. Suele haber una predisposición a tener pecas, sin embargo, no es un rasgo necesariamente unido a ser pelirrojo, de manera que no todos las presentan.

6. Suelen presentar mayor sensibilidad al dolor, por lo que podrían necesitar más anestesia en las intervenciones quirúrgicas, pero esto también les permite “mentalizarse” para aguantarlo mejor ya que, por otra parte, suelen ser más sensibles a los analgésicos, porque esta mutación tiene la capacidad también de imitar la producción de endorfinas en el cerebro, cuya función es proporcionar alivio para el dolor. Como resultado, una persona que presente dicho gen debe tomar dosis más pequeñas de estos medicamentos para alcanzar el mismo nivel de tolerancia al dolor que los demás.

7. Debido a la presencia de feomelanina, estos pueden producir la vitamina D más fácilmente, haciendo menos necesaria la exposición al Sol, y permitiéndoles sobrevivir en zonas muy septentrionales con muy poca luz solar, y evitar así morir de raquitismo.

8. Las personas con el cabello rojizo tienen más riesgo de sufrir melanomas, un tipo de cáncer debido a la exposición agresiva del Sol, pero menos probabilidades de desarrollar cáncer de próstata en el caso de los hombres, y de tener osteoporosis o artrosis de los huesos, debido a la mayor producción de vitamina D.

9. Suelen tener menor sensibilidad a las descargas eléctricas, por lo que las aguantan mejor.

10. A los pelirrojos no se les pone el pelo gris canoso con la edad, sino que primero se les va poniendo rubio rosado, y, finalmente, con una edad muy avanzada, lo terminan teniendo completamente blanco, debido a que el pigmento es más resistente.

11. Se les ha asociado características de la personalidad debido a su color de pelo, como que son temperamentales o más activos sexualmente, pero esto es completamente falso, ya que la forma de ser de las personas no está relacionada con el color de pelo.

12. Como es un rasgo recesivo, al igual que los rubios, se necesita que ambos progenitores tengan el gen MC1R, además del gen responsable del cabello rubio, en forma de portadores (tienen el gen pero no lo expresan) o fenotípicamente, es decir, que 1 de ellos o los 2 sean o hayan sido pelirrojos.

13. Existe la creencia de que las personas pelirrojas tienen más fácil encontrar pareja, puesto el pelo rojizo, debido a causas culturales, provoca más excitación que cualquier otro color, ya que es un indicador de juventud y fertilidad.

14. Presentan el tipo de mutación sobre la pigmentación del pelo y/u ojos más reciente en la historia de las adaptaciones humanas al medio.

15. Es frecuente que la mayoría de la gente piense en que los pelirrojos no tienen eumelanina, y que la anulan produciendo, en lugar de ella, feomelanina, sin embargo, esto es falso, puesto que si no, serían albinos. Y esto, solo existe en el caso de que ambas condiciones coincidan, presentando albinismo y el pelo rojo (en dicha situación sería puramente rojo-rosado claro, ya que no se mezcla con nada de eumelanina). Lo único cierto es que las personas con el cabello rojizo producen predominantemente feomelanina, pero también eumelanina, aunque muy poca, comparable a alguien con el cabello rubio claro.

16. Hay un grupo característico de personas que tienen la piel muy clara y, sin embargo, presentan el cabello castaño oscuro o negro, dándose principalmente, en Irlanda, pero también en el resto de países europeos y de población caucásica, conocido también como el moreno irlandés. Estas personas son la parte de castaños/morenos (5% de ellos) que tienen el gen MC1R, y que por lo tanto, producen feomelanina; sin embargo, no son pelirrojos, porque producen a su vez, cantidades moderadas de eumelanina (las mismas que alguien con el pelo rubio oscuro o castaño claro), y que al mezclarse con la feomelanina, resulta en un cabello oscuro. A su vez, es frecuente que estas personas presenten ojos verdes, puesto que suele estar relacionado.

Referencias[editar]

  1. News: Scotland (BBC).
  2. American Journal of Physical Anthropology 26 (1): 229
  3. Coon, Carleton Stevens (1939). «The Mediterranean World». The Races of Europe. New York: The Macmillan Company. pp. 480-482. OCLC 575541610. Consultado el 16 de junio de 2013. 

Enlaces externos[editar]