Pedro Pidal

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Pedro Pidal
i marqués de Villaviciosa
Marqués de Villaviciosa, de Campúa.jpg
Fotografiado por Campúa en 1905

Diputado a Cortes
por Belmonte, Luarca
1896-1907; 1907-1910

Senador del Reino
(senador vitalicio)
1914-1923

Información personal
Nacimiento 2 de noviembre de 1869 Ver y modificar los datos en Wikidata
Gijón, España Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 17 de noviembre de 1941 Ver y modificar los datos en Wikidata (72 años)
Gijón, España Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Española Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Padre Alejandro Pidal y Mon Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Escritor, periodista y político Ver y modificar los datos en Wikidata
[editar datos en Wikidata]

Pedro José Pidal y Bernaldo de Quirós (Somió, 2 de noviembre de 1870-Gijón, 17 de noviembre de 1941), i marqués de Villaviciosa de Asturias, fue un político, jurista, periodista, escritor, cazador, y deportista español. Diputado y senador, impulsó la creación del Parque Nacional de la Montaña de Covadonga, y fue el primer alpinista que escaló el Naranjo de Bulnes, en compañía de Gregorio Pérez el Cainejo.

Nació en el seno de una noble familia asturiana. Fue hijo de Alejandro Pidal y Mon, presidente del Congreso de los Diputados, embajador ante la Santa Sede, director de la Real Academia Española y numerario también de la de Ciencias Morales y Políticas, caballero del Toisón de Oro, y de Ignacia Bernaldo de Quirós y González de Cienfuegos, hija a su vez de los marqueses de Campo Sagrado. Nieto de Pedro Pidal Carniado, I marqués de Pidal, varias veces ministro de la Corona, director de la Real Academia de la Historia y también académico de la Lengua, caballero del Toisón de Oro, natural de Villaviciosa, y de Manuela de Mon y Menéndez, dama de la Orden de María Luisa, que fue hermana de Alejandro Mon y Menéndez, presidente del Consejo de Ministros, académico de la Española, embajador en París, en Viena y ante la Santa Sede.

Estudió el bachillerato en Madrid y, tras licenciarse en Derecho por la Universidad Central en 1891, comenzó a dedicarse a la política, siendo elegido en 1896 diputado a Cortes por Belmonte de Miranda y en las elecciones de 1907 por Luarca.[1] En 1914 se convirtió en senador vitalicio[2] Como parlamentario se interesó mucho por los asuntos medioambientales. Intervino en las proposiciones de la nueva Ley sobre Parques Naturales. Una vez aprobada esta ley se fundó el Parque Nacional de la Montaña de Covadonga, el primero de España, seguido poco después por el de Ordesa. Debido a su trabajo en este materia se le nombró Comisario General de Parques Nacionales.

En el terreno deportivo, fue un excelente tirador con arco y con armas de fuego, y famoso cazador de osos. En 1900 participó en París en el Gran Premio de tiro de pichón del Centenario, quedando segundo tras el australiano MacKintosh.[3] Pero sobre todo destacó como montañero. El 5 de agosto de 1904 escaló el Naranjo de Bulnes junto con Gregorio Pérez el Cainejo, siendo los dos primeros alpinistas que lo consiguieron. Fue miembro del primer Comité Olímpico Español, fundado en 1905 bajo la presidencia del marqués de Cabriñana.

Sus restos mortales descansan por deseo suyo en el Mirador de Ordiales, en los Picos de Europa, adonde fueron trasladados por numerosos montañeros el 18 de septiembre de 1949.

El epitafio de su tumba está tomado del prólogo que escribió para el libro de Julián Delgado Úbeda El Parque Nacional de la Montaña de Covadonga:

Enamorado del Parque Nacional de la Montaña de Covadonga, en él desearíamos vivir, morir y reposar eternamente, pero, esto último, en Ordiales, en el reino encantado de los rebecos y las águilas, allí donde conocí la felicidad de los Cielos y de la Tierra, allí donde pasé horas de admiración, emoción, ensueño y transporte inolvidables, allí donde adoré a Dios en sus obras como Supremo Artífice, allí donde la Naturaleza se me apareció verdaderamente como un templo.

El texto del prólogo continúa con la siguiente frase, que no ha sido grabada en la roca:

Debajo de esos húmedos helechos, que reciben el agua de los Picos, y arrimada a esa roca enmohecida por los vientos fríos, dejaré que mis huesos se deshagan a través de los siglos

Bibliografía[editar]

A parte de sus escritos periodísticos tiene unas veinte obras como por ejemplo:

  • Instrucción pública
  • ¿Quijotes o Celestinas?
  • Violación de la España naciente
  • Parques Nacionales
  • El Naranjo de Bulnes: Peña Santa
  • Parque Nacional de Covadonga
  • Lo que es un Parque Nacional
  • Política al alcance de todos
  • Filosofía al alcance de todos
  • El Crimen político
  • Constitución católica, apostólica, cristiana
  • El caso de la Fábrica de Mieres

Referencias[editar]

  1. «Pidal y Bernardo de Quirós, Pedro. 45. Elecciones 21.4.1907». Archivo histórico de diputados (1810-1977). Congreso de los Diputados. 
  2. «Pidal y Bernardo de Quirós, Pedro. Marqués de Villaviciosa de Asturias». Senado de España. 
  3. Ese mismo año participó también en algunas competiciones de tiro de los Juegos Olímpicos que se celebraron en París coincidiendo con la Exposición Universal, y quedó segundo en una de las que no tenían carácter oficial. Esto ha dado pie a que se le tenga por el primer medallista olímpico español: así figura en numerosas publicaciones y lo proclama incluso una placa de mármol existente en la sede madrileña del Comité Olímpico Español, pero se trata de un error. El Mundo Deportivo.