Pedal de efectos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Boss DS-1, un ejemplo de pedal de efecto de distorsión. Ha logrado mucho éxito desde los años 80 y 90, gracias a guitarristas como Joe Satriani, Steve Vai y Kurt Cobain, entre otros.

Un pedal de efectos (también conocidos como effects pedal o stompbox en inglés) es un dispositivo electrónico utilizado para alterar el sonido de una fuente, usualmente instrumentos eléctricos o electrónicos, como la guitarra eléctrica, el bajo eléctrico o el sintetizador (aunque también puede ser una fuente acústica, como la voz, con el uso de un micrófono). Como su nombre indica, se utilizan frecuentemente en el suelo, liberando las manos del músico para tocar su instrumento, encendiendo y apagando el dispositivo a voluntad con ayuda de sus pies (no obstante, en algunos casos, pueden ser también manejados de forma remota por un asistente). Se utiliza mayoritariamente en el ámbito musical, tanto en grabaciones de estudio como en presentaciones en directo, con el fin de otorgar una coloración especial a un instrumento (o a toda la mezcla), realzar secciones concretas de una canción o instrumental, etc.

Clasificación[editar]

Los pedales de efecto pueden clasificarse de diferentes formas, siendo las más comunes:

  • Por su tipología: Saturación, modulación, filtros, etc.
  • Por su tecnología: Analógicos y digitales.
  • Por su presentación: Unidades y multiefectos.
  • Por su fabricación: Industriales y artesanales (DIY o boutique).

A continuación, se verá con mayor detalle cada clasificación.

Tipología[editar]

Los pedales de efectos producen diferentes tipos de alteraciones al sonido fuente.

Saturaciones[editar]

También conocidos como "distorsiones", son efectos dedicados a modificar el contenido armónico del timbre de un instrumento, a través de la saturación de la señal de entrada, amplificándose y generándose una gran cantidad de armónicos. Comúnmente, se clasifican de acuerdo al grado de modificación de la señal, bajo los siguientes anglicismos:

  • Overdrive: Es la saturación más respetuosa con la señal original, puesto que se obtiene mediante soft-clipping, teniendo un recorte de onda menos pronunciado y más redondeado que los dos tipos siguientes y dando énfasis a los armónicos de segundo orden (pares), además de poseer un nivel menor de distorsión por intermodulación. Todos estos detalles la hacen preferida por una enorme cantidad de músicos (principalmente, guitarristas y bajistas), quienes la reconocen como una distorsión musical. Es la saturación típica y reconocible de los amplificadores a tubos, en especial, de aquellos clásicos que se saturaban por su etapa de potencia, como el Fender '59 Bassman, el Marshall 1959 Super Lead o el Vox AC30, que los pedales (a tubos o a transistores) desean emular. Dado que muchos pedales overdrive no poseen demasiada ganancia, en ocasiones, también pueden funcionar exitosamente como pedales booster (ver más abajo). Un ejemplo clásico de pedal overdrive lo constituye el Ibanez Tube Screamer.
  • Distortion: Se describe así a una saturación más prominente que el overdrive, frecuentemente ligada al sonido de los amplificadores a tubos de alta ganancia o de los amplificadores a transistores. Se obtiene mediante hard-clipping, que otorga un recorte de onda más pronunciado, pero que, por contrapartida, añade armónicos de tercer orden (impares) y mayor distorsión por intermodulación, siendo de forma más acentuada en la saturación con transistores. Entre los ejemplos comunes, tenemos pedales como el Boss DS-1 Distortion y el ProCo RAT.
  • Fuzz: Constituye la forma de saturación con mayor grado de aberración, es decir, con mayor distorsión respecto de la señal original. Es, quizás, la categoría con mayor heterogeneidad, puesto que las diferentes unidades varían notoriamente en cuanto a timbre, niveles de ganancia, armónicos enfatizados, simetría/asimetría de onda, con/sin octavas añadidas, etc. Fueron los primeros pedales de saturación, a partir del Maestro Fuzz-Tone, y en un comienzo se publicitaban como pequeños sintetizadores para guitarra y bajo. Tuvieron un gran éxito en la música de la segunda mitad de los años 60 y la primera de los años 70, volviendo a tener un resurgimiento desde los años 90, gracias a los movimientos de rock alternativo como el grunge y el stoner rock. Generalmente, se clasifican de acuerdo al material empleado en sus transistores: Germanio o Silicio (si bien, existen unidades mixtas, que incluyen circuitos integrados y/o digitales). Ejemplos bien conocidos son el Dallas-Arbiter (Dunlop) Fuzz Face, el Sola Sound Tone Bender y el más reciente ZVex Fuzz Factory.

Cabe destacar que existen dos categorías que, aún hoy, suelen generar disputas en cuanto a su clasificación:

  • Booster: En estricto rigor, son pedales más cercanos al control de volumen que a las distorsiones en sí, puesto que no generan saturación por sí mismos, sino que levantan el nivel de salida (volumen) de una señal. No obstante, su frecuente uso para saturar otros pedales y/o amplificadores hacen que, en la práctica, se encuentren comúnmente bajo el criterio de las saturaciones. Los dos tipos de booster más conocidos son los treble-boosters (que suelen enfatizar las frecuencias medias-agudas de la señal) y los clean-boosters (que elevan la señal sin modificar el espectro en frecuencias). Ejemplos respectivos lo constituyen el Dallas Rangemaster y el Electro-Harmonix (EHX) LPB-1 Linear Power Booster.
  • Muff: Llamado así por el Big Muff Pi de EHX, el sonido único de este pedal ha generado mucha controversia desde sus comienzos y aún es tema de discusión en muchos foros y sitios web especializados, con partidarios que lo denominan como "fuzz", otros como "distortion" y el resto como una categoría aparte, intermedia entre ambos.

Efectos más conocidos[editar]

Los más comunes son: Distorsión, Estática, Octavador, Compresor, Saturación, Trémolo, Chorus effect, Reverberación, Delay, Ecualizador, Wah-wah, Flanger, Boost, Sustain o Phaser.


Son llamados pedales porque están situados en el suelo y tienen grandes botones en la parte superior que son activados presionando con el pie, dejando de este modo libres las manos para poder seguir tocando. Algunos pedales, como los wah-wah o los de volumen, también son manipulados mientras están en operación moviendo una plataforma para el pie que a su vez activa un potenciómetro, incluso, en pedales más modernos este mecanismo se ha remplazado por un sistema óptico que evita el desgaste de las piezas y el posterior ruido.

Uso[editar]

El pedal se conecta a la cadena de señales usando dos conectores o "Plugs" de 1/4" también llamados "conector de audifonos". Algunas cajas de efectos tienen salidas estereofónicas por medio de dos salidas monoaurales y solo algunas tienen conectores estéreo para entrada y salida en uno (aunque esto es poco común). Varios pedales pueden conectarse juntos en cadena. Cuando un pedal está apagado o inactivo, la señal pasa de manera pasiva por el pedal, por lo que no se ve alterada, hacia los otros pedales conectados a la cadena de modo que cualquier combinación de efectos en la cadena pueda ser creada sin tener que conectar y desconectar cajas de efectos al estar en una presentación o ensayo. La señal puede ser direccionada a través de las cajas de efectos con cualquier combinación, pero lo más común es poner la señal de distorsión o el pedal de Wah wah al principio de la cadena; los pedales que alteran el tono o color del sonido en medio; y las cajas que afectan la resonancia, como delay, eco o reverberación al final (ya que si tras un eco se pone una distorsión, aparecerá irremediablemente la distorsión por intermodulación. También pueden ser usados junto con otras unidades de efectos.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]