Pedúnculo cerebeloso

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Cada uno de los tres pares (superior, medio e inferior) que están formados por las fibras que entran y salen del cerebelo.

El superior se dirige al borde del IV ventrículo; el medio, al puente de Varolio; y, el inferior, al bulbo raquídeo.

Pedúnculos Cerebrales[editar]

Los pedúnculos cerebrales (no confundir con pedúnculos cerebelosos) son dos masas o cordones nerviosos blancos de forma cilíndrica que se encuentran estructurados por fibras nerviosas, situado en el borde superior de la protuberancia anular, y que desaparecen en los hemisferios izquierdo y derecho. Pertenecen a la parte superior del tronco encefálico.

Presentan un trayecto divergente que dejan un espacio entre ellos llamado fosa interpuduncular o espacio perforado posterior (aquí aparece el origen aparente del III par craneal).

Su función principal es unir, y de esta manera comunicar el mesencéfalo con el cerebro, interviniendo así en el control reflejo de los movimientos oculares y en la coordinación de estos movimientos con la cabeza y el cuello.

En su estructura incluye las fibras de los tractos corticopontino ( tracto que une la corteza cerebral con el puente de Varolio) y piramidal o corticoespinal (tracto que une la corteza cerebral con la medula espinal).