Peñón de los Baños

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El Peñón de los Baños es una formación rocosa situada al noreste de la Ciudad de México. Antes de la llegada de los conquistadores españoles en México, era un islote en el Lago de Texcoco; pero fue rápidamente unido a tierra firme cuando 40 años después de la toma de Tenochtitlan se iniciaron las obras arquitectónicas que darían lugar a la Ciudad de México, entre ellas la desaparición del propio lago.

El Cerro del Peñón de los Baños era conocido en la época prehispánica como el “Tepetzinco” (Cerrito) zona de recreo y relajación por sus aguas termales por las clases gobernantes, como el Tlatoani Moctezuma, había construcciones ya que era considerado un lugar sagrado.

Ya aproximadamente en el siglo XVIII se construyó una capilla, al lado de donde brotaban las aguas termales, Actualmente aún permanecen un retablo dedicado a La Virgen de Guadalupe y una figura de pasta de caña de maíz conocida como el “Cristo del Peñón”, a estos baños acudían personalidades como Maximiliano y Carlota, Don Porfirio Díaz y Don Manuel Romero Rubio suegro de este ultimo, siendo este quien remodelo la construcción creando fastuosas instalaciones, como habitaciones de hotel, restaurante y salones para eventos, todo esto fue demolido.

El Peñón era un sitio singular por tratarse de una formación rocosa predominante en un paisaje plano y en él existían manantiales de aguas termales que eran usados como baños con supuestas propiedades curativas. El peñón es famoso porque se trataba de un sitio ocupado por homínidos prehistóricos, de hecho, en sus cercanías se encontraron los restos fósiles conocidos hasta como la Mujer del Peñón con una antigüedad de alrededor de los 12,500 años (fechada en el año 2000 con el método de carbono-14).

El sitio también es famoso porque fue visitado al inicio del siglo XIX por naturalistas destacados como Andrés Manuel del Río y el barón Alexander von Humboldt quién analizó la composición mineral de sus aguas termales. Otros viajeros importantes tales como la marquesa Calderón de la Barca visitaron el lugar y describieron profusamente sus manantiales termales.

En este sitio se recrea anualmente como parte del folclore local, la batalla del 5 de mayo que enfrentó al ejército mexicano con el francés y donde los franceses fueron derrotados. Actualmente se ubica a poco metros del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México y en él se localizan algunas de sus instalaciones de telecomunicaciones y radar.

En el Peñón de los baños nació en los 50s – 60s una tendencia a musicalizar los eventos sociales como bodas, XV años, etc. A estos, se les llamo, “Sonideros” entre estos primeros aparecieron “Sonido Arcoíris” de Pablo Perea (cuentan que viajaba mucho a varios países Sudamericanos y Colombia en busca de novedades musicales para en México convertirlas en verdaderos Hits y por esa razón el Peñón de los Baños era conocido como “Colombia Chiquita”, otro Sonido icónico lo era “El Cristalito Porfis” de Porfirio Cabrera y muchos más que se fueron creando en varias colonias populares del Distrito Federal a imitación de “Los Sonideros del Peñón”.

Cabe mencionar, que actualmente el Peñón de los Baños sigue contando con el servicio de los baños medicinales, haciendo de este pueblo un sitio digno de visitar.

Además las costumbres folklóricas de su gente han seguido vivas hasta nuestros días, pasando de generación en generación, como un legado histórico que nos permite sentirnos parte de ese México antiguo que aún sigue presente en la gente de este lugar. Algunas de las costumbres de este pueblo son: el carnaval, que consiste en varios puntos, uno de ellos es la comunicación, dura aproximandamente 4 días, borracheras largar, que empiezan un día y se siguen por semanas, se festeja cada año en el mes de febrero, se considera de origen cristiano.

También fue en el cerro del Peñón de los Baños donde se originó la leyenda del Copil. Coatlicue tuvo dos hijos, Malinalxochitl y a Huitzilopochtli. La primera fue abandonada por Huitzilopochtli en Malinalco, pero Malinalxochitl tuvo un hijo, de nombre Copili, que retó a su tío en el cerro del Tepetzinco o cerro del Peñón de los Baños. A Copili le sacaron el corazón y lo aventaron a algún lugar. En el lugar donde cayó creció un nopal con tunas y un águila se posaba devorando a una serpiente. Al verlo los mexicas y los sacerdotes, fue para ellos la señal de dónde se debería de construir la México-Tenochtitlan.

Actualmente los baños funcionan aun, se ubican en la planta baja de los tres edificios de Apartamentos en la calle de Puerto Arturo No. 46, estas aguas están certificadas por la U.N.A.M.. El jesuita Joseph de Acosta las señalo como entre las mejores del mundo por sus componentes y temperatura .

Festividades[editar]

Festividades religiosas en el Peñón de los Baños

En el Peñón de los Baños se celebran cinco festividades religiosas las cuales tres son por las iglesias que existen en la colonia y dos  generales, La Pasión de Cristo y el Carnaval.

  • La primera del año es el día 6 de Enero, la Iglesia de “Los Tres Reyes Magos“
  • La segunda “El Carnaval del Peñón” fecha variada*
  • La tercera es la Pasión de Cristo fecha variada*
  • La cuarta es la de la iglesia de la “La Ascensión”  fecha variada*
  • Y por último la dela Iglesia de “Nuestra Señora del Carmen” el 16 de Julio

* Estas fechas están determinadas en base al Concilio de Nicea

Festividades cívicas
  • El 16 de Septiembre “La celebración del inicio de la Independencia” [1]

Referencias[editar]

  1. Comentario Carlos J. Cortés. «Los Baños del Peñón: De Moctezuma hasta hoy». Consultado el 12 de diciembre de 2015.