Paso de San Gotardo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Paso de San Gotardo, por Rudolf Koller.
El moderno Puente del Diablo (Teufelsbrücke) a través de la Garganta de Schöllenen reemplaza al antiguo puente, mostrado más abajo.

El Paso de San Gotardo ( en alemán: Sankt Gotthard, también llamado: Gotthardpass; en italiano: San Gottardo) es un paso de montaña situado a 2.109 metros en Suiza en 46°33.3′N 8°33.9′E / 46.5550, 8.5650, entre Andermatt (Uri) y Airolo (Tesino) en los Alpes Lepontinos, que conecta la parte septentrional (germanófona) de Suiza con la parte meridional (italoparlante) de Tesino, y la ruta hacia Milán. Aunque el paso se conocía en la antigüedad, no se empleó ampliamente hasta principios del siglo XIII, porque comportaba vadear el turbulento Schöllen, crecido con las nieves fundidas durante el principio del verano, en la empinada Garganta de Schöllenen, bajo Andermatt. Las muertes por ahogamiento en el paso se incrementaban en abril y mayo, según los antiguos relatos de las villas cercanas.

El Puente del Diablo se construyó en unas condiciones tan adversas que las leyendas en torno a su construcción forman por sí solas una categoría completa en el sistema de clasificación Aarne-Thompson para leyendas populares (número 1.191).[1] El Reuss era tan difícil de vadear, que un pastor suizo deseó que el Diablo construyera un puente. El Diablo apareció, pero pidió ser el primero en cruzar. El montañés estuvo de acuerdo, pero le hizo al Diablo el regalo de una cabra por su trabajo, siendo esta la primera en cruzar el puente y no el propio Diablo.[2] Enfadado por esta afrenta, el Diablo desprendió una roca para lanzarla contra el puente y destruirlo, pero una anciana dibujó una cruz en la roca, de forma que el Diablo no pudo sostenerla. La roca está todavía allí, y en 1977 se gastaron 300.000 francos suizos en mover la roca de 220 toneladas y 127 metros para hacer espacio para el nuevo túnel de San Gotardo.

La construcción del Puente del Diablo, Carl Blechen, ca 1833 (Neue Pinakothek, Munich).

El puente permitía que el tráfico siguiera el Reuss hasta su fuente y sobre la línea divisoria de aguas entre el Rin y el Mar del Norte y el Po y el Mediterráneo, y a partir de allí, hacia Tesino y Milán. Llevaba sólo tráfico desmontado y rebaños hasta 1775, cuando, tras la mejora del camino, pasó el primer carro.

El paso se dedicó ya en 1236 a San Gotardo (Godehard de Hildesheim, 960 – 4 de mayo de 1038), Abad de Hersfeld, más tarde obispo de Hildesheim (1022). Hijo del arzobispo Federico de Salzburgo, Gotardo fue abad del monasterio benedictino de Nieder Altaich en 996 y reformó otros monasterios bajo el patronazgo de Enrique II del Sacro Imperio Romano Germánico. Su hospicio para viajeros de San Moritz, cerca de Hildesheim ,se haría famoso.

El paso pintado por J.M.W. Turner(1775-1851), pintura de alrededor de 1802.

El Túnel de San Gotardo, abierto en 1882 para el tráfico ferroviario con el coste de la pérdida de 177 vidas de trabajadores, reemplazó el antiguo paso.[3] Un túnel por carretera de 17km se abriría en 1980, con un número menor de muertos (53). Un segundo túnel ferroviario a través del paso está siendo construido en la actualidad. Las autoridades suizas esperan que se produzcan menos de 10 muertes en los trabajos de construcción (hasta la actualidad se han producido 7). Cuando se complete, será el túnel ferroviario más largo del mundo, con 57km. Combinado con dos túneles más cortos que se planea se construyan cerca de Zúrich y Lugano como parte de la iniciativa AlpTransit, reducirán en 1h el viaje en tren de Zúrich a Milán, que en la actualidad dura 3h 40m, además de incrementar el número y el tamaño de los trenes que pueden operar en la ruta.

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. The Devil's Bridge: Folktales of Aarne-Thompson Type 1191
  2. ibid. on Switzerland
  3. Gotthardbahn en alemán, francés o italiano en el Diccionario histórico de Suiza.

Enlaces externos[editar]