Pasivo contingente

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

En contabilidad, un pasivo contingente es una obligación surgida a raíz de sucesos pasados, cuya existencia puede ser consecuencia, con cierto grado de incertidumbre, de un suceso futuro, o que no está recogida en los libros por no obligar a la empresa a desprenderse de recursos o no ser susceptible de cuantificación en ese momento.

El término surge del concepto contable de pasivo, que engloba todas las obligaciones que asume una entidad (persona física o jurídica con obligación de llevar libros contables). A este término se le añade el adjetivo contingente, que a su vez procede de contingencia, indicando que dicha obligación no es segura al cien por ciento pero puede producirse en un futuro previsible.

Trato contable de los pasivos contingentes[editar]

En ocasiones, la contabilidad obliga a recoger pasivos contingentes a través de previsiones denominadas previsiones por riesgos y gastos. Esto se hace por el principio de prudencia, tratando de que los libros contables reflejen los riesgos que una empresa está asumiendo.

Ejemplos de pasivos contingentes[editar]

El ejemplo más característico es un litigio. La empresa no conoce cómo va a terminar, pero puede verse obligada a pagar una cantidad de dinero si lo pierde. En ese caso, es posible que lo recoja con una previsión.

De todas maneras, no todo litigio da lugar a un pasivo contingente. Normalmente, se exige que, para que sea contabilizable, debe ser altamente probable y cuantificable.

Véase también[editar]