Parto respetado

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Se denomina parto respetado[1]​ o parto humanizado a un modo de atender el parto en el cual se privilegia la voluntad de la mujer que va a dar a luz realizando intervenciones cuando son estrictamente necesarias y con el pleno consentimiento de la mujer.[2]​ El objetivo es que el momento del parto sea un espacio familiar donde la mujer y su bebé sean los protagonistas, donde el nacimiento se desarrolle de la manera más natural posible[3]​ y donde no se realicen intervenciones quirúrgicas innecesarias, en consonancia con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud.[4]​ Entre otros objetivos pretende limitar el empleo de la cesárea, de modo que no supere el 15% de los partos de un país.[5][6][7]

El parto respetado abarca, como puntos más importantes, cuestiones como la elección del lugar donde se producirá el parto (hospitales, sanatorios o incluso la propia casa), la forma y la posición de parir, y la elección del acompañante durante el proceso.

Legislación[editar]

Véase también[editar]

Referencias[editar]