Partido Liberal Radical Ecuatoriano

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El Partido Liberal Radical Ecuatoriano es un partido liberal y de mayor trascendencia histórica en Ecuador. Doctrinariamente se basa en la Filosofía/Idelogía Liberal, su lucha de sostenimiento de los principios de Libertad, Igualdad y Fraternidad con que nace como organización de hecho durante el proceso de independencia, de Ecuador (entonces Real Audiencia de Quito), de la colonización Española; en la actualidad (diciembre 2016) su lucha es por LIBERTAD, JUSTICIA y UNIDAD. Su estructura se establece a partir de la JUNTA SUPREMA DE GOBIERNO, que es el organismo rector de la identidad y desarrollo del Liberalismo en el país, pese a no sostener personería jurídica, el la Junta Suprema de Gobierno actúa permanentemente como organización de hecho y desarrolla su doctrina a través del Plan de Gobierno que contempla dos aspectos de acción: a) La acción política en clandestinidad o en situación de resistencia, y b) la acción política de derecho o en participación con el poder dominante. Sostiene como proceso económico la -Economía Social de Mercado-.

Al inicio de la República (1.830), el partido Liberal tuvo participación directa como bloque importante en el poder, salió de las divisiones entre los moderados y los liberales radicales en el Partido Liberal, fundado por Eloy Alfaro convirtiéndose éste partido en su heredero directo, hecho determinado por el triunfo de la Revolución Liberal en la que el Estado Ecuatoriano en manos conservadora firma y entrega el Estado Ecuatoriano, con la firma del armisticio, en manos del General Eloy Alfaro.

La lucha ideológica entre <<conservadores>> con programas de gobierno neo-liberales y <<liberales>> con programas de gobierno de economía social de mercado es similar que en muchos países de América Latina. El Ecuador experimentó mucho conflicto, a menudo violento, entre los partidos Liberal y Conservador.

Eloy Alfaro interpuso el Partido Liberal al poder durante la revolución de 1895, ejerciendo el poder presidentes de este partido de forma ininterrumpida, como fueron Leónidas Plaza, Alfredo Baquerizo Moreno, Lizardo García, etc., hasta la Revolución Juliana. En 1925 se fundó oficialmente como Partido Liberal Radical Ecuatoriano manteniéndose muchos de los miembros del anterior Partido Liberal. En los próximos 50 años, varios de sus miembros se desempeñaron como Presidente de Ecuador, siendo el más notables Carlos Alberto Arroyo del Río y Aurelio Mosquera Narváez.

El partido estuvo en el poder desde 1895 a 1911, de 1921 a 1952 y de 1960 a 1970. Siendo derrocado, en cada vez, por golpes militares y siendo el partido que más presidentes ha tenido en el poder, ya sea de forma constitucional o como encargado.[1]

Muerto, por asesinato el 28 de enero de 1912, el General Eloy Alfaro, el Partido Liberal agudiza sus contradicciones internas, influencia que se evidencia, entre otras, en la formación posterior del Partido Socialista Ecuatoriano en 1.928 y luego del Partido Comunista del Ecuador con proyecto económico de Economía Planificada, diferenciándose totalmente de los Liberales, sin embargo, siempre se mantuvieron consultas.

El carácter LAICO se desarrolló ampliamente en el Estado Ecuatoriano.

En las elecciones presidenciales y legislativas de 1998, el Partido Liberal Radical Ecuatoriano no postuló ni un binomio presidencial ni los candidatos a diputados nacionales ni los candidatos a diputados provinciales por lo que fue prohibido y estuvo ausente por última vez en más de 100 años. 4 años más tarde, el mismo partido participó en las elecciones presidenciales de 2002, con su candidata, Ivonne Juez de Baki, recibiendo 1,77% de los votos. Por no cumplir el 5% necesario de votos, el Partido Liberal dejó de existir oficialmente. Una y otra vez sigue su marcha en la inscripción legal ante el Estado - Consejo Nacional Electoral (en trámite). Conserva su importante papel en la historia ecuatoriana.

En 2008 se constituyó un partido con el mismo nombre de éste y ha sido registrado para las elecciones de 2009 en la provincia de Manabí.

En diciembre de 2012 un movimiento político que se considera heredero del Partido Liberal Radical Ecuatoriano, y usa su nombre, oficializó su apoyo a la candidatura del recién nacido movimiento Creando Oportunidades (CREO), liderado por Guillermo Lasso, que participó en los comicios presidenciales de 2013.;[2] actualmente ha tomado distancia de estructuras conservadora retomando su rumbo original y de autocrítica para asumir los retos contemporáneos.

La dirección política se encuentra en manos del Licenciado Nahum Campusano (de origen Manabita) - Presidente y del sociologo Tony Muñoz (de origen fluminense) - Coordinador Nacional.

Propuesta política: Se lucha por Libertad, Justicia y Unidad.

Plan de Gobierno: Posee dos ejes transversales para tratar el proceso de recuperación de Defensa de la Sociedad (objetivo general), toda vez que el Estado ha asumido en su gran mayoría sus derechos y, la sociedad política, particularmente los partidos políticos, ya no representan los intereses sociales, sino gestionan procesos de sostenimiento de su poder sin desarrollar y atender las necesidades de desarrollo de la sociedad, misma que se suscita por imperio del proceso de globalización (interna o externa), es decir, está a la deriva la política, especialmente la económica, todas las medidas que surgen son coyunturales y baja en prospectiva estratégica. El primer ámbito de trabajo es desarrollar el GOBIERNO SEGURO, para la sociedad civil y sostenimiento de paz; en segundo lugar está el desarrollo de la SEGURIDAD SOCIAL (Educación, Cultura, Deporte, Salud, Vivienda, Trabajo y Ambiente). Se parte del hecho de que todo fin es la protección del ser humano abandonando el concepto de ciudadano para concentrarse en el concepto de civilidad, es decir, cuán civilizado es el individuo en su cotidianidad por su nivel de cognoscitivo e información recibida. La protección al ambiente es vital para el surgimiento de la productividad y conservación de la flora y fauna. La construcción de las identidades -manejo de la unidad en sus diferencias- es una consecuencia de las luchas de las tres últimas décadas, y enfocan un mayor protagonismo del individuo en la sociedad con democracia, de los grupos y colectivos sociales. La sociedad política se debe al ser humano, todo aparato de estado y empresas deben asumir el reto de crecer en la responsabilidad social en el mercado, y sus efectos en la política económica de distribución en la economía social de mercado. El Estado debe reducirse y establecer políticas con prospectiva estratégica a escenarios fijados en 100 años. El manejo político debe consagrar la libertad del individuo a elegir y ser elegido, sin pertenecer a un partido u movimiento político, y ampliar el concepto laico, como posibilidad real, con sentido, de construcción de la multiculturalidad y nacionalidad del status constitucional establecido. Este plan trata de organizar dos recursos: el Talento humano y los recursos naturales del Estado. Sostenimiento de la frontera territorial y disminución de fronteras comerciales y de trashumancia.


Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]