Partido Laborista Independiente

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El Partido Laborista Independiente (Independent Labour Party en inglés) fue un partido político socialista británico. Existió entre 1893 y 1975.

Fundación y crecimiento[editar]

El Partido Laborista Independiente (ILP) fue formado como consecuencia de la huelga de Manningham Mill en Bradford, el 14 de enero de 1893, lo que le convierte en uno de los partidos socialistas más antiguos del Reino Unido. Su fundador fue James Keir Hardie, que había sido elegido diputado como laborista independiente por West Ham en las elecciones generales de 1892. Otros fundadores fueron Robert Smillie, Tom Mann, John Glasier, Henry Hyde Champion, Ben Tillett, Philip Snowden y Edward Carpenter.

Durante sus primeros años, el ILP se caracterizó por formar un gran número de alianzas con otros pequeños grupos socialistas e izquierdistas, y en 1895 logró presentarse en 28 circunscripciones. Tuvo buenos resultados en algunos centros urbanos pero Hardie perdió su escaño.

El ILP jugó un papel central en la formación del Comité de Representación del Laborismo en 1900 y, cuando el Partido Laborista fue fundado en 1906, se afilió a él. Esta afiliación permitió al ILP continuar manteniendo su organización y su propia política, confiando en ganar la mayoría dentro del Partido Laborista. Así mismo, a la par que el Partido Laborista no comenzó a afiliar de forma individual hasta 1918, el ILP proveyó al laborismo de gran parte de su militancia en los primeros años.

Las relaciones entre el ILP y el Partido Laborista se caracterizaron por el conflicto. Muchos militantes del ILP veían al laborismo demasiado tímido y moderado en sus intentos de reformas sociales, y consecuentemente muchas agrupaciones del ILP optaron por unirse a la Federación Socialdemócrata de H. M. Hyndman en 1912, para fundar el Partido Socialista Británico. A pesar de ello, la mayoría permaneció en el ILP.

El 11 de abril de 1914 el ILP celebró su 21º aniversario con un Congreso en Bradford. La inminente Primera Guerra Mundial agudizó sus contradicciones internas, con una mayoría oponiéndose al conflicto, basándose en el pacifismo, frente a la dirección del Partido Laborista, que ponía en práctica una política de apoyo al gobierno.

El periodo de entreguerras[editar]

En 1920, el ILP rechazó la propuesta de afiliarse a la Tercera Internacional, aunque en sus filas una parte simpatizaba abiertamente con la Revolución rusa, y acabó uniéndose al recién creado Partido Comunista de Gran Bretaña.

En las elecciones de 1922, algunos miembros del ILP fueron elegidos diputados y el Partido creció en influencia, a la par que el laborismo formaba su primer gobierno. A pesar de esto, las tensiones siguieron en aumento, al desilusionar con sus políticas moderadas a la base del ILP.

Durante el segundo gobierno laborista (1929-1931), 37 diputados del laborismo eran miembros del ILP, lo que le convirtió en la oposición de izquierdas oficial a la dirección laborista. En 1930, el Congreso del ILP decidió que donde sus políticas divergieran de las del Partido Laborista sus diputados deberían romper su apoyo al gobierno.

En las elecciones de 1931 los candidatos del ILP rechazaron aceptar el programa del Partido Laborista, presentándose sin su apoyo oficial. 5 miembros del ILP fueron elegidos diputados y crearon un grupo parlamentario propio. En 1932, en un Congreso extraordinario, el ILP aprobó abandonar el laborismo. El mismo año, cofundó junto a otros partidos socialistas de izquierdas el Buró de Londres (más tarde llamado Centro Marxista Revolucionario Internacional).

En los años 30, debido a su desafiliación del laborismo, el ILP sufrió una crisis de militancia, aunque permaneció activo, involucrándose sobre todo en la ayuda a los republicanos en la Guerra Civil Española, especialmente a su aliado internacional, el POUM. Formó un contingente propio de voluntarios, entre los que se encontraba el escritor George Orwell.

La II Guerra Mundial y la post-guerra[editar]

Al igual que durante la Primera Guerra Mundial, el ILP se opuso en base al pacifismo a la Segunda Guerra Mundial, aislándose del ambiente general y del resto de partidos políticos. El final de la guerra puede entenderse como la crisis final del ILP y su abandono de la escena política británica, especialmente marcada por al muerte de su principal dirigente, el diputado James Maxton, en 1946, y el rechazo de volver al Partido Laborista. A partir de entonces se convirtió en pequeño partido y perdió todos sus diputados.

Después de varias décadas permaneciendo como un pequeño grupo, el ILP decidió en 1975 autodisolverse en el Partido Laborista, bajo el nombre de Publicaciones Laboristas Indepedientes.