Partido Democrático Progresista (Paraguay)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Partido Democrático Progresista
Logo + isotipo del Partido Democrático Progresista.png
Presidente Rafael Filizzola
Fundación 2007
Ideología Socialdemocracia
Socialismo democrático
Posición Centro izquierda
Coalición

Alianza Patriótica para el Cambio 2008

Alianza Paraguay Alegre 2013
Sede Asunción, Paraguay
Afiliación internacional Internacional Socialista
Senado
3 / 45
Diputados
0 / 80
Gobernaciones
0 / 17
Intendencias
1 / 238
Sitio web www.pdp.org.py
[editar datos en Wikidata]

El Partido Democrático Progresista (PDP) es un partido político de Paraguay que se declara socialista democrático, creado en 2007 para las elecciones presidenciales de 2008. Apoyó al entonces candidato a presidente Fernando Lugo, siendo uno de los ocho partidos políticos que integraron la Alianza Patriótica para el Cambio que promovió su candidatura. Según el Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE), el PDP cuenta con 8223 afiliados.[1]

Ideología[editar]

El PDP se declara como un partido socialista democrático.[2] En la práctica, el partido muestra matices social liberales. El PDP es miembro consultivo de la Internacional Socialista.

Historia[editar]

El PDP es una organización política pluralista conformada por hombres y mujeres comprometidos con la transformación de nuestro país en una sociedad libre, igualitaria y solidaria así como también con un modelo de desarrollo ambientalmente sostenible, socialmente justo y económicamente equitativo, en el marco de un Estado democrático con vigencia plena de los derechos humanos, sin ningún tipo de discriminación e inspirado en los valores, principios y doctrinas del socialismo democrático.

Desde su fundación en el año 2007 ha tenido una rol relevante para el fortalecimiento del proceso democrático en Paraguay. En ese año, por medio de sus representantes, ha participado con un liderazgo destacado en las deliberaciones y acuerdos para impulsar la alianza entre varias organizaciones políticas y sociales fraternas que permitió la conformación de la Alianza Patriótica Para el Cambio, organización que tras la victoria electoral en abril del 2008 logró la alternancia pacífica en el Poder Ejecutivo después de seis décadas de dominio hegemónico de la A.N.R., y por primera vez en la historia del país, la transición pacífica y democrática de un partido de un signo político a otro distinto en el Gobierno.

En esas mismas elecciones generales, a pesar de su reciente fundación, logró obtener el apoyo ciudadano suficiente para contar con una representación parlamentaria tanto en la Cámara de Diputados como en la Cámara de Senadores.

En agosto de 2008 varios de sus principales dirigentes asumieron importantes desafíos formando parte del Gobierno del Cambio. El entonces Presidente del PDP, Rafael Filizzola, asumió como Ministro del Interior y hasta junio del 2011 lideró un proceso de profundas transformaciones de las políticas en materia de gobernabilidad democrática, seguridad interna, población, políticas migratorias, entre otras funciones propias de uno de los ministerios más complejos del Gobierno.

En materia de seguridad promovió un cambio de paradigma superando la concepción autoritaria que vinculaba a la misma con la protección del poder político o de los supuestos intereses superiores del Estado, y pasando a una definición que ubica a la persona en el centro de las prioridades en la materia y la seguridad como un derecho esencial y vinculado al pleno ejercicio de otros derechos fundamentales, en el marco de principios como el respeto pleno de los derechos humanos, la vigencia del Estado de Derecho, y la promoción del derecho de la seguridad humana como componente esencial de la democracia, de la justicia social, de la libertad y del desarrollo.

En el 2010, varios adherentes del PDP participaron de las elecciones municipales logrando representaciones como concejales municipales en varios distritos urbanos y rurales del país incluida la ciudad de Asunción, capital del país.

En el 2012, el PDP, junto a otras fuerzas políticas y sociales, lideró la iniciativa de impulsar una nueva alianza política con miras a las elecciones del 2013. La vocación democrática y plural del PDP propició, conjuntamente con otras organizaciones políticas, la Alianza Paraguay Alegre que propuso como candidatos a la Presidencia y Vicepresidencia a la dupla integrada por Efraín Alegre del PLRA y Rafael Filizzola del PDP respectivamente. El complicado escenario político de entonces no fue propicio para lograr una nueva victoria sobre la hegemónica A.N.R. que tras el triunfo electoral de abril del 2013 recuperó el poder.

Es importante señalar que a pesar del resultado electoral, la alianza logró más de 890 mil votos en todo el país, lo que representó un incremento de alrededor del 25% más que los votos logrados en el 2008.

En esta segunda elección general que participó el PDP logró el apoyo ciudadano para obtener 3 bancas en el Senado. La bancada PDP está integrada actualmente por los senadores: Desiré Masi Jara, Arnaldo Giuzzio y Pedro Arthuro Santacruz.

En el ámbito legislativo la bancada del PDP ha tenido una participación destacada en los temas más relevantes para el país, teniendo en todo momento una posición respetuosa de la Constitución y las leyes, de las instituciones y de los valores y principios del socialismo democrático en los que se fundamenta el PDP.

Además de impulsar importantes iniciativas legislativas, el PDP se ha destacado por liderar la oposición a proyectos de carácter autoritario impulsado por el actual Gobierno y denunciar casos de corrupción.

Igualmente ha reclamado en reiteradas ocasiones la inacción gubernamental en materia de los derechos de nuestro país en las entidades binacionales y la mala gestión del Gobierno en materia económica y en la gestión del presupuesto.

Presidentes del PDP[editar]

Referencias[editar]