Partido Comunista de Gran Bretaña

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Partido Comunista de Gran Bretaña
Communist Party of Great Britain
CPGB logo.jpg
Secretario/a general Albert Inkpin (primero)
Nina Temple (última)
Fundación 31 de julio de 1920[1]
Disolución 23 de noviembre de 1991[2]
Precedido por British Socialist Party
Ideología Marxismo-leninismo
Sucesor Izquierda Democrática[3][4]
Partido Comunista Británico
Sede Londres
País Reino Unido

El Partido Comunista de Gran Bretaña (CPGB) fue un partido comunista británico, el mayoritario de esa tendencia en la historia de Gran Bretaña, aunque nunca se convirtió en un partido de masas como en los casos de Francia o Italia. Existió entre 1920 y 1991.

Fundado en 1920 por la unificación de varios partidos marxistas más pequeños, obtuvo el apoyo de muchas organizaciones socialistas y comités obreros durante el periodo posterior a la Primera Guerra Mundial y la Revolución de Octubre. Muchos mineros se unieron al partido a lo largo de los años 1926 y 1927 tras la huelga general de 1926. En 1945 dos miembros del Partido Comunista obtuvieron sendos escaños en las elecciones generales de 1945. Entre 1945 y 1956 el partido estuvo en la cúspide de su influencia. Experimentó sus mayores pérdidas de militancia tras la Revolución húngara de 1956. Tras la disolución de la Unión Soviética en 1991, la dirección eurocomunista del partido decidió disolverlo, estableciendo el think tank Izquierda Democrática. La fracción anti-eurocomunista se había escindido en 1988 dando lugar al Partido Comunista Británico (CPB).

Historia[editar]

Formación[editar]

El Partido Comunista de Gran Bretaña fue fundado en 1920 después de que la Tercera Internacional decidiera que había que realizar mayores intentos para establecer partidos comunistas a lo largo del mundo. El CPGB fue formado mediante la fusión de diversos partidos marxistas menores, incluyendo al Partido Socialista Británico, al Grupo de Unidad Comunista del Partido Laborista Socialista y a la Sociedad Socialista de Gales del Sur.[5]​ Además obtuvo el apoyo de la fracción Comunistas Corporativos de la Liga Nacional Corporativa, vertebrando comités de empresa, clubs socialistas e individuos y muchos otros ex miembros de la campaña Hands Off Russia. Algunas agrupaciones locales y muchos militantes individuales del Partido Laborista Independiente también se afiliaron. Como miembro del Partido Socialista Británico, el diputado Cecil L’Estrange Malone pasó a formar parte del CPGB.

En enero de 1921, el CPGB se refundó, después de que los grupos mayoritarios del Partido Comunista (Sección Británica de la Tercera Internacional) de Sylvia Pankhurst y del escocés Partido Laborista Comunista acordaran la unidad. El partido se benefició de un periodo de creciente radicalismo político en Gran Bretaña justo después de la Primera Guerra Mundial y la Revolución de Octubre en Rusia, y también se vio representado por el movimiento Red Clydeside.[6][7]

Durante las negociaciones que llevaron a la creación del partido se debatieron intensamente cierto número de temas. Entre los más polémicos estuvieron las cuestiones del "parlamentarismo" y la actitud del Partido Comunista hacia el Partido Laborista. Por "parlamentarismo" se entendía la estrategia de presentarse a las elecciones y trabajar a través de los parlamentos existentes. Era una estrategia asociada a los partidos de la Segunda Internacional y en parte por esta razón recibió la oposición de aquellos que querían romper con la socialdemocracia. Los críticos afirmaban que el parlamentarismo había causado que los viejos partidos se consagrasen al reformismo debido a haberles estimulado a dar más importancia a ganar votos que a trabajar por el socialismo, lo que atraía a oportunistas y arribistas hacia las filas del movimiento, constituyendo una aceptación de la legitimidad de las instituciones de gobierno del capitalismo existentes. En líneas similares, se oponían a la afiliación al Partido Laborista sobre la base de que los comunistas no deberían trabajar con partidos socialdemócratas "reformistas". Estas posiciones del comunismo de izquierda disfrutaron de un considerable apoyo, siendo respaldadas por Sylvia Pankhurst y Willie Gallacher, entre otros. Sin embargo, el Partido Comunista Ruso (Bolchevique) asumió una posición opuesta. En 1920, Vladimir Lenin defendió en su ensayo "La enfermedad infantil del izquierdismo en el comunismo" que los PCs debían trabajar con sindicatos y partidos socialdemócratas reformistas porque eran las organizaciones existentes de la clase obrera. Lenin argumentaba que si tales organizaciones ganaban poder, demostrarían que no estaban realmente del lado de la clase trabajadora, por lo que los trabajadores se desilusionarían y girarían para apoyar al Partido Comunista. Finalmente, la opinión de Lenin prevaleció.

Inicialmente, por lo tanto, el CPGB intentó trabajar dentro del Partido Laborista, que en aquella época operaba principalmente como una federación de organismos de izquierdas, permitiendo la afiliación individual sólo desde 1918. Sin embargo, a pesar del apoyo de James Maxton, el líder del Partido Laborista Independiente, el Partido Laborista decidió rechazar la afiliación a él del Partido Comunista. Incluso aunque buscaba la afiliación e influenciar en los militantes del Partido Laborista, sin embargo, el CPGB presentó candidatos propios a las elecciones parlamentarias.

Tras el rechazo a su afiliación, el CPGB animó a sus militantes a unirse individualmente al Partido Laborista y lograr el aval electoral del mismo como candidatos o su ayuda para algunas candidaturas. Algunos comunistas, así, se convirtieron en candidatos del Partido Laborista, y en las elecciones generales de 1922, tanto Shapurji Saklatvala como Walton Newbold fueron elegidos diputados.

Años 20 y 30[editar]

A finales de octubre de 1924 estalló el caso de la falsificada Carta Zinoviev. Destinada a sugerir que el Partido Comunista en Gran Bretaña estaba involucrado en actividades subversivas entre las fuerzas armadas y otros ámbitos, el propósito de la falsificación era estimular las posibilidades electorales del Partido Conservador en las elecciones generales del 29 de octubre de 1924. Fue probablemente obra del Servicio de Inteligencia Secreto (MI6) o de contrarrevolucionarios rusos blancos.[8][9]

A lo largo de los años 20 y la mayor parte de los 30, el CPGB decidió mantener la doctrina de que un partido comunista debía consistir en cuadros revolucionarios y no estar abierto a todos los aspirantes a ser militantes. El CPGB, como sección británica de la Internacional Comunista, estaba comprometido en aplicar las decisiones del órgano superior al cual estaba subordinado.

Esto resultó tener ventajas e inconvenientes en la huelga general de 1926, inmediatamente antes de que gran parte de la dirección central del CPGB fuese encarcelada. Doce de sus miembros fueron acusados de "conspiración sediciosa". Cinco fueron encarcelados durante un año y otros durante seis meses. Otro importante problema para el partido fue su política de restar importancia a su propio papel e invitar al Consejo General del Trades Union Congress a jugar un papel revolucionario.

Sin embargo, durante la propia huelga y durante la prolongada agonía de la subsiguiente huelga minera, los militantes del CPGB se situaron en primer plano defendiendo la misma e intentando desarrollar la solidaridad con los mineros. El resultado fue que la militancia del partido en las zonas mineras se incrementó enormemente a lo largo de 1926 y 1927. Muchas de estas ganancias se perderían durante el Tercer Periodo, aunque la influencia desarrollada en algunas zonas continuaría hasta la muerte del partido décadas más tarde.

El CPGB tuvo éxito en crear una capa de militantes muy comprometida con el partido y su política, aunque su apoyo estaba concentrado en algunas ramas concretas de la producción, específicamente la industria pesada, el textil y la minería, y además tendía a estar concentrada también a escala regional, en las cuencas mineras, ciertas ciudades industriales como Glasgow y en el East End de Londres. En efecto, Maerdy, en el valle del Rhondda, junto a Chopwell, en Tyne y Wear, fueron dos de cierto número de comunidades conocidas como "Pequeño Moscú" por sus tendencias comunistas.

Pero este apoyo construido durante los primeros años de vida del partido fue puesto en peligro durante el Tercer Periodo, entre 1929 y 1932, siendo denominado de esa manera el periodo de renovado avance revolucionario apodado así por la [[ahora estalinizada) dirección de la Comintern. El resultado de esta política de "clase contra clase" fue que los partidos socialdemócratas y laboristas debían ser vistos como igual amenaza que los partidos fascistas, siendo por tanto descritos como "social-fascistas". Cualquier tipo de alianza con el "socialfascismo" quedaba obviamente prohibida.

El Tercer Periodo también significaba que el CPGB procuraría desarrollar sindicatos revolucionarios en rivalidad con los sindicatos existentes afiliados al Trades Union Congress. Se encontraron con una casi total falta de éxito, aunque se formaron un pequeño puñado de sindicatos "rojos", entre ellos un sindicato minero en Escocia y un sindicato de sastres en el Este de Londres. Arthur Horner, el líder comunista de los mineros galeses, rechazó los intentos para crear un sindicato similar en su ámbito. Pero incluso aunque el Tercer Periodo fue, bajo todos los estándares convencionales, un fracaso político total, se trató del periodo "heroico" del comunismo británico y una de sus campañas sí tuvo impacto más allá de sus filas. Se trataba del Movimiento Nacional de Trabajadores Desempleados (NUWM) liderado por Wal Hannington. El creciente desempleo había originado un crecimiento sustancial en el número de militantes del PC, especialmente aquellos expulsados de la industria, falta de puestos de trabajo. Estas posibilidades, de las cuales Hannington, y Harry MacShane en el caso de Escocia, fueron emblemáticos, encontraron un destino en la construcción del NUWM, que desembocó en buen número de manifestaciones contra el desempleo durante los años 30. Aunque nacido durante el Tercer Periodo y la Gran Depresión, el NUWM fue un organismo principal de campaña también a lo largo del periodo del Frente Popular, siendo disuelto en 1941.

Tras la victoria de Adolf Hitler en Alemania, el Tercer Periodo fue abandonado por todos los partidos comunistas, mientras giraban hacia la política del Frente Popular. Esta política defendía que como el fascismo era el principal peligro para el movimiento obrero, éste necesitaba aliarse con todas las fuerzas antifascistas, incluidos los partidos democráticos de derechas. En Gran Bretaña esta política se expresó a través de los esfuerzos del CPGB para forjar una alianza con el Partido Laborista e incluso con fuerzas a la derecha del laborismo.

En las elecciones generales de 1935, Willie Gallacher fue elegido como el primer parlamentario del Partido Comunista en seis años, y su primer diputado electo con la oposición del laborismo. Gallacher ganó el escaño de la circunscripción de West Fife, en Escocia, una región minera del carbón en la cual tenía un considerable apoyo. Durante los años 30, el CPGB se opuso a la política de apaciguamiento hacia la Alemania nazi y la Italia fascista del Gobierno conservador. Los militantes del partido jugaron un papel dirigente en la lucha en las calles contra la Unión Británica de Fascistas, liderada por Oswald Mosley, cuyos camisas negras intentaban emular a los nazis en acciones antisemitas en Londres y otras importantes ciudades británicas.[10]

De 1939 a 1956[editar]

Con el estallido de la Segunda Guerra Mundial en 1939, el CPGB continuó inicialmente apoyando la lucha en dos frentes (contra Chamberlain en casa y contra el nazi-fascismo fuera). Tras el Pacto Ribbentrop-Mólotov suscrito el 23 de agosto entre la Unión Soviética y Alemania, la Comintern cambió inmediatamente su posición. El partido británico se situó inmediatamente en línea, haciendo campaña por la paz, y describiendo la guerra como producto del imperialismo en ambos bandos, en la cual la clase obrera no debía tomar partido.[11]Harry Pollitt y John Ross Campbell, editor del Daily Worker, se opusieron a esta política, por lo que ambos fueron cesados de sus responsabilidades en octubre de 1939.[12]​ Pollitt fue sustituido por Rajani Palme Dutt. Desde 1939 hasta 1941, el CPGB fue muy activo apoyando huelgas y denunciando al Gobierno por su búsqueda de la guerra.

Sin embargo, cuando en 1941 la Unión Soviética fue invadida por Alemania, el CPGB dio inmediatamente marcha atrás a su postura y se declaró en favor de la guerra sobre la base de que ahora se había convertido en una guerra entre el fascismo y la Unión Soviética. Pollitt fue repuesto en su antigua posición como secretario del partido. De hecho, el apoyo comunista a la guerra fue tan vehemente que lanzaron una campaña por un Segundo Frente con el objetivo de apoyar a la URSS y acelerar la derrota de las Potencias del Eje. En la industria ahora se oponían a las acciones huelguísticas y apoyaban a los Comités Conjuntos de Producción[13]​, que apuntaban a incrementar la productividad, así como al Gobierno Nacional liderado por Winston Churchill (conservador) y Clement Attlee (laborista). Al mismo tiempo, dada la influencia de Palme Dutt en el partido, se puso mayor énfasis en la cuestión de la independencia de la India y otras colonias.[14]

En las elecciones generales de 1945, el Partido Comunista obtuvo 103.000 votos y fueron elegidos dos comunistas como parlamentarios, Willie Gallacher regresaba y Phil Piratin era elegido por primera vez[15]​ como diputado del Mile End del East End de Londres. Harry Pollitt se quedó a solo 972 votos de ganar el escaño de Rhondda Este. Ambos diputados comunistas, sin embargo, perdieron sus escaños en las elecciones generales de 1950. El partido estaba ansioso por demostrar su lealtad a la competitividad industrial británica como paso previo hacia el socialismo. En el 19º Congreso, Harry Pollitt preguntó retóricamente: "¿Por qué necesitamos incrementar la producción?"; a lo que respondió: "Para pagar por lo que estamos obligados a importar. Para conservar nuestra independencia como nación."[16]

La afiliación al partido alcanzó su cima en 1943, llegando a alrededor de 60.000 miembros.[15]​ A pesar de presumir de algunos intelectuales de referencia, especialmente entre el Grupo de Historiadores del Partido Comunista, éste era todavía minúsculo en comparación con sus homólogos europeos continentales. El Partido Comunista Francés, por ejemplo, tenía 800.000 militantes, y el Partido Comunista Italiano contaba con 1,7 millones.[15]​ El partido intentó, sin éxito, afiliarse al Partido Laborista en 1935, 1943 y 1946.[17]

En 1951 publicó un programa, La vía británica al socialismo (Britain’s Road to Socialism, BRS) (oficialmente adoptado en el 22º Congreso, en abril de 1952), que defendía explícitamente la posibilidad de una transición pacífica al socialismo –pero sólo después de que hubiera sido aprobado personalmente por el propio Stalin, según algunos historiadores–.[18]​ La BRS permanecería como programa del CPGB hasta su disolución en 1991, aunque de forma modificada, siendo actualmente el programa del escindido Partido Comunista Británico.

Desde los años de la guerra hasta 1956, el CPGB estuvo en la cima de su influencia en el movimiento obrero, con muchos de los dirigentes sindicales entre sus militantes. No solo tuvo una inmensa influencia en el Sindicato Nacional de Mineros, sino que fue extremadamente influyente en el sindicato de electricistas y en el de metalúrgicos, el sindicato clave entre los obreros de cuello azul. Además, gran parte de la izquierda del Partido Laborista estaba fuertemente influenciada por el partido. Los disidentes eran pocos y era fácil tratar con ellos, siendo quizás el más notable Eric Heffer, el futuro diputado laborista que abandonó el partido a finales de los años 40.

La muerte de Stalin en 1953 y el levantamiento en Alemania del Este el mismo año tuvieron poca influencia directa sobre el CPGB, pero fueron precursores de lo que estaba por llegar. De mayor importancia fue el "Discurso Secreto" de Nikita Jrushchov en el 20º Congreso del Partido Comunista de la Unión Soviética, en el cual denunciaba a Stalin. Según George Matthews, Jrushchov llegó a un acuerdo con el CPGB para aportar una donación secreta anual al partido de más de 100.000 libras en billetes usados.[19]​ El descontento obrero en la Polonia de 1956 quebrantó no solo al CPGB, sino a muchos otros partidos comunistas. El CPGB experimentaría su mayor pérdida de militancia jamás conocida como resultado del aplastamiento por parte del Pacto de Varsovia de la Revolución húngara de 1956.:[20]​ "Los acontecimientos de 1956… vieron la pérdida de entre una cuarta parte y un tercio de los miembros del partido, incluidos muchos intelectuales de referencia."[15]​ Este acontecimiento fue cubierto inicialmente en el periódico del CPGB, el Daily Worker, por el corresponsal Peter Fryer, pero a medida que los episodios se desarrollaban los relatos eran rechazados. A su regreso a Gran Bretaña, Fryer abandonó el Daily Worker y fue expulsado del partido.[15]

Años 60 y 70: el declive del partido[editar]

William Alexander, representando al Politburó del CPGB, recibe el aplauso del Presidium del 5º Congreso del Partido Socialista Unificado de Alemania, Berlín Este, 16 de julio de 1958.

Tras los desastrosos sucesos de 1956, el partido funcionó de manera creciente como grupo de presión, buscando utilizar a su bien organizada base en el movimiento sindical para empujar al Partido Laborista hacia la izquierda. Los sindicalistas del partido en 1968 incluían a John Tocher, George Wake, Dick Etheridge y Cyril Morton (AEU); Mick McGahey, Arthur True y Sammy Moore (NUM); Lou Lewis (UCATT) y Max Morris (NUT). Ken Gill se convirtió en el primer dirigente del partido elegido en 1968 y el ex-comunista Hugh Scanlon fue elegido presidente del AEU con el apoyo de la Izquierda Amplia el año anterior, derrotando a Reg Birch, el candidato maoísta ex-miembro del partido. La Izquierda Amplia ayudó a elegir a Ray Buckton (Aslef), Ken Cameron (FBU), Alan Sapper (ACTT) y Jack Jones (TGWU) en 1969. Gerry Pocock, organizador industrial adjunto, describía el departamento industrial como "un partido dentro de un partido", y el editor de "Marxism Today", James Klugmann, delegaba habitualmente en el organizador industrial Bert Ramelson en cuestiones de política.[21]

La orientación del partido, no obstante, era hacia los dirigentes sindicales de izquierda, no hacia las bases. El historiador Geoff Andrews explica que 'era el papel de los delegados sindicales organizando las Izquierdas Amplias y los dirigentes sindicales influyentes lo que era la clave, más que organizar a las bases en desafío a las direcciones' y por lo que el partido se retiró de las organizaciones de base como el Building Workers’ Charter, y atacó las tácticas "trotskistas" en la disputa de Pilkington Glass en 1970.[22]

No obstante, los esfuerzos del partido para crear una base electoral fracasaron repetidamente. Retuvo un puñado de concejalías en ayuntamientos diseminados a lo largo de Gran Bretaña, pero el único representante del CPGB en el Parlamento estaba en la Cámara de los Lores, obtenido cuando Wogan Philipps, 2º Barón de Milford, hijo de un propietario de navíos y veterano militante del CPGB, heredó el título de Lord Milford cuando su padre falleció en 1963.

El Daily Worker fue renombrado The Morning Star en 1966. Al mismo tiempo el partido se vio crecientemente polarizado entre aquellos que buscaban mantener estrechas relaciones con la Unión Soviética y aquellos que procuraban convertir al partido en una fuerza independiente de Moscú.

La ruptura sino-soviética entre Moscú y Pekín en 1961 llevó a divisiones dentro de muchos partidos comunistas, pero hubo pocas simpatías pro-Pekín en el relativamente pequeño partido británico. Quizás el militante más conocido de la diminuta minoría de miembros del CPGB que se opusieron a la línea de Moscú fue Michael McCreery, que formó el Comité por la Derrota del Revisionismo, por la Unidad Comunista. Este minúsculo grupo abandonó el CPGB en 1963. El propio McCreery falleció en 1965 en Nueva Zelanda. Más tarde un grupo más significativo formado en torno a Reg Birch, un dirigente sindical metalúrgico, constituyó el Partido Comunista de Gran Bretaña (Marxista-Leninista). Al principio, este grupo apoyó la política del Partido Comunista de China.

Las divisiones en el CPGB en torno a la autonomía del partido respecto a Moscú alcanzó una crisis en 1968, cuando las fuerzas del Pacto de Varsovia intervinieron en Checoslovaquia. El CPGB, con los recuerdos de 1956 en la mente, respondió con cierta crítica muy leve hacia Moscú, rechazando calificar el hecho como una invasión, optando por el término "intervención". Tres días después de la invasión, John Gollan afirmó que "entendemos completamente la preocupación de la Unión Soviética por la seguridad del campo socialista… hablamos como sinceros amigos de la Unión Soviética".[23]

Incluso esta respuesta provocó una pequeña escisión localizada por parte del denominado Grupo Appeal que en muchos aspectos fue un precursor de la escisión de 1977 que formó el Nuevo Partido Comunista. Desde esta época en adelante, los elementos más tradicionales del CPGB fueron conocidos como 'tankies' por sus opositores internos, debido a su apoyo a las fuerzas del Pacto de Varsovia. Otros militantes del partido se inclinaron crecientemente hacia las posiciones del eurocomunismo, que era la tendencia dirigente dentro de los importantes partidos comunistas de Italia y, más tarde, España.

"A mediados de los 70 se vio a los gramscianos", por otra parte conocidos como eurocomunistas "tomar las posiciones dirigentes dentro del partido"[24]Sue Slipman, miembro del Comité Ejecutivo en 1975 y del consejo editorial de "Marxism Today"; Jon Bloomfield, ex organizador estudiantil, se convirtió en secretario del distrito de las Tierras Medias Occidentales; Dave Cook se convirtió en organizador nacional en 1975; Pete Carter, relevante miembro del UCATT; Beatrix Campbell y Judith Hunt, parte activa en la Asesoría Nacional de Mujeres; Jacques, en el CE desde 1967 y sustituyendo a James Klugmann en "Marxism Today" en 1977; Sarah Benton fue una "herética" siendo partidaria del editor de "Comment"; críticos del pasado, como Eric Hobsbawm y Monty Johnstone, obtuvieron mayor influencia.

El último resultado electoral sólido del CPGB fue en las elecciones generales de febrero de 1974 en la circunscripción de Dunbartonshire Central, donde el candidato Jimmy Reid obtuvo casi 6.000 votos. Sin embargo, este vigoroso resultado fue primordialmente un voto personal por Reid, que era un distinguido líder sindical local y consiguió mucho apoyo por su destacado papel en la lucha de los obreros de los astilleros de Upper Clyde, que había tenido lugar pocos años antes y era visto como alguien que había salvado puestos de trabajo locales. A nivel nacional, el nivel de votos del partido continuó su declive: según una broma coetánea, el CPGB en esta época perseguía la vía británica a los depósitos perdidos.

Los eurocomunistas del aparato del partido estaban comenzando a retar la autoridad de los organizadores sindicales. En el congreso de 1975, Dave Purdy propuso que el "el movimiento obrero debería declarar su voluntad de aceptar una restricción salarial voluntaria como contribución al éxito del programa y forma de facilitar la transición a una economía socialista"[25]​, un desafío a la política de "negociación colectiva libre" del Departamento Industrial.

La creciente crisis en el partido también afectó a la credibilidad de su dirección, mientras los antiguos militantes veteranos e influyentes abandonaban sus filas. En 1976, tres de sus principales cuadros metalúrgicos dimitieron. Jimmy Reid, Cyril Morton y John Tocher eran todos miembros del Comité Político, jugando un papel crucial en determinar la orientación del partido. Como otro metalúrgico, Bernard Panter, que abandonó el partido unos meses antes que ellos, saltaban de un barco que se hundía. Según el historiador oficial del partido, este periodo estuvo marcado por una creciente división entre los que practicaban una política cultural –fuertemente inspirada por los escritos de Antonio Gramsci y el poderoso departamento industrial del partido, que abogaba por una política de obrerismo militante. La tendencia de la política cultural había dominado las juventudes del partido en los años 60 y era también poderosa en la sección estudiantil. Como tal, muchos de sus integrantes eran académicos o intelectuales profesionales (o en la visión de sus oponentes, fuera de la realidad y de clase media). Estaban influidos por el movimiento ecologista y especialmente por el feminista.

La otra tendencia era poderosa en los niveles superiores del movimiento sindical (aunque realmente pocos alcanzaron un alto nivel en los sindicatos) y a pesar del declive de militantes del partido, fueron capaces de conducir la política del TUC hacia la oposición contra la Industrial Relations Act. En la visión de sus oponentes en la tendencia cultural o eurocomunista, ellos estaban fuera de contacto con los cambios reales en las actitudes y vidas de la población trabajadora. Mientras los años 70 progresaban y la militancia industrial declinaba ante el alto desempleo, las tensiones en el partido crecieron incluso cuando su afiliación continuaba decreciendo.

1977–1991: ruptura del partido[editar]

En 1977, el debate sobre el nuevo borrador de La vía británica al socialismo llevó al partido al punto de ruptura. Muchos de los anti-eurocomunistas decidieron que necesitaban formar su propio partido comunista anti-revisionista. Algunos especularon en aquél momento con que recibirían el respaldo de Moscú, pero aquél apoyo parece que no se materializó. El Nuevo Partido Comunista de Gran Bretaña se formó bajo la dirección de Sid French, que era secretario del importante PC del Distrito de Surrey, que tenía una sólida base en la metalurgia.

Otro grupo, liderado por Fergus Nicholson, permaneció en el partido y lanzó el periódico Straight Left. Esto sirvió como cauce para sus posiciones así como herramienta organizadora en su trabajo dentro del Partido Laborista. Nicholson había tomado parte anteriormente en el establecimiento de una fracción conocida como "Cláusula Cuarta" dentro del movimiento estudiantil laborista. Nicholson escribía bajo el pseudónimo de "Harry Steel", una combinación de los nombres de Stalin ("hombre de acero" en ruso) y Harry Pollitt. El grupo en torno a "Straight Left" ejerció una considerable influencia en el movimiento sindical, en la Campaña por el Desarme Nuclear y en el Movimiento Anti-Apartheid, así como entre algunos diputados laboristas.

Bajo la influencia de Eric Hobsbawm en el ala opuesta del partido, Martin Jacques se convirtió en el editor de la revista teórica del partido, "Marxism Today", y rápidamente promovió una significativa publicación de las opiniones eurocomunistas en el partido, y finalmente de las tendencias revisionistas en la izquierda liberal más amplia, en particular de la izquierda suave en torno a Neil Kinnock en el Partido Laborista. Aunque la circulación de la revista creció, seguía siendo un sumidero en las finanzas del pequeño partido.

Tan pronto como en 1983, Martin Jacques "pensó que el PC era irreformable… pero permaneció en él porque necesitaba su financiación para continuar publicando "Marxism Today". La convicción de Jacques de que el partido estaba acabado "supuso un desagradable choque para algunos de sus camaradas" como Nina Temple, quien "tan infeliz como el propio Jacques, permaneció solo por lealtad hacia Jacques."[26]

En 1984 estalló una disputa larvada durante mucho tiempo entre la mayoría de la dirección y una fracción anti-eurocomunista (asociada con los activistas industriales y sindicales del partido) cuando el congreso del Distrito de Londres fue disuelto por insistir en otorgar plenos derechos a los camaradas que habían sido suspendidos de militancia por el Comité Ejecutivo. Después de que el secretario general clausurara el congreso, cierto número de militantes permanecieron en la sala (en la County Hall de South London) y celebró lo que fue, en la práctica, la reunión fundacional de un partido escindido, aunque la escisión formal no llegó hasta cuatro años después. Los miembros de la fracción minoritaria se dispusieron a crear una red de grupos de lectores del Morning Star y organismos similares, autodenominándose Grupo de Campaña Comunista. En 1988 estos elementos se escindieron formalmente del CPGB para organizar un nuevo partido conocido como Partido Comunista Británico. Esto fue considerado por muchos de los miembros de la fracción anti-eurocomunista, incluidos miembros de la Ejecutiva Nacional como Barry Williams, como la muerte del Partido.

En 1991, cuando la Unión Soviética colapsó, la dirección eurocomunista del CPGB, liderada por Nina Temple, decidió disolver el partido, y constituir Izquierda Democrática, un think-tank de izquierdas más que un partido político.[27]​ La propia Izquierda Democrática se disolvió en 1999, siendo reemplazada por New Politics Network, que a cambio se unificó con Charter 88 en 2007.[27]​ Esta unificación formó Unlock Democracy, que estuvo implicada en la campaña por el Sí en el referéndum sobre la reforma electoral en el Reino Unido de 2011.[27]

Algunos militantes escoceses formaron el Partido Comunista de Escocia, otros Izquierda Democrática de Escocia e Izquierda Democrática de Gales-Chwith Ddemocrataidd, que aún perviven. Los partidarios de The Leninist, que habían regresado al CPGB a comienzos de los años 80, declararon su intención de refundar el partido, y celebró una conferencia de emergencia en la que reclamó el nombre del partido. Actualmente son conocidos como el Partido Comunista de Gran Bretaña (Comité Central Provisional) y publican el Weekly Worker. No obstante, el Partido Comunista Británico es el Partido Comunista designado en el Reino Unido por la Comisión Electoral. En 2008, miembros del Partido de la Izquierda Europea, que integra a varios antiguos partidos comunistas oficiales de Europa, establecieron una sección británica no electoral. [28]

Resultados electorales[editar]

Cámara de los Comunes del Reino Unido
Elecciones Nº votos % votos Nº escaños
1922 [29] 30.684 Crecimiento 0,2% Crecimiento 1 Crecimiento
1923 [30] 34.258Crecimiento 0,2% Sin cambios 0 Decrecimiento
1924 [31] 51.176 Crecimiento 0,2% Sin cambios 1 Crecimiento
1929 [32] 47.554 Decrecimiento 0,2% Sin cambios 0 Decrecimiento
1931 [33] 69.692 Crecimiento 0,3% Crecimiento 0 Sin cambios
1935 [33] 27.177 Decrecimiento 0,1% Decrecimiento 1 Crecimiento
1945 [33] 97.945 Crecimiento 0,4% Crecimiento 2 Crecimiento
1950 [33] 91.765 Decrecimiento 0,3% Decrecimiento 0 Decrecimiento
1951 [33] 21.640 Decrecimiento 0,1% Decrecimiento 0 Sin cambios
1955 [33] 33.144 Crecimiento 0,1% Sin cambios 0 Sin cambios
1959 [33] 30.896 Decrecimiento 0,1% Sin cambios 0 Sin cambios
1964 [33] 46.442 Crecimiento 0,2% Crecimiento 0 Sin cambios
1966 [33] 62.092 Crecimiento 0,2% Crecimiento 0 Sin cambios
1970 [33] 37.970Decrecimiento 0,1% Decrecimiento 0 Sin cambios
1974 (Feb.) [33] 32.743 Decrecimiento 0,1% Sin cambios 0 Sin cambios
1974 (Oct.) [33] 17.426 Decrecimiento 0,1% Sin cambios 0 Sin cambios
1979 [33] 16.858 Decrecimiento 0,1% Sin cambios 0 Sin cambios
1983 [33] 11.606 Decrecimiento 0,0% Decrecimiento 0 Sin cambios
1987 [33] 6.078 Decrecimiento 0,0% Sin cambios 0 Sin cambios

Secretarios generales[editar]

Período Secretario general
1920-1928 [notes 1] Albert Inkpin
1929[notes 2] John Ross Campbell
1929[notes 3]​-1939 Harry Pollitt
1939-1941 Rajani Palme Dutt
1941-1956 Harry Pollitt
1956-1975 John Gollan
1975-1990 Gordon McLennan
1990-1991 Nina Temple

Congresos[editar]

Año Congreso Lugar Fecha
1920 Congreso Fundacional Londres 31 de julio–1 de agosto
1921 2º Congreso Leeds 29–30 de enero
1921 3er Congreso Manchester 23–24 de abril
1922 4º Congreso St Pancras Town Hall, Londres 18–19 de marzo
1922 5º Congress Battersea Town Hall, Londres 7–8 de octubre
1924 6º Congreso Caxton Hall, Salford 16–18 de mayo
1925 7º Congreso St Mungo Hall, Glasgow 30 de mayo–1 de junio
1926 8º Congreso Battersea Town Hall, Londres 16–17 de octubre
1927 9º Congreso Caxton Hall, Salford 8–10 de octubre
1929 10º Congreso Londres 19–22 de enero
1929 11º Congreso Leeds 30 de noviembre–3 de diciembre
1932 12º Congreso Londres 12–15 de noviembre
1935 13º Congreso Manchester 2–5 de febrero
1937 14º Congreso Londres 29–31 de mayo
1938 15º Congreso Birmingham 16–19 de septiembre
1943 16º Congreso Londres 3–4 de octubre
1944 17º Congreso Londres 28–29 de octubre
1945 18º Congreso Londres 24–26 de noviembre
1947 19º Congreso Londres 22–24 de febrero
1948 20º Congreso Londres 21–23 de febrero
1949 21º Congreso Liverpool 26–28 de noviembre
1952 22º Congreso Londres 11–14 de abril
1954 23º Congreso Londres 16–19 de abril
1956 24º Congreso Battersea Town Hall, Londres 30 de marzo–2 de abril
1957 25º Congreso Hammersmith Town Hall, Londres 19–22 de abril
1959 26º Congreso St Pancras Town Hall, Londres 27–30 de marzo
1961 27º Congreso St Pancras Town Hall, Londres 31 de marzo–3 de abril
1963 28º Congreso Londres 12–15 de abril
1965 29º Congreso Camden Town Hall, Londres 27–30 de noviembre
1967 30º Congreso Camden Town Hall, Londres 25–28 de noviembre
1969 31º Congreso Camden Town Hall, Londres 15–18 de noviembre
1971 32º Congreso Camden Town Hall, Londres 13–16 de noviembre
1973 33º Congreso Camden Town Hall, Londres 10–12 de noviembre
1975 34º Congreso Camden Town Hall, Londres 15–18 de noviembre
1977 35º Congreso 12–15 de noviembre
1979 36º Congreso St Pancras Assembly Room, Londres 10–13 de noviembre
1981 37º Congreso 14–17 de noviembre
1983 38º Congreso 12–15 de noviembre
1985 39º Congreso 18–20 de mayo
1987 40º Congreso 14–17 de noviembre
1989 41º Congreso 25–28 de noviembre
1990 42º Congreso 8–9 de diciembre
1991 43º Congreso Congress House, Londres 22–24 de noviembre

Militantes destacados[editar]

|}

Tankie[editar]

Tankie fue un término peyorativo referido a aquellos miembros del Partido Comunista de Gran Bretaña que siguieron la línea política del Kremlin, respaldando el aplastamiento de las rebeliones en Hungría y posteriormente en Checoslovaquia por parte de los tanques soviéticos; o más ampliamente, a aquellos que mantuvieron posiciones pro-soviéticas tradicionales.[35]

El término generó una frase hecha para los miembros del ala dura del Partido Comunista británico. El periodista Peter Paterson preguntó al dirigente del sindicato AEU Reg Birch sobre su elección como miembro del Ejecutivo del CPGB tras la invasión húngara:

"Cuando le pregunta cómo fue posible que se situase con los 'tankies', así llamados por el uso de tanques rusos para reprimir la revuelta, afirmó que 'ellos querían un sindicalista que pudiese soportar Hungría, y yo encajé la factura'."[36][37]

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. Inkpin fue encarcelado en dos ocasiones durante su mandado como secretario general. Entre mayo de 1921, cuando se le impuso una fianza altamente restrictiva, hasta agosto de 1922, poco después de su puesta en libertad, Fred Peet ejerció como secretario general en funciones. Entre el 22 de octubre de 1925, cuando fue uno de los doce dirigentes comunistas detenidos, hasta su puesta en libertad a finales de septiembre de 1926, Bob Stewart fue secretario general en funciones.
  2. Aunque habitualmente Campbell no aparece en las listas de secretarios generales del CPGB, la obra de Matthew Worley Class Against Class: The Communist Party in Britain Between the Wars detalla cómo Campbell se convirtió en la figura dirigente del partido con el título de "secretario politico" en julio de 1928. Éste fue cambiado por el de "secretario general" en febrero de 1929, regresando al de "secretario político" en mayo de ese año, ahora subordinado a Pollitt.
  3. Pollitt asumió el liderazgo del partido en mayo de 1929 con el título de "secretario organizativo"; se convirtió en secretario general en julio de 1929.

Referencias[editar]

  1. Simkin, John (August 2014). «The Communist Party of Great Britain». spartacus-educational.com. Spartacus Educational. Consultado el 31 de agosto de 2015. 
  2. «British communists propose name change». Herald-Journal. 23 de noviembre de 1991. Consultado el 9 de febrero de 2010. 
  3. Barberis, Peter/McHugh, John/Tyldesley, Mike. Encyclopedia of British and Irish political organizations : parties, groups and movements of the 20th century. New York City/London: Continuum, 2001. 149
  4. Collette, Christine/Leybourn, Keith. Modern Britain since 1979 a reader. London/New York City: I.B. Tauris, 2003. p. 2
  5. James Klugmann, History of the Communist Party of Great Britain, Volume One: Formation and Early Years, 1919–1924. London: Lawrence and Wishart, 1968; pp. 21, 25.
  6. The Papers of the Communist Party of Great Britain (1920–1994). Held at Labour History Archive and Study Centre Uso incorrecto de la plantilla enlace roto (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial y la última versión)..
  7. Online abstract and index available. Extent: 235.5 (841 boxes). Retrieved June 14, 2006.
  8. Francis Elliott (8 de octubre de 2006). «Churchill's spy chief and the Zinoviev Letter». The Independent. Consultado el 15 de junio de 2013. 
  9. Bennett, A Most Extraordinary and Mysterious Business, pp. 2–3.
  10. Según Joe Jacobs, la central del partido intentó evitar que sus militantes tomaran parte en la defensa de Cable Street frente a los camisas negras, de modo que tuvieron que operar bajo la cobertura de la 'Ex-Servicemen’s Association', mientras el mismo día, el partido publicaba un panfleto llamando a otra manifestación en Trafalgar Square, con el objeto de sacar a sus militantes fuera del East End. Joe Jacobs, Out of the Ghetto, London: Phoenix Books, 1991, p. 238. Sin embargo, el testimonio personal de Phil Piratin sugiere lo contrario, es decir, el papel central de la dirección del Partido Comunista en las acciones antifascistas contra la BUF. Phil Piratin, Our Flag stays Red, Lawrence & Wishart, 2006.
  11. «Communist Party - HARRY POLLITT - 1890-1960». communist-party.org.uk. 
  12. Biography of Harry Pollitt by Kevin Morgan, Manchester University Press 1993 pp 108–116
  13. La postura patriótica del CPGB era tal que en unas elecciones parciales celebradas en Cardiff en 1943 hicieron campaña activamente por el candidato conservador contra Fenner Brockway, candidato del Partido Laborista Independiente. Robert Black, Stalinism in Britain: A Trotskyist Analysis. London: New Park Publications, 1970; pp. 170–171. Según el trotskista Brian Pearce, "durante todo el periodo previo a la caída de Francia, el Partido Comunista británico funcionó como una agencia de propaganda para Hitler." B. Farnborough, "Marxists in the Second World War," Labour Review, Vol. 4 No. 1, April–May 1959, pp. 25–28 Sin embargo, como el CPGB consideraba que el trotskismo continuaba atacando a la Unión Soviética, ayudando a la socialdemocracia europea y apoyando a los militantes huelguistas, consideraba necesario oponerle una intensa lucha para resistir a los llamados 'agentes trotskistas'.[1] El panfleto de William Wainwright Clear out Trotsky's Agents advertía: 'Debes prepararte para acorralar a estos otros enemigos más astutos… se llaman trotskistas'. "Resolution of the Central Committee of the R.C.P.", May 1925; Black, Stalinism in Britain, pg. 190.
  14. Keith Laybourn, Marxism in Britain: Dissent, Decline and Re-emergence 1945-c.2000, Taylor & Francis, 2006, p. 3.
  15. a b c d e A.J. Davies, To Build A New Jerusalem. London: Abacus, 1996, p. 179.
  16. Nineteenth Congress of the Communist Party of Great Britain, Conference Report, February 1947, p. 18
  17. David Butler and Gareth Butler, British Political Facts. 10th Edition. Basingstoke, England: Palgrave Macmillan, 2010; pg. 196.
  18. Geoff Andrews, Endgames and New Times: The Final Years of British Communism, 1964–1991. London: Lawrence and Wishart, 2004; pg. 90. Según Andrews, "en los años 50, el dirigente del CPGB, Reuben Falber, recibió alrededor de 100.000 libras al año del PCUS, y durante los 70 todavía se le pagaban en torno a 15.000 libras "para pensiones", quien añade como "destinatarios incluido Rajani Palme Dutt". Ibid., p. 94.
  19. «Obituary: George Matthews». The Guardian. 21 de diciembre de 2016. 
  20. Herbert Pimlott, "From 'Old Left' to 'New Labour'? Eric Hobsbawm and the Rhetoric of 'Realistic Marxism'", Labour/Le Travail, vol. 56 (2005), pg. 185.
  21. Andrews, Endgames and New Times, pg. 107.
  22. Andrews, Endgames and New Times, pg. 115.
  23. Andrews, Endgames and New Times, pp. 93-94.
  24. Andrews, Endgames and New Times, pg. 144.
  25. Andrews, Endgames and New Times, pg. 148.
  26. Francis Beckett, The Enemy within: Rise and Fall of the British Communist Party. London: John Murray, 1995; pg. 197.
  27. a b c Brian Wheeler (13 de junio de 2012). «What happened to the Communist Party of Great Britain's millions?». BBC News. Consultado el 15 de junio de 2013. 
  28. «A History of The Progressive Left in Britain». Archivado desde el original el 24 de octubre de 2008. Consultado el 5 de diciembre de 2016. 
  29. Bryn Morgan. «General Election results, 1 May 1997». House of Commons Library. p. 6. Consultado el 18 de octubre de 2015. 
  30. Bryn Morgan. «General Election results, 7 June 2001». House of Commons Library. p. 11. Consultado el 18 de octubre de 2015. 
  31. «2005 General election results». UK Political Info. Consultado el 18 de octubre de 2015. 
  32. «Election 2010 Results». BBC News. Consultado el 22 de enero de 2014. 
  33. a b c d e f g h i j k l m n ñ "UK 2015 general election results in full", The Guardian,
  34. «Robert William ROBSON – The National Archives,Kew». Reference to released documents about Robson. The National Archives, Kew. Consultado el 11 de junio de 2014. 
  35. Stephen Drive Understanding British Party Politics, p. 154
  36. How Much More of This, Old Boy-- ?: Scenes from a Reporter's Life, Peter Paterson p.181
  37. Las posiciones de línea dura de Reg Birch le llevaron más tarde a escindirse del CPGB para crear un partido maoísta pro-albanés.

Enlaces externos[editar]