Partido Comunista Británico

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Partido Comunista Británico
Communist Party of Britain
Communist Party of Britain.svg
Secretario/a general Robert Griffiths
Fundación 1988
Precedido por Partido Comunista de Gran Bretaña
Ideología Marxismo-leninismo
Posición Extrema izquierda
Sede Ruskin House, Croydon, Londres
País Reino Unido
Organización
juvenil
Liga de Jóvenes Comunistas
Afiliación internacional Encuentro Internacional de Partidos Comunistas y Obreros (EIPCO)
Sitio web http://www.communist-party.org.uk/
Sucesor del Partido Comunista de Gran Bretaña

El Partido Comunista Británico es un partido político del Reino Unido. Aunque fue fundado en 1988, sus orígenes se remontan hacia 1920, ya que es el sucesor del histórico Partido Comunista de Gran Bretaña. Este partido reivindica el legado del Partido Comunista de Gran Bretaña y sus miembros más influyentes, como Harry Pollitt o John Gollan, como propio.

Historia[editar]

El Partido Comunista Británico (CPB) fue formado en 1988 por un grupo de militantes descontentos del Partido Comunista de Gran Bretaña (CPGB), incluyendo la redacción del The Morning Star.

Los fundadores del CPB atacaron el liderazgo del CPGB por abandonar supuestamente el clasismo y el protagonismo de la clase obrera en el proceso revolucionario en Gran Bretaña. El ala juvenil de la CPGB, la Liga de jóvenes comunistas, había colapsado, y el The Morning Star estaba perdiendo circulación.

Al año siguiente, los dirigentes del CPGB declaran formalmente que habían abandonado el programa del partido "british road to socialism" (camino británico al socialismo). Miembros del partido perciben esto como que el CPGB da la espalda al socialismo.

Los miembros del CPB fueron impulsados después de la disolución de la CPGB en 1991 y su reforma como la "Izquierda Democrática". Muchos miembros de la facción "Straight Left" (quienes estaban en desacuerdo con las políticas Eurocomunistas) que se quedaron en el CPGB formaron un grupo llamado "Enlace comunista" que más tarde optó por unirse al CPB. Otros permanecieron en la Izquierda Democrática o se unieron al Partido Laborista. Esta no fue la primera división dentro del Partido Comunista.

El Partido Comunista de Gran Bretaña (marxista-leninista) fue fundado en 1968 por un destacado dirigente sindical de ingeniería, Reg Birch, quien había sido un miembro prominente del CPGB y en ese momento se disputa partidario de la línea de Beijing en el conflicto sino-soviético. Antes de la caída de la Unión Soviética, las diferencias ideológicas entre los miembros del partido llevaron al establecimiento del nuevo Partido Comunista (formado en 1977), quien también se opone al Eurocomunismo.

El partido apoyó en gran parte la creación del "Communist Campaign Group" y uno de sus líderes prominentes, Mike Hicks, fue elegido en el puesto de Secretario General cuando el partido fue fundado en 1988. En enero de ese año Hicks fue expulsado como secretario general en una votación de 17 a 13, impulsada por John Haylett (quien era también editor del Morning Star) en una reunión del comité ejecutivo del partido. Los partidarios de Hicks en el comité administrativo del Morning Star suspendieron y luego despidieron a Haylett, quién lideró una larga huelga en el Morning Star, finalizando con la victoria en la reincorporación de Haylett. Algunos de los partidarios a Hicks fueron despedidos y otros dimitieron en protesta. Formaron un grupo de discusión llamado Foro Marxista y continuaron manteniendo posiciones prominentes en la Marx Memorial Library en Londres.

El partido siempre estuvo relacionado con el movimiento de trabajo y comercio de Gran Bretaña. Es parte de la coalición Stop the War; el expresidente del movimiento Andrew Murray es un miembro del Partido Comunista Británico. Antes de la formación de la coalición Respect - The Unity, liderada por George Galloway y apoyada por el Socialist Workers Party, el partido se comprometió en un mayor debate acerca de si debiera unirse a una alianza electoral con Galloway y SWP. Con eso a su favor, incluyendo al Secretario General Robert Griffiths, Andrew Murray y el editor del Morning Star John Haylett, fueron, sin embargo, derrotados en un Congreso Especial en 2004.