Parque natural de la Sierra de Andújar

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Sierra de Andújar
SIERRA ANDULAR1.JPG
Vista del parque natural
Situación
País EspañaFlag of Spain.svg España
Comunidad autónoma AndalucíaBandera de Andalucía.svg Andalucía
Provincia JaénBandera de la provincia de Jaén.svg Jaén
Ecorregión Bosque Mediterráneo del Suroeste de la Península Ibérica
Localidad más cercana Andújar
Coordenadas 38°17′23″N 4°01′43″O / 38.289757, -4.028678Coordenadas: 38°17′23″N 4°01′43″O / 38.289757, -4.028678
Datos generales
Grado de protección Parque natural
Fecha de creación 1989
N.º de localidades 4
Superficie 74 774 ha
Sierra de Andújar ubicada en Provincia de Jaén (España)
Sierra de Andújar
Sierra de Andújar
Sitio web

El Parque Natural de Sierra de Andújar se sitúa al noroeste de la provincia de Jaén, en plena Sierra Morena, a solo un paso de la ciudad de Andújar. Tiene una superficie de 74.774 Ha, y contiene cuatro términos municipales: Andújar, Baños de la Encina, Villanueva de la Reina y Marmolejo.

Posee las mayores manchas de bosque mediterráneo de la Península, con dominio de encina y alcornoque en forma adehesada y en las mayores altitudes, donde la humedad es más elevada, el quejigo. Lo atraviesan también varios ríos y pantanos.

Alberga especies con alto grado de amenaza como son el lince, el lobo y el águila imperial, que tienen en estas sierras uno de sus últimos asentamientos. La ganadería es igualmente importante, con extensas dehesas dedicadas a la cría de toros de lidia o a la explotación cinegética de ciervos, gamos, corzos, muflones y jabalíes. Así, el deporte de la caza constituye un recurso económico de primer orden en los afamados cotos públicos y privados del Parque.

Es un escenario idóneo para la práctica de actividades de bajo impacto ambiental, como el senderismo o la caza fotográfica. Posee muchos senderos, miradores, áreas recreativas y servicios turísticos.​

El Parque es conocido, además de por sus valores naturales, por albergar el Santuario de la Virgen de la Cabeza en el Cerro del Cabezo; la Romería, en abril, congrega a decenas de miles de personas procedentes de toda España. A esto se suma un patrimonio arqueológico y etnográfico nada desdeñable representado entre otros por yacimientos prehistóricos.

Paisaje[editar]

Geología:

La historia geológica de la Sierra de Andújar es larga y compleja, extendiéndose desde el Paleozoico Inferior hasta nuestros días, a lo largo de unos 500 millones de años.

Litológicamente, destacan pizarras y cuarcitas, las cuales dominan la mayor parte de la superficie. También aparece una franja de granito y algún enclave sedimentario de caliza en la parte norte.

El relieve se caracteriza por las suaves ondulaciones típicas del paisaje de Sierra Morena. Estas suaves formaciones se ven interrumpidas por valles donde los ríos excavan cauces, en ocasiones angostos.

En el Parque se distinguen las siguientes áreas:

  1. El extremo norte, caracterizado por su relieve abrupto y montañoso, con descensos de cotas bruscas y pendientes pronunciadas. Está dominado por cuarcitas, los materiales más antiguos del macizo; y pizarras, lo que da lugar a este paisaje característico de crestas y valles. En esta zona montañosa, en Sierra Quintana, se encuentra el Pico Burcio del Pino con la máxima cota, con 1.290 m.
  2. Banda centro sur (penillanura granítica de la Virgen de la Cabeza), con una morfología de tipo plano ondulado. Esta homogeneidad sólo se ve alterada por pequeños cerros y cabeceras de barrancos.
  3. Parte del sector central y sur, nuevamente con relieve abrupto debido a los barrancos y al encajonamiento propiciado por la erosión de los cursos fluviales de importancia, como son el río Jándula y el Yeguas. De nuevo hay  rocas graníticas pertenecientes al afloramiento del Batolito de Los Pedroches.

En cuanto a la altimetría el Parque se sitúa entre los 200 m en el Sur, en el río Jándula, y los 1.291m en la Sierra Quintana, en el límite con Ciudad Real. La altitud media en el Parque es de 585 m.

Esta orografía del terreno, surcada por numerosos cauces fluviales que desembocan en el Guadalquivir y que moldean, en ocasiones, profundas gargantas y empinadas laderas, dan lugar a parajes de gran belleza.

Hidrografía:

Desde el punto de vista hidrológico, este espacio natural está condicionado por la geología de la zona, estando presentes los ríos Jándula, Yeguas, Pinto, Valmayor, Sardinillas y Cabrera, pertenecientes todos a la Cuenca Hidrográfica del Guadalquivir, los cuales discurren de norte a sur perpendicularmente a este río.

La red fluvial se distribuye en 3 subcuencas: Yeguas,Jándula y Rumblar. De todos estos cursos de agua que surcan el interior del Parque Natural, el río Jándula es el más importante, encontrándose en sus márgenes unas atractivas áreas recreativas, siendo posible practicar en ellos, además, la pesca y algunas actividades acuáticas. El caudal de estos ríos presenta oscilaciones, sobre todo en la época estival.

Sobre el límite oriental del Parque Natural se localizan dos embalses, el del Jándula (322 hm3) y el del Encinarejo (15 hm3), ambos sobre el río Jándula. Se trata de embalses con grandes oscilaciones de nivel debido a los acusados estiajes.

En el Parque se encuentran aproximadamente 50 charcas artificiales, fundamentalmente para proporcionarle agua a la fauna cinegética y, en menor medida, al ganado doméstico.

Vegetación:

En los paisajes del Parque Natural conviven los espacios adehesados y abiertos, con barrancos y laderas umbrías; y con las magníficas formaciones de bosque mediterráneo compuestas por encinas, quejigos, alcornoques y robles, sin olvidar las manchas de vegetación de pino piñonero fruto de las repoblaciones.

Las  formaciones vegetales más representativas son:

  1. Los pinares de repoblación, que ocupan un 21% de la superficie. Las especies principales son el pino piñonero y el pino negral, siendo el primero el más extendido ya que ocupa el 80% de la superficie protegida.
  2. La dehesa representa el 15%, y las especies que la componen son principalmente la encina, seguida del alcornoque y en menor medida el quejigo. Es un modo de aprovechamiento de considerable importancia para la ganadería vacuna, ovina y de lidia.
  3. Las formaciones de matorral, con o sin arbolado disperso, componen la vegetación más abundante, formadas básicamente por coscojas, lentiscos,jaras, enebros y jazmines silvestres; entremezclados con cornicabaras, madroños,olivillasy plantas aromáticas como el romero,mejorana, cantueso y tomillo; las cuales prestan su color y su olor a estos parajes para hacerlos, si cabe, aún más atractivos.
  4. Las formaciones densas de Quercus spp., ocupan una superficie reducida, un 4%. Las especies principales son encina, alcornoque y quejido.
  5. Por último cabe destacar la vegetación de ribera, destacando los suaces, fresnos, alisos, tamujos,mirtos y adelfas.

Entre las especies vegetales a destacar se encuentran Asplenium billotii y Narcissus assoanus; las cuales están incluidas en el Catálogo Andaluz de Especies de la Flora Silvestre Amenazada.

Referencias[editar]

  • Véase: Chasse, conservation de la nature et développment économique dans un espace andalou protégé: Le parc naturel de la sierra de Andújar (Espagne). Araque Jiménez, E. & Crespo Guerrero, J. M. (en francés) [1]

Enlaces externos[editar]