Arribes del Duero

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Arribes
Duero fronterizo.png
Localización de la zona en la península ibérica.
Países
España y Portugal.
Idiomas
Español, portugués y asturleonés.
Husos horarios
UTC +2:00 (España) y UTC +1:00 (Portugal).
Núcleos urbanos destacados
Fermoselle y Miranda do Douro.
Los arribes del Duero desde el mirador de Las Escaleras (Fermoselle).jpg
Vista de los arribes desde el mirador de Las Escaleras, en la localidad de Fermoselle.

Arribes, también denominado Arribes del Duero, es una comarca natural[1]española, situada en la comunidad autónoma de Castilla y León, que se extiende por el noroeste de la provincia de Salamanca y el sudoeste de la provincia de Zamora, junto a la frontera portuguesa.[2]

Arribes, arribas y arribanzos son vocablos leoneses utilizados para denominar la profunda y prolongada garganta fluvial del río Duero en su tramo internacional con Portugal y de sus afluentes los ríos Águeda, Esla, Huebra, Tormes y Uces.[3][4][5]​ Esta geomorfología se caracteriza por una zona de depresión o de altitud más baja y otra de penillanura o de altitud más elevada, siendo los arribes el conjunto de ambas zonas, que se sitúan a orillas de estos ríos.[4]

Su territorio es un espacio natural protegido para preservar el nivel de conservación de sus ecosistemas naturales y valores paisajísticos en armonía con los usos, derechos y aprovechamientos tradicionales y con la realización de actividades educativas, científicas, culturales, recreativas, turísticas o socioeconómicas compatibles. La Junta de Castilla y León incorporó este territorio a su red de parques naturales el 11 de abril de 2002.[1]​ El Gobierno portugués hizo lo mismo con su parte algo antes, el 11 de mayo de 1998, bajo el nombre de parque natural del Duero Internacional.[6]​ Está catalogado también, casi con la misma extensión, como Zona de Especial protección para las Aves (ZEPA), con 108 054,01 ha,[7]​ y Lugar de Importancia Comunitaria (LIC), con 106 178.29 ha,[8]​ del proyecto europeo Red Natura 2000. Además, el 9 de junio de 2015, los dos parques son declarados reserva de la biosfera transfronteriza por la Unesco bajo la denominación de Meseta Ibérica, junto a otras zonas protegidas españolas y portuguesas, destacando el parque natural Lago de Sanabria y sierras Segundera y de Porto en territorio español y el parque natural de Montesinho en la parte lusa, así como distintos espacios de la Red Natura 2000.[9]

Los grandes desniveles de su orografía, el alto caudal del Duero y los numerosos ríos que en él desembocan, convierten a esta zona en uno de los puntos de mayor potencial hidroeléctrico de la península ibérica. Por ello, los gobiernos de España y Portugal firmaron en 1927 un acuerdo para regular el reparto del aprovechamiento del Duero internacional en dos sectores, a raíz del cual se fueron construyendo una red de presas y embalses, hoy conocidos como Saltos del Duero.[10]

La profunda hendidura abierta por el encajonamiento del Duero y sus afluentes suaviza el régimen térmico hasta el punto de permitir el desarrollo de una inusual vegetación termófila y de cultivos típicamente mediterráneos en bancales. Esta singular configuración geomorfológica introduce notables modificaciones en las condiciones climáticas, ya que la garganta del Duero se comporta como un condensador de calor. De tal manera que, mientras en la penillanura imperan unas condiciones climáticas caracterizadas por inviernos largos y muy fríos y veranos cortos y moderadamente cálidos, el escobio fluvial representa un islote de calor que redunda en que los inviernos sean cortos y suaves y los veranos largos y calurosos. Además de la diversidad vegetal, las vertientes más escarpadas se han convertido en un lugar idóneo para el refugio de la fauna salvaje, especialmente para las aves.[11]

Su ubicación fronteriza, alejada de los grandes núcleos de población y con escasas infraestructuras, ha propiciado un continuo proceso de despoblación de sus pueblos aunque también ha permitido la conservación de un amplio patrimonio histórico, cultural y natural, entre el que destacan su paisaje, arquitectura y tradiciones. En los últimos años, con la protección de este territorio, han llegado algunas iniciativas inversoras relacionadas con el turismo y el comercio minorista transfronterizo. Esta circunstancia ha evidenciado que sea necesario preservar y potenciar su hábitat natural, su patrimonio y sus tradiciones socioculturales, principales propulsores de su economía.

Contexto[editar]

El bosque de almeces de Mieza es el más extenso de Europa.[12]

Las profundas incisiones de los ríos Duero y Águeda son frontera natural entre España y Portugal, dividen una zona de idénticas características entre ambos países. El Duero y sus afluentes son el elemento común y nexo de unión de todo un territorio que se extiende linealmente a lo largo de más de 120 km.[13]​ El Duero es internacional desde la presa de Castro hasta Barca d'Alva. En este lugar se le une el río Águeda, que es internacional desde esta aldea hasta el lugar donde se le une el río Turones, cerca de La Bouza.[14]​ La parte española, declarada parque natural de Arribes del Duero, se extiende sobre una superficie de 106 105 hectáreas[1]​ mientras que la parte portuguesa, declarada parque natural del Duero Internacional, se extiende sobre una superficie de 85.150 hectáreas.[15]​ Los dos parques suman una superficie de 191.255 hectáreas, lo que convierte a esta zona en una de las áreas protegidas más grandes de Europa.

La Unión Europea también protege la biodiversidad de Arribes a través de la Red Natura 2000, a través de las figuras de zona especial de conservación y zona de especial protección para las aves. La protección se debe a la especial fisonomía de este territorio, caracterizado por la vertebración que sobre él imprime el Duero y sus afluentes, que ha dado lugar a una serie de cañones fluviales, y la existencia de una penillanura colindante de paisaje adehesado, que además es el hábitat y zona de reproducción de aves como la cigüeña negra, el alimoche, la garza real, el milano real y el búho real. La primera de las zonas protegidas es la denominada Cañones del Duero (ZEPA-ES0000206 y ZEC-ES4190102) que comprende la ribera del Duero aguas arriba del límite con Portugal, entre la confluencia con el río Esla y la ciudad de Zamora, y que incluye el embalse de Villalcampo.[16][17]​ Este espacio protegido limita al oeste con un segundo espacio protegido que se denomina «Arribes del Duero» (ZEPA-ES0000118 y ZEC-ES4150096) y que incluye un área ligeramente superior al territorio protegido como parque natural bajo por la Junta de Castilla y León con la misma denoominación.[7][18][19]​ Un tercer área e la denominada «Riberas de los Ríos Huebra y Yeltes» (ZEPA-ES0000247) y «Riberas de los Ríos Huebra, Yeltes, Uces y afluentes » (ZEC-ES4150064) que protege un espacio que incluye varios tramos de los ríos Huebra, Yeltes, Uces, Maillo, Morasverdes, Gavilanes y Tenebrilla, así como de los arroyos Zarzoso, Navia de Fiuncia, Zarzosillo, Moresna, Madriega, Vallefrío, Campocerrado y Cilleruelo. Se incluyen además las Lagunas y pastizales asociados de Tenebrón. En total suman unos 240 km lineales de cauces tributarios del río Duero y que por tanto es colindante con el denominado Arribes del Duero. [20][21]​ Una cuarta zona es la denominada «Río Águeda» (ZEPA-ES4150087) y «Riberas del Río Águeda» (ZEC-ES4150127) que está formado por un único tramo del citado río, caracterizado por contar con un cañón fluvial de escarpadas laderas abruptas y cerradas, una zona muy agreste y aislada.[22][23]​ Por último, está el denominado «Campo de Argañán» (ZEPA-ES0000218 y ZEC-ES4150098) que afecta a los términos municipales de La Bouza y Puerto Seguro que destaca por la existencia de un paisaje adehesado con presencia de Quercus ilex sp. rotundifolia de la Región.[24]

La Unesco reconoció en 2015 el nivel de conservación recursos genéticos, especies, ecosistemas y paisajes de Arribes, incluyendo el territorio del parque natural dentro de Meseta Ibérica. Esta reserva de la biosfera transfronteriza incluye además un extenso territorio que también incluye el parque natural Lago de Sanabria y sierras Segundera y de Porto, el parque natural de Montesinho, los Cañones del Duero, las Lagunas de Villafáfila, la Sierra de la Culebra y la Albufera del Azibo y Romeo.[25]

Ecosistemas[editar]

La fauna y la flora de este territorio brilla por la gran riqueza y variedad de especies que las componen. La singularidad del clima junto con la peculiaridad de la orografía, favorecen la existencia de un ecosistema natural de singular belleza. Las especies animales y vegetales que lo habitan, constituyen una síntesis de entre las que se pueden encontrar en el clima mediterráneo de los valles y en el clima continental de la penillanura. En esta demarcación habitan unas 200 especies de aves, al menos 45 de mamíferos, 16 de peces, 11 de anfibios y 17 de reptiles.[26]

La diversidad animal es uno de los motivos más importantes por los que Arribes se declaró parque natural. Destaca el elevado número de aves, tanto nidificantes como hibernantes. Los arribes de los ríos, las grandes masas forestales y los numerosos cursos fluviales, constituyen en conjunto, el hábitat perfecto para numerosos animales, especialmente para las aves. En España existen 465 tipos, en Castilla y León 334 y en Arribes al menos 200.[26]

Fauna[editar]

Aves[editar]

El mirador del Picón de Felipe, en Aldeadávila, un buen lugar para observar las aves.
Mirador de Las Barrancas, en Cozcurrita, municipio de Fariza.

La cigüeña negra es el ave más emblemática. Los huecos y recodos del arribanzo son el lugar elegido para la nidificación de esta ave que en España está incluida dentro de las especies con posible peligro de extinción. Es por tanto este espacio natural, un punto clave para la conservación de esta especie. En 1995 y 1998, se designaron varias Áreas Críticas para la Conservación de la Cigüeña Negra.[27]​ Las 20 parejas de cigüeña negra que hay en esta zona, suponen el 8% de la población española y el 25% de la de Castilla y León (datos de febrero de 2005).[7]

Junto con la cigüeña negra, las grandes rapaces constituyen las otras nidificantes más significativas e importantes de Arribes. Entre ellas, la forma del buitre leonado es la más sencilla de reconocer, pues campea a sus anchas por toda el área. En 2005 tenía una población de 550 parejas.[7]​ También destacan y son relativamente fáciles de reconocer las siluetas del alimoche (75 parejas en 2005),[7]​ el búho real (25 parejas en 1992),[7]​ el águila real (24 parejas en 2005),[7]​ el águila perdicera (17 parejas en 2005),[7]​ el milano real (9 parejas en 2005)[7]​ y el halcón peregrino (6 parejas en 2005).[7]​ Menos insólitas, destacan las poblaciones de chova piquirroja (159 parejas en 2005)[7]​ y cigüeña blanca (115 parejas en 1999).[7]

En 1990 las arribes fueron declaradas Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA).[7]​ Las especies protagonistas de este logro son el águila perdicera, el águila real, el alimoche, el búho real, el buitre leonado, la chova piquirroja, la cigüeña negra y el halcón peregrino.[7]

Entrando ya a nombrar el resto de aves, son reseñables aquellas que dependen del resguardo de los arribanzos para criar o simplemente para sobrevivir. La más común es el avión roquero, que a diferencia del de otras zonas, permanece aquí todo el año gracias al microclima. Otras destacables son la chova piquirroja, el cuervo, la golondrina dáurica, la grajilla, el roquero solitario y el vencejo real.

En los bosques donde predominan los robles, se encuentran pequeñas poblaciones de arrendajo, becada, camachuelo común, mirlo común, mito, pico menor, pico picapinos, pito real, torcecuello, trepador azul y zorzal común. En los bosques donde predominan las encinas, son más frecuentes los alcaudones comunes, los alcaudones reales, los agateadores, los críalos y los rabilargos. Otras rapaces forestales con presencia son el águila calzada, el milano negro, el milano real y el ratonero común. Durante la noche son frecuentes el autillo, el búho chico, el cárabo y el chotacabras gris.

En las riberas de los ríos, se puede ver al chorlitejo chico, la focha común, la gallina de agua, la garza real, el martín pescador y el mirlo acuático.

Mamíferos[editar]

De las noventa especies de mamíferos existentes en la península Ibérica, al menos cuarenta y cinco se han observado en esta zona.[26]​ Es destacada la presencia de murciélagos, de los que se calcula la presencia de catorce tipos. En su proliferación ha tenido especial trascendencia el abrigo proporcionado por los roquedales de los acantilados y el especial clima benigno de la zona.

Pasando a enumerar las especies terrestres, reseñar la presencia de ejemplares tan escasos como son el gato montés y el tejón.

Uno de los mamíferos cuya presencia despierta un especial interés, por su escasez y galopante regresión en el continente europeo, es la nutria. La construcción de numerosos embalses fue antaño la principal causa de su casi completa desaparición en el Duero, de la que escasamente se ha ido recuperando con el paso del tiempo.

El lobo sigue presente aunque en menor medida que antaño debido al temor que produce en los ganaderos, ya que de vez en cuando se producen ataques a ovejas y otros animales.[28]​ Al sur del Duero está protegido por la Unión Europea y se prohíbe completamente su caza para favorecer la recuperación. Hace unos años estaba prácticamente extinto y sólo se avistaba alguna vez que cruzaba desde el norte zamorano o portugués.[29]​ Otros mamíferos, ya relativamente más abundantes, serían el zorro, jabalí, jineta, conejo, liebre, erizo, comadreja, garduña y lirón careto.

El más significativo de todos los mamíferos que han habitado Arribes, es el endémico lince ibérico. Aunque actualmente se da por extinguido en la zona,[30][31]​ algunos expertos afirman que en los valles más tranquilos y de vegetación mejor conservada, aún podrían quedar algunos ejemplares.[32]​ De hecho, aunque no esté demostrada su supervivencia en estas tierras, en la mayoría de los carteles, folletos y webs de promoción y publicidad de la zona, así como en la propia ley de declaración como parque natural, todavía lo incluyen entre sus especies.[1][33]

Peces[editar]

Boga del Duero tratando de superar un obstáculo en el río.

La actual diversidad de peces es consecuencia directa de la intervención humana pues la mayoría han sido introducidos, no pertenecen al ecosistema original. De las cincuenta y seis especies que habitan las aguas continentales españolas, en las arribes están presentes dieciséis.[26]​ Entre los ejemplares que se encuentran en las aguas de Arribes hay especies autóctonas como el barbo común, boga, colmilleja, la pardilla y calandino, gallego, bermejuela, escallo y especies exóticas como el lucio, carpín, carpa, gobio, tenca, gambusia, percasol, black-bass.[26]

La escasez de esturiones, mucho más abundantes antes de la construcción de las presas por tratarse de una especie anádroma, ha motivado su clasificación como especie en peligro de extinción. La anguila es otra especie migradora (catádroma) y por motivos similares también está catalogada como amenazada en la parte española del Duero. Para garantizar la supervivencia de estas especies, se ha propuesto la necesidad de mejorar las escalas o pasos para peces de nuestras infraestructuras hidráulicas.[34]

Anfibios y reptiles[editar]

En comparación con otras zonas del mundo, debido al bajo volumen de precipitaciones y el rigor térmico, las condiciones ambientales del centro peninsular no son las más idóneas para la proliferación de los anfibios. De las veintisiete especies contabilizadas en suelo español, al menos dieciocho están en Castilla y León y once en los arribes, de las que al menos dos son endémicas: tritón ibérico y sapo partero ibérico. Son abundantes el sapo común, sapo corredor, tritón jaspeado, rana de san Antonio y la salamandra común.[26]

Al contrario que en el caso de los anfibios, Arribes es un hábitat idóneo para la proliferación de reptiles, tanto por clima como por relieve. De los cuarenta y un tipos de anfibios presentes en suelo español y los treinta en suelo castellanoleonés, en las arribes se han contabilizado hasta diecisiete especies. Los más abundantes son el lagarto ocelado, la lagartija colilarga, el bastardo y la culebra escalera. Estos a su vez se han convertido en elementos clave de la alimentación de las rapaces diurnas, por la disminución progresiva de otros animales como conejo y perdiz. Relevante es también la presencia de la salamanquesa común, amparada por la mayor benignidad climática, junto al galápago europeo y el galápago leproso.[26]

Vegetación[editar]

Vegetación de Arribes
Bosque de ribera junto a la playa del Rostro, en Aldeadávila.
Sotobosque del arribe. Paraje de El Piélago, en Fermoselle.
Paisaje típico de penillanura, en la localidad de Tudera.

La importante diversidad vegetal existente Arribes es consecuencia directa de la peculiaridad geográfica y climática de la zona, y es que el clima mediterráneo presente en los arribes permite por ejemplo cultivar variedades no habituales en la meseta. A finales del siglo XIX se llegó a ver incluso caña de azúcar.[35]​ Esto es posible debido a que los inviernos son más cortos y por tanto el periodo libre de heladas es más amplio.[36]

Antiguamente la agricultura y la ganadería estaban muy presentes, la superficie dedicada a estas actividades era bastante mayor que hoy en día, y como en muchos sitios, esto acabó con muchos de los bosques que cubrían la práctica totalidad de la península Ibérica. En las arribes y a pesar de esto, todavía se conservan numerosos bosques de gran valor ecológico debido a que la dificultad para cultivar en las pendientes escarpadas, frenó la realización de las faenas del campo en ellas. La mayoría de los bosques de Arribes están compuestos por robles. Coexisten con los de alcornoques, almeces, encinas y enebros. Las extensiones de matorral están formadas por chumberas, jaras, piornos, retamas y tomillos.

De entre los bosques de este espacio natural, destacan el almezal de Mieza, por ser el más extenso de Europa con sus más de 250 ha,[12]​ y el enebral de la Peña del Águila en Cozcurrita , donde se conserva una subespecie de enebro única en Europa.[37]​ Otros bosques con notoria importancia ecológica son el alcornocal-enebral del monte Gudín en Vilvestre,[12]​ el almezal de Aldeadávila, el alcornocal de Valduyan en Fornillos de Fermoselle, el almezal cercano al Pozo de los Humos en Pereña o el enebral de La Fregeneda.

La vid es el cultivo más extendido. Destacan las catorce bodegas que elaboran los vinos de la Denominación de Origen Arribes en Aldeadávila, Ahigal de los Aceiteros, Fermoselle, Fornillos de Fermoselle, La Fregeneda, Pereña de la Ribera y Villarino.[38]​ Además de esto, se pueden ver algunas extensiones importantes de olivos en Aldeadávila,[39]Ahigal de los Aceiteros,[39]Fermoselle,[40]La Fregeneda, San Felices,[41]Mieza, Vilvestre[42]​ y Villarino.[39]​ Así mismo, quedan varios campos de almendros en Hinojosa de Duero, Mieza, Saucelle y los más importantes en Fermoselle,[43]La Fregeneda y Vilvestre.[44]​ Los naranjos también tienen presencia en esta misma zona, sobre todo en Vilvestre.[45]​ Otros cultivos frecuentes pero en menor medida son los perales, los manzanos, los cerezos, las higueras, los ciruelos, los melocotoneros, los albaricoqueros y los limoneros. Los campos del término municipal de Fermoselle, al abrigo de los arribes del Tormes y el Duero, son un ejemplo de lugar donde se hallan todos estos.[46]

Amenazas[editar]

Los incendios son la principal circunstancia de peligro para la supervivencia de los ecosistemas y hábitats naturales.[47][48]​ También pueden suponer un importante impacto ambiental las posibles nuevas construcciones de presas y embalses, los vertidos incontrolados en las aguas[49]​ y el levantamiento de grandes líneas de tensión elevada en las centrales hidroeléctricas.[50]

El 10 de abril se publicó en el Boletín Oficial del Estado el informe de impacto ambiental del Plan Nacional de Calidad de las Aguas en Castilla y León, para instalar 39 depuradoras en el oeste salmantino, de modo que se garantizase la calidad ambiental de los ríos de Arribes, puesto que prácticamente la totalidad los municipios de la zona no depuran sus aguas, lo que resulta en un problema de gran calado medioambiental, así como económicos pues los ayuntamientos todos los años deben hacer frente a multas «de entre 6.000 ó 7.000 euros».[51]​ Para la zona zamorana también se anunció que en 2011 los municipios contarían con depuradoras, pero no se ha vuelto a saber nada del proyecto.[52]

En 2019, Iberdrola anunció que mejoraría sus tendidos eléctricos para proteger al águila perdicera y el alimoche en Arribes, adaptando 83 apoyos identificados en tramos prioritarios a lo largo de más de 22 kilómetros. En 2017 ya se intervino mejorando apoyos, señalizando y retirando algunos tendidos.[53]

Durante varios años se desató un masivo levantamiento popular en contra del interés de determinadas instituciones en albergar una central nuclear en Moral de Sayago[54]​ o un almacén de residuos nucleares en Aldeadávila.[55]​ Más recientemente, Moral de Sayago saltó de nuevo a la palestra al haber sido candidato para acoger una central térmica de ciclo combinado.[56]


Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b c d LEY 5/2002, de 11 de abril, de Declaración de Parque Natural de Arribes del Duero. 2002. Archivado desde el original el 14 de julio de 2013. Consultado el 4 de julio de 2019. «Se configura y percibe el espacio Arribes del Duero como una comarca natural ligada desde siempre al encajonamiento del río en el granito, al tajo profundo y hermoso que su paso ha generado y a la obligación que ha supuesto a los arroyos y ríos que en él confluyen deban horadar con sus aguas unos profundos cauces hasta dar esa imagen singular en el paisaje arribeño.» 
  2. LEY 5/2002, de 11 de abril, de Declaración de Parque Natural de Arribes del Duero. 2002. Archivado desde el original el 14 de julio de 2013. Consultado el 4 de julio de 2019. «Arribes del Duero, situados en el límite occidental de la región, a caballo entre Zamora y Salamanca, conforman una parte de lo que tradicionalmente se ha conocido como «la raya con Portugal», lugar de frontera en el pasado y de encuentro en la actualidad.» 
  3. Error en la cita: Etiqueta <ref> no válida; no se ha definido el contenido de las referencias llamadas ref_duplicada_29
  4. a b «Definición de arribes». Diccionario de la Real Academia Española. Consultado el 29 de marzo de 2011. «Pendientes escarpadas a ambos lados de los ríos Duero, Tormes, Huebra, Camaces y Águeda».  También el río Esla y el río Uces presentan arribes en esta zona. Véanse las fotos de los Arribes del Esla y de las Arribes del Uces
  5. Calonge Cano, Guillermo. La excepcionalidad climática de Los Arribes del Duero. pp. 45 y 46. Archivado desde el original el 10 de diciembre de 2011. Consultado el 8 de noviembre de 2011. «Los fondos y los valles de ambos ríos (Duero y Águeda) integran la mayor parte del territorio de "los Arribes". Hay que añadir los tramos bajos y más inmediatos al río Duero de los cursos fluviales que desembocan en él. Entre estos destacan por su amplitud, en línea recta, unos 15 km del río Tormes (desde su desembocadura en el Duero hasta la presa de Almendra), 5 km del arroyo de las Uces y 8 km de la red fluvial Huebra-Yeltes. (…) La parte española de "los Arribes" es el objeto de este estudio». 
  6. «Decreto-Ley nº 8/98, de 11 de mayo, de Declaración del Parque Natural del Duero Internacional». Diário da República (en portugués). 1998. Consultado el 3 de marzo de 2011. 
  7. a b c d e f g h i j k l m n «Ficha resumen de la ZEPA de Arribes del Duero». Red Natura 2000. 
  8. «LIC de Arribes del Duero, Arribes del Duero, Castilla y León, superficie del LIC Arribes del Duero». Naturaspain. Archivado desde el original el 10 de abril de 2016. Consultado el 23 de junio de 2020. 
  9. «La Unesco aprueba por unanimidad que Las Arribes sean Reserva de la Biosfera». Salamanca 24 horas. 9 de junio de 2015. Archivado desde el original el 10 de junio de 2015. Consultado el 9 de junio de 2015. 
  10. El régimen jurídico de los cursos de agua hispano-portugueses
  11. El patrimonio vegetal en los Arribes del Duero zamoranos: las formaciones de enebral Juniperus oxycedrus L. subsp. badia (H. Gay) Debeaux
  12. a b c Atlas Forestal de Castilla y León. Consultado el 24 de octubre de 2011. 
  13. Tratado de Lisboa. 1864. Archivado desde el original el 19 de mayo de 2011. Consultado el 20 de noviembre de 2012. «Entrará en el río Duero cerca de la confluencia del arroyo Castro. Desde este punto la línea internacional irá por el centro de la corriente principal del Duero hasta su confluencia con el Águeda, por cuyas aguas remontará hasta su unión con el Turones». 
  14. Error en la cita: Etiqueta <ref> no válida; no se ha definido el contenido de las referencias llamadas ref_duplicada_14
  15. Instituto de la Conservación de la Naturaleza (ed.). Parque Natural del Duero Internacional (en portugués). Archivado desde el original el 21 de agosto de 2010. Consultado el 29 de marzo de 2011. «El Parque Natural do Douro Internacional, ocupa un área de 85150 ha y abarca el trozo fronterizo del río Duero (en una extensión de cerca de 122 km)». 
  16. ZEPA-ES0000206-Cañones del Duero
  17. ZEC-ES4190102-Cañones del Duero
  18. ZEPA-ES0000118-Arribes del Duero
  19. ZEC-ES4150096-Arribes del Duero
  20. ZEPA-ES0000247-Riberas de los Ríos Huebra y Yeltes
  21. ZEC-ES4150064-Riberas de los Ríos Huebra, Yeltes, Uces y afluentes
  22. ZEPA-ES4150087-Río Águeda
  23. ZEC-ES4150127-Riberas del Río Agueda
  24. ES4150098-CAMPO DE ARGAÑÁN
  25. Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (16 de julio de 2015). «Resolución de 16 de julio de 2015, de Parques Nacionales, por la que se publica la aprobación por la UNESCO de dos reservas de la biosfera españolas: Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga, Tenerife, y Reserva de la Biosfera Transfronteriza Meseta Ibérica (España y Portugal)». III. Otras disposiciones. Boletín Oficial del Estado núm. 205 de 27 de agosto de 2015 (Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado). ISSN 0212-033X. Consultado el 12 de julio de 2019. 
  26. a b c d e f g Ediciones Universidad de Salamanca, ed. (2010). El Hombre y el Medio Ambiente. Salamanca. p. 226. ISBN 978-84-7800-162-0. Consultado el 22 de febrero de 2011. 
  27. «Régimen de Protección». Junta de Castilla y León. «En el año 1995 la Junta de Castilla y León, consciente de la importancia de la zona para la conservación de la cigüeña negra y como medida de protección dirigida a favorecer la conservación de esta rara ave, declaró cinco "Áreas Críticas de Protección Especial para la Cigüeña Negra" dentro del sector de los Arribes del Duero perteneciente a la provincia de Zamora, labor que ha tenido continuidad en 1998 con la declaración de nuevas "Áreas Críticas de Protección Especial para la Cigüeña Negra" en el sector salmantino de los Arribes». 
  28. «Más de 20.000 ovejas de Las Arribes están resguardadas en establos por temor a los lobos». Salamanca 24 Horas. Archivado desde el original el 14 de julio de 2014. Consultado el 25 de mayo de 2011. 
  29. «La Junta confirma la expansión del lobo con 1.600 ejemplares, 179 manadas y un 20% más territorio en toda la Comunidad». Tribuna de Ávila. Consultado el 26 de diciembre de 2014. «Al Sur del Duero, donde no se puede cazar al estar protegida por la directiva europea, también ha aumentado notablemente su presencia... en Salamanca también hay manadas al Oeste, en la franja sur de los Arribes salmantinos». 
  30. «La Junta considera que "no hay lince" ibérico en Castilla y León». Agencia EFE. 2008. 
  31. «El PSCL pide un Plan para recuperar el lince ibérico en Arribes del Duero y las sierras de Francia y Gata, en Salamanca». Europa Press. 2005. Consultado el 29 de marzo de 2011. 
  32. Pedro Luis Ramos. Universidad de Salamanca (ed.). «Fauna en los Arribes del Duero». Consultado el 29 de marzo de 2011. «Algunos biólogos y naturalistas, afirman que aún quedan, en los valles más tranquilos y de vegetación mejor conservada, algunos ejemplares del rarísimo lince ibérico». 
  33. «Senda las Arribes VII». Archivado desde el original el 27 de octubre de 2014. Consultado el 30 de enero de 2011. «En cuanto a los grandes vertebrados y predadores el jabalí, zorro, tejón, lince ibérico, nutria, jineta, garduña, hurón comadreja». 
  34. ¿Cómo funcionan las escalas para peces en la Cuenca del Duero?
  35. Instituto Geológico de España y la Comisión del Mapa Geológico de España, ed. (1880). «Volumen 8». Memorias del Instituto Geológico de España. 
  36. Error en la cita: Etiqueta <ref> no válida; no se ha definido el contenido de las referencias llamadas ref_duplicada_18
  37. «Esos perfectos ingenios». La Opinión-El Correo de Zamora. 2010. Consultado el 24 de julio de 2011. «...el enebral de Cozcurrita, donde se conserva una subespecie única en Europa». 
  38. «Consejo regulador de la denominación de origen Arribes». Archivado desde el original el 3 de julio de 2008. 
  39. a b c «El mejor oro líquido, en la provincia». Tribuna de Salamanca. 2011. 
  40. «Información general sobre Fermoselle: Geografía Física». Ayuntamiento de Fermoselle. Archivado desde el original el 4 de diciembre de 2010. Consultado el 29 de diciembre de 2014. «En la provincia de Zamora no hay más olivos que los de Fermoselle que se remontan al siglo XVIII. Su cultivo se encuentra asociado con la vid, en las lindes de las fincas y principalmente en los arribes del Duero y Tormes. En la actualidad debido a la gran calidad del aceite que se obtiene de dichos olivos esta considerado como el producto estrella con una producción de hasta 600.000 kilos de aceituna. En el pueblo solamente subsiste la almazara de la cooperativa.» 
  41. «Descubierta la existencia de una varietal de olivo en Las Arribes». La Tribuna. 2009. Consultado el 12 de octubre de 2010. «Un estudio realizado por el Departamento de Agronomía de la Universidad de Córdoba ha concluido en un análisis la existencia de una varietal de olivo que podría ser exclusiva de las Arribes del Águeda, concretamente de los términos municipales de San Felices de los Gallegos y Ahigal de los Aceiteros». 
  42. «Lanzan una ruta del olivo en Arribes Duero durante la III Feria del Olivar». Agencia EFE. 2009. Consultado el 10 de septiembre de 2012. 
  43. «La producción de almendra en Fermoselle ronda los 50.000 kilos, superior a la campaña pasada». La Opinión-El Correo de Zamora. 2009. Consultado el 14 de noviembre de 2012. «En la villa de Fermoselle se cuentan una docena de productores con varios centenares de almendros, el resto son particulares que tienen «a lo sumo una veintena». La cifra de almendros puede superar los 50.000, repartidos por muy diferentes ámbitos del municipio, algunos radicados en los huertos existentes dentro del propio casco urbano». 
  44. «Las Arribes comienzan la cosecha de la almendra con previsiones pesimistas». Agencia EFE. 2008. «En municipios como Mieza, Hinojosa de Duero o Saucelle, abunda la población de almendros, aunque en menor cantidad que La Fregeneda y Vilvestre». 
  45. «Naranjas de las Arribes, un manjar desconocido». La Posada. Suplemento de vino, agroalimentación y turismo de Castilla y León. Archivado desde el original el 8 de enero de 2009. Consultado el 29 de septiembre de 2011. «Los naranjos son un árbol con arraigo en Las Arribes. Incluso hay estudios que aseguran que en 1913, había en la zona unos 265 árboles en la zona de la Fregeneda, aunque en la actualidad, el mayor centro de producción se encuentra en Vilvestre y también hay algunos árboles en localidades como La Fregeneda, Hinojosa, Mieza y Saucelle». 
  46. «Información general sobre Fermoselle: Geografía Física». Ayuntamiento de Fermoselle. Archivado desde el original el 4 de diciembre de 2010. «En cuanto a los cultivos frutales de los de pepita que son el manzano y el peral cuenta con unos 3000 árboles respectivamente, que producen ricas variedades. Ha proliferado el ciruelo, le sigue el melocotonero y el albaricoque. Entre los frutales carnosos destaca la higuera». 
  47. «Controlado el incendio provocado por rayos en Aldeadávila». El Norte de Castilla. 2009. 
  48. «Controlado el fuego en Villalcampo tras quemar 30 hectáreas de roble». El Norte de Castilla. 2009. Consultado el 21 de septiembre de 2012. 
  49. «Medio Ambiente investiga la muerte de miles de peces en Arribes, Zamora». El Mundo. 2008. Consultado el 11 de septiembre de 2008. 
  50. «Resolución de 18 de junio de 2010, de la Secretaría de Estado de Cambio Climático, por la que se formula la declaración de impacto ambiental del proyecto Línea eléctrica a 400 kV Aldeadávila-Douro Internacional». Boletín Oficial del Estado. 2010. 
  51. «Resolución de 10 de abril de 2017, de la Secretaría de Estado de Medio Ambiente, por la que se formula informe de impacto ambiental del proyecto Actuaciones varias del Plan Nacional de Calidad de las Aguas en Castilla y León, en varios términos municipales de Salamanca». Boletín Oficial del Estado. 2017. Consultado el 10 de abril de 2017. 
  52. «La falta de depuración, asignatura pendiente del Parque Natural Arribes del Duero». Boletín Oficial del Estado. 2012. Consultado el 10 de noviembre de 2012. 
  53. «Iberdrola adaptará sus tendidos eléctricos para proteger el águila perdicera y el alimoche en Arribes del Duero». Europa Press. 2019. Consultado el 2 de abril de 2019. 
  54. «El sino de la central nuclear de Moral». La Opinión-El Correo de Zamora. 2000. Archivado desde el original el 24 de marzo de 2011. 
  55. «Las protestas por el laboratorio nuclear de Aldeadávila alteran las listas del PSOE». El País. 1987. Consultado el 19 de noviembre de 2014. 
  56. «El Gobierno confirma la cancelación de la central térmica de Moral». La Opinión de Zamora. 

Enlaces externos[editar]