Parque nacional de Yellowstone

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Yellowstone
Categoría UICN II (parque nacional)
Grand Prismatic Spring 2013.jpg
Situación
País Bandera de Estados Unidos Estados Unidos
Estado Bandera de Wyoming Wyoming
Bandera de Montana Montana
Bandera de Idaho Idaho
Condado Park, Teton (W), Gallatin, Park (M) y Fremont (I)
Coordenadas 44°36′N 110°30′O / 44.6, -110.5Coordenadas: 44°36′N 110°30′O / 44.6, -110.5
Datos generales
Administración National Park Service
Grado de protección Parque nacional
Fecha de creación 1 de marzo de 1872
Visitantes (2007) 3 151 343[1]
Yellowstone ubicada en Estados Unidos
Yellowstone
Yellowstone
Ubicación en Estados Unidos.
UNESCO logo.svg Welterbe.svg
Patrimonio de la Humanidad de la Unesco
Tipo Natural
Criterios vii, viii, ix, x
Identificación 28
Región América del Norte
Inscripción 1978 (II sesión)
En peligro 1995-2003
Sitio web oficial

El Parque Nacional de Yellowstone (en inglés Yellowstone National Park) es un parque nacional ubicado en los Estados Unidos, principalmente en el estado de Wyoming, aunque se extiende por Montana e Idaho. Yellowstone, el primer parque nacional de los Estados Unidos, también se considera ampliamente el parque nacional más antiguo del mundo.[3]​ Fue creado por el Congreso de los Estados Unidos y convertido en ley por el entonces presidente Ulysses S. Grant el 1 de marzo de 1872.[4][5]​ Se encuentra encima de la caldera del mayor volcán de América, muy vivo pero sin erupción desde hace 640 000 años. Consecuencia son sus numerosos fenómenos geotérmicos, especialmente el géiser Old Faithful, una de sus atracciones más populares.[6]​ Es famoso también por su diversidad en fauna, beneficiada por la prohibición de caza durante los últimos 150 años. A pesar de que posee múltiples ecosistemas, domina el bosque subalpino.

Los nativos americanos vivieron en la región de Yellowstone al menos durante 11 000 años.[7]​ La expedición de Lewis y Clark, a principios del siglo XIX, circunvaló la región. Aparte de las visitas de los mountain men a mediados del siglo XIX, las exploraciones organizadas no comenzaron hasta la década de 1860. La armada de los Estados Unidos fue comisionada para supervisar el parque desde su establecimiento. En 1917, la administración del parque se transfirió al Servicio de Parques Nacionales, creado el año anterior. Desde entonces, se han construido y protegido cientos de estructuras, tanto por su importancia arquitectónica como histórica. Los investigadores estiman que hay más de 1000 sitios arqueológicos.

El parque nacional de Yellowstone se extiende en un área de 8983 km².[2]​ Comprende lagos, cañones, ríos y cadenas montañosas.[6]​ El lago Yellowstone es el lago de montaña más grande de América del Norte y su mitad meridional se encuentra la Caldera Yellowstone, el supervolcán más grande del continente, considerado un volcán activo. Se tienen datos de que al menos en los últimos millones de años ha entrado en erupción con una fuerza tremenda en varias ocasiones.[8]​ Al menos la mitad de las atracciones geotermales del mundo se localizan en Yellowstone, provocadas por su fuerte y consistente actividad volcánica.[9]​ Los flujos de lava y rocas emanados por las erupciones volcánicas cubren la mayor parte del área de Yellowstone. El parque es el centro del Gran Ecosistema de Yellowstone, el más grande ecosistema restante y casi intacto en la zona norte de la Tierra.[10]

Se han documentado cientos de especies de mamíferos, aves, peces y reptiles, incluyendo muchos en peligro o amenaza de extinción.[6]​ Los vastos bosques y pastizales también incluyen especies únicas de plantas. El parque Yellowstone es el lugar más extenso con la megafauna más famosa en los Estados Unidos continentales. Osos grizzly, lobos, manadas de bisontes y alces pastan libremente y viven en el parque. El rebaño de bisontes del Yellowstone Park es el rebaño de bisontes más grande y antiguo abierto al público en los Estados Unidos.

A pesar de medidas de protección, los incendios forestales ocurren en el parque casi todos los años, tal y como el incendio de Yellowstone de 1988, donde casi un tercio del parque se quemó. Yellowstone tiene numerosas actividades recreacionales, que incluyen alpinismo, acampadas, paseos en bote, pesca y avistamientos de su fauna. Los caminos pavimentados proveen acceso cercano a las áreas de mayor actividad geotérmica, así como a algunos de los lagos y cataratas. Durante el invierno, a menudo los visitantes acceden al parque con paseos guiados en los que se usan vehículos para la nieve o motonieve.

Geografía[editar]

Aproximadamente, el 96 % del territorio del Yellowstone está ubicado en el estado de Wyoming, mientras que el pequeño área restante queda repartido entre Montana (3 %) e Idaho (1 %).[6]​ La longitud del parque mide 63 millas (101,4 km) de norte a sur y 54 millas (86,9 km) de este a oeste por aire, lo que implica una superficie de 2 219 789 acres (8983,2 km²),[2]​ esto es, similar a Delaware o Rhode Island. Los ríos y lagos cubren aproximadamente el 5 % del parque, con el Lago Yellowstone como el cuerpo de agua más extenso, al tener 87 040 acres (352,2 km²), así como una profundidad de hasta 400 pies (121,9 m), 110 millas (177 km) de orilla y una elevación de 7733 pies (2357,0 m), lo que le convierte en el quinto lago más elevado de todo América del Norte. Igualmente, los bosques comprenden un 80 % de la extensión de la reserva, mientras que las grandes praderas ocupan el territorio restante.[6]

La divisoria continental de América del Norte recorre diagonalmente el parque hacia el suroeste, lo que provoca una segmentación topográfica entre las cuencas atlántica y pacífica —donde se ubica aproximadamente un tercio del Yellowstone—. Por su parte, los orígenes de los ríos Yellowstone y Snake se encuentran geográficamente próximos, pero en lados distintos de la división, por lo que el curso del primero se dirige hacia el Atlántico —a través del golfo de México—, mientras que el segundo fluye hacia el Pacífico.

De igual manera, el parque está asentado sobre la meseta de Yellowstone, a una elevación media de 8000 pies (2438,4 m) sobre el nivel del mar, en cuyos límites se ubican la cordillera de las Montañas Rocosas, donde se alcanzan elevaciones de entre 9000 pies (2743,2 m) y 11 000 pies (3352,8 m). El punto más elevado de la reserva es el pico Eagle, a 11 358 pies (3461,9 m), mientras que el lugar a menor altitud se encuentra en el arroyo Reese, a 5282 pies (1610,0 m).[6]​ Otras cordilleras cercanas al Yellowstone son la Gallaton al noroeste, las Montañas Beartooth por el norte, y las cordilleras Absaroka al este, Teton y Madison al este, sur y oeste, respectivamente. Asimismo, la cumbre con más prominencia en relación con la meseta es el monte Washburn con sus 10 243 pies (3122,1 m).

También hay al menos 290 cascadas de más de 15 pies (4,6 m), pero la que más altura gana es la inferior de Yellowstone, con 308 pies (93,9 m).[6]​ Igualmente, hay tres cañones profundos, cuyos ríos han limpiado la toba volcánica de la meseta del Yellowstone desde hace 640 000 años; el río Lewis circula por el cañón homónimo, mientras que el Yellowstone ha creado dos accidentes geográficos: el Gran Cañón del Yellowstone y el Cañón negro del Yellowstone.

Clima[editar]

El clima en el Yellowstone está ampliamente influenciado por su altitud, con sus partes más bajas en un clima templado a lo largo de todo el año. La temperatura máxima alcanzada en el parque ha sido de 99 °F (37,2 °C), registrada en el 2002, mientras que la más baja fue de −66 °F (−54,4 °C), hallada en 1933.[6]​ Durante la etapa veraniega, que va entre junio y principios de septiembre, las temperaturas más elevadas suelen estar entre un rango que va de los 70 °F (21,1 °C) a 80 °F (26,7 °C) y durante la noche pueden caer hasta helar —especialmente en las zonas a mayor altitud—, aunque durante la tarde también es posible que se produzcan tormentas eléctricas. Asimismo, en primavera y otoño, las temperaturas en las horas diurnas suelen estar en la horquilla de 30 °F (−1,1 °C) a 60 °F (15,6 °C), con nocturnas de un solo dígito (bajo cero en grados Celsius), mientras que en los meses invernales alcanzan los 20 °F (−6,7 °C) en los momentos más calurosos y los 0 °F (−17,8 °C) en los de más frío.[11]

Por otro lado, las precipitaciones son muy variables, ya que van desde las 15 pulgadas (381 mm) anuales en la zona cercana a Mammoth Hot Springs, a las 80 pulgadas (2032,0 mm) de las zonas suroccidentales. Uno de los principales motivos es el canal húmedo que forma la planicie del río Snake al oeste que, a su vez, fue formada por el propio Yellowstone. Asimismo, las nevadas son posibles en cualquier momento del año, pero son más frecuentes entre los meses de noviembre y abril, con medias que van desde las 150 pulgadas (3810,0 mm) anuales alrededor del lago Yellowstone, al doble que pueden darse en las partes más elevadas.[11]

Los tornados son muy inusuales en esta parte de América del Norte; sin embargo, el 21 de julio de 1987 se registró el más poderoso jamás sucedido en el estado de Wyoming, golpeando las tierras salvajes del Teton en el Bosque nacional de Bridger-Teton, así como el propio Yellowstone. Con el nombre de Teton-Yellowstone, fue clasificado como «F4» en la escala Fujita-Pearson, cuyos vientos alcanzaron una velocidad media estimada de entre 207 mph (333,1 km/h) y 260 mph (418,4 km/h). Además, el tornado dejó una senda de destrucción de entre 1 milla (1,6 km) y 2 millas (3,2 km) de ancho y 24 millas (38,6 km) de largo, y destruyó unas 15 000 acres (60,7 km²) de bosque de pino.[12]​ Según la clasificación climática de Köppen, el lago Yellowstone se encuentra en la zona subártica (Dfc), mientras que las oficinas centrales del parque están en el área continental templada (Dfb).

Gnome-weather-few-clouds.svg  Parámetros climáticos promedio de Parque nacional de Yellowstone (elevación: 2420 m) WPTC Meteo task force.svg
Mes Ene. Feb. Mar. Abr. May. Jun. Jul. Ago. Sep. Oct. Nov. Dic. Anual
Temp. máx. abs. (°C) 8.9 13.6 16.1 22.8 25.6 32.8 33.3 34.4 32.8 24.4 17.2 11.1 34.4
Temp. máx. media (°C) -5.1 -2.3 1.5 6.2 11 16.2 21.9 21.5 16.3 9.5 1.4 -3.7 7.9
Temp. media (°C) -11.7 -10.1 -6.8 -1.5 3.6 8.4 12.8 12.2 7.6 2.1 -4.9 -9.9 0.2
Temp. mín. media (°C) -18.4 -17.9 -15.2 -9.2 -3.8 0.7 3.7 2.9 -1.2 -5.3 -11.1 -16.1 -7.6
Temp. mín. abs. (°C) -46.1 -48.9 -41.7 -33.9 -23.3 -10 -6.7 -10.6 -20.6 -32.8 -34.4 -61.1 -61.1
Precipitación total (mm) 49 38 45 40 49 53 39 40 38 35 40 43 509
Nevadas (cm) 81.8 58.7 64.5 39.6 17.3 3.3 0.2 0.2 5.6 21.1 54.6 68.3 415.3
Días de precipitaciones (≥ ) 15 12 13 10 11 12 10 10 9 8 11 13 134
Días de nevadas (≥ ) 16.2 13.4 12.6 9.5 4.4 0.9 0 0 1.1 5.8 12.6 14.9 91.4
Horas de sol 303.8 308 387.5 420 477.4 483 486.7 449.5 390 353.4 303 291.4 4635.5
Fuente: Weatherbase[13]
23 de agosto de 2020

Geología[editar]

Mapa geológico de Yellowstone

Junto a las Montañas Rocosas, nacido del deslizamiento de la placa tectónica del Pacífico bajo la del continente americano, el lugar de Yellowstone fue el teatro de explosiones gigantescas, entrecruzadas de fenómenos telúricos más discretos. La última explosión ocurrió hace aproximadamente 642 000 años.[14]​ La lava acumulada durante milenios bajo la corteza terrestre estalló, proyectando miles de kilómetros cúbicos de rocas. El techo que cubría la cámara magmática cedió, formando un cajón de hundimiento llamado caldera, que hoy compone la parte central del parque. Después, otras erupciones menores, pero múltiples, llenaron en parte la caldera. Sin embargo, aún se pueden reconocer los bordes escarpados. El vulcanismo sigue siendo muy activo en Yellowstone, donde se contabilizan alrededor de 300 géiseres, dando prueba de la fuerza de las actividades subterráneas.

Actualmente, Yellowstone revive una fase similar a la primera etapa. La lava sigue acumulándose, inflando la corteza terrestre. La altitud del fondo del actual cajón de hundimiento ha aumentado en 70 cm durante estos últimos 50 años.

El nombre «Yellowstone» (en español, «piedra amarilla») procede del color de las rocas que se pueden ver en el gran cañón de Yellowstone (valle en «V») que se formó en las últimas glaciaciones mucho antes de erosionarseo por el río Yellowstone. Contrariamente a lo que pudiera parecer, el color de las piedras procede de la alteración hidrotérmica del hierro que contienen, y no del azufre que también está presente.

Yellowstone se sitúa en el extremo norte-oriental del llano de Snake Clavar, que forma un arco en «U» a través de las Montañas Rocosas. El llano se extiende sobre 400 km hacia el oeste a partir de la ciudad de Boise, en el Estado de Idaho. La caldera de Yellowstone es el mayor sistema volcánico de Norteamérica. Pertenece a la categoría de «supervolcanes» ya que sus erupciones superan con mucho las de los volcanes «clásicos».

Orígenes[editar]

El estanque de Morning Glory Pool

La forma arqueada del llano muestra el desplazamiento que sufrió la placa septentrional americana durante los últimos 17 millones de años. Esta placa tectónica se desplazó sobre un punto caliente del manto terrestre.[15]​ Entre ocho y dieciséis kilómetros bajo la caldera de Yellowstone se encuentran una cavidad, llamada habitación magmática, que contiene una masa de magma esencialmente cristalizada y bajo alta presión. Esta habitación gigantesca tiene una capacidad máxima de 15 000-20,000 km³, lo que representa una masa cercana al tamaño del macizo del Mont Blanc.

Un punto caliente es, como su nombre indica, un lugar de la corteza terrestre que está «más caliente» que el resto del globo. En efecto, en las profundidades del manto (la base del manto superior con respecto a Yellowstone) una flecha de magma más caliente de lo normal se eleva y causa la fusión del manto situado por debajo de la corteza terrestre antes de taladrarlo como lo haría un soplete con una placa de hierro. Este empuje forma una especie de cúpula bajo la corteza terrestre. Una vez que llega exactamente por debajo de la superficie, los gases y el magma en parte enfriados forman una habitación magmática que genera volcanes fuera de todas las zonas de subducción.

Yellowstone se distingue de los otros volcanes por su original forma. En efecto, este volcán se manifiesta en forma de una caldera amplia, mientras que los volcanes clásicos son más bien cónicos: es lo que se llama una caldera activa. Yellowstone es además el único volcán explosivo situado sobre un punto caliente.

Una vista del cráter en el que se ha formado un lago, alrededor del cual se visualizan las cianobacterias de color rojizo.

Historia volcánica[editar]

Columnatas basálticas cerca de Tower Fall producida por una colada de lava a causa de una enorme erupción volcánica.

La erupción más violenta conocida ocurrió hace 2,1 millones de años. Expulsó 2450 km³ de materias volcánicas, que dieron lugar a una formación geológica, la Toba de Huckleberry Ridge[16]

Hace 1,2 millón de años ocurrió una erupción menos importante (que expulsó 280 km³ de materiales), dando lugar a Island Park Caldera y a la formación geológica de Mesa Falls.

Hace alrededor de 640 000 años, una tercera erupción volcánica cubrió de cenizas volcánicas de rocas y de otros materiales eruptivos (1000 km³) todo el oeste de los Estados Unidos, una parte del centro del país, y se extendió hasta la costa del Pacífico y a México. Después de este cataclismo, equivalente a 3000 veces la erupción del Vesubio del año 79 o 1000 veces más potente que la erupción del monte St. Helens en 1980, siguió siendo una inmensa caldera, de un tamaño de 45 km por 85 km. La erupción dio lugar también a la formación geológica Toba de Lava Creek.

Cada una de las tres erupciones arrojó enormes cantidades de cenizas que se extendieron a millares de kilómetros de sus lugares de origen. Los gases y las cenizas tuvieron probablemente un gran impacto en el clima del planeta siendo causa al mismo tiempo de una extinción masiva de especies vivas principalmente en Norteamérica.[17]

Senderos hechos con madera permiten a los visitantes acercarse a las fuentes calientes de la Gran Fuente Prismática

Una erupción menor tuvo lugar allí hace 160 000 años. Formó una caldera más pequeña que contiene actualmente la parte occidental del lago Yellowstone. Otras dos erupciones tuvieron lugar a continuación. La última de ellas, ocurrida hace 70 000 años, volvió a cerrar una gran parte de la caldera con sus fluidos de lava.

Cada una de las erupciones forma realmente parte de un ciclo cuyo apogeo coincide con la destrucción del techo de la cámara magmática, lo que tiene por consecuencia el drenaje de una parte de ésta. Eso ha creado un cráter llamado «caldera» cuya lava se escapa por las grietas que lo rodean.

El tiempo pasado entre las tres últimas erupciones es del orden de 600 000 a 900 000 años. Aunque la última erupción importante se produjo hace 640 000 años, nada indica que la próxima sea inminente.[18]

Una serie de erupciones de baja explosividad tuvieron lugar hace entre 630 000 y 70 000 años y llenaron la caldera de Yellowstone de lava compuesta de riolita y de basalto. Estas lavas son visibles en las colinas de Obsidian Cliffs (riolita) y de Sheepeaters Cliff (basalto). Los estratos dejados son visible en el Gran Cañón de Yellowstone, donde el río Yellowstone erosiona las antiguas capas de lava. Para terminar, una erupción hidrotérmica produjo un cráter de 5 km de diámetro en Mary Bay, hace alrededor de 13 000 años.

Geotermia[editar]

Pilas calcáreas de Mammoth Hot Springs, Yellowstone

La actividad geotérmica contribuye a la fama del parque. Actualmente, se contabilizan más de 200 géiseres y 10 000 fuentes calientes, el 62 % del total conocido en el planeta. El géiser más famoso es el Old Faithful Geyser (el «viejo géiser fiel»), bautizado así por el general Henry Washburn. Tiene la particularidad de entrar en actividad a intervalos casi regulares de 60 minutos, aunque hoy en día las erupciones son más irregulares. Sus aguas suben hasta una altura cercana a los 40 metros.[19]​ El parque alberga también el géiser más grande del mundo, cuyo nombre Steamboat Geyser puede traducirse en «géiser barco de vapor». En estos géiseres los científicos descubrieron una Eubacteria indispensable para la ingeniería genética, en particular para la reacción en cadena de la polimerasa (PCR).

Géiser de cúpula blanca en erupción

Yellowstone cuenta por otra parte con numerosas fuentes calientes permanentes. Durante su trayecto subterráneo, las aguas calientes se cargan de caliza disolviendo las rocas. Cuando alcanzan la superficie, el enfriamiento del agua deposita la caliza,[20]​ que forma esculturas naturales de distintas formas, como, por ejemplo, de las pilas en cascada. Una de estas formaciones calcáreas se llama Mammoth Hot Springs.[21]​ Estas aguas calientes facilitan la supervivencia de los animales en el período invernal y forman parte de un ecosistema muy particular y muy raro sobre el planeta.

Temblores de tierra[editar]

Old Faithful, géiser que entra en actividad a intervalos regulares.

La actividad sísmica es seguida de cerca por las autoridades del parque de Yellowstone. Los científicos miden permanentemente los movimientos de la meseta, que se eleva alrededor de 1,5 cm al año. Un aumento rápido de esta velocidad de desplazamiento podría anunciar un peligro grave, ya que sería sinónimo de inestabilidad del magma y creación de gas.

Anteriormente, el parque conoció seis terremotos de una magnitud superior a 6 sobre la escala de Richter como el de 1959, de una magnitud de 7,5. Este movimiento abrió una grieta gigantesca que afectó al lago Hegben, que se vació rápidamente. Los sedimentos que salieron al mismo tiempo por la grieta taparon el río lo que creó el lago Quake. 28 personas murieron a raíz de este terremoto. Numerosos géiseres entraron en erupción y las aguas de los manantiales, generalmente claras, se volvieron turbias debido a las materias en suspensión. El 30 de junio de 1975, un terremoto de una magnitud de 6,1 no causó daños. Otras 3000 sacudidas menores tuvieron lugar en 1985 al noroeste del parque. El 30 de abril de 2007, ocurrieron dieciséis sacudidas de una magnitud superior a 2,7.

Actualmente, por término medio se registran cada año alrededor de 2000 sacudidas sísmicas, pero su intensidad es demasiado pequeña para ser percibida por los visitantes.

Vigilancia y riesgos actuales[editar]

Río Firehole cerca del géiser Excelsior

En mayo de 2001, el servicio geológico Norteamericano, el parque nacional de Yellowstone y la Universidad de Utah crearon el observatorio vulcanológico de Yellowstone (YVO). Se trata de una asociación destinada a estudiar a largo plazo los procesos geológicos de la meseta del Yellowstone y de descubrir los riesgos volcánicos potenciales.[22]

En 2003, se prohibieron algunos accesos del Norris Géiser, a raíz de la aparición de nuevas fumarolas y del recrudecimiento de la actividad de algunos géiseres. La temperatura de algunos géiseres era tan elevada que perturbaba el proceso de eyección de vapores.[23]

Este acontecimiento coincidió con la publicación de un informe del servicio geológico americano, que había descubierto la elevación de una cúpula cerca del lago Yellowstone. El informe indicaba que no había riesgo inmediato relativo a la aparición de una nueva erupción.[24]

El 10 de marzo de 2004, un biólogo descubrió cinco bisontes muertos, probablemente envenenados por gases tóxicos salidos del Norris Géiser. Este acontecimiento fue seguido rápidamente en abril por un aumento del número de las sacudidas sísmicas. En 2006, un estudio informó que desde 2004 el lago Mallard y el arroyo Sour se elevaron de 4 a 6 cm por año.

Aunque esta noticia haya hecho correr mucha tinta en los medios de comunicación, los expertos afirman que no hay aumento previsible del riesgo de erupción en el parque.[25]​ Esta subida se debería a la recarga de la habitación magmática.[26]

Etimología[editar]

Su nombre proviene del río Yellowstone, cuya denominación se remonta al siglo XVII, cuando ciertos comerciantes franceses utilizaron la expresión «Roche Jaune» probablemente en alusión al término hidatsa Mi tsi a-da-zi —«río de piedra amarilla—».[27]​ Tiempo después, los hombres de montaña estadounidenses tradujeron la expresión francesa al inglés como «Yellow Stone». Por lo general, se considera que este nombre se refiere a las rocas amarillas que pueden observarse en el Gran Cañón de Yellowstone.[28]

Historia[editar]

Época precolombina[editar]

Obsidian Cliff.

El hallazgo de una punta de obsidiana de origen clovis en el área que ocupa la oficina de correos de Gardiner, Montana, supone que la presencia de asentamientos humanos en el área se remonta 11 000 años atrás.[29]​ Este material era abundante en esa región, por lo que solía ser aprovechado por los nativos estadounidenses para construir herramientas de corte y armas. Ante la evidencia de otras puntas de obsidiana en el valle Misisipi, se deduce la probable existencia de una ruta de intercambio comercial entre estos asentamientos con otros ubicados más al oriente.[30]​ Si bien los primeros exploradores blancos arribaron al territorio durante la Expedición de Lewis y Clark en 1805 —en la cual se percataron de la presencia de tribus Nez percé, Crow y Shoshón—, en realidad no visitaron el sitio ocupado por Yellowstone pese a que algunos tenía conocimiento del lugar al atravesar la región de Montana.[30]

Exploraciones[editar]

Tras abandonar la expedición de Lewis y Clark,[31]​ el trampero John Colter atravesó una parte de la región que habría de ocupar el parque Yellowstone en el invierno de 1807-08. A su paso observó al menos una zona geotérmica cerca de la cascada Tower Fall, hacia el noreste del parque.[32]​ Si bien tiempo después describió un lugar de «fuego y azufre» —Colter's Hell—, su declaración careció de credibilidad ya que en 1809 resultó herido durante un enfrentamiento con las tribus crow y pies negros, y se creyó que esto le había producido un «delirio». No obstante, durante las siguientes cuatro décadas surgieron varios reportes de tramperos y hombres de montaña en los cuales se hizo referencia a un sitio de «barro hirviendo, ríos humeantes y árboles petrificados».[33]

Si bien Jim Bridger —posiblemente uno de los dos primeros blancos estadounidenses en haber observado el Gran Lago Salado— reveló la existencia de «manantiales en ebullición, agua eyectada con fuerza y una montaña de vidrio y roca amarilla» en la zona a partir de una exploración realizada en 1856, sus hallazgos tampoco tuvieron repercusión debido a su reputación como fabulador. En 1859, William F. Raynolds —topógrafo del ejército estadounidense— acudió al lugar para llevar a cabo una expedición de dos años en el norte de las Montañas Rocosas. Tras pasar el invierno en Wyoming, en mayo de 1860 Raynolds y su equipo que incluía a Bridger y al naturalista Ferdinand Vandeveer Hayden, intentaron cruzar la divisoria continental desde el desagüe del Wind River, en el noroeste de Wyoming, por encima de la «meseta de dos océanos». De no ser por las fuertes nevadas de la temporada que obstaculizaron su avance, habría sido el primer grupo explorador en ingresar a la región de Yellowstone.[34]

Esta pintura de William Henry Jackson, The Hayden Survey describe la exploración de un lago en Yellowstone (1871)

Las exploraciones quedaron suspendidas hasta finales de la década de 1860 debido a la guerra civil estadounidense.[35]​ En 1869 un grupo de tres exploradores organizó con fondos privados la expedición Cook-Folsom-Peterson, la primera destinada a la región de Yellowstone cuyo trayecto a lo largo del río Yellowstone los llevó al lago homónimo.[36]​ Gracias a sus registros publicados en un diario de travesía, al año siguiente el topógrafo de Montana Henry Washburn encabezó la expedición Washburn-Langford-Doane, en la cual también participaron Nathaniel P. Langford y un destacamento del ejército estadounidense comandado por el teniente Gustavus Doane. Sus labores se extendieron durante un mes, período que les permitió recolectar especímenes y nombrar ciertos sitios de interés en la región.

En 1865 el gobernador de Montana, Thomas Francis Meagher, dejó entrever por primera vez la necesidad de proteger la zona de Yellowstone. Casi un par de décadas después, entre 1870 y 1871, el escritor y abogado Cornelius Hedges —que había formado parte de la expedición Washburn— retomó tal iniciativa en una serie de artículos publicados en el periódico Helena Herald sobre sus observaciones en Yellowstone y sugirió su establecimiento como un parque nacional.[37]​ De forma similar, en 1871 el congresista William D. Kelley recomendó que «el Congreso apruebe un proyecto de ley en el que se declare a la Gran Cuenca del Géiser como parque público para siempre», de acuerdo con una misiva enviada por el financiero Jay Cooke a Ferdinand V. Hayden.[38]

Creación del parque[editar]

Philetus Walter Norris

Once años después de la fallida expedición Raynolds, Vandeveer Hayden volvió a la región en 1871 para realizar un estudio geológico con un nuevo equipo financiado por el gobierno. Su reporte de la expedición integró información exhaustiva de los hallazgos, así como fotografías e ilustraciones de William Henry Jackson y Thomas Moran. Con base en estas evidencias, el Congreso de los Estados Unidos retiró esta zona de la subasta pública y, el 1 de marzo de 1872, el presidente Ulysses S. Grant firmó la ley The Act of Dedication mediante la cual quedó establecido el parque nacional de Yellowstone.[39][A]

Hayden se comprometió con esta causa debido a su interés en «reservar la zona como sitio de recreo para el beneficio y disfrute de la gente»,[41]​ la cual describió como «un tesoro invaluable que se volvería más raro con el tiempo».[42]​ En su informe resaltó la necesidad de que el parque fuese «tan libre como el aire o el agua» en alusión a la posibilidad de que lo emplearan para «hacer mercadería de estos hermosos ejemplares» como era el caso de las Cataratas del Niágara,[41]​ además de advertir que «los vándalos que ahora están esperando entrar en esta tierra de las maravillas, despojarán en una sola temporada, más allá de la recuperación, estas notables curiosidades, cuya preparación ha requerido toda la astucia de la naturaleza durante miles de años» en caso de que el proyecto de ley fuese desestimado.[43][40]

Si bien Columbus Delano, el entonces secretario del Interior, designó a Nathaniel Langford como el primer superintendente del parque,[44]​ durante sus cinco años de gestión no tuvo remuneración económica, ni financiación o un equipo de colaboradores. Esto afectó la resolución de ciertos asuntos notables para el parque en sus primeros años de operación, tales como la mejora y protección del terreno frente a la invasión de cazadores furtivos y vándalos, a lo cual se sumó la falta de normativa y de medios legales para tal propósito. Lo anterior quedó documentado en un reporte dirigido al departamento del Interior.[45]

Aunque sí se pusieron en marcha estrictas prohibiciones federales contra la explotación de recursos o el establecimiento de asentamientos dentro de los límites del parque, esta situación acabó por representar otra problemática debido a protestas de lugareños que se dedicaban a la minería, caza y tala en esta superficie, y que sospechaban que tales medidas podrían afectar la economía de Yellowstone.[46][47]

En 1873, el Congreso autorizó y financió una encuesta para trazar una ruta de carromatos al parque desde el sur, un esfuerzo que finalmente pudo concretarse gracias a la Expedición Jones de ese mismo año.[42]​ Si bien el parque no cumplía estrictamente con fines ecológicos, se aclaró desde el principio que la designación como un «lugar de recreo» no implicaba que fuese a convertirse en un parque de diversiones. Originalmente, Hayden lo había concebido como un sitio de esparcimiento reminiscente de los balnearios y complejos turísticos de Inglaterra, Alemania y Suiza.[41]




Nathaniel Langford ocupó voluntariamente durante cinco años la función de superintendente, hasta que se retiró en 1877. Fue seguido por otros, que trabajaron con medios muy modestos.

El segundo superintendente, Philetus Norris, consiguió obtener un pequeño salario y algunas subvenciones para controlar el vandalismo y el furtivismo en el parque. Hizo construir algunos equipamientos y carreteras. Para apoyarlo, comprometió a Harry Yount, hoy considerado como el primer guarda de un parque nacional en los Estados Unidos.

A principios de los años 1880, el Northern Pacific Railroad construyó una estación en Livingston conectada a la entrada septentrional del parque. La ocupación del parque aumentó rápidamente, pasando de 300 visitantes en 1872 a 5000 en 1883. En esta época, los turistas disponían de pocas carreteras y servicios y tenían que desplazarse a caballo o en diligencia. En 1908, un segundo ferrocarril, que funcionó hasta los años sesenta, permitía acceder a West Yellowstone. En 1881, Albert Bierstadt pintó las cataratas del río Yellowstone. La obra animó al presidente Chester A. Arthur a visitar el parque en 1883.

Con el fin de atenuar la insuficiencia de medios para proteger el parque nacional, entre 1886 y 1918 se confió su administración al ejército. Se creó un cuerpo de guardias civiles específicos (los rangers) y se colocó bajo la autoridad del Servicio Nacional de Parques («National Park Service»). En 1909, el conjunto de edificios podía acoger a 400 personas. El 31 de octubre de 1918, el ejército cedió el control de Yellowstone al Servicio Nacional de Parques.

A principios del siglo XX, se construyó una carretera de 235 km con forma de «8» que conectaba los puntos más interesantes del parque. En 1905 se acabó el trazado definitivo del Grand Loop Road. En 1903, el presidente estadounidense Theodore Roosevelt visitó Yellowstone y puso la primera piedra del Roosevelt Arch, en la entrada septentrional del parque.

En 1915, mil automóviles accedieron al parque, lo que causó problemas de circulación con el transporte a caballo, que fue prohibido más tarde. Entre 1933 y 1941, el Cuerpo Civil de Conservación construyó los centros de información turística, los camping y la mayoría de las carreteras actuales. Durante la Segunda Guerra Mundial, el número de empleados y de visitantes disminuyeron, lo que supuso el abandono de varias infraestructuras.

El parque después de 1945[editar]

En los años cincuenta, la ocupación turística del Yellowstone aumentó mucho, como la de los otros parques nacionales en los Estados Unidos. Para responder a esta demanda, las autoridades del parque establecieron un programa de modernización y de extensión de los equipamientos, llamado «Misión 66», porque debía acabarse en 1966, aniversario de la fundación del National Park Service. Los nuevos edificios se concibieron en un estilo moderno. Al final de la década de 1980 se abandonó este estilo en beneficio de uno más tradicional, en particular para la reconstrucción del Gran Pueblo después de los incendios de 1988. El centro de información turística de Cañón Pueblo, que abrió en 2006, sigue también una arquitectura tradicional.

En 1959, un potente seísmo afectó al oeste de Yellowstone en Hebgen Lake y dañó las carreteras y las instalaciones del parque nacional.

Incendios en Yellowstone en 1988
Progresión de los incendios en la región de Yellowstone, entre julio y octubre de 1988.

El 26 de octubre de 1976, el parque de Yellowstone se declaró reserva internacional de la biosfera. El 8 de septiembre de 1978 fue integrado en el patrimonio mundial de la UNESCO. Pero en 1995, este Comité lo colocó en la lista del patrimonio mundial en peligro.[48]​ Entonces la región estaba amenazada por las actividades mineras. La mala calidad del agua, la multitud turística y el uso de motonieves constituían otros motivos de inquietud. A raíz de los esfuerzos del gobierno federal, la situación ha mejorado y en julio de 2003 el parque se retiró de la lista de patrimonio en peligro.

Durante el verano especialmente seco de 1988, algunos incendios causados por un rayo devastaron el 36 % de la superficie del parque 793 880 acres, o sea, cerca de 3210 km² se convirtieron en humo.[49]​ La parte más afectada fue la de North Fork. Millares de bomberos intentaron contener el fuego para proteger a los pueblos de Bernard Enrique & Christian Heeb. Pero después se acusó a las autoridades públicas de no tener voluntad de apagar completamente los incendios, que permanecieron activos hasta las lluvias otoñales. Algunos ecologistas afirman en cambio que los incendios son un fenómeno natural que no conviene obstaculizar. De hecho, pocos animales de gran tamaño fueron víctimas de los incendios. Los arbustos rebrotaron espontáneamente, se redescubrieron algunos panoramas interesantes y se pusieron al día descubrimientos geológicos y arqueológicos. Pero harán falta decenas de años hasta que Yellowstone recupere su aspecto inicial.

Hoy día, el Nacional Park Service provoca intencionadamente algunos incendios, circunscritos a determinadas áreas ya estudiadas de antemano, para prevenir una catástrofe como la de 1988.

Biología y ecología[editar]

Ecosistema[editar]

Pintura que representa Yellowstone, Heinrich Berann (NPS)

El parque nacional de Yellowstone forma parte de un ecosistema que se extiende sobre casi 8,937 km², que incluye también otras reservas naturales, como el parque nacional Grand Teton y bosques nacionales. Este ecosistema constituye la mayor extensión virgen de los EE. UU., aparte de Alaska. Se considera como la extensión más grande todavía intacta de la zona templada en el hemisferio Norte.[50]

A través del programa de reintroducción del lobo establecido en 1990, se ha recuperado la presencia de todas las especies que vivían en la región antes de la llegada de los europeos a América .

El 80 % de la extensión de Yellowstone está cubierto por bosques. El resto del parque se compone de humedales (lagos, estanques y ríos) o está tapizado de prados. Los ambientes naturales son diferentes de un sector a otro y dependen de varios factores: la altitud, la exposición, las vertientes, etc.

El parque de Yellowstone tiene varios cientos de especies de plantas y 186 especies de líquenes. Es el hogar de varias especies en peligro de extinción: águila calva, Grizzly, lince, grulla de América. La fauna es rica en siete especies de ungulados, dos especies de oso y alrededor de otras 50 especies de mamíferos. Se han contabilizado 311 especies de aves, 18 de peces, seis de reptiles y cuatro de anfibios.

Flora[editar]

Pinos contorta

El parque cuenta con alrededor de 1700 especies endémicas de árboles, plantas y líquenes, a las cuales hay que añadir 170 especies introducidas. Se pueden encontrar ocho especies diferentes de coníferas incluido el «pino contorta» que es el más extendido. Las otras coníferas, tales como el abeto de Douglas o el «pino de corteza blanca» se encuentran dispersos en varias zonas de Yellowstone.

Las frondosas más frecuentes son el olmo y el sauce. Los bosques de olmos disminuyeron considerablemente desde principios del siglo XX; sin embargo, según un estudio de la Universidad de Oregon, la reintroducción del lobo limitó la población de wapitis y detuvo al mismo tiempo la decadencia del álamo temblón (Populus tremula).[51]​ En efecto, los wapitis se alimentan de los jóvenes brotes de álamo temblón e impiden su crecimiento. Los bosques de álamos y de sauces van recuperando terreno. La vuelta de los árboles a lo largo de los cursos de agua podría disminuir la erosión que afecta a sus orillas.

Existen por otra parte decenas de especies de plantas con flor. La mayoría nacen entre mayo y septiembre. La Yellowstone Sand Verbena, es una planta muy escasa (alrededor de 8000 especímenes) que crece en las arena de las orillas del lago Yellowstone.[52]

Algunas plantas invasivas amenazan a las especies autóctonas consumiendo los recursos nutritivos. Se encuentran sobre todo en los sectores más frecuentados por los turistas. Los responsables del parque consagran mucho tiempo y energía a arrancarlas y a eliminarlas.

Fauna[editar]

Yellowstone alberga numerosas especies de mamíferos, entre las cuales el lobo gris (especie reintroducida), el lince y el grizzly (especies amenazadas) son los más conocidos. Los otros grandes mamíferos del parque son el bisonte, el oso negro, el puma, el wapiti, el alce, el ciervo de cola blanca, el berrendo, la cabra blanca y el muflón canadiense.

Reintroducción del lobo[editar]

Un lobo en el parque de Yellowstone

Al principio del siglo XX, el coyote se había vuelto uno de los principales depredadores. Pero no puede matar a los herbívoros más grandes, como los wapitis que comenzaron a prosperar, amenazando el equilibrio del ecosistema. A partir de 1914, el Congreso americano concedió fondos para eliminar los animales nocivos para la agricultura y la ganadería, como los lobos y los perros de prado. Hacia 1926, se había matado a 136 lobos y la especie ya había desaparecido de Yellowstone. En 1935, el Servicio de Parques Nacionales prohibió la caza del lobo y el voto de Endangered Species Act of 1973 permitió hacer de él una especie protegida.

A consecuencia de una ley votada en 1994, una treintena de lobos capturados en el Valle del Mackenzie (Canis lupus occidentalis) en el Canadá se introdujeron en Yellowstone, en una decisión controvertida del U.S. Fish and Wildlife Service. Desde la reintroducción de los lobos, la tendencia se invirtió: en 2001, eran alrededor de 130. Un estudio de 2005 contaba 13 manadas de lobos o sea 118 individuos en el parque, 326 en toda la región. Estas cifras, inferiores a 2004, pueden explicarse por la migración de los lobos hacia otras regiones. Casi todos los individuos actuales descienden de los 66 lobos reintroducidos en 1995-1996. El número de wapitis disminuyó a la mitad entre 1995 y 2005.[53]​ Pero los ganaderos temen ver proliferar a los lobos porque atacan a sus animales domésticos (entre 1995 y 2001, los lobos mataron 12 vacas y 50 ovejas en la región). Los propietarios de ranchos son compensados, aunque a menudo sea difícil probar que se trate de lobos y no de coyotes o perros salvajes. La reintroducción se consideró como un éxito y el U.S. Fish and Wildlife Service propuso retirar al lobo de la lista de las especies amenazadas,[54]​ lo que autoriza a los ganaderos a eliminar a los lobos que atacan a los rebaños.

Bisontes[editar]

Bisontes pastando cerca de una fuente caliente

Yellowstone es un santuario para los bisontes, presentes desde la prehistoria[55]​ y recientemente salvados de la extinción. En 1902, se podían contar menos de 50 bisontes en Yellowstone. En 1998 eran ya 3000 y actualmente son alrededor de 4000.

Cada año, alrededor de 90 de estos grandes mamíferos mueren bajo las ruedas de los vehículos.

Alrededor de la mitad de los bisontes del Yellowstone han estado expuestos a la brucelosis, una bacteria originaria de Europa y que causa abortos entre el ganado. Los ganaderos y los propietarios de ranchos de la región temen una contaminación de sus manadas de bovinos por los bisontes. Sin embargo, la enfermedad causa poco problema entre los bisontes de Yellowstone y hasta ahora no se ha constatado ningún caso de transmisión de los bisontes a las vacas. Los servicios sanitarios (Animal and Plant Health Inspection Service o APHIS) piensan que el bisonte podía ser la causa de la infección en Wyoming y Dakota del Sur, así como que el wapiti sería portador de la enfermedad y podría transmitirla a los caballos y al ganado.[56]​ El APHIS alega que la brucelosis puede erradicarse entre los animales de Yellowstone por medio de la vacunación.

Para evitar la disminución de las manadas, los empleados fuerzan a los bisontes que se aventuran fuera a regresar al interior del parque. Durante el invierno 1996-1997, 1079 bisontes que estaban fuera del parque tuvieron que ser sacrificados para satisfacer a los ganaderos. Los protectores de los animales consideran cruel esta práctica y reiteran que el riesgo de contaminación del ganado sigue siendo escaso. Recuerdan también que las praderas para alimentar a los bisontes en la región se redujeron en favor de la ganadería.

Otros mamíferos[editar]

Un grizzly en el parque de Yellowstone

El parque es el hogar de otras especies animales que representan muy bien la fauna del continente norteamericano.

El visitante podrá ver al ciervo de Virginia,[57]​ el muflón canadiense, la marmota. El grizzly (Ursus arctos horribilis) ya no se considera desde 2007 como una especie amenazada en Yellowstone.[58]​ En efecto, la población de grizzlis, que se consideraba entre 136 y 312 individuos en 1975, supera hoy los 500 individuos. Algunos temen que esta desclasificación implique la autorización de cazar el grizzly que amenazaría de nuevo al animal.

Se cuentan por otra parte más de 600 osos negros en el parque[59]​Desde 1998 no se ha observado directamente ningún lince, aunque los análisis de ADN de pelos en 2001 confirmaron que el felino recorre el parque en ocasiones. En 2003, se identificaron algunos rastros de una hembra y de su pequeño así como deyecciones fecales. Hay alrededor de 25 pumas en el parque. El mapache es también muy raro y se ignoran sus efectivos.

Se considera que la población de wapitis está formada por 30 000 individuos en Yellowstone. Las manadas del norte disminuyeron considerablemente desde la reintroducción del lobo en 1995. Las manadas del sur pasan el invierno en el National Elk Refuge que se encuentra exactamente al sur del parque nacional de Grand Teton. Esta migración de mamíferos es la más importante de los Estados Unidos, fuera de Alaska.

Las actividades económicas y las instalaciones humanas perturban la migración de las cabras americanas en la región de Yellowstone. Su población está considerada entre 200 y 300 individuos.[60]

Peces, reptiles, anfibios y aves[editar]

En Yellowstone viven 18 especies diferentes de peces. Desde 2001, los practicantes de la pesca deportiva deben devolver sus capturas a los ríos o a los lagos. Entre las seis especies de reptiles que viven en el parque pueden citarse la serpiente de cascabel y la tortuga pintada. También se contabilizan cuatro especies de anfibios. 311 especies de aves están presentes en Yellowstone y la mitad anidan allí. En 1999 se contabilizaron 26 parejas de águila de cabeza blanca.Las grullas blancas siguen siendo extremadamente raras y constituyen una especie amenazada.[61]​ Otras aves bastante raras son el águila pescadora, el halcón peregrino, o el cisne trompetero.

Microorganismos[editar]

Castle Geyser, Yellowstone

En torno a los géiseres y fuentes de agua caliente del parque viven arqueas que predominan sobre las aguas,[62]bacterias termófilas, cianobacterias y otros extremófilos que dan al agua los colores que varían del azul al amarillo pasando por el rojo.

Hasta ahora , se han identificado menos del 1% de los microorganismos del parque. Algunos de estos microorganismos viven en condiciones extremas. Algunos de ellos se encontraron en el medio ambiente ácido y caliente (70 °C) del Norris Geyser Basin.[63]

Las bacterias que tapizan las fuentes calientes forman montones de varios miles de millones de individuos. Estas bacterias constituyen las formas de vida más primitivas del planeta. Moscas y otros artrópodos están también presentes en este medio incluso durante el invierno. Durante mucho tiempo, los investigadores pensaban que estas bacterias vivían gracias al azufre; pero en 2005, científicos de la Universidad Estatal de Colorado pusieron de relieve el papel del hidrógeno en el desarrollo de estas bacterias.[64]

Thermus aquaticus es una bacteria termófila que fue descrita por Thomas Brock en 1969. Se trata de una bacteria gram-negativa, aerobia y heterótrofa que produce una enzima, polimerasa Taq, utilizada en el laboratorio, esencial a la reproducción de ADN como parte del proceso de reacción en cadena de la polimerasa (PCR). Por esta capacidad, se usa para diagnosticar enfermedades genéticas e infecciosas, así como para determinar una huella genética. Los científicos estudian otras bacterias presentes en Yellowstone con la esperanza de encontrar nuevos remedios y medicamentos en ellas.[65]

En 2016, investigadores de la Universidad de Uppsala reportaron el descubrimiento de una clase de termófilos, Hadesarchaea, en la Cuenca de Culex de Yellowstone. Estos organismos son capaces de convertir el monóxido de carbono y agua a dióxido de carbono y oxígeno.[66][67]

Turismo[editar]

Mapa turístico de Yellowstone

Yellowstone es uno de los parques nacionales más famosos y más visitados de los Estados Unidos. Desde mediados de los años sesenta, cada año recibe más de dos millones de visitantes,[68]​ de los cuales 160 000 lo son en invierno (dato de 2001), lo que le coloca en la sexta posición de los parques americanos más visitados. Un 20 % de estos turistas son europeos. En período estival, 3700 personas trabajan en el parque para acoger a la clientela. Hay algunos concesionarios que administran nueve hoteles con un total de 2238 habitaciones y también estaciones de servicio, almacenes y cámpines. 800 empleados trabajan de manera estacional o permanente para el National Park Service.

Los turistas vienen a admirar los géiseres, las fumarolas, las fuentes de agua caliente, el gran cañón, los bosques y las áreas salvajes y el gran lago. Practican el piragüismo, las excursiones, la pesca. Pueden observar a los grandes mamíferos como los bisontes (sobre todo en invierno y en primavera), los alces, los wapitis y los muflones. También los pumas, los lobos y coyotes, pero su observación es más difícil. Los amantes de los deportes de invierno pueden practicar el esquí de fondo.

Por otro lado, el parque dispone de un importante patrimonio histórico: más de mil lugares, seis National Historic Landmarks se pueden visitar en el parque. Las colecciones suman 200 000 objetos. El National Park Service administra nueve museos y centros para visitantes y es responsable de 2000 edificios históricos. Uno de estos hoteles llamado Old Faithful Inn es un National Historic Landmark desde 1987. El hotel se construyó entre 1903 y 1904.

Un circuito histórico con salida en el Fuerte Yellowstone describe la historia del parque y del servicio nacional de parques. Juegos de campamento, excursiones guiadas y visitas de interpretación se realizan en numerosos lugares, sobre todo en verano. Las normas, aplicadas por los guardas, son muy restrictivas (sellar los cubos de basura para que no atraigan a los osos, ocultar los signos publicitarios para no desvirtuar el paisaje, etc.) El precio de las habitaciones está controlado para permitir acceder al parque al mayor número de personas.

Los lugares más interesantes y más frecuentados están conectados por el Grand Loop Road, carretera que recorre todo el parque. Las carreteras se restauran durante la primavera y el verano. Entre mediados de diciembre y principios de marzo,[69]​ son accesibles a los vehículos equipados para la nieve. Existen alrededor de 500 km de carreteras asfaltadas y cinco entradas para acceder al parque. La tarifa, válida para siete días, varía en función del vehículo y permite visitar también el parque nacional de Grand Teton, situado exactamente en la salida meridional de Yellowstone. Por el contrario, no existen transportes públicos pero algunas compañías realizan visitas guiadas motorizadas. En invierno, los concesionarios organizan excursiones en motonieves y en autonieves. Las infraestructuras del Old Faithful, del Barranco y Mammoth Hot Springs son muy visitadas en verano. Los trabajos en las carreteras o la presencia de animales salvajes en las mismas pueden causar largos atascos.

Paisaje del parque

Existen más de 2000 lugares para acampar. El camping es también posible en los bosques que rodean el parque al igual que en el parque nacional de Grand Teton situado un poco más al sur. Algunos camping aislados también son accesibles a pie o a caballo pero requieren disponer de un permiso. Existen cerca de 1770 km de circuitos de excursiones. El parque no está considerado como un destino para hacer alpinismo debido a la inestabilidad de las rocas volcánicas que representan un peligro. Los animales domésticos deben estar atados con una correa y su presencia no se acepta más que en zonas bien definidas y próximas a las carreteras.

En torno a los géiseres, se han hecho algunos pontones de madera para asegurar el acceso de los visitantes y para facilitar la visita a las personas minusválidas. Una clínica regida por el National Park Service permite aplicar primeros auxilios durante todo el año.

La caza está prohibida en el parque mientras que se autoriza en los bosques circundantes en período de caza. La pesca es posible a condición de poseer un permiso entregado por el personal del parque.

Está prohibido navegar por los ríos, excepto para las barcas no motorizadas en un tramo de 8,0 km del río Lewis. El lago Yellowstone dispone de un puerto deportivo lo que hace de él un destino popular para los que se dedican a los deportes náuticos.

Las otras zonas protegidas de la región son los Bosques nacionales de Caribou-Targhee, de Gallatin, de Custer, y el de Shoshone. Al noreste del parque, es posible recorrer por carretera las Beartooth Mountains.

La ciudad de Salt Lake City está situada aproximadamente a 500 km al sur del parque y constituye la zona urbana importante más cercana al parque. Durante el verano hay servicio aéreo regular a West Yellowstone, Montana, y durante el año entero a Jackson, Wyoming, unos 100 km al sur.

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. A continuación una traducción de la ley mediante la cual quedó establecido el parque nacional de Yellowstone:
    THE ACT OF DEDICATION[40]
    UNA LEY para apartar cierta extensión de tierra, que se encuentra cerca de las cabeceras del río Yellowstone, como parque público. Sea promulgado por el Senado y la Cámara de Representantes de los Estados Unidos de América en el Congreso reunido, Que la extensión de tierra en los Territorios de Montana y Wyoming ... por la presente queda reservada y retirada del asentamiento, ocupación o venta bajo las leyes de los Estados Unidos, y dedicado y apartado como parque público o terreno de placer para el beneficio y disfrute de la gente; y todas las personas que se ubiquen, se establezcan u ocupen el mismo o cualquier parte del mismo, excepto como se dispone más adelante, serán considerados intrusos y removidos de allí ...
    Aprobada el 1 de marzo de 1872.
    Firmada por:

Referencias[editar]

  1. Oficina de Estadísticas para el Uso Público, Servicio de Parques Nacionales (6 de febrero de 2011). «Five Year Annual Recreation Visits Report» (en inglés). Consultado el 20 de enero de 2012. 
  2. a b c Oficina de Estadísticas para el Uso Público, Servicio de Parques Nacionales (6 de febrero de 2011). «Listing of acreage as of 12/31/2010» (en inglés). Consultado el 20 de enero de 2012. 
  3. «Kotor, Srebarna and Yellowstone are withdrawn from the list of World Heritage in danger». UNESCO press release. 5 de julio de 2005. Consultado el 29 de julio de 2011. 
  4. «Yellowstone, the First National Park». 
  5. U.S. Statutes at Large, Vol. 17, Chap. 24, pp. 32-33. "An Act to set apart a certain Tract of Land lying near the Head-waters of the Yellowstone River as a public Park." From The Evolution of the Conservation Movement, 1850-1920 collection. Library of Congress
  6. a b c d e f g h «Yellowstone Fact Sheet». National Park Service. 10 de agosto de 2006. Archivado desde el original el 9 de febrero de 2010. Consultado el 17 de enero de 2010. 
  7. «National Park Service: Yellowstone, History and Culture» (en inglés). Consultado el 8 de mayo de 2011. Consultado el 20 de enero de 2012. 
  8. «United States Geological Survey, Yellowstone Volcano Observatory: Questions About Yellowstone Volcanic History» (en inglés). Consultado el 6 de mayo de 2011. 
  9. «Geothermal Features and How They Work». National Park Service. 17 de febrero de 2007. Archivado desde el original el 6 de abril de 2007. Consultado el 8 de abril de 2007. 
  10. Schullery, Paul. «The Greater Yellowstone Ecosystem». Our Living Resources. U.S. Geological Survey. Archivado desde el original el 25 de septiembre de 2006. Consultado el 13 de marzo de 2007. 
  11. a b «Yellowstone: Weather» (en inglés). Servicios de Parques Nacionales. 20 de diciembre de 2006. Archivado desde el original el 15 de marzo de 2007. Consultado el 20 de marzo de 2007. 
  12. «Severe Weather» (en inglés). Oficina Climática de Wyoming. 14 de marzo de 2007. Archivado desde el original el 19 de febrero de 2007. Consultado el 20 de marzo de 2007. 
  13. «YELLOWSTONE NATIONAL PARK, WYOMING» (en inglés). Weatherbase. Archivado desde el original el 23 de agosto de 2020. Consultado el 23 de agosto de 2020. 
  14. Christiane Galus (10 de noviembre de 2007). «La surface du super-volcan de Yellowstone s'est soulevée de 18 centimètres depuis 2004» (en francés). Le Monde. 
  15. «The Snake River Plain» (en inglés). USGS. Archivado desde el original el 12 de abril de 2013. Consultado el 12 de marzo de 2007. 
  16. «Volcanic History of the Yellowstone Plateau Volcanic Field» (en inglés). 
  17. Ilya N. Bindeman. «The Secretos apagado Supervolcanoes». Scientific American (en inglés). 
  18. «Questions About Future Volcanic Activity» (en inglés). USGS. Consultado el 30 de agosto de 2007. 
  19. Sylvio Acatos, Maximilien Bruggmann, Parques Nacionales de los Estados Unidos, éditions Artis-Historia, 1977, p. 76.
  20. John Wingfield, L'Amérique des Rocheuses, éditions Dursus (Larousse), 1986, ISBN 2-03-503118-4, p. 18.
  21. François Michel, Rocas y paisajes, reflejos de la historia del Terre, Paris, Belin, Orléans, brgm éditions, 2005, ISBN 2701140811, p. 49.
  22. Yellowstone Volcano Observatory (en inglés)
  23. USGS (ed.). «Notable Cambios en Termal Activity AT Norris Géiser Cuenca Provide Opportunity to Estudio Hidrotérmico System» (en inglés). 
  24. USGS (ed.). «Frequently asked questions about recent findings at Yellowstone Lake» (en inglés). 
  25. Jake Lowenstern. «Truth, fiction and everything in between at Yellowstone» (en inglés). 
  26. Wu-Lung Chang, Robert B. Smith, Charles Wicks, Jamie el Sr. Farrell, Christine M. Puskas (2007). Science, ed. «Accelerated Uplift and Magmatic Intrusion of the Yellowstone Caldera, 2004 to 2006» (en inglés). 
  27. Macdonald, James S., Jr. (27 de diciembre de 2006). «History of Yellowstone as a Place Name» (en inglés). Archivado desde el original el 21 de enero de 2013. Consultado el 22 de junio de 2020. 
  28. «Yellowstone: A Brief History of the Park» (en inglés). U.S. Department of the Interior. Archivado desde el original el 14 de abril de 2008. Consultado el 22 de junio de 2020. 
  29. Lahren, 2006, p. 161.
  30. a b Janetski, 1987.
  31. Henry y Heeb, 1995, p. 114.
  32. Haines, Aubrey L. (2000). «The Lewis and Clark Era (1805–1814)». Yellowstone National Park: Its Exploration and Establishment (en inglés). Departamento del Interior de los Estados Unidos. Archivado desde el original el 15 de octubre de 2006. Consultado el 9 de julio de 2020. 
  33. Haines, Aubrey L. (2000). «The Fur Trade Era (1818–42)». Yellowstone National Park: Its Exploration and Establishment (en inglés). Departamento del Interior de los Estados Unidos. Archivado desde el original el 15 de octubre de 2006. Consultado el 9 de julio de 2020. 
  34. Baldwin, Kenneth H. (1976). «Enchanted Enclosure-Historic Roads in the National Park System-Chapter 2 – The Raynolds Expedition of 1860» (en inglés). Historical Division, Office of the Chief Of Engineers, Ejército de los Estados Unidos. Archivado desde el original el 9 de diciembre de 2011. Consultado el 9 de julio de 2020. 
  35. Haines, Aubrey L. (1975). «The Exploring Era (1851–63)». Yellowstone National Park: Its Exploration and Establishment (en inglés). Departamento del Interior de los Estados Unidos. Archivado desde el original el 15 de octubre de 2006. Consultado el 9 de julio de 2020. 
  36. Haines, Aubrey L. (2000). «The Folsom Party (1869)». Yellowstone National Park: Its Exploration and Establishment. U.S. Department of the Interior. Archivado desde el original el 11 de junio de 2007. Consultado el 9 de octubre de 2007. 
  37. Haines, Aubrey L. (2000). «Cornelius Hedges». Yellowstone National Park: Its Exploration and Establishment. U.S. Department of the Interior. Archivado desde el original el 10 de junio de 2007. Consultado el 9 de octubre de 2007. 
  38. «The Grand Canyon of the Yellowstone». American Studies at the University of Virginia (en inglés). Universidad de Virginia. Archivado desde el original el 1 de octubre de 2013. Consultado el 9 de julio de 2020. 
  39. «History & Culture». General Grant National Memorial. National Park Service. 25 de julio de 2006. Archivado desde el original el 13 de abril de 2012. Consultado el 23 de abril de 2007. 
  40. a b Chittenden, Hiram Martin (1915). The Yellowstone National Park-Historical and Descriptive. Cincinnati: Stewart and Kidd Co. pp. 77–78.  Parámetro desconocido |autorlink= ignorado (ayuda)
  41. a b c Marlene Deahl Merrill (2003). Yellowstone and the Great West: Journals, Letters, and Images from the 1871 Hayden Expedition. U of Nebraska Press. p. 208. ISBN 978-0-8032-8289-6. Archivado desde el original el 3 de enero de 2014. Consultado el 11 de junio de 2012. 
  42. a b Jones, William A. (1875). Report Upon the Reconnaissance of Northwestern Wyoming, Including Yellowstone National Park, Made in the Summer of 1873. U.S. Government Printing Office. p. 1. ISBN 0331948184. 
  43. Marlene Deahl Merrill (2003). Yellowstone and the Great West: Journals, Letters, and Images from the 1871 Hayden Expedition. U of Nebraska Press. pp. 210-211. ISBN 978-0-8032-8289-6. Archivado desde el original el 3 de enero de 2014. Consultado el 11 de junio de 2012. 
  44. Chittenden, Hiram Martin (1904). Yellowstone National Park: Historical and Descriptive. Cincinnati: The Robert Clarke Company. p. 93. 
  45. «Report of the Superintendent of the Yellowstone National Park to the Secretary of the Interior for the year 1872». Archivado desde el original el January 15, 2017.  Parámetro desconocido |url-status= ignorado (ayuda)
  46. Dilsaver, Lary M.; William Wyckoff (mayo de 2005). «The Political Geography of National Parks». The Pacific Historical Review 74 (2): 237-266. doi:10.1525/phr.2005.74.2.237. 
  47. Wuerthner, 11-15-07, George (15 de noviembre de 2007). «NREPA: Local Interests and Conservation History». George Wuerthner's On the Range. NewWest. Archivado desde el original el 6 de junio de 2011. Consultado el 20 de febrero de 2010. 
  48. IUCN, ed. (4 de julio de 2007). «World Heritage Committee takes Yellowstone off danger list» (en inglés). Archivado desde el original el 16 de diciembre de 2006. Consultado el 22 de agosto de 2007. 
  49. Parc nacional de Yellowstone (ed.). «People» (en inglés). 
  50. Paul Schullery. «Copia archivada» (en inglés). Archivado desde el original el 25 de septiembre de 2006. Consultado el 13 de marzo de 2007. 
  51. Biodiversité 2007 (ed.). «La reintroducción del lobo permite la vuelta del «álamo temblón» en Yellowstone» (en francés). Archivado desde [=http://www.biodiversite2007.org/breve.php3?id_breve=226 el original] el 23 de agosto de 2007. Consultado el 22 de agosto de 2007. 
  52. [1]
  53. ScienceDaily, ed. (31 de julio de 2007). «Presence Of Wolves Allows Aspen Recovery In Yellowstone» (en inglés). 
  54. EEUU Fish and Wildlife Servicio, ed. (02-02- 2006). «Service Announces Intent to remove the Rocky Mountain Population of Gray Wolves from Endangered Species List» (en inglés). 
  55. Science Daily, ed. (3 de noviembre de 2006). «Snow Data Helps Maintain Nation' s Largest, Oldest Bison Herd» (en inglés). Consultado el 22 de agosto de 2007. 
  56. Animal and Planta Health Inspección Servicio (ed.). «Brucellosis and Yellowstone Bison» (en inglés). 
  57. John Wingfield, La América del Rocheuses, éditions Dursus (Larousse), 1986, ISBN 2-03-503118-4, p. 118.
  58. Science Daily, ed. (23 de marzo de 2007). «Yellowstone Grizzlies Removed from Endangered Species List» (en inglés). Consultado el 22 de agosto de 2007. 
  59. Kiki Marmori, El Ours, Paris, Nathan, 2003, p. 16.
  60. Science Daily, ed. (11 de julio de 2006). «Yellowstone Ecosystem May Lose Key Migrant» (en inglés). Consultado el 22 de agosto de 2007. 
  61. National Park Service, ed. (26-07- 2006). «Threatened and Endangered Species» (en inglés). 
  62. Benjamin Bolduc, Daniel P Shaughnessy, Yuri I Wolf, Eugene V Koonin, Francisco F Roberto, Mark Young (2012). Identification of novel positive-strand RNA viruses by metagenomic analysis of archaea-dominated Yellowstone hot springs. National Library of Medicine.
  63. Science Daily, ed. (6 de mayo de 2005). «Extreme Life Discovery In Yellowstone Bodes Well For Astrobiologists» (en inglés). Consultado el 22 de agosto de 2007. 
  64. University apagado Colorado AT Boulder, ed. (24 de enero de 2005). [Archivado el 4 de marzo de 2016 en la Wayback Machine. «Microbes In Colorful Yellowstone Hot Springs Fueled By Hydrogen, CU-Boulder Researchers Say»] (en inglés). Archivado desde el original el 4 de marzo de 2016. 
  65. World Foundation for Environment and Development (ed.). «The Yellowstone Termófilos Conservación Project» (en inglés). 
  66. Baker, Brett J.; Saw, Jimmy H.; Lind, Anders E.; Lazar, Cassandra Sara; Hinrichs, Kai-Uwe; Teske, Andreas P.; Ettema, Thijs J.G. (16 de febrero de 2016). «Genomic inference of the metabolism of cosmopolitan subsurface Archaea, Hadesarchaea». Nature Microbiology (en inglés) 1. doi:10.1038/nmicrobiol.2016.2. Consultado el 25 de febrero de 2016. 
  67. Atherton, Matt (15 de febrero de 2016). «God of the underworld microbes Hadesarchaea discovered living on toxic gas deep below Yellowstone hot springs». IB Times. Consultado el 25 de febrero de 2016. 
  68. U.S. Department of the Interior (ed.). «Historical Annual Visitation Statistics» (en inglés). 
  69. Los EE.UU Ouest, Le Guide Vert Michelin, 2000, ISBN 2060559014, p. 454.

Bibliografía[editar]


Enlaces externos[editar]