Parque nacional Sierra de las Quijadas

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Parque nacional Sierra de las Quijadas
Sierra de las Quijadas, San Luis.jpg
Situación
País ArgentinaFlag of Argentina.svg Argentina
División Provincia de San Luis
Subdivisión Departamentos Belgrano y Ayacucho
Ecorregión Ecotono entre las ecorregiones del monte de llanuras y mesetas, del monte de sierras y bolsones y chaco árido.
Coordenadas 32°33′03″S 67°03′51″O / -32.55083333, -67.06416667Coordenadas: 32°33′03″S 67°03′51″O / -32.55083333, -67.06416667
Datos generales
Administración Administración de Parques Nacionales
Fecha de creación 10 de diciembre de 1991
Legislación Ley n.° 24015
Superficie 73 785 ha[1]
[http://Ficha en APN [1] Sitio web]
Fotografía del parque nacional.
Potrero de la Aguada.

El parque nacional Sierra de las Quijadas (estrictamente parque y reserva nacional Sierra de las Quijadas) se encuentra ubicado en el noroeste de la provincia de San Luis, en el centro-oeste de la Argentina, en los departamentos Belgrano y Ayacucho, y abarca una superficie aproximada de 73 785 ha.

Aspectos de su naturaleza[editar]

El parque nacional fue creado para proteger las especies que habitan el lugar y para conservar ambientes representativos de las ecorregiones del monte de llanuras y mesetas, del monte de sierras y bolsones y del chaco árido, además de preservar sus yacimientos arqueológicos y paleontológicos.

En el parque se destaca el «Potrero de la Aguada», una microcuenca que confluye en un bajo, donde nace el río con el mismo nombre que sólo en la época de lluvia recorre el lugar. En el resto del año, su curso sólo presenta arena y rocas.

Los Farallones, con sus acantilados, cornisas y terrazas, tienen un color rojizo. Apenas cubiertas de vegetación, delimitan un inmenso anfiteatro natural.

La vegetación es escasa, abundan las jarillas y los cactos. También hay quebrachos blancos y plantas típicas de la zona, como la zampa de Quijadas.

Aunque la zona es muy árida, tiene una fauna abundante: puma argentino, gato montés, zorro gris y mara son los mamíferos más comunes. Entre las aves se destacan el ñandú, el halcón gris, el águila mora (Harpyhaliaetus coronatus), y el cóndor andino.

Al oeste de la sierra de las Quijadas corre el río Desaguadero, que ha creado una gran llanura de inundación en la que se encuentran bosquecillos de chañar y plantas que toleran los ambientes salados (halofitas).

También el área es hábitat del guanaco, del pecarí de collar, y del conejo de los palos. Además, la fauna del parque contiene varias especies que requieren medidas de protección, como por ejemplo la tortuga terrestre chaqueña, el halcón peregrino, el águila solitaria coronada, el pichiciego menor, el cardenal amarillo, jilguero de monte y la reinamora grande.

En la sierra de las Quijadas se han encontrado restos fósiles de dos especies de pterosaurios o lagartos alados. Uno de ellos tiene una dentición peculiar, con barbas que formaban una especie de canasto, la cual le servía para retener los microorganismos de los que se alimentaba filtrando agua.

Los cursos de agua son temporarios, dependientes de las lluvias principalmente estivales, corren hasta el principal colector del sistema, que es el río Seco de la Aguada o Torrente de la Aguada. En el límite oeste del parque se destaca el río Desaguadero, que tiene su origen en el complejo lagunar de Guanacache, debido a los aportes principalmente del río San Juan, luego del Mendoza y por último del Bermejo.

El clima es continental muy árido, con una acentuada amplitud térmica, tanto estacional como diaria.[2]

Aspectos culturales[editar]

El parque posee numerosas evidencias de antiguas ocupaciones humanas, particularmente en el sector pedemontano de las sierras. A pocos km de la entrada se encuentra un gran sitio arqueológico caracterizado por el emplazamiento de más de veinte hornillos o botijas comprendidos dentro del perímetro de un gran asentamiento indígena de huarpes.

Los estudios que se están llevando a cabo indican que probablemente estos hornos habrían funcionado para la producción de piezas cerámicas que, a juzgar por los fragmentos hallados, presentan excelentes condiciones técnicas de fabricación. Se trata de una cerámica de color gris, de paredes finas y cocción pareja, con decoración de tipo incisa en doble línea perimetral. Uno de los hornillos se encuentra acondicionado para la visita del público, con la asistencia de los guías habilitados.[3]

Administración[editar]

Por resolución n.° 126/2011 de la Administración de Parques Nacionales de 19 de mayo de 2011 se dispuso que parque nacional encuadrara para los fines administrativos en la categoría áreas protegidas de complejidad III, por lo cual tiene a su frente un intendente designado, del que dependen 4 departamentos (Administración; Obras y Mantenimiento; Guardaparques Nacionales; Conservación y Uso Público) y la división de Despacho y Mesa de Entradas, Salidas, y Notificaciones.[4]​ La intendencia tiene su sede en la ciudad de San Luis.

Creación del parque nacional[editar]

El 3 de julio de 1989 fue firmado un convenio entre gobierno de la provincia de San Luis y la Administración de Parques Nacionales mediante el cual el primero se comprometió a ceder al estado nacional el dominio y jurisdicción de 150 000 con el fin de crear un parque y reserva nacional. El 20 de septiembre de 1989 la Legislatura de San Luis sancionó la ley n.° 4844 (en Digesto ley VII-0226-2004) ratificando el convenio y declarando sujetas a expropiación las tierras que integrarían el parque y reserva nacional. El parque nacional fue creado mediante la ley nacional n.° 24015, sancionada el 13 de noviembre de 1991 y promulgada de hecho el 10 de diciembre de 1991. La ley ratificó el convenio y dispuso que el parque nacional fuera creado una vez que la provincia de San Luis expropiara los terrenos y los cediera al Estado nacional.[5]

ARTICULO 2°- (...) El área a afectar, de ciento cincuenta mil hectáreas aproximadamente, se encuentra ubicada parte en el Departamento de Ayacucho y parte en el Departamento de Belgrano, comprendida entre los siguientes límites: Este y Norte, línea de deslinde con la ruta nacional 147; N. W., paralelo geográfico que pasa por el borde sur de la Localidad de La Tranca, hasta intersectar el límite interprovincial como la Provincia de Mendoza. Asimismo, este último hasta su intersección con el paralelo 32º 47º, sur paralelo geográfico 32º 47º, desde el límite interprovincial con la Provincia de Mendoza hasta intersectar las línea de deslinde con la ruta nacional 147. Estos límites propuestos podrán sufrir modificaciones, en oportunidad de las operaciones técnicas de deslinde y mensura que se efectúen sobre el terreno.
ARTICULO 3°- La Administración de Parques Nacionales, deberá elevar al Poder Ejecutivo nacional, una vez en posesión de la superficie cedida, la determinación de los porcentajes de la misma que se afectarán a parque Nacional y Reserva Nacional respectivamente, como así también los límites de cada una de ellas.

Posteriormente ambas jurisdicciones acordaron limitar las expropiaciones a una superficie aproximada de 75 000 ha como área núcleo central para constituir el parque nacional, por su mayor valor paisajístico y ambiental, quedando bajo el dominio de sus titulares privados el resto de la superficie para ser zonificada como reserva nacional. El 28 de mayo de 1999 por decreto n.° 1493 el gobernador Adolfo Rodríguez Saa de San Luis ordenó la transferencia al Estado nacional de 73 534 ha 46 a expropiadas, que fueron aceptadas por decreto n.° 393/2006 de 10 de abril de 2006.[6]

Disputa entre la nación y la provincia[editar]

PN Sierra de las Quijadas San Luis Argentina 03.JPG
PN Sierra de las Quijadas San Luis Argentina 06.JPG
PN Sierra de las Quijadas San Luis Argentina 05.JPG

En septiembre de 2009 representantes de la comunidad huarpe Guanacache de San Luis solicitaron al gobernador la restitución de las tierras de las sierras de las Quijadas, donde según antecedentes históricos, habitaron sus ancestros. Ese año el gobernador gestionó la restitución de las tierras ante el Gobierno nacional, sin lograrlo.[7][8][9]

La provincia de San Luis decidió transferir 73 534 ha del área protegida al pueblo huarpe mediante la sanción de la ley provincial n.° V-0721-2010 el 28 de julio de 2010 -promulgada por decreto n.° 1520-MGJyC-2010-, que declara de utilidad pública y sujeto a expropiación, los derechos cedidos al Estado nacional.[10]​ El Ministerio de Turismo de la Nación acudió a la Corte Suprema de Justicia con una medida cautelar para evitar la expropiación del parque nacional dispuesta por la provincia de San Luis.[11]​ El 12 de octubre de 2010 la Corte Supremo dictó una medida cautelar de «no innovar» y a febrero de 2018 el fallo sigue pendiente.[12]

“...Que la cesión que comprometiera a la Provincia, nunca comprendió la posesión por parte del Organismo Nacional, no habiéndose tampoco producido la transferencia de dominio de los inmuebles afectados, existiendo solamente el otorgamiento de un permiso precario de uso y explotación a favor del Estado Nacional, que es el que se encuentra ejerciendo en la actualidad y el cual, con el dictado y promulgación de la Ley V-0721-2010, ha sido revocado en todas sus partes..."

Demanda de expropiación de la fiscalía de estado de San Luis ante el juzgado federal

Entidades conservacionistas de Argentina, entre ellas el Comité Argentino de la Unión Mundial para la Naturaleza (UICN), la entidad Aves Argentinas y la Fundación Vida Silvestre Argentina, mostraron su rechazo a la medida dispuesta por la provincia.[13]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]