Arribes del Duero

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Arribes
Duero fronterizo.png
Localización de la zona en la península ibérica.
Países
España y Portugal.
Idiomas
Español, portugués y asturleonés.
Husos horarios
UTC +2:00 (España) y UTC +1:00 (Portugal).
Núcleos urbanos destacados
Fermoselle y Miranda do Douro.
Los arribes del Duero desde el mirador de Las Escaleras (Fermoselle).jpg
Vista de los arribes desde el mirador de Las Escaleras, en la localidad de Fermoselle.

Arribes, también denominado Arribes del Duero, es una comarca natural[1]española, situada en la comunidad autónoma de Castilla y León, que se extiende por el noroeste de la provincia de Salamanca y el sudoeste de la provincia de Zamora, junto a la frontera portuguesa.[2]

Arribes, arribas y arribanzos son vocablos leoneses utilizados para denominar la profunda y prolongada garganta fluvial del río Duero en su tramo internacional con Portugal y de sus afluentes los ríos Águeda, Esla, Huebra, Tormes y Uces.[3][4][5]​ Esta geomorfología se caracteriza por una zona de depresión o de altitud más baja y otra de penillanura o de altitud más elevada, siendo los arribes el conjunto de ambas zonas, que se sitúan a orillas de estos ríos.[4]

Su territorio es un espacio natural protegido para preservar el nivel de conservación de sus ecosistemas naturales y valores paisajísticos en armonía con los usos, derechos y aprovechamientos tradicionales y con la realización de actividades educativas, científicas, culturales, recreativas, turísticas o socioeconómicas compatibles. La Junta de Castilla y León incorporó este territorio a su red de parques naturales el 11 de abril de 2002.[6]​ El Gobierno portugués hizo lo mismo con su parte algo antes, el 11 de mayo de 1998, bajo el nombre de parque natural del Duero Internacional.[7]​ Está catalogado también, casi con la misma extensión, como Zona de Especial protección para las Aves (ZEPA), con 108 054,01 ha,[8]​ y Lugar de Importancia Comunitaria (LIC), con 106 178.29 ha,[9]​ del proyecto europeo Red Natura 2000. Además, el 9 de junio de 2015, los dos parques son declarados reserva de la biosfera transfronteriza por la Unesco bajo la denominación de Meseta Ibérica, junto a otras zonas protegidas españolas y portuguesas, destacando el parque natural Lago de Sanabria y sierras Segundera y de Porto en territorio español y el parque natural de Montesinho en la parte lusa, así como distintos espacios de la Red Natura 2000.[10]

Los grandes desniveles de su orografía, el alto caudal del Duero y los numerosos ríos que en él desembocan, convierten a esta zona en uno de los puntos de mayor potencial hidroeléctrico de la península ibérica. Por ello, los gobiernos de España y Portugal firmaron en 1927 un acuerdo para regular el reparto del aprovechamiento del Duero internacional en dos sectores, a raíz del cual se fueron construyendo una red de presas y embalses, hoy conocidos como Saltos del Duero.[11]

La profunda hendidura abierta por el encajonamiento del Duero y sus afluentes suaviza el régimen térmico hasta el punto de permitir el desarrollo de una inusual vegetación termófila y de cultivos típicamente mediterráneos en bancales. Esta singular configuración geomorfológica introduce notables modificaciones en las condiciones climáticas, ya que la garganta del Duero se comporta como un condensador de calor. De tal manera que, mientras en la penillanura imperan unas condiciones climáticas caracterizadas por inviernos largos y muy fríos y veranos cortos y moderadamente cálidos, el escobio fluvial representa un islote de calor que redunda en que los inviernos sean cortos y suaves y los veranos largos y calurosos. Además de la diversidad vegetal, las vertientes más escarpadas se han convertido en un lugar idóneo para el refugio de la fauna salvaje, especialmente para las aves.[12]

Su ubicación fronteriza, alejada de los grandes núcleos de población y con escasas infraestructuras, ha propiciado un continuo proceso de despoblación de sus pueblos aunque también ha permitido la conservación de un amplio patrimonio histórico, cultural y natural, entre el que destacan su paisaje, arquitectura y tradiciones. En los últimos años, con la protección de este territorio, han llegado algunas iniciativas inversoras relacionadas con el turismo y el comercio minorista transfronterizo. Esta circunstancia ha evidenciado que sea necesario preservar y potenciar su hábitat natural, su patrimonio y sus tradiciones socioculturales, principales propulsores de su economía.

Etimología[editar]

Los arribes del Duero vistos desde Miranda del Duero, cerca de Torregamones, Zamora.

Arribes, arribas y arribanzos son vocablos en lengua leonesa con derivación etimológica del latín «ad ripa-ae», que significa orilla.[3]​ El término «las arribas» era usado en las comarcas de Sayago, Aliste y La Ribera, así como en la zona colindante portuguesa, para referirse a la depresión geográfica del Duero.[3][13][14]​ Los zamoranos utilizan además el término «arribanzo», algo más conciso, con el que se refieren a los enormes roquedos o gigantescas rocas graníticas que forman los valles.[15]​ Posteriormente, arribes, en su forma femenina «las arribes» comenzó a usarse por los naturales de la comarca salmantina de La Ribera para referirse a la misma geomorfología.[3]

En las últimas décadas, por influencia externa de la administración y de algunos medios de comunicación, se ha ido imponiendo la denominación «los arribes», en masculino. Los naturales de las comarcas zamoranas de Sayago y Aliste, han empezado a utilizar esta forma, y aunque todavía emplean las autóctonas «las arribas» y «arribanzos», estas últimas han quedado algo desplazadas en favor de la primera y es en la zona portuguesa, el único sitio donde todavía prevalece decir «as arribas».[3][16]​ En el sur, los naturales de la comarca salmantina de La Ribera, ahora más conocida como Las Arribes, siguen utilizando su variación tradicional «las arribes», en femenino, variación que con la creación del parque natural, se ha extendido también a la vecina comarca de El Abadengo, donde antes prácticamente no se usaba.[3][17]

Arribanzos zamoranos vistos desde el embarcadero portugués de Miranda del Duero, cerca de Torregamones.

Geografía[editar]

Localización[editar]

Arribes se encuentra situado junto al río Duero, en el tramo del prolongado cañón fluvial que ha originado y que separa España de Portugal bajo el nombre de Duero Internacional. Este territorio comienza aguas abajo de la ciudad de Zamora (652 msnm), donde el Duero abandona los materiales sedimentarios de su cuenca terciaria y se encaja progresivamente sobre las duras y resistentes rocas plutónicas y metamórficas del zócalo paleozoico que sustentan la penillanura zamorano-salmantina. Se extiende de forma longitudinal, para finalizar cuando el Duero se adentra definitivamente en territorio portugués, a la altura de Barca de Alba (125 msnm), dejando a su paso una profunda hendidura abierta, que supera los 400 m de profundidad y que tiene como principal consecuencia el originar laderas resguardadas que suavizan el régimen térmico que ha permitido el desarrollo de una vegetación termófila y cultivos típicamente mediterráneos en bancales.[18]

La demarcación más concreta de esta comarca natural surge recientemente, tras la creación del parque natural de Arribes del Duero, con una demarcación que comprende (total o parcialmente) la superficie de 37 términos municipales:[6]

Vista general del conjunto histórico de Fermoselle desde el mirador de El Torojón. La villa es considerada habitualmente la capital de la zona.

Dentro de estos 37 términos municipales existen otras localidades anejas o pedanías que también forman parte del Parque. Son Badilla, Carbajosa, Castro de Alcañices, Corporario, Cozcurrita, Fuentes de Masueco, Fornillos de Fermoselle, Formariz, Mámoles, Palazuelo de Sayago, Pinilla de Fermoselle, Salto de Aldeadávila, Salto de Castro, Salto de Saucelle, Salto de Villalcampo, Tudera y Zafara. Por el contrario, muchos de los términos municipales del Parque sólo están incluidos parcialmente en su demarcación por lo que a algunos núcleos poblacionales de esos municipios no les afecta la delimitación del parque. Es el caso de Almendra, Barruecopardo, Cabeza del Caballo, Fonfría, Lumbrales, Moral de Sayago y Villar del Buey.

En algunas localidades limítrofes todavía existe interés por pertenecer al Parque, como es el caso de Olmedo de Camaces, Fuenteliante y Bañobárez que en 2004 solicitaron su inclusión. De hecho, estos municipios estuvieron incluidos en el anteproyecto del parque natural pero finalmente fueron excluidos de la demarcación definitiva.[19][20]Bogajo, Cerralbo, Encinasola de los Comendadores, El Milano, La Redonda, Muga de Sayago y Villasbuenas también se consideraron dentro del parque en un principio.[20]

Geomorfología[editar]

La topografía de este territorio se caracteriza por la existencia de un profundo cañón horadado por el Duero en el límite occidental de las provincias de Zamora y Salamanca con Portugal y que aquí denominan arribes. Si bien esta estrecha franja es la que da nombre a la comarca natural, también se denominan arribes los encajonamientos de los ríos Águeda, Esla, Huebra, Tormes y Uces, afluentes del Duero en este territorio.[4][5]​ Todos son manifestación de la erosión milenaria de los citados ríos y que han originado una zona de depresión o de altitud más baja y otra de penillanura o de altitud más elevada[5]​ que en algunos lugares han dado lugar a desniveles de unos 400 m.[21]

Molino de agua o aceña junto al arroyo de la Mimbre, en Badilla. Forma parte de la ruta circular de los molinos que enlaza los molinos Pachón, Carrizo, Cabildo, las ruinas de Valduzón y Matarranas.[22][23]

La actual geomorfología de este espacio natural protegido es fruto de una evolución que tuvo su origen en la orogenia hercínica, al final de la era Paleozoica (600-225 millones de años). Fue en esta época en la que se originaron los actuales granitos, pizarras y gneis de las arribes.[24]

Durante el periodo Mesozoico (225-68 millones de años) y principios del Cenozoico (68-1,7 millones de años) se produjo la erosión de las cordilleras y las zonas más altas, hasta conformar la actual penillanura que posteriormente fue cubierta por sedimentos y seguidamente por el mar.[24]

Por último, la orogenia alpina de mediados del terciario produjo un progresivo levantamiento del este de la península Ibérica y su clara inclinación hacia el océano atlántico. Este último suceso provocó que el Duero, al igual que otros ríos peninsulares, tuviera que abrirse camino en la penillanura, dando lugar con el tiempo al inmenso cañón de paredes, casi verticales, que conforman los arribes.[24]

Hidrografía[editar]

La red hidrográfica de las arribes viene marcada de manera vertebral por el río Duero, siendo sus afluentes más importantes el Águeda, el Esla, el Huebra, el Tormes y el Uces. A su vez, existen numerosas riveras, arroyos y regatos estacionales que rinden sus aguas a los anteriores y sobre los que se asientan tradicionales puentes y molinos. Sus máximas crecidas se producen entre los meses de enero y abril, especialmente en el de marzo, mes en el que se pueden observar en su máximo esplendor las numerosas cascadas, siendo la del Pozo de los Humos la más grande y famosa.[24]

Otras cascadas menos conocidas son las de Rupurupay en Aldeadávila, las Lastras de Aguas Bravas en Fariza, el Cachón de Peñavela,[25]​ las cascadas de La Cicutina[25]​ y La Escalá en Fermoselle, el Cachón del Camaces en Hinojosa, la Cascada del Pinero en Masueco, el Pozo Airón en Pereña, el Cachón de Carranzo en Saucelle, el Cachón del Berrido y Cachón de la Diabla en Sobradillo y la cascada del Desgalgadero en Villarino.

El fuerte desnivel provocado por el Duero y sus afluentes, unido a otros factores como la impermeabilidad del terreno, la escasa población y la alta rentabilidad económica de la energía hidroeléctrica, han provocado una inusual concentración de presas y embalses en este territorio.[24]​ Entre ellas las españolas de Aldeadávila, Almendra, Castro, Ricobayo, Saucelle, Villalcampo y las portuguesas de Bemposta, Miranda y Picote. A las españolas se las conoce como Saltos del Duero.[26]​ La potencia instalada en ellas supera los 3000 MW. Este factor hace que Castilla y León, con 3979 MW, sea la primera comunidad autónoma española en potencia hidráulica instalada[27]​ y con 5739 GWh, la segunda en producción.[28]

Clima[editar]

Las arribes constituyen una geografía a salvo del viento y más expuesta al sol debido a su menor altitud. Por ello, existen dos climas.[29]

En las zonas de valle se puede disfrutar de un microclima mediterráneo que suaviza las temperaturas, mientras que en las zonas de penillanura, se puede observar ya el clima continental propio de la penillanura zamorano-salmantina, donde los inviernos son más fríos y acusados.[29]​ En Mieza, situada a 646 m de altura, se registran 12,2 °C de temperatura media anual mientras que en la presa de Saucelle, situada a 116 m de altura, se registran 17,1 °C.[29]​ Como comparativa, indicar por ejemplo que la temperatura media anual de Valencia es de 16,9 °C.[29]

La latitud también influye en el contraste climático. En el observatorio del Salto de Castro (situado en la parte más septentrional de Arribes) se registran 12,9 °C de temperatura media anual mientras que en el observatorio de la presa de Saucelle (el más meridional de Arribes) se registran 17,1 °C.[29]

Espacio natural[editar]

El bosque de almeces de Mieza es el más extenso de Europa.[30]

Las profundas incisiones de los ríos Duero y Águeda son frontera natural entre España y Portugal, dividen una zona de idénticas características entre ambos países. El Duero y sus afluentes son el elemento común y nexo de unión de todo un territorio que se extiende linealmente a lo largo de más de 120 km.[7]​ El Duero es internacional desde la presa de Castro hasta Barca d'Alva.[31]​ En este lugar se le une el río Águeda, que es internacional desde esta aldea hasta el lugar donde se le une el río Turones, cerca de La Bouza.[31]​ La parte española, declarada parque natural de Arribes del Duero, se extiende sobre una superficie de 106 105 hectáreas[6]​ mientras que la parte portuguesa, declarada parque natural del Duero Internacional, se extiende sobre una superficie de 85.150 hectáreas.[32]​ Los dos parques suman una superficie de 191.255 hectáreas, lo que convierte a esta zona en una de las áreas protegidas más grandes de Europa.

La Unión Europea también protege la biodiversidad de Arribes a través de la Red Natura 2000, a través de las figuras de zona especial de conservación y zona de especial protección para las aves. La protección se debe a la especial fisonomía de este territorio, caracterizado por la vertebración que sobre él imprime el Duero y sus afluentes, que ha dado lugar a una serie de cañones fluviales, y la existencia de una penillanura colindante de paisaje adehesado, que además es el hábitat y zona de reproducción de aves como la cigüeña negra, el alimoche, la garza real, el milano real y el búho real. La primera de las zonas protegidas es la denominada Cañones del Duero (ZEPA-ES0000206 y ZEC-ES4190102) que comprende la ribera del Duero aguas arriba del límite con Portugal, entre la confluencia con el río Esla y la ciudad de Zamora, y que incluye el embalse de Villalcampo.[33][34]​ Este espacio protegido limita al oeste con un segundo espacio protegido que se denomina «Arribes del Duero» (ZEPA-ES0000118 y ZEC-ES4150096) y que incluye un área ligeramente superior al territorio protegido como parque natural bajo por la Junta de Castilla y León con la misma denoominación.[35][36][37]​ Un tercer área e la denominada «Riberas de los Ríos Huebra y Yeltes» (ZEPA-ES0000247) y «Riberas de los Ríos Huebra, Yeltes, Uces y afluentes » (ZEC-ES4150064) que protege un espacio que incluye varios tramos de los ríos Huebra, Yeltes, Uces, Maillo, Morasverdes, Gavilanes y Tenebrilla, así como de los arroyos Zarzoso, Navia de Fiuncia, Zarzosillo, Moresna, Madriega, Vallefrío, Campocerrado y Cilleruelo. Se incluyen además las Lagunas y pastizales asociados de Tenebrón. En total suman unos 240 km lineales de cauces tributarios del río Duero y que por tanto es colindante con el denominado Arribes del Duero. [38][39]​ Una cuarta zona es la denominada «Río Águeda» (ZEPA-ES4150087) y «Riberas del Río Águeda» (ZEC-ES4150127) que está formado por un único tramo del citado río, caracterizado por contar con un cañón fluvial de escarpadas laderas abruptas y cerradas, una zona muy agreste y aislada.[40][41]​ Por último, está el denominado «Campo de Argañán» (ZEPA-ES0000218 y ZEC-ES4150098) que afecta a los términos municipales de La Bouza y Puerto Seguro que destaca por la existencia de un paisaje adehesado con presencia de Quercus ilex sp. rotundifolia de la Región.[42]

La Unesco reconoció en 2015 el nivel de conservación recursos genéticos, especies, ecosistemas y paisajes de Arribes, incluyendo el territorio del parque natural dentro de Meseta Ibérica. Esta reserva de la biosfera transfronteriza incluye además un extenso territorio que también incluye el parque natural Lago de Sanabria y sierras Segundera y de Porto, el parque natural de Montesinho, los Cañones del Duero, las Lagunas de Villafáfila, la Sierra de la Culebra y la Albufera del Azibo y Romeo.[43]

Ecosistemas[editar]

La fauna y la flora de este territorio brilla por la gran riqueza y variedad de especies que las componen. La singularidad del clima junto con la peculiaridad de la orografía, favorecen la existencia de un ecosistema natural de singular belleza. Las especies animales y vegetales que lo habitan, constituyen una síntesis de entre las que se pueden encontrar en el clima mediterráneo de los valles y en el clima continental de la penillanura. En esta demarcación habitan unas 200 especies de aves, al menos 45 de mamíferos, 16 de peces, 11 de anfibios y 17 de reptiles.[44]

La diversidad animal es uno de los motivos más importantes por los que Arribes se declaró parque natural. Destaca el elevado número de aves, tanto nidificantes como hibernantes. Los arribes de los ríos, las grandes masas forestales y los numerosos cursos fluviales, constituyen en conjunto, el hábitat perfecto para numerosos animales, especialmente para las aves. En España existen 465 tipos, en Castilla y León 334 y en Arribes al menos 200.[44]

Aves[editar]

El mirador del Picón de Felipe, en Aldeadávila, un buen lugar para observar las aves.
Mirador de Las Barrancas, en Cozcurrita, municipio de Fariza.

La cigüeña negra es el ave más emblemática. Los huecos y recodos del arribanzo son el lugar elegido para la nidificación de esta ave que en España está incluida dentro de las especies con posible peligro de extinción. Es por tanto este espacio natural, un punto clave para la conservación de esta especie. En 1995 y 1998, se designaron varias Áreas Críticas para la Conservación de la Cigüeña Negra.[45]​ Las 20 parejas de cigüeña negra que hay en esta zona, suponen el 8% de la población española y el 25% de la de Castilla y León (datos de febrero de 2005).[8]

Junto con la cigüeña negra, las grandes rapaces constituyen las otras nidificantes más significativas e importantes de Arribes. Entre ellas, la forma del buitre leonado es la más sencilla de reconocer, pues campea a sus anchas por toda el área. En 2005 tenía una población de 550 parejas.[8]​ También destacan y son relativamente fáciles de reconocer las siluetas del alimoche (75 parejas en 2005),[8]​ el búho real (25 parejas en 1992),[8]​ el águila real (24 parejas en 2005),[8]​ el águila perdicera (17 parejas en 2005),[8]​ el milano real (9 parejas en 2005)[8]​ y el halcón peregrino (6 parejas en 2005).[8]​ Menos insólitas, destacan las poblaciones de chova piquirroja (159 parejas en 2005)[8]​ y cigüeña blanca (115 parejas en 1999).[8]

En 1990 las arribes fueron declaradas Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA).[8]​ Las especies protagonistas de este logro son el águila perdicera, el águila real, el alimoche, el búho real, el buitre leonado, la chova piquirroja, la cigüeña negra y el halcón peregrino.[8]

Entrando ya a nombrar el resto de aves, son reseñables aquellas que dependen del resguardo de los arribanzos para criar o simplemente para sobrevivir. La más común es el avión roquero, que a diferencia del de otras zonas, permanece aquí todo el año gracias al microclima. Otras destacables son la chova piquirroja, el cuervo, la golondrina dáurica, la grajilla, el roquero solitario y el vencejo real.

En los bosques donde predominan los robles, se encuentran pequeñas poblaciones de arrendajo, becada, camachuelo común, mirlo común, mito, pico menor, pico picapinos, pito real, torcecuello, trepador azul y zorzal común. En los bosques donde predominan las encinas, son más frecuentes los alcaudones comunes, los alcaudones reales, los agateadores, los críalos y los rabilargos. Otras rapaces forestales con presencia son el águila calzada, el milano negro, el milano real y el ratonero común. Durante la noche son frecuentes el autillo, el búho chico, el cárabo y el chotacabras gris.

En las riberas de los ríos, se puede ver al chorlitejo chico, la focha común, la gallina de agua, la garza real, el martín pescador y el mirlo acuático.

Mamíferos[editar]

De las noventa especies de mamíferos existentes en la península Ibérica, al menos cuarenta y cinco se han observado en esta zona.[44]​ Es destacada la presencia de murciélagos, de los que se calcula la presencia de catorce tipos. En su proliferación ha tenido especial trascendencia el abrigo proporcionado por los roquedales de los acantilados y el especial clima benigno de la zona.

Pasando a enumerar las especies terrestres, reseñar la presencia de ejemplares tan escasos como son el gato montés y el tejón.

Uno de los mamíferos cuya presencia despierta un especial interés, por su escasez y galopante regresión en el continente europeo, es la nutria. La construcción de numerosos embalses fue antaño la principal causa de su casi completa desaparición en el Duero, de la que escasamente se ha ido recuperando con el paso del tiempo.

El lobo sigue presente aunque en menor medida que antaño debido al temor que produce en los ganaderos, ya que de vez en cuando se producen ataques a ovejas y otros animales.[46]​ Al sur del Duero está protegido por la Unión Europea y se prohíbe completamente su caza para favorecer la recuperación. Hace unos años estaba prácticamente extinto y sólo se avistaba alguna vez que cruzaba desde el norte zamorano o portugués.[47]​ Otros mamíferos, ya relativamente más abundantes, serían el zorro, jabalí, jineta, conejo, liebre, erizo, comadreja, garduña y lirón careto.

El más significativo de todos los mamíferos que han habitado Arribes, es el endémico lince ibérico. Aunque actualmente se da por extinguido en la zona,[48][49]​ algunos expertos afirman que en los valles más tranquilos y de vegetación mejor conservada, aún podrían quedar algunos ejemplares.[50]​ De hecho, aunque no esté demostrada su supervivencia en estas tierras, en la mayoría de los carteles, folletos y webs de promoción y publicidad de la zona, así como en la propia ley de declaración como parque natural, todavía lo incluyen entre sus especies.[6][51]

Peces[editar]

Boga del Duero tratando de superar un obstáculo en el río.

La actual diversidad de peces es consecuencia directa de la intervención humana pues la mayoría han sido introducidos, no pertenecen al ecosistema original. De las cincuenta y seis especies que habitan las aguas continentales españolas, en las arribes están presentes dieciséis.[44]​ Entre los ejemplares que se encuentran en las aguas de Arribes hay especies autóctonas como el barbo común, boga, colmilleja, la pardilla y calandino, gallego, bermejuela, escallo y especies exóticas como el lucio, carpín, carpa, gobio, tenca, gambusia, percasol, black-bass.[44]

La escasez de esturiones, mucho más abundantes antes de la construcción de las presas por tratarse de una especie anádroma, ha motivado su clasificación como especie en peligro de extinción. La anguila es otra especie migradora (catádroma) y por motivos similares también está catalogada como amenazada en la parte española del Duero. Para garantizar la supervivencia de estas especies, se ha propuesto la necesidad de mejorar las escalas o pasos para peces de nuestras infraestructuras hidráulicas.[52]

Anfibios y reptiles[editar]

En comparación con otras zonas del mundo, debido al bajo volumen de precipitaciones y el rigor térmico, las condiciones ambientales del centro peninsular no son las más idóneas para la proliferación de los anfibios. De las veintisiete especies contabilizadas en suelo español, al menos dieciocho están en Castilla y León y once en los arribes, de las que al menos dos son endémicas: tritón ibérico y sapo partero ibérico. Son abundantes el sapo común, sapo corredor, tritón jaspeado, rana de san Antonio y la salamandra común.[44]

Al contrario que en el caso de los anfibios, Arribes es un hábitat idóneo para la proliferación de reptiles, tanto por clima como por relieve. De los cuarenta y un tipos de anfibios presentes en suelo español y los treinta en suelo castellanoleonés, en las arribes se han contabilizado hasta diecisiete especies. Los más abundantes son el lagarto ocelado, la lagartija colilarga, el bastardo y la culebra escalera. Estos a su vez se han convertido en elementos clave de la alimentación de las rapaces diurnas, por la disminución progresiva de otros animales como conejo y perdiz. Relevante es también la presencia de la salamanquesa común, amparada por la mayor benignidad climática, junto al galápago europeo y el galápago leproso.[44]

Vegetación[editar]

Vegetación de Arribes
Bosque de ribera junto a la playa del Rostro, en Aldeadávila.
Sotobosque del arribe. Paraje de El Piélago, en Fermoselle.
Paisaje típico de penillanura, en la localidad de Tudera.

La importante diversidad vegetal existente Arribes es consecuencia directa de la peculiaridad geográfica y climática de la zona, y es que el clima mediterráneo presente en los arribes permite por ejemplo cultivar variedades no habituales en la meseta. A finales del siglo XIX se llegó a ver incluso caña de azúcar.[53]​ Esto es posible debido a que los inviernos son más cortos y por tanto el periodo libre de heladas es más amplio.[29]

Antiguamente la agricultura y la ganadería estaban muy presentes, la superficie dedicada a estas actividades era bastante mayor que hoy en día, y como en muchos sitios, esto acabó con muchos de los bosques que cubrían la práctica totalidad de la península Ibérica. En las arribes y a pesar de esto, todavía se conservan numerosos bosques de gran valor ecológico debido a que la dificultad para cultivar en las pendientes escarpadas, frenó la realización de las faenas del campo en ellas. La mayoría de los bosques de Arribes están compuestos por robles. Coexisten con los de alcornoques, almeces, encinas y enebros. Las extensiones de matorral están formadas por chumberas, jaras, piornos, retamas y tomillos.

De entre los bosques de este espacio natural, destacan el almezal de Mieza, por ser el más extenso de Europa con sus más de 250 ha,[30]​ y el enebral de la Peña del Águila en Cozcurrita , donde se conserva una subespecie de enebro única en Europa.[54]​ Otros bosques con notoria importancia ecológica son el alcornocal-enebral del monte Gudín en Vilvestre,[30]​ el almezal de Aldeadávila, el alcornocal de Valduyan en Fornillos de Fermoselle, el almezal cercano al Pozo de los Humos en Pereña o el enebral de La Fregeneda.

La vid es el cultivo más extendido. Destacan las catorce bodegas que elaboran los vinos de la Denominación de Origen Arribes en Aldeadávila, Ahigal de los Aceiteros, Fermoselle, Fornillos de Fermoselle, La Fregeneda, Pereña de la Ribera y Villarino.[55]​ Además de esto, se pueden ver algunas extensiones importantes de olivos en Aldeadávila,[56]Ahigal de los Aceiteros,[56]Fermoselle,[57]La Fregeneda, San Felices,[58]Mieza, Vilvestre[59]​ y Villarino.[56]​ Así mismo, quedan varios campos de almendros en Hinojosa de Duero, Mieza, Saucelle y los más importantes en Fermoselle,[60]La Fregeneda y Vilvestre.[61]​ Los naranjos también tienen presencia en esta misma zona, sobre todo en Vilvestre.[62]​ Otros cultivos frecuentes pero en menor medida son los perales, los manzanos, los cerezos, las higueras, los ciruelos, los melocotoneros, los albaricoqueros y los limoneros. Los campos del término municipal de Fermoselle, al abrigo de los arribes del Tormes y el Duero, son un ejemplo de lugar donde se hallan todos estos.[63]

Amenazas[editar]

Los incendios son la principal circunstancia de peligro para la supervivencia de los ecosistemas y hábitats naturales.[64][65]​ También pueden suponer un importante impacto ambiental las posibles nuevas construcciones de presas y embalses, los vertidos incontrolados en las aguas[66]​ y el levantamiento de grandes líneas de tensión elevada en las centrales hidroeléctricas.[67]

El 10 de abril se publicó en el Boletín Oficial del Estado el informe de impacto ambiental del Plan Nacional de Calidad de las Aguas en Castilla y León, para instalar 39 depuradoras en el oeste salmantino, de modo que se garantizase la calidad ambiental de los ríos de Arribes, puesto que prácticamente la totalidad los municipios de la zona no depuran sus aguas, lo que resulta en un problema de gran calado medioambiental, así como económicos pues los ayuntamientos todos los años deben hacer frente a multas «de entre 6.000 ó 7.000 euros».[68]​ Para la zona zamorana también se anunció que en 2011 los municipios contarían con depuradoras, pero no se ha vuelto a saber nada del proyecto.[69]

En 2019, Iberdrola anunció que mejoraría sus tendidos eléctricos para proteger al águila perdicera y el alimoche en Arribes, adaptando 83 apoyos identificados en tramos prioritarios a lo largo de más de 22 kilómetros. En 2017 ya se intervino mejorando apoyos, señalizando y retirando algunos tendidos.[70]

Durante varios años se desató un masivo levantamiento popular en contra del interés de determinadas instituciones en albergar una central nuclear en Moral de Sayago[71]​ o un almacén de residuos nucleares en Aldeadávila.[72]​ Más recientemente, Moral de Sayago saltó de nuevo a la palestra al haber sido candidato para acoger una central térmica de ciclo combinado.[73]

Historia y vestigios[editar]

Estas tierras han estado habitadas desde hace mucho tiempo aunque en la actualidad la pérdida de población es uno de sus grandes problemas.

Las arribes están situadas al margen de las principales vías de comunicación, sin embargo este hecho no dificultó su poblamiento desde tiempos remotos, jugando incluso un papel notable en determinadas épocas. Los historiadores y arqueólogos nos muestran una continua sucesión y superposición de culturas que con el tiempo han forjado el carácter de este territorio y de sus gentes.

Culturas prehistóricas[editar]

La Peña Gorda, en La Peña, es uno de los principales santuarios rupestres prehistóricos de la zona.

Los primeros indicios de poblamiento datan del Paleolítico. El terreno granítico de estas tierras no dio lugar a cuevas y son escasos los refugios naturales, que se reducen a los llamados «palambrios» o «palombreras» (piedra caballera), «sollapas» o «sopallas» o «solapos» (peñas en forma de visera), «rachizos» a los que se dotó de paredes de piedra y cubiertas de ramaje, y a pequeñas oquedades de origen geodinámico (fracturas o fallas) o erosivo como los del Risco en Bermellar, de la Fisga del Diablo en Fariza, del Buraco del Diablo y las Cachas del Culo en Fermoselle, la Casa del Grelo en Mámoles, la Palla Rubia en Pereña y Valcuevo en Torregamones.[74]

Son herencias megalíticas los desaparecidos dólmenes que se situaban junto a la ermita de la Virgen del Castillo en Fariza[75]​ o los del Prado Polo y del Lumbo de Valdesancho en Lumbrales.[76]​ Otros dólmenes que sí han perdurado son el de Navalito en Lumbrales[76]​ y el situado en el pago de La Veiga de Torregamones.[77]

Los primeros asentamientos del Neolítico se diferenciaron poco de los habitáculos del paleolítico. Con el tiempo se desarrollaron los primeros poblados o aldeas, en los que la vivienda se construye de forma redondeada, siguiendo el sistema más fácil, a imagen de los actuales chiviteros, con un muro circular y una cubierta vegetal que finalmente sería sustituida por una falsa bóveda de losas de piedra recubiertas de tierra y césped. A este tipo de vivienda nos remiten los rebajes de muchos de los asentamientos neolíticos, como el del Rincón de las Cabañas de Fermoselle, casi todos situados en las proximidades de los cursos fluviales.[78]

Las muestras de arte rupestre son escasas, destacando entre ellas el yacimiento arqueológico del Castillo de Vilvestre de la Ribera, lugar en el que se hallaron pinturas rupestres y un taller neolítico que algunos expertos consideran el más importante de España.[79]​ De esta época son también las hachas pulimentadas y pinturas rupestres (denominadas La Procesión) encontradas en la zona del Agua Santa en Saucelle de la Ribera.[80]

Por toda la zona se establecían numerosos altares y santuarios rupestres en los que se daba culto a las divinidades de la naturaleza mediante ofrendas o cruentos sacrificios. Se ha constatado la existencia del santuario de la Peña del Gato en Argañín, el santuario de los monumentos sagrados de Peñatorre y de Peña del Moro en Castro de Alcañices, el santuario de la Virgen del Castillo en Fariza, el santuario de la Mesa de los Curas en La Fregeneda, el santuario de la Peña Gorda en La Peña, el santuario de Nuestra Señora del Castillo en Pereña de la Ribera, el santuario de Valdecadiella en Villalcampo, el santuario de la Peña del Ejido en Villar del Buey, el santuario de San Mamede en Villardiegua de la Ribera, el santuario del Teso de San Cristóbal en Villarino de los Aires y el santuario de El Castillo en Vilvestre de la Ribera.[81]

Como hallazgos aislados se han encontrado una alabarda de la cultura campaniforme en Fariza[82]​ y un hacha de talón del Bronce Final en Pino del Oro.[83]

La cultura celta[editar]

La cultura celta irrumpe en estas tierras hacia el primer milenio antes de Cristo. Los numerosos castros, verracos, estelas, fíbulas, broches, anillos y cerámicas encontrados nos remiten al pueblo vetón, aunque su presencia al norte del Tormes pudo ser compartida con otro pueblo celta, el vacceo.[84]

El vestigio más representativo de los vetones son los verracos, unas esculturas de piedra con forma de toro que denotan la importancia del ganado en esta cultura. Se han encontrado uno en La Redonda, dos en Lumbrales, uno en Masueco, uno en San Felices de los Gallegos, seis en Villalcampo y cuatro en Villardiegua.[85][84]​ Otro vestigio destacado son los castros, los poblados fortificados propios de la época celta. Existe constancia de su presencia en Barruecopardo (Castro de la Casa de Quiquín), en Bermellar (Castro del Castillo de Saldañuela), en el Teso del Dinero en Cerezal de Peñahorcada, en el cerro de la Ermita de Nuestra Señora del Castillo en Fariza, en el Castillo Moro de Fermoselle, en Hinojosa de Duero (Castro de Cabeza de Moncalvo), en Lumbrales (Castro de Las Merchanas), en el camino de Masueco a Corporario, en Moral de Sayago, en el cerro de la Ermita de Nuestra Señora del Castillo en Pereña de la Ribera, en Saldeana (Castro de El Castillo), en San Felices de los Gallegos (Castro de Castelmao), en Fuenteguinaldo (Castro de Irueña), en Gallegos de Argañán (Castro de El Castillo o La Plaza), en Villalcampo (Castro de Santiago), en Villardiegua (Castro de San Mamede), en Zamarra (Castro de Lerilla), y en el Teso de San Cristóbal de Villarino de los Aires.[84]

Inscripción funeraria romana encontrada en Hinojosa.

La dominación romana[editar]

Las calzadas romanas es uno de los legados más característicos del imperio romano. Por el norte existía la que unía Zamora con Pereruela, donde se dividía en la calzada mirandesa y la que se dirigía a Fermoselle, en ambos casos atravesando los arribes. También son testimonio de esta época la multitud de estelas o inscripciones diseminadas a lo largo de todo el territorio. Un ejemplo de ellas son las de Barruecopardo,[86]Fariza,[87]Hinojosa,[88]Moral de Sayago,[89]Pino del Oro[83]​ y Villalcampo.[83]​ Se caracterizan por sus decoraciones curvilíneas, sus signos cruciformes, funerarios o astrales y en algunas ocasiones sus inscripciones en latín. Recientemente ha aparecido una placa de cobre en la que está inscrito un pacto de hospitalidad. Este documento jurídico fue hallado en una prospección del asentamiento minero de Pino del Oro.[90]

La dominación árabe[editar]

La presencia árabe fue notoria en los arribes. Existe un tramo de cercas árabes del siglo X junto a la Ermita de la Santa en Aldeadávila así como otros vestigios junto a la ermita de Nuestra Señora del Castillo en Pereña de la Ribera. Sobre todo se conservan numerosas leyendas de vírgenes, tesoros, fortalezas y acoso a doncellas.[91]

Reconquista e integración en el Reino de León[editar]

La época clave para la organización demográfica del territorio de Arribes, se da en la Alta Edad Media, cuando se emprende la conquista y repoblación de la zona por parte de los monarcas del Reino de León, reino que surge a partir del Reino de Asturias de Don Pelayo y del que luego se subdividirían y/o desgajarían el Condado de Castilla, el Reino de Galicia y el Reino de Portugal. La repoblación planteó una disposición muy distinta de la actual, basando su desarrollo en el modelo repoblador gallego, que consistía en disponer muchas aldeas de pequeño tamaño y muy próximas entre sí, esquema que a la larga hizo insostenibles a muchas de ellas. En una primera fase bajo el reinado de Ramiro II de León fueron repobladas algunas localidades del entorno como Guadramiro, Ledesma[92]​ o Peñausende.[93]​ Sin embargo fueron las posteriores repoblaciones, que vinieron de la mano de los reyes Alfonso VI y Fernando II de León, las que crearon la mayor parte de las localidades actuales.[94][95]​ En los pueblos se asentarían en su mayoría colonos asturianos y leoneses aunque también gallegos y castellanos, que trajeron consigo su cultura e idiosincrasia.

La ermita de Nuestra Señora del Castillo, en Fariza, está enclavada sobre un castro con ocupación en época prerromana, romana y medieval.[96]

Según algunos autores, la toponimia nos daría una idea del lugar de origen de éstos, entre los ejemplos castellanos se encontrarían los pueblos de Aldeadávila o Corporario mientras que entre los ejemplos asturleoneses se encontrarían por ejemplo una serie de localidades con nombre de árboles, plantas o frutos en lengua asturleonesa, entre los que figurarían Almendra, Ahigal de los Aceiteros, bautizado «la figal» haciendo alusión a «la higuera», Cerezal de Peñahorcada, cuyo nombre evolucionó de «zrezal», que significa «cerezo», Moral de Sayago o Moralina, referenciando a la morus nigra,[97]​ o La Zarza de Pumareda, donde «pumareda» significa «campo de manzanos», Gamones o Torregamones que tendría su origen en la presencia de asfódelos o gamones,[98]​ entre otros.[99]​ Entre los movimientos más notables de Fernando II de León en la zona fueron la creación del señorío de Barruecopardo en 1177 o la cesión de la gestión de El Abadengo a la Orden de los Templarios, mientras que entre los de su sucesor, Alfonso IX de León, estarían la concesión de carta foral a Fermoselle en 1221. Además, localidades como Saucelle, Saldeana, Barruecopardo, Vilvestre y Cerezal fueron cedidas a la encomienda de Peñausende de la Orden de Santiago.

Con la muerte de Alfonso IX de León en 1230, su hijo Fernando III el Santo, quien ya era rey de Castilla, hereda el Reino de León, pero mantiene sus propias estructuras durante la Edad Moderna, conservando tanto sus instituciones como sus características de organización territorial, lo que se reflejará en la cartografía de los siglos XVI, XVII y XVIII.

Edad Moderna[editar]

Claustro del convento de San Francisco, en Fermoselle, actual casa del parque natural de Arribes del Duero en la provincia de Zamora. La llegada de los franciscanos en 1740 fue de gran ayuda para el municipio por la atención espiritual, el socorro material y por crear una escuela de gramática para niños.[100]
El Rocoso, área recreativa de Aldeadávila de la Ribera.

A partir del siglo XV, con la reducción de los concejos que tenían derecho a voto en las Cortes de Castilla y León, se empieza a configurar el espacio provincial que separará esta zona en las provincias de Zamora y Salamanca. De este modo, las localidades que hasta entonces dependían de los concejos de Ledesma y Ciudad Rodrigo para el voto en Cortes, pasaron a hacerlo del de Salamanca. Las provincias que se crean para las Cortes de Castilla y León de 1425 hacen frontera en esta zona sobre la base de los límites eclesiásticos que establecieron los monarcas leoneses en la Alta Edad Media al instaurar las diócesis de Zamora y Salamanca, con el río Tormes como frontera entre ambas. El área zamorana de los arribes quedó encuadrada dentro de dicha provincia en el partido de Sayago, mientras que la parte salmantina lo hizo en torno a los partidos de Ledesma al norte y Ciudad Rodrigo al sur.[101]​ En todo caso, aunque separadas en dos provincias diferentes, las dos partes de las arribes, zamorana y salmantina, siguieron compartiendo una misma pertenencia a la región leonesa.[102]

Edad Contemporánea[editar]

La división territorial de España de 1833 reafirmó la división del territorio de Arribes en dos provincias. Las localidades situadas al norte del Tormes quedaron encuadradas definitivamente en la provincia de Zamora mientras que las situadas al sur se recogieron en la provincia de Salamanca, formando parte las dos, junto con la provincia de León, de la Región Leonesa, región de carácter meramente clasificatorio, sin operatividad administrativa, que a grandes rasgos vendría a recoger la antigua demarcación del Reino de León (sin Galicia ni Asturias ni Extremadura).[103]

En 1935 se pone en funcionamiento el primer proyecto hidroeléctrico de la zona, el Salto de Ricobayo, y en 1970 se inaugura el Salto de Villarino. Se termina así la planificación de los Saltos del Duero, un conjunto de presas y embalses que cuenta además con el Salto de Villalcampo (1949), el Salto de Castro (1946), el Salto de Saucelle (1956) y el Salto de Aldeadávila (1963).

El 10 de mayo de 1991 mediante la Ley 8/1991, de Espacios Naturales de la Comunidad de Castilla y León, que recoge y protege legalmente una serie de espacios y lugares naturales entre los que se encuentra el denominado como Arribes del Duero. El 30 de abril de 1992, se inicia el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales, plan que se aprueba posteriormente el 7 de junio de 2001, mediante el Decreto 164/2001, para finalmente, mediante la Ley 5/2002, de 11 de abril, procederse a la declaración del mismo como parque natural.[20][6]

Demografía[editar]

En 2010, la población total de los términos municipales incluidos (total o parcialmente) en la demarcación del parque, era de 16.514 habitantes (INE 2010), mientras que en el año 2000, era de 19.718 habitantes (INE 2000). Desde los años 60 se da una evolución continuamente negativa en el número de habitantes de la zona y es que los jóvenes emigran hacia las ciudades en busca del empleo que en los arribes no encuentran. Como consecuencia de esto apenas se produce relevo generacional, la mayoría de los habitantes que quedan son jubilados.

Evolución demográfica del Parque Natural de Arribes del Duero 2000-2010.png

Esta emigración tiene una primera etapa que va desde principios del siglo XX hasta 1950, en la que algunos habitantes parten hacia Argentina y otros países de Iberoamérica. A partir de los años 50 centenares de personas prueban suerte en Europa occidental y es ya en los años 60 cuando se produce el gran boom de la emigración, orientada hacia las ciudades españolas más desarrolladas, sobre todo hacia las situadas en la Comunidad de Madrid, Cataluña, el País Vasco y en menor medida hacia las de la Comunidad Valenciana, Andalucía y Castilla y León.

Veintitrés términos municipales de los treinta y siete incluidos (total o parcialmente) en la demarcación parque, tienen una población inferior a 500 habitantes (INE 2002). Albergan solamente a un tercio de los residentes totales (30,9%) y ocupan una extensión bastante inferior a la mitad de las hectáreas protegidas (39,8%).[104]

Nueve términos municipales (la cuarta parte del total) tienen poblaciones que oscilan entre 500 y 1000 habitantes (INE 2002). Estos albergan al 32,9% de los residentes totales del parque y ocupan el 36,4% del territorio de la demarcación.[104]​ Son núcleos de población que solo se diferencian de los anteriores en la mayor densidad demográfica.[104]

Únicamente cinco municipios tienen poblaciones superiores a los 1000 habitantes. Son Aldeadávila, Fermoselle, Fonfría, Lumbrales y Villarino (INE 2002). El número de habitantes censados en ellos cuantifica el 36,2% de los residentes totales del parque y representan algo menos de la cuarta parte de la superficie (23,8%).[104]​ Quizás con la excepción de Fonfría, se puede decir que estas localidades están algo mejor dotadas, son el centro de los servicios de la zona y es en ellas donde se puede disfrutar de la mayoría de las actividades turísticas organizadas.[104]

Frente a esta tendencia decreciente de la población residente, contrasta el aumento demográfico que se produce en la época estival como consecuencia de la vuelta al pueblo por vacaciones de la población que emigró y ahora vive en las ciudades. También destacan el número de turistas, que en 2010, se estima en más de 100.000[105]​ en el conjunto hispano-luso y 39.540 de visitantes a las casas del parque.[105]​ Unas cifras muy elevadas en comparación con la del número de personas que vive en estas tierras. Solo el número de visitantes ya supone el doble que de habitantes.

Lucha contra la despoblación[editar]

La pérdida de población en el medio rural se remonta a los inicios del siglo pasado, se vio agravado con el denominado éxodo rural que aceleró la Revolución Industrial a partir de la segunda mitad del siglo XX y continúa siendo un problema de actualidad, hasta el punto de que comienza a ser factible la amenaza de la despoblación. La alarma social que causa esta situación, y la dificultad en revertirla, cobró fuerza pública de denuncia en la manifestación del 31 de marzo de 2019 de la «España vaciada», hasta el punto de que no hay agenda política que no incluya este tema.[106]​ La tendencia en la zona de arribes es la misma que en el resto de municipios de su entorno, agravada con un ritmo mayor por su carácter fronterizo y aislado. Esta situación, considerada como un problema global que afecta por igual a las provincias castellanas de ambas mesetas, se ha cuantificado en la pérdida de casi el 40% de su población desde 1996. Problema que no se ha frenado en el caso particular de los municipios que pertenecen a un espacio natural o reserva de la biosfera, como es el caso de las localidades de Arribes del Duero.[107]

El potro de herrar de Moralina forma parte del patrimonio etnográfico conservado gracias al turismo rural.[108]

La situación llevó a algunos ayuntamientos del arribe a tomar medidas con las que intentar frenar la pérdida de población. En un pleno celebrado el 27 de julio de 2007 en el ayuntamiento de Aldeadávila, se aprobó por unanimidad la concesión de una ayuda de 3.000 euros por cada nacimiento de un hijo de las familias censadas en este municipio.[109]​ En 2008 el ayuntamiento de Trabanca lanzó una amplia oferta de empleo para 36 profesionales de todo tipo, con la intención de revitalizar y dinamizar económicamente la zona.[110]​ En 2010 volvió a lanzar otra convocatoria para ofrecer trabajo a 64 licenciados.[111]​ Por último, Fermoselle ha organizado varias caravanas de mujeres con el ánimo de encontrar pareja a los solteros de esta localidad.[112]

En 2009 se constituyó la Agrupación Europea de Cooperación Territorial Duero-Douro, organización con sede en Trabanca desde la que se busca reforzar los programas de cooperación y desarrollo local tanto en el territorio portugués como español para conseguir entre las poblaciones de ambas regiones la máxima cohesión económica y social y su plena digitalización. Para dichos fines desarrolla diversos programas, actuaciones y actividades que se desarrollan, entre otros, en los ámbitos de agricultura y ganadería, transporte, medio ambiente, nuevas tecnologías, desarrollo sostenible, sanidad, educación, turismo, deporte, ocio y tiempo libre.[113][114]

También han surgido iniciativas privadas en las que se moviliza la población civil, presentando propuestas para que las plataformas y asociaciones más activas, como es el caso de la plataforma «Fermoselle Atrévete», «Fuente Beber» de Villadepera o «La Mayuela» de Bermillo de Sayago, cabecera de la comarca de Sayago. De esta forma se han propuesto iniciativas con las que incentivar a organismos y entidades para que, entre otras, se adecúen los caminos que facilitan la conexión entre comarcas y pueblos, evitando largos rodeos que conllevan más kilómetros y una pérdida de tiempo o la ejecución de concentraciones parcelarias que incrementan la productividad. También se ha propuesto iniciativas que proponen la rehabilitación de viviendas para alquiler económico, el potenciar o crear sendas con atractivo turístico —como la Senda del Tormes o Sayago Sur— y dotar los pueblos de guías locales.[115]

La despoblación de los arribes podrá verse frenada con mayores y mejores servicios e infraestructuras en la zona, pero también con la recuperación de su riqueza agrícola, la de una tierra fértil en la que se producen desde cítricos a aceite de oliva pasando por vino. Estas actividades, complementadas con el turismo rural existente, pueden crear nuevas fuentes de riqueza, como el enoturismo o el oleoturismo, que ya existen en el valle del Duero luso con notable éxito.[116][117]

Patrimonio[editar]

El patrimonio y valores de los arribes está constituido por una serie de bienes históricos, naturales, culturales, artísticos, paisajísticos y turísticos que reflejan los rasgos diferenciadores de la identidad comarcal de la zona y que atestiguan su historia y la de sus pobladores. Los museos y las ferias de la zona son los lugares donde se complementa este patrimonio dando cabida a numerosas muestras e información concreta.

Castillo de San Felices.
El Arco, en Fermoselle, única puerta de la antigua muralla de la villa.

Patrimonio histórico[editar]

Fermoselle y San Felices de los Gallegos están declaradas conjunto histórico. Fueron fortificadas debido a su situación estratégica y pronto se constituyeron como dos importantes baluartes defensivos de la frontera. Actualmente son dos ejemplos de conservación de arquitectura tradicional.[118]

De los cuatro castillos con los que cuenta Arribes, el mejor conservado es el de San Felices de los Gallegos. Más deteriorados se presentan los de Fermoselle y Vilvestre puesto que sólo quedan algunos restos. Del castillo de Sobradillo persiste la torre del homenaje, en la que hoy se ha instalado la casa del parque de la zona salmantina.[118]​ El Fuerte Nuevo de Torregamones es otro ejemplo de edificación militar defensiva.[119]

Aparte de lo ya mencionado, también está protegido como patrimonio cultural de la Junta de Castilla y León, y así figura en su catálogo,[118]​ el arte rupestre de la cueva de Palla Rubia en Pereña de la Ribera y del castillo de Vilvestre,[118]​ las zonas arqueológicas del despoblado del Castillo de Moncalvo en Hinojosa de Duero, del Castro de Las Merchanas en Lumbrales, del yacimiento de El Castillo en Saldeana y del monte de Santiago en Villalcampo[118]​ así como la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción en Fermoselle[118]​ y el rollo de justicia de Vilvestre.[118]​ Fuera del catálogo destacan también el Castro de Saldañuela en Bermellar, el Castro de San Mamede en Villardiegua de la Ribera y la Peña Gorda, una gigantesca roca granítica de más de 40 m de altura y 70 de diámetro, situada en la localidad salmantina de La Peña, considerada como uno de los principales santuarios rupestres prehistóricos de la zona.[120]

Patrimonio etnográfico[editar]

Bodega tradicional en Fermoselle.

Al margen del patrimonio con protección legal específica, existen otros bienes que también reflejan esos rasgos diferenciadores de la identidad cultural de la comarca natural de los arribes. Entre ellos, destacan las bodegas subterráneas de Fermoselle que, labradas sobre la propia roca subterránea, forman una ciudadela sumergida, con entradas angostas que desembocan en enormes galerías, sostenidas por arcos de medio punto.[121][122][123]

Otros lugares destacados pueden ser los cuatro molinos hidráulicos de Badilla, el puente Grande de Fariza, los hornos de Rieta la Encina en Fornillos de Fermoselle, la Torre de San Leonardo y el puente del Ojo en Hinojosa de Duero, la majada La Arena en Saucelle o el molino del Cubo en Villadepera. Reminiscencia de la cultura pastoril son los chiviteros de Torregamones, pequeñas cabañas circulares de piedra con techo de retamas en las que el pastor introducía a las cabras preñadas cuando estaban a punto de parir para que las hembras y las crías estuvieran a salvo de los temidos lobos. Los chozos de pastores o casitos son construcciones de piedra, sin argamasa y con una falsa bóveda de lajas de piedra, que fueron edificados en el campo para resguardarse de las condiciones climatológicas, como guardaviñas o almacén de aperos. Los lagares rupestres de Mámoles, cavidades excavadas en la roca que antiguamente eran utilizados para pisar o prensar la uva, resultando fundamentales para la elaboración del vino. Los potros de los arados de Gamones que también están excavados en roca y se utilizaban para moldear la madera de olmo o negrillo, transformándola en varas de arados.[124]

Patrimonio industrial[editar]

Puente de Requejo, construido para salvar el Duero entre Pino y Villadepera, en la provincia de Zamora.

Las centrales hidroeléctricas son otro referente importante de la historia de los arribes y reclamo turístico en nuestros días. La presa de Aldeadávila, la presa de Almendra, la presa de Castro, la presa de Ricobayo, la presa de Saucelle y la presa de Villalcampo son especialmente visitadas por la espectacularidad de sus obras y las vistas que ofrecen. También son lugares de gran potencial turístico los poblados levantados junto a las presas que fueron construidos para dar cobijo a los obreros que en su momento trabajaron en ellas. Destacan el del Salto de Aldeadávila por albergar el Convento de La Verde, el del Salto de Saucelle, convertido en complejo turístico, el del Salto de Castro, hoy deshabitado, puesto que ofrece una imagen pintoresca del lugar, y el del Salto de Villalcampo por su arquitectura y situación, en un punto muy transitado.

Mención especial tiene una de las estructuras más conocidas y espectaculares de los arribes zamoranos, el llamado puente de Requejo —puente Pino de forma popular—. Fue construido para salvar el Duero y unir las comarcas zamoranas de Sayago y Aliste a través de los municipios de Pino y Villadepera. Cuando fue inaugurado en 1914 se colocó a la cabeza de los de su tipo en Europa por sus 120 metros de luz en su único arco.[125]

También es relevante la confluencia del los ríos Águeda y Duero, donde se encuentra el muelle de Vega Terrón. En sus cercanías se sitúa el puente internacional ferroviario, infraestructura que forma parte de la vía turística del Camino de Hierro entre la localidad española de La Fregeneda y la portuguesa de Barca d'Alva, proyecto que ha supuesto la rehabilitación de 20 túneles y 12 puentes que atraviesan los arribes del río Águeda. Otro valle de Arribes que destaca por sus paisajes es el de la presa de Saucelle, en donde el Huebra se une al Duero. Por su parte, la confluencia de los ríos Duero y Tormes, situado entre Fermoselle y Villarino, conocida popularmente como el paraje de Ambasaguas o Las Dos Aguas, es paisajísticamente destacable.

Esta también fue tierra de minas, de las que son ejemplo la mina Dorinda en Carbajosa[126]​ y la mina de El Carrascal en Villadepera, esta última ya rehabilitada para convertirse en lugar turístico, al ser visitables unos 200 metros de los más de 2 kilómetros de galerías con que cuenta.[127]

Lugares de interés[editar]

Casas del Parque y oficinas municipales de información[editar]

Casas del Parque
Casa del parque en Sobradillo.

La peculiaridad de ser un territorio a caballo entre las provincias de Salamanca y Zamora, tiene su reflejo en que la Junta de Castilla y León lo concibió con dos casas del parque. Son dos lugares en los que se puede profundizar sobre la historia, la arquitectura, las tradiciones, el trabajo, los paisajes, la vegetación y las especies animales de estas tierras pero en los que también se puede consultar sobre rutas, lugares turísticos, restaurantes, alojamiento o diversas actividades organizadas, así como pedir mapas, folletos informativos o calendarios con las fiestas y eventos de la zona. Una de estas casas está situada en la zamorana localidad de Fermoselle[128]​ y la otra en la población salmantina de Sobradillo.[129]​ Surgen de la necesidad de aportar al visitante un visible punto de referencia con información especializada desde la que iniciar su visita y justifican su existencia en el desarrollo y coordinación de múltiples actividades de promoción e interpretación.

  1. Desde Zamora, por la CL-527 directamente hasta Fermoselle.
  2. Desde Salamanca, por la SA-300 hasta Ledesma. Allí se toma la SA-302 hacia Almendra, donde se siguen las indicaciones hasta Fermoselle.
  • La casa del parque del torreón de Sobradillo,[129]​ situada en la torre del municipio salmantino de Sobradillo, tiene las siguientes opciones de acceso:
  1. Desde Salamanca, por la CL-517 hasta Lumbrales. Allí se toma la DSA-464 hasta Sobradillo.
  2. Desde Zamora, por la ZA-330, ZA-306 y SA-306 hasta Ledesma, la CL-517 hasta Lumbrales y finalmente la DSA-464 hasta Sobradillo.

La Junta de Castilla y León tiene las oficinas del parque en Fariza, desde las que organiza y coordina todas las actividades de conservación y promoción de la zona.[130]

Complementariamente, varios ayuntamientos de la demarcación han creado sus propias oficinas de turismo, en algunos casos denominadas «centros de recepción de visitantes». Estas instalaciones, por lo general más modestas que las de las casas del Parque, también cuentan con información genérica del espacio natural y suelen ser especialmente visitadas por aquellos que buscan profundizar en la información de su área territorial de influencia. Existen oficinas de información turística en las localidades de Aldeadávila,[131]Barruecopardo,[131]Fariza, Fermoselle,[131]Hinojosa de Duero,[132]La Fregeneda,[133]Lumbrales,[131]Masueco,[131]Pereña,[131]San Felices de los Gallegos,[131]Saucelle,[131]Sobradillo,[131]Torregamones,[131]Trabanca,[131]Villarino[131]​ y Vilvestre.[131]

Miradores[editar]

La peculiaridad de la orografía conlleva la existencia de numerosos miradores naturales desde los que se pueden obtener amplias vistas panorámicas. Algunos de ellos están especialmente habilitados y cuentan con acceso adaptado y puntos de información sobre el paisaje.

Vista panorámica de los murales que explican el paisaje que se ve desde el mirador del Salto en Saucelle.


Senderos[editar]

Señal del GR-14 en el paraje de La Cicutina, entre Fermoselle y Trabanca.

El principal sendero es el GR-14, que discurre siguiendo el cauce del Duero desde su origen y que se adentra en Arribes por Moral de Sayago, en la provincia de Zamora, y concluye en el Muelle de Vega Terrón, en la provincia de Salamanca, donde el río deja de ser frontera para penetrar en Portugal. Vinculados al GR-14, también conocida como Senda del Duero, existen una multitud de senderos de pequeño recorrido que han sido acondicionados por los distintos ayuntamientos con el fin de poner en valor los elementos naturales y etnográficos más interesantes de sus términos municipales.[143]

En la provincia de Zamora, Moral de Sayago cuenta con los senderos de pequeño recorrido de la Calzada Mirandesa y la ruta de los molinos.[159]​ En Villadepera el mirador de Peña Centigosa, el Camino de la Barca, el Molino del Cubo y el de la Mina del Carrascal. En Villardiegua el de La Retanja y La Finiestra, Peña Redonda o Castro de San Amede y la Ruta de los Molinos. En Torregamones la Ruta de los Chiviteros, la ruta de los molinos, la Calzada Mirandesa y el del Fuerte Nuevo. En Gamones el sendero de la Ermita de Santa Olaya. En Fariza el Molino Matarrana y la Rivera de los Molinos, la Ermita del Castillo, la senda Fariza-Záfara, el mirador de las Barrancas, la senda de Fariza-Argañín-Tudera, los Lagares Rupestres y Alto del Cueto, el Molino Serafín-Palazuelo de Sayago, Molino de los Fraguales y los Asomaderos del Casito de la Boiza y los Regatos. En Villar del Buey los senderos de Hornos de Rieta la Encina, Molde de Arados, la Ermita de San Miguel y la Caseta de Carabineros. En Fermoselle el sendero del Camino Valpiojo, el mirador de las Escaleras y el sendero de Sotocastillo.[143]

Meandro del Duero en los arribes en Pinilla, desde el GR-14.

En la provincia de Salamanca, Villarino de los Aires cuenta con el sendero de Ambasaguas. En Pereña de la Ribera existe el sendero circular del Pozo de los Humos, el Pozo Airón, la Ermita de Nuestra Señora del Castillo y el mirador del cerro de la Fuente Santa. Masueco acondicionó la ruta del Pozo de los Humos, con aparcamiento cerca del mirador de la Peña del Agua, que se puede alargar hasta la Cascada del Pinero.[160]​ En Aldeadávila el circular que lleva desde los miradores de Rupitín y Lastrón hasta el Picón de Felipe, empezando y finalizando en el pueblo,[161]​ y el circular del mirador de Rupurupay.[162]​ En Mieza es especialmente peculiar la ruta que une el área recreativa del Colagón del Tío Paco y el del mirador de La Code con el poblado del Salto de Aldeadávila pasando por Peña La Salve,[163]​ aunque es lineal y con mucha pendiente. También existe una circular entre el mirador de La Code y el mirador del Águila, pasando por el almezal.[164]​ En Vilvestre la ruta que culmina en el Monte Gudín.[165]​ En Trabanca la ruta circular que parte del pueblo para llegar a La Falla del Peine, pasa por la fuente y el mirador del Somaero, para volver al pueblo por el puerto.[166]​ En Saucelle los caminos de la Muela, del Sierro, de la Barca y de la Dehesa Boyal. Especialmente destacada es la ruta de Las Lavanderas, circular y guiada por códigos QR con información sobre la fauna y flora de la zona, que finaliza en el antiguo lavadero, hoy restaurado a modo de jardín botánico interior.[167]​ En La Fregeneda el Camino de Hierro que atraviesa las arribes del Águeda. En Sobradillo la ruta circular que pasa por el mirador del Molinillo y el paraje de El Buraco, en las arribes del Águeda.[168]​ En Saldeana existe la ruta circular de los Molinos del Arroyo Grande que parte desde el pueblo hasta el castro de El Castillo, para continuar por el mirador del Huebra y el mirador del Fraile y la Monja, y acabar en los molinos.[169]

Embarcaderos y playas fluviales[editar]

Piragüismo junto al embarcadero de Vilvestre en el paraje de La Barca.
Playa del Rostro, en Corporario.

Los paseos en barco por el Duero son uno de los mayores atractivos de Arribes. Los embarcaderos están situados en la playa del Rostro de Corporario, para el barco Corazón de Arribes,[170]​ el embarcadero de La Barca de Vilvestre[171]​ y el muelle portugués de Miranda do Douro, con el barco de la Estación Biológica Internacional, que sirve además como plataforma de investigación y conservación de hábitats.[172]​ Como reciente foco de interés turístico destaca el Muelle de Vega Terrón, punto de origen o destino final de los cruceros que proceden de Oporto.[173]

Otros lugares naturales que destacan turísticamente son las playas fluviales. La mejor acondicionada para el baño es la del Rostro, en Corporario. También se ha habilitado una en el río Águeda, cerca de su desembocadura, en el término municipal de La Fregeneda, aunque actualmente se encuentra bastante descuidada. En el paraje de La Cicutina de Fermoselle existe un vado del Tormes junto al puente de San Lorenzo en el que también se ha habilitado un arenal para reposar y bañarse a orillas del río.[25]​ Por último es importante reseñar el paraje del muelle de La Barca, en Vilvestre y desde él se organizan viajes en barco hasta la portuguesa playa de la Congida. En Aldeadávila también se ha habilitado una playa con muelle en el Área Recreativa de El Rocoso.[174]​ En la localidad de Ricobayo, perteneciente al municipio de Muelas del Pan, se encuentra la playa del embalse de Ricobayo, especialmente acondicionada para el baño y que cuenta además con un puerto deportivo.

Tanto en la playa del Rostro de Corporario, como en La Barca de Vilvestre, en el Área Recreativa de El Rocoso en Aldeadávila y el muelle de Miranda do Douro existe alquiler de equipación para realizar piragüismo. En Pino del Oro se realizan expediciones planificadas por grupos con mayor tiempo.[175]

Turismo activo[editar]

Arribes se ha convertido en un lugar habitual para la práctica de actividades de turismo activo que van desde rutas guiadas en 4x4,[176]​ paseos en globo[177]​ o la práctica de deportes náuticos.[175]​ Cada vez es más frecuente la práctica del ciclismo de montaña y las carreras de montaña en este territorio, tanto por senderos como campo a través, como Secretos del Duero en Aldeadávila[178]​ y la Arribes Ocultos de Fermoselle.[179]​. En los últimos años han proliferado los denominados centros BTT, entre los que destacan los de Aldeadávila, Barruecopardo, Hinojosa de Duero, Pereña, Saucelle, Sobradillo y Villarino de los Aires.[180][181]​ Además han surgido nuevas actividades de ocio y entreteneimiento como el parque multiaventura de San Felices[182]​ o el planetario-observatorio de Saucelle,[183]​ que aprovechando la escasa contaminación lumínica, intenta atraer a los interesados en la astronomía.[184]

Cultura[editar]

Fiestas[editar]

La romería de los Viriatos está considerada como una de las procesiones de mayor tradición en la comarca zamorana de Sayago y, en general, de Arribes. Se celebra el primer domingo de junio y en ella se traslada la imagen de la Virgen del Castillo desde la parroquia de Fariza hasta la ermita de la misma localidad. La comitiva va acompañada por los pendones de los ocho pueblos sayagueses que tradicionalmente han participado en esta romería, se montan sobre grandes mástiles que precisan de tres vientos para mantenerse equilibrados.[185]

En toda la zona son populares los festejos taurinos, siendo especialmente conocidos los encierros multitudinarios de Aldeadávila,[186]Fermoselle[187]​ y Villarino de los Aires.

Ferias[editar]

Artesanos y comerciantes, en colaboración con algunos ayuntamientos, exponen sus productos en distintas ferias turísticas y comerciales. En Trabanca se celebran anualmente la Feria Internacional Agroalimentaria de Arribes del Duero,[188]​ la Feria Internacional de Artesanía de Arribes del Duero[189]​ y el Salón Internacional del Vino.[190]​ También se convocan la Feria de Artesanía y Productos Típicos de la Comarca de Sayago y Trás-os-Montes en Moralina,[191]​ la Feria Internacional del Queso en Hinojosa de Duero,[192]​ la Feria de Muestras Multisectorial Transfronteriza de Lumbrales, la Feria del Vino D.O. Arribes en Villarino de los Aires[193]​ y la Feria Transfronteriza del Olivar en Vilvestre.[194]​ Por otra parte, también existen el mercadillo portugués de Trabanca, el mercadillo artesanal de Pinilla de Fermoselle y el mercadillo medieval de San Felices de los Gallegos.

Museos[editar]

Debido al notable atractivo turístico de Arribes, en varias localidades se han ido inaugurando distintos museos en los que se muestran diversos aspectos propios de la zona.

Existe una amplia oferta de museos etnográficos en la que se muestra la forma de vida tradicional de los habitantes de la zona. Entre ellos el Museo de Ecoturismo Las Majadas Arribeñas de Aldeadávila,[195]​ el Museo Etnográfico de Fariza, el Museo Etnográfico de Hinojosa de Duero,[132]​ el Museo de la Tradición de Moralina[196]​ o el parque temático de Construcciones Populares Trabanca.[197]​ En Vilvestre se ha instalado el Centro de Biodiversidad, pensado para proteger y dar a conocer el patrimonio natural de las arribes.[198]

Entrada al museo etnológico de Las Majadas Arribeñas, Aldeadávila.

Por otra parte, también existen otros espacios como La Fragua de Trabanca, con los trabajos propios de una herrería,[199]​ el Museo del Cantero en San Felices de los Gallegos, que muestra los trabajos realizados con el granito,[200]​ el Taller de Alfarería y Cerámica de Trabanca[201]​ o el Taller de Cerámica de Nuria Martín en Gamones,[202]​ con la artesanía del barro.

El grupo de museos más numeroso lo forman los relacionados con la producción de los distintos productos elaborados en la zona y los útiles utilizados para ello. De esta forma, existen la Casa Museo el Pereduz en Bermellar, el Museo del Aceite de Ahigal de los Aceiteros,[203]​ el Museo del Aceite El Lagar del Mudo de San Felices de los Gallegos,[204]​ el Molino Harinero de Santa Ana en San Felices de los Gallegos,[203]​ el Molino Harinero de Sobradillo[203]​ y el Museo del Vino y Destilados de Villarino de los Aires.[205]​ Por otra parte, también existe el Museo Textil de Lumbrales.[206]

En cuanto a museos de historia y arqueología existen el Museo Arqueológico de Lumbrales, ubicado en la Torre del Reloj de esta localidad, en el que se recogen hallazgos encontrados en la comarca de El Abadengo y su entorno inmediato[207]​ o la Casa de los Frailes de Vilvestre, centrado básicamente en el Santuario Rupestre de El Castillo, en el que se exponen los materiales cedidos por Luis Benito del Rey, profesor de prehistoria y arqueología de la Universidad de Salamanca.[208]​ En la torre del homenaje de San Felices de los Gallegos, se ha creado la denominada «Aula Histórica», en la que se puede descubrir la forma de vida de los que fueron moradores del castillo y conocer algunos de los útiles más representativos de aquella época.[209]

También se puede ver una muestra del arte religioso de esta zona en el Museo Parroquial de Fermoselle[210]​ o el Museo de Arte Sacro de Villadepera.[211]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. LEY 5/2002, de 11 de abril, de Declaración de Parque Natural de Arribes del Duero. 2002. «Se configura y percibe el espacio Arribes del Duero como una comarca natural ligada desde siempre al encajonamiento del río en el granito, al tajo profundo y hermoso que su paso ha generado y a la obligación que ha supuesto a los arroyos y ríos que en él confluyen deban horadar con sus aguas unos profundos cauces hasta dar esa imagen singular en el paisaje arribeño.» 
  2. LEY 5/2002, de 11 de abril, de Declaración de Parque Natural de Arribes del Duero. 2002. «Arribes del Duero, situados en el límite occidental de la región, a caballo entre Zamora y Salamanca, conforman una parte de lo que tradicionalmente se ha conocido como «la raya con Portugal», lugar de frontera en el pasado y de encuentro en la actualidad.» 
  3. a b c d e f «Sayago: Orillas del Duero: ¿Arribes o Arribas?». La Opinión-El Correo de Zamora. Archivado desde el original el 12 de abril de 2013. «Para Eusebio Fernández: Arribes, deriva etimológicamente del latín Ripa - ae, femenino, y su significado es orilla, término muy extendido por nuestra geografía nacional, tenemos muchos topónimos con este sufijo: Ribadavia, Ribadeo, Ribadesella, etc. Incluso el sobrenombre de "Ribera", común a todos los pueblos de Las Arribes, posiblemente derive de Ripa - orilla. Añade el profesor salmantino que "Las Arribes" deriva de Ad Ripas, junto a la orilla, evolucionando lingüísticamente a As Arribas, forma que se ha mantenido en el portugués. Su evolución lingüística solo se explica desde la influencia del antiguo astur-leonés, que ha perdurado hasta la actualidad en el habla de los pueblos la Ribera, con una marcada cerrazón de las vocales finales a > e > i, y la vocal final o _ u fenómeno aún muy común entre sus habitantes: Ad Ripas > As arribas > Las Arribas; Las Arribas, derivaron a > Las Arribes / Las Arribis. Por otra parte, tener en cuenta que las arribes son un pluralia tantum, que carecen de uso y significado en singular, así pues el empleo de "el arribe", es una incorrección, propia de aquellos que se consideran que tienen un registro lingüístico culto». 
  4. a b c «Definición de arribes». Diccionario de la Real Academia Española. Consultado el 29 de marzo de 2011. «Pendientes escarpadas a ambos lados de los ríos Duero, Tormes, Huebra, Camaces y Águeda».  También el río Esla y el río Uces presentan arribes en esta zona. Véanse las fotos de los Arribes del Esla y de las Arribes del Uces
  5. a b c Calonge Cano, Guillermo. La excepcionalidad climática de Los Arribes del Duero. pp. 45 y 46. Archivado desde el original el 10 de diciembre de 2011. Consultado el 8 de noviembre de 2011. «Los fondos y los valles de ambos ríos (Duero y Águeda) integran la mayor parte del territorio de "los Arribes". Hay que añadir los tramos bajos y más inmediatos al río Duero de los cursos fluviales que desembocan en él. Entre estos destacan por su amplitud, en línea recta, unos 15 km del río Tormes (desde su desembocadura en el Duero hasta la presa de Almendra), 5 km del arroyo de las Uces y 8 km de la red fluvial Huebra-Yeltes. (…) La parte española de "los Arribes" es el objeto de este estudio». 
  6. a b c d e Error en la cita: Etiqueta <ref> no válida; no se ha definido el contenido de las referencias llamadas ref_duplicada_3
  7. a b «Decreto-Ley nº 8/98, de 11 de mayo, de Declaración del Parque Natural del Duero Internacional». Diário da República (en portugués). 1998. Consultado el 3 de marzo de 2011. 
  8. a b c d e f g h i j k l m Error en la cita: Etiqueta <ref> no válida; no se ha definido el contenido de las referencias llamadas zepa
  9. Error en la cita: Etiqueta <ref> no válida; no se ha definido el contenido de las referencias llamadas lic
  10. «La Unesco aprueba por unanimidad que Las Arribes sean Reserva de la Biosfera». Salamanca 24 horas. 9 de junio de 2015. Archivado desde el original el 10 de junio de 2015. Consultado el 9 de junio de 2015. 
  11. El régimen jurídico de los cursos de agua hispano-portugueses
  12. El patrimonio vegetal en los Arribes del Duero zamoranos: las formaciones de enebral Juniperus oxycedrus L. subsp. badia (H. Gay) Debeaux
  13. Martín Martín, Francisco (1996). Artec Impresiones, ed. Las Arribes del Duero (a caballo entre Salamanca y Zamora). Segovia. ISBN 9788489183049. 
  14. «The geomorphological heritage approach in protected areas: Geoconservation vs. Geotourism in Portuguese natural parks» (en inglés). Archivado desde el original el 12 de agosto de 2011. Consultado el 20 de junio de 2011. «The incision of the Douro River and its tributaries on the Iberian Meseta has developed spectacular steep cliffs, regionally named Arribas do Douro, the ‘ex-libris’ of the PNDI. This landscape provides the microclimatic conditions for the traditional production of wine, olive and almond, as well as the support for a great biodiversity. The PNDI is one of the most important nesting habitats in Europe for vultures, eagles and black storks». 
  15. «Los Arribes del Duero». Sayago.com. Consultado el 4 de marzo de 2011. «En la comarca de Sayago y en lenguaje popular, siempre se llamó a esta zona del Duero "Las Arribas" y a los enormes peñascos cortados de las gigantescas rocas graníticas que forman el encajonamiento del río, Los "Arribanzos". Sin embargo, es a partir de mediados de los años 70 cuando desde el exterior se comienza a referenciar a este tramo del río Duero como "Los Arribes"». 
  16. «Zamora les llama Los Arribes, Salamanca Las Arribes». El Mundo. 2007. 
  17. Vázquez de Parga y Mansilla, Jacinto (1885). Librería Cervantes, 1994 reimpresa, ed. Reseña Geográfica-Histórica de Salamanca y su provincia. Salamanca. ISBN 8485664566. 
  18. Geomorfología de los Arribes del Duero zamoranos
  19. «Olmedo de Camaces, Fuenteliante y Bañobárez tienen previsto solicitar su inclusión dentro del parque natural». El Adelanto de Salamanca. 2004. Archivado desde el original el 23 de octubre de 2013. Consultado el 29 de marzo de 2011. 
  20. a b c «ORDEN de 30 de abril de 1992, de iniciación del Plan de Ordenación de los Recursos Naturales del Espacio Natural de Arribes del Duero». Boletín Oficial de Castilla y León. 1992. «Art. 2º- El citado Plan afecta total o parcialmente a los términos municipales de: Villardiegua, Villadepera, Torregamones, Fornillos de Fermoselle, Fariza, Fermoselle, Villarino, Pereña, Masueco, Mieza, Vilvestre, Puerto Seguro, San Felices de los Gallegos, Ahigal de los Aceiteros, Sobradillo, La Fregeneda, Hinojosa de Duero, Saucelle, Aldeadávila de la Ribera, Villar del Buey, Muga de Sayago, La Bouza, Cerralbo, Bermellar, Saldeana, Barruecopardo, Fonfria, Pino, Villalcampo, Moralina, Moral de Sayago, Milano, Villasbuenas, Encinasola de los Comendadores, Trabanca, Lumbrales, Olmedo de Camaces, Fuenteliante, Bogajo, La Redonda, Valderrodrigo, Cerezal de Peñahorcada, La Zarza de Pumareda, La Peña, en la provincia de Salamanca y Zamora». 
  21. Prensa Ibérica, ed. (1991). Geografía de Zamora. «…Su encajonamiento en un profundo tajo, con desniveles que llegan a alcanzar los cuatrocientos metros». 
  22. Ruta de los Molinos de Badilla
  23. Esos perfectos ingenios
  24. a b c d e José Antonio Ruíz Díaz (2010). Ediciones Universidad de Salamanca, ed. El hombre y el medio ambiente. ISBN 9788478001620. 
  25. a b c «Rutas y lugares naturales de Fermoselle». Consultado el 26 de mayo de 2011. 
  26. Escuela Politécnica Superior. Universidad de Burgos (ed.). «Evolución de la ingeniería de presas en España. El caso de los "Saltos del Duero"». Sociedad Española de Presas y Embalses. Consultado el 4 de marzo de 2011. 
  27. «La potencia instalada en energías renovables se multiplica por diez en los últimos ocho años». Archivado desde el original el 22 de diciembre de 2009. Consultado el 5 de marzo de 2011. «La potencia instalada en 2006 se distribuye de la siguiente manera: 3.979 megavatios en hidráulica, 2.707 en carbón y 466 en nuclear». 
  28. «Lluvia de megavatios». El Norte de Castilla. 2011. «La producción hidráulica superó en la región los 5.739 Gwh. Por potencia instalada, Castilla y León es la región española líder, con un total de 3.979 megavatios (Mw) de potencia, por delante de Galicia». 
  29. a b c d e f Calonge Cano, Guillermo. La excepcionalidad climática de Los Arribes del Duero. Archivado desde el original el 10 de diciembre de 2011. «En Castilla y León impera una modalidad fría o fresca del clima mediterráneo. Sin embargo, en la comarca de los Arribes del Duero predomina una modalidad cálida. Tal excepcionalidad climática se debe a la configuración geomorfológica. En la mayoría de la comarca el invierno es corto y suave, el verano caluroso y el período libre de heladas tan amplio que pueden prosperar cultivos termófilos». 
  30. a b c Atlas Forestal de Castilla y León. Consultado el 24 de octubre de 2011. 
  31. a b Error en la cita: Etiqueta <ref> no válida; no se ha definido el contenido de las referencias llamadas ref_duplicada_14
  32. Instituto de la Conservación de la Naturaleza (ed.). Parque Natural del Duero Internacional (en portugués). Archivado desde el original el 21 de agosto de 2010. Consultado el 29 de marzo de 2011. «El Parque Natural do Douro Internacional, ocupa un área de 85150 ha y abarca el trozo fronterizo del río Duero (en una extensión de cerca de 122 km)». 
  33. ZEPA-ES0000206-Cañones del Duero
  34. ZEC-ES4190102-Cañones del Duero
  35. ES0000118 Arribes del Duero
  36. ZEPA-ES0000118-Arribes del Duero
  37. ZEC-ES4150096-Arribes del Duero
  38. ZEPA-ES0000247-Riberas de los Ríos Huebra y Yeltes
  39. ZEC-ES4150064-Riberas de los Ríos Huebra, Yeltes, Uces y afluentes
  40. ZEPA-ES4150087-Río Águeda
  41. ZEC-ES4150127-Riberas del Río Agueda
  42. ES4150098-CAMPO DE ARGAÑÁN
  43. Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (16 de julio de 2015). «Resolución de 16 de julio de 2015, de Parques Nacionales, por la que se publica la aprobación por la UNESCO de dos reservas de la biosfera españolas: Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga, Tenerife, y Reserva de la Biosfera Transfronteriza Meseta Ibérica (España y Portugal)». III. Otras disposiciones. Boletín Oficial del Estado núm. 205 de 27 de agosto de 2015 (Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado). ISSN 0212-033X. Consultado el 12 de julio de 2019. 
  44. a b c d e f g Ediciones Universidad de Salamanca, ed. (2010). El Hombre y el Medio Ambiente. Salamanca. p. 226. ISBN 978-84-7800-162-0. Consultado el 22 de febrero de 2011. 
  45. «Régimen de Protección». Junta de Castilla y León. «En el año 1995 la Junta de Castilla y León, consciente de la importancia de la zona para la conservación de la cigüeña negra y como medida de protección dirigida a favorecer la conservación de esta rara ave, declaró cinco "Áreas Críticas de Protección Especial para la Cigüeña Negra" dentro del sector de los Arribes del Duero perteneciente a la provincia de Zamora, labor que ha tenido continuidad en 1998 con la declaración de nuevas "Áreas Críticas de Protección Especial para la Cigüeña Negra" en el sector salmantino de los Arribes». 
  46. «Más de 20.000 ovejas de Las Arribes están resguardadas en establos por temor a los lobos». Salamanca 24 Horas. Archivado desde el original el 14 de julio de 2014. Consultado el 25 de mayo de 2011. 
  47. «La Junta confirma la expansión del lobo con 1.600 ejemplares, 179 manadas y un 20% más territorio en toda la Comunidad». Tribuna de Ávila. Consultado el 26 de diciembre de 2014. «Al Sur del Duero, donde no se puede cazar al estar protegida por la directiva europea, también ha aumentado notablemente su presencia... en Salamanca también hay manadas al Oeste, en la franja sur de los Arribes salmantinos». 
  48. «La Junta considera que "no hay lince" ibérico en Castilla y León». Agencia EFE. 2008. 
  49. «El PSCL pide un Plan para recuperar el lince ibérico en Arribes del Duero y las sierras de Francia y Gata, en Salamanca». Europa Press. 2005. Consultado el 29 de marzo de 2011. 
  50. Pedro Luis Ramos. Universidad de Salamanca (ed.). «Fauna en los Arribes del Duero». Consultado el 29 de marzo de 2011. «Algunos biólogos y naturalistas, afirman que aún quedan, en los valles más tranquilos y de vegetación mejor conservada, algunos ejemplares del rarísimo lince ibérico». 
  51. «Senda las Arribes VII». Archivado desde el original el 27 de octubre de 2014. Consultado el 30 de enero de 2011. «En cuanto a los grandes vertebrados y predadores el jabalí, zorro, tejón, lince ibérico, nutria, jineta, garduña, hurón comadreja». 
  52. ¿Cómo funcionan las escalas para peces en la Cuenca del Duero?
  53. Instituto Geológico de España y la Comisión del Mapa Geológico de España, ed. (1880). «Volumen 8». Memorias del Instituto Geológico de España. 
  54. «Esos perfectos ingenios». La Opinión-El Correo de Zamora. 2010. Consultado el 24 de julio de 2011. «...el enebral de Cozcurrita, donde se conserva una subespecie única en Europa». 
  55. «Consejo regulador de la denominación de origen Arribes». Archivado desde el original el 3 de julio de 2008. 
  56. a b c «El mejor oro líquido, en la provincia». Tribuna de Salamanca. 2011. 
  57. «Información general sobre Fermoselle: Geografía Física». Ayuntamiento de Fermoselle. Archivado desde el original el 4 de diciembre de 2010. Consultado el 29 de diciembre de 2014. «En la provincia de Zamora no hay más olivos que los de Fermoselle que se remontan al siglo XVIII. Su cultivo se encuentra asociado con la vid, en las lindes de las fincas y principalmente en los arribes del Duero y Tormes. En la actualidad debido a la gran calidad del aceite que se obtiene de dichos olivos esta considerado como el producto estrella con una producción de hasta 600.000 kilos de aceituna. En el pueblo solamente subsiste la almazara de la cooperativa.» 
  58. «Descubierta la existencia de una varietal de olivo en Las Arribes». La Tribuna. 2009. Consultado el 12 de octubre de 2010. «Un estudio realizado por el Departamento de Agronomía de la Universidad de Córdoba ha concluido en un análisis la existencia de una varietal de olivo que podría ser exclusiva de las Arribes del Águeda, concretamente de los términos municipales de San Felices de los Gallegos y Ahigal de los Aceiteros». 
  59. «Lanzan una ruta del olivo en Arribes Duero durante la III Feria del Olivar». Agencia EFE. 2009. Consultado el 10 de septiembre de 2012. 
  60. «La producción de almendra en Fermoselle ronda los 50.000 kilos, superior a la campaña pasada». La Opinión-El Correo de Zamora. 2009. Consultado el 14 de noviembre de 2012. «En la villa de Fermoselle se cuentan una docena de productores con varios centenares de almendros, el resto son particulares que tienen «a lo sumo una veintena». La cifra de almendros puede superar los 50.000, repartidos por muy diferentes ámbitos del municipio, algunos radicados en los huertos existentes dentro del propio casco urbano». 
  61. «Las Arribes comienzan la cosecha de la almendra con previsiones pesimistas». Agencia EFE. 2008. «En municipios como Mieza, Hinojosa de Duero o Saucelle, abunda la población de almendros, aunque en menor cantidad que La Fregeneda y Vilvestre». 
  62. «Naranjas de las Arribes, un manjar desconocido». La Posada. Suplemento de vino, agroalimentación y turismo de Castilla y León. Archivado desde el original el 8 de enero de 2009. Consultado el 29 de septiembre de 2011. «Los naranjos son un árbol con arraigo en Las Arribes. Incluso hay estudios que aseguran que en 1913, había en la zona unos 265 árboles en la zona de la Fregeneda, aunque en la actualidad, el mayor centro de producción se encuentra en Vilvestre y también hay algunos árboles en localidades como La Fregeneda, Hinojosa, Mieza y Saucelle». 
  63. «Información general sobre Fermoselle: Geografía Física». Ayuntamiento de Fermoselle. Archivado desde el original el 4 de diciembre de 2010. «En cuanto a los cultivos frutales de los de pepita que son el manzano y el peral cuenta con unos 3000 árboles respectivamente, que producen ricas variedades. Ha proliferado el ciruelo, le sigue el melocotonero y el albaricoque. Entre los frutales carnosos destaca la higuera». 
  64. «Controlado el incendio provocado por rayos en Aldeadávila». El Norte de Castilla. 2009. 
  65. «Controlado el fuego en Villalcampo tras quemar 30 hectáreas de roble». El Norte de Castilla. 2009. Consultado el 21 de septiembre de 2012. 
  66. «Medio Ambiente investiga la muerte de miles de peces en Arribes, Zamora». El Mundo. 2008. Consultado el 11 de septiembre de 2008. 
  67. «Resolución de 18 de junio de 2010, de la Secretaría de Estado de Cambio Climático, por la que se formula la declaración de impacto ambiental del proyecto Línea eléctrica a 400 kV Aldeadávila-Douro Internacional». Boletín Oficial del Estado. 2010. 
  68. «Resolución de 10 de abril de 2017, de la Secretaría de Estado de Medio Ambiente, por la que se formula informe de impacto ambiental del proyecto Actuaciones varias del Plan Nacional de Calidad de las Aguas en Castilla y León, en varios términos municipales de Salamanca». Boletín Oficial del Estado. 2017. Consultado el 10 de abril de 2017. 
  69. «La falta de depuración, asignatura pendiente del Parque Natural Arribes del Duero». Boletín Oficial del Estado. 2012. Consultado el 10 de noviembre de 2012. 
  70. «Iberdrola adaptará sus tendidos eléctricos para proteger el águila perdicera y el alimoche en Arribes del Duero». Europa Press. 2019. Consultado el 2 de abril de 2019. 
  71. «El sino de la central nuclear de Moral». La Opinión-El Correo de Zamora. 2000. Archivado desde el original el 24 de marzo de 2011. 
  72. «Las protestas por el laboratorio nuclear de Aldeadávila alteran las listas del PSOE». El País. 1987. Consultado el 19 de noviembre de 2014. 
  73. «El Gobierno confirma la cancelación de la central térmica de Moral». La Opinión de Zamora. 
  74. «Prehistoria: Período Paleolítico». Aderisa. Archivado desde el original el 11 de julio de 2013. Consultado el 15 de noviembre de 2011. 
  75. «El PSOE pide la declaración BIC para el dolmen de Almeida». El Norte de Castilla. «El megalitismo tiene en la provincia de Zamora manifestaciones conocidas en la bibliografía especializada desde la publicación del atálogo monumental de la provincia de Zamora por Gómez Moreno, el cual reseña la presencia de dólmenes en Granucillo de Vidriales y en la comarca de Sayago. El historiador granadino había dado cuenta también del expolio de sepulturas de estas características en Fariza y Gallegos del Pan». 
  76. a b «Los dólmenes de Lumbrales». Ayuntamiento de Lumbrales. Archivado desde el original el 6 de enero de 2009. Consultado el 7 de julio de 2011. 
  77. «Torregamones». Sayago.com. Archivado desde el original el 13 de enero de 2012. Consultado el 15 de noviembre de 2011. «En la dehesa de Villanueva (…) se encuentra un dolmen construido con grandes lanchas de granito». 
  78. Sayago. Historia, Arte y Monumentos
  79. «Vilvestre». Revista turística de Salamanca. «El taller neolítico, que tanto afama a Vilvestre (…) es tentador inclinarse por quienes afirman, que más que taller para afilar armas, aquel rincón enigmático fue santuario rupestre de cierta relevancia en la prehistoria». 
  80. «Historia». Ayuntamiento de Saucelle. Archivado desde el original el 24 de marzo de 2011. Consultado el 15 de noviembre de 2011. 
  81. Luis Benito del Rey y Ramón Grande del Brío; “Nuevos santuarios rupestres prehistóricos en las provincias de Zamora y Salamanca”; ISSN 0514-7336; Zephyrvs, XLVII, 1994. pp. 113-131
  82. la alabarda de Fariza, yacimientos ambos que en este trabajo hemos considerado aún dentro de la esfera de lo Campaniforme
  83. a b c «Museo de Zamora». Junta de Castilla y León. «Las hachas de Pino del Oro y de Fradellos -de talón y anilla lateral y de apéndices laterales, respectivamente- (...) Estela funeraria de Publio Carisio (...) Estela bísoma dedicada a Reburrina y Anna». 
  84. a b c Jesús Álvarez-Sanchís (2003). «Los vettones». Real Academia de la Historia. p. 423. ISBN 84-95983-16-8. Consultado el 24 de diciembre de 2013. 
  85. «Castros y verracos en la frontera hispano-lusa». Archivado desde el original el 27 de octubre de 2011. Consultado el 2 de julio de 2011. 
  86. «Orígenes». Ayuntamiento de Barruecopardo. Archivado desde el original el 29 de julio de 2011. Consultado el 28 de julio de 2011. «De esta época de colonización romana Baruecopardo conserva un yacimiento arqueológico junto a la ermita del Cristo de las Mercedes que tiene un pórtico de columnas simulando un templo romano, posiblemente como causa de la romanización. Este yacimiento data de la época tardía romana, tal vez visigoda. De aquí proceden numerosas estelas funerarias y sepulcros, además de cerámicas y monedas, algunas de estas lapidas funerarias con inscripciones se han encontrado en diferentes lugares del pueblo, encontrándose algunas en la actualidad en el Museo de Salamanca». 
  87. «Iglesia de San Julián». Romanicozamora.es. 
  88. Liborio Hernández Guerra, Agustín & Jiménez de Furundarena (2004). «El conjunto epigráfico de época romana de Hinojosa de Duero, Salamanca». Universidad de Salamanca. 
  89. Juan Manuel Abascal (2008). «Las inscripciones romanas de Moral de Sayago (Zamora, Hispania Citerior) y su descubrimiento en 1859». Universidad de Alicante. 
  90. «Descubren en Pino del Oro un documento jurídico en bronce del año 27». El Mundo. 2009. Consultado el 24 de diciembre de 2013. 
  91. «Hermana cautiva (canción). Versión de Fornillos de Fermoselle (ay. Fermoselle, p.j. Zamora, ant. Bermillo de Sayago, comc. Sayago, Zamora, España). Recitada por Adolfo Álvarez Garana (unos 75a). Recogida por Sergio Calleja y Suzanne Petersen, 2001. (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta ZAMORA 01). Publicada en Petersen-Web 2004, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto. 040 hemist. Música registrada MP3 30 sec. clip). Versión completa (streaming media).». http://depts.washington.edu/. 
  92. Rodríguez Fernández, Justiniano (1998). Ramiro II. Rey de León. Burgos: Editorial La Olmeda. Pág.94
  93. Monsalvo Antón, José María. «Zamora y Salamanca en la Alta Edad Media según la cronística cristiana (de Sampiro a la Estoria de España)». Consultado el 6 de marzo de 2014. 
  94. Mínguez, José María (Coord.) (1997). Historia de Salamanca. II Edad Media. Salamanca: Centro de Estudios Salmantinos. Pág. 309
  95. VVAA (2005). Zona Oeste de Salamanca. Vitigudino: Adezos.
  96. Martín Viso, Iñaki; Poblamiento y estructuras sociales en el norte de la Península Ibérica. Siglos VI-XIII
  97. Pascual Riesco Chueca (2001). «Medio natural y poblamiento en la toponimia mayor de Zamora». Instituto de Estudios Zamoranos. Archivado desde el original el 12 de abril de 2012. Consultado el 1 de mayo de 2011. 
  98. El dialecto galaico-portugués hablado en Lubián (Zamora): toponimia, textos ... Escrito por Luis Cortés Vázquez
  99. Barrios García, Ángel. Repoblación en la zona meridional del Duero: Fases de ocupación, procedencias y distribución espacial de los grupos repobladores. p. 82. 
  100. "La arquitectura del convento de Fermoselle es de humildad y pobreza"
  101. González, Tomás (1829). Censo de población de las provincias y partidos de la Corona de Castilla en el siglo XVI. Madrid: Imprenta Real
  102. García de Cortázar, Fernando (2012). Atlas de Historia de España. Edición revisada y actualizada (7ª Edición). Barcelona: Planeta
  103. «Real Decreto de 30 de noviembre de 1833 sobre la división civil de territorio español en la Península e islas adyacentes en 49 provincias». Gaceta de Madrid. 1833. 
  104. a b c d e f g h i Servicio de espacios naturales, ed. (2003). Libro del Parque Natural de Arribes del Duero. p. 9. Archivado desde el original el 4 de septiembre de 2011. Consultado el 6 de marzo de 2011. 
  105. a b Error en la cita: Etiqueta <ref> no válida; no se ha definido el contenido de las referencias llamadas ref_duplicada_13
  106. Despoblación y patrimonio
  107. [1]
  108. Comprometidos con el patrimonio
  109. «Un pueblo de Salamanca pagará 3.000 euros por cada nacimiento de hijo». ABC. 2007. 
  110. «El ayuntamiento de Trabanca lanza una oferta laboral para contratar a 36 trabajadores». El Mundo. 2008. Consultado el 29 de marzo de 2011. 
  111. «Si eres licenciado, Trabanca te contrata». RTVE.es. 2010. 
  112. «Fermoselle prepara una nueva caravana con mujeres latinoamericanas y del Este». La Opinión-El Correo de Zamora. 2007. Consultado el 3 de junio de 2011. 
  113. [2]
  114. «Agrupación Europea de Cooperación Territorial Duero-Douro». Archivado desde el original el 20 de agosto de 2011. «La AECT Duero-Douro tiene entre otras funciones la ejecución de los programas o proyectos de cooperación territorial cofinanciados por la Comunidad, en particular con cargo al Fondo Europeo de Desarrollo Regional, el Fondos Social Europeo y/o el Fondo de Cohesión. Igualmente desarrollará proyectos e inversiones para todo el territorio, con o sin financiación comunitaria». 
  115. [3]
  116. El último tren de las Arribes
  117. Abierto un centro de información del ecoturismo en Arribes
  118. a b c d e f g «Patrimonio cultural de la Junta de Castilla y León». Junta de Castilla y León. 2011. Archivado desde el original el 16 de mayo de 2015. Consultado el 12 de mayo de 2015. 
  119. AR&PA, 2010, VII Bienal de la restauración y gestión del patrimonio
  120. Nuevos santuarios rupestres prehistóricos en las provincias de Zamora y Salamanca
  121. Fermoselle: un cosmos de bodegas
  122. «Bodegas subterráneas de Fermoselle». Consultado el 19 de mayo de 2011. 
  123. «Fermoselle: Monumentos y bodegas». Consultado el 19 de mayo de 2011. 
  124. GR 14, Camino Natural de la Senda del Duero. Guía de la provincia de Zamora
  125. El Puente de Requejo cumple un siglo
  126. «Perspectivas de futuro». El Norte de Castilla. «...varias rutas de senderismo, entre las que destacan las visitas guiadas a la mina Dorinda en Carbajosa de Alba». 
  127. Villadepera: Reportaje sobre la Mina El Carrascal en La 8 Zamora Televisión. Consultado el 30 de mayo de 2019. 
  128. a b «Casa del parque del convento de San Francisco». 
  129. a b «Casa del parque del torreón de Sobradillo». 
  130. «Mi espacio natural». Consultado el 5 de marzo de 2011. «...página de la Fundación Oficina del Parque Natural Arribes del Duero. Fariza. Tfno: 980 618 425». 
  131. a b c d e f g h i j k l m «Oficinas de turismo en el Parque Natural de Arribes del Duero». 
  132. a b «Museo Interpretativo del Duero, una novedosa apuesta por un futuro deseable en Hinojosa». Diario de las Arribes. Consultado el 29 de marzo de 2011. «...el primer elemento a considerar fue el Centro de Recepción de Visitantes, ubicado en el edificio del antiguo Centro Parroquial ...En segundo lugar, la ‘joya’ del proyecto, como es el Museo Etnográfico».  (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial y la última versión).
  133. «Gobierno, Junta y Diputación inauguran el nuevo Centro de Recepción de Visitantes de Vega de Terrón». Salamanca24horas. 2011. Archivado desde el original el 6 de agosto de 2011. Consultado el 29 de julio de 2011. 
  134. a b c d e f «Nuevas miradas en Las Arribes». Revista turística de Salamanca. 2010. 
  135. a b c d e f g h i j k l m n ñ o p q r «Miradores en las Arribes del Duero». 
  136. «Mirador del Picón de Felipe». Archivado desde el original el 27 de noviembre de 2011. Consultado el 23 de marzo de 2011. 
  137. «Mirador de Rupurupay». Archivado desde el original el 27 de noviembre de 2011. Consultado el 23 de marzo de 2011. 
  138. «Mirador de Rupitín». Archivado desde el original el 11 de septiembre de 2011. Consultado el 23 de marzo de 2011. 
  139. «Entorno». La Buhardilla de Barruecopardo. Consultado el 23 de septiembre de 2011. 
  140. a b «Molino del Tío Justo». Ayuntamiento de Lumbrales. Archivado desde el original el 6 de enero de 2009. Consultado el 23 de diciembre de 2012. «...la construcción del mirador del Pocito Manzano ...el mirador de Malpica con unas excelentes vistas al castro y al valle que forma el río Camaces, y que cuenta con unos paneles indicativos sonoros que nos cuenta la historia del castro». 
  141. «GR-14 Sendero del Duero : Tramo Trabanca-Puente de San Lorenzo». Consultado el 23 de marzo de 2011. 
  142. «El incendio de los Arribes calcina en Mámoles el nuevo mirador de «La Boiza»». La Opinión-El Correo de Zamora. 2011. Consultado el 23 de septiembre de 2011. 
  143. a b c d «GR 14, Camino Natural de la Senda del Duero Guía de la provincia de Zamora». La Senda del Duero. 2015. Consultado el 14 de septiembre de 2015. 
  144. «Pasea por Arribes del Duero». La Opinión-El Correo de Zamora. Archivado desde el original el 6 de mayo de 2010. Consultado el 10 de octubre de 2011. «Desde Mámoles un ramal traslada al mirador del Cueto». 
  145. «Mirador de Las Barrancas». Archivado desde el original el 15 de marzo de 2011. Consultado el 23 de marzo de 2011. 
  146. «Senderismo». senderismovistahermosa. 2011. «Las Fayas de Ribas Altas, plataforma pétrea elevada frente a la desembocadura de la portuguesa Ribeira de Duas Igrejas, que constituye un mirador privilegiado». 
  147. «Mirador de Los Barrancos». Consultado el 2 de junio de 2011. 
  148. «Mirador de Las Escaleras». Consultado el 2 de junio de 2011. 
  149. «Mirador de Las Peñas». Consultado el 2 de junio de 2011. 
  150. «Mirador del Terraplén». Consultado el 2 de junio de 2011. 
  151. «Mirador de El Torojón». Consultado el 2 de junio de 2011. 
  152. Mirador El Castillo
  153. «Torregamones a Miranda do Douro». Consultado el 4 de junio de 2012. 
  154. a b «Rutas por Villadepera». Archivado desde el original el 10 de diciembre de 2011. Consultado el 26 de junio de 2011. 
  155. «Con la construcción de las veinte viviendas de protección queremos asentar población en el pueblo». La Opinión-El Correo de Zamora. 2010. Consultado el 24 de julio de 2011. «Una de sus novedades (…) es el mirador de los Arribes del Duero en el paraje de "Sanciellas"». 
  156. «Itinerario Los Arribes del Duero desde Zamora». Consultado el 26 de junio de 2011. «En Pinilla de Fermoselle podemos acceder en coche a este magnífico mirador, La peña del Cura... ideal para la observación de las aves que anidan en los cañones del río Duero». 
  157. a b «Acantilados de vértigo y paisajes primaverales en el corazón de las arribes zamoranas». Archivado desde el original el 21 de julio de 2011. Consultado el 2 de julio de 2011. 
  158. «Conocer Zamora». «Peña Redonda, magnífico mirador natural sobre los arribes del Duero y lugar mágico para los pobladores prerromanos que se asentaron en este lugar, los vettonnes». 
  159. «Ruta de los Molinos de Moral de Sayago». Wikiloc. 
  160. «Ruta circular Masueco - Pozo de los Humos - Cascada del Pinero - Aldeadávila». Wikiloc. 
  161. «Ruta de los miradores de Lastrón, Rupitión y el Picón de Felipe». Wikiloc. 
  162. «Ruta de Rupurupay». Wikiloc. 
  163. «GR14: Mieza - Salto de Aldeadávila». Wikiloc. 
  164. «Ruta circular de los miradores de Mieza». Wikiloc. 
  165. «Intenerario Vilvestre - Monte Gudín». Wikiloc. 
  166. «Ruta Trabanca - Falla del Peine - Mirador del Somaero - Puerto». Wikiloc. 
  167. «La Ruta de Las Lavanderas, para comprender el entorno de Arribes». Salamanca RTV al día. Consultado el 10 de mayo de 2017. 
  168. «Ruta circular en Sobradillo, por El Buraco y el mirador del Molinillo, en las arribes del Águeda.». Wikiloc. 
  169. «Ruta circular en Saldeana, por el castro, miradores y molinos del Arroyo Grande». Wikiloc. 
  170. Cruceros el Corazaón de Las Arribes
  171. Paseos en barcon por Las Arribes del Duero
  172. Estación Biológica Internacional Duero-Douro (EBI)
  173. Muelle de Vega Terrón
  174. «Aldeadávila: ¡Aquí hay playa!». La Gaceta de Salamanca. 2014. 
  175. a b Zamora Natural. Consultado el 31 de abril de 2019. 
  176. ElArribito
  177. [4]
  178. Secretos del Duero 2019
  179. Carrera Arribes Ocultos 2019
  180. BTT Oeste Salmantino
  181. «BTT en Las Arribes». Diputación de Salamanca. Archivado desde el original el 26 de junio de 2014. Consultado el 6 de julio de 2014. 
  182. «Parque Multiaventura de San Felices». Diputación de Salamanca. Archivado desde el original el 14 de julio de 2014. Consultado el 6 de julio de 2014. 
  183. Observatorio astronómico de Saucelle
  184. «El nuevo planetario de Saucelle hará que el turismo astronómico florezca en Las Arribes». La Gaceta de Salamanca. Consultado el 31 de abril de 2014. 
  185. «Romería de los Viriatos». Consultado el 1 de noviembre de 2011. 
  186. «Fiestas y peñas en Aldeadávila». Archivado desde el original el 30 de septiembre de 2008. Consultado el 1 de noviembre de 2011. 
  187. «Encierro de ley». Consultado el 1 de noviembre de 2011. 
  188. «Feria Internacional Agroalimentaria de Arribes del Duero en Trabanca». Archivado desde el original el 29 de agosto de 2010. Consultado el 28 de febrero de 2011. 
  189. «La IX Feria Internacional de Artesanía Arribes del Duero se celebrará este fin de semana en Trabanca (Salamanca)». 20 Minutos. Consultado el 2 de noviembre de 2011. 
  190. «Salón Internacional del Vino en Trabanca». Archivado desde el original el 8 de febrero de 2011. Consultado el 4 de marzo de 2011. 
  191. «Feria de Artesanía y Productos Típicos de la Comarca de Sayago y Trás-os-Montes en Moralina». Consultado el 4 de marzo de 2011. 
  192. «Hinojosa presenta su 7ª Feria Internacional del Queso como la primera en Castilla y León». Diario de las Arribes. Archivado desde el original el 16 de octubre de 2010. Consultado el 4 de marzo de 2011. 
  193. «Villarino de los Aires presenta 15 actuaciones concretas para desarrollar el Plan de Turismo». Diario de las Arribes. Archivado desde el original el 30 de enero de 2011. Consultado el 4 de marzo de 2011. «El Ayuntamiento de Villarino de los Aires ha organizado en los dos últimos años dos Ferias del Vino, además de la Fiesta de la Vendimia». 
  194. «IV Feria Transfronteriza del Olivar en Vilvestre». Consultado el 4 de marzo de 2011. 
  195. «Museo de Las Majadas Arribeñas». Consultado el 26 de junio de 2011. 
  196. «Museo de la Tradición de Moralina». Archivado desde el original el 2 de septiembre de 2011. Consultado el 29 de marzo de 2011. 
  197. «Parque Temático de Construcciones Tradicionales de Trabanca». Archivado desde el original el 2 de septiembre de 2011. Consultado el 30 de enero de 2011. 
  198. «El Centro de la Biodiversidad de Vilvestre abrirá sus puertas la próxima primavera». La Gaceta de Salamanca. Consultado el 31 de abril de 2014. 
  199. «La fragua de Trabanca». Archivado desde el original el 3 de septiembre de 2011. Consultado el 4 de marzo de 2011. 
  200. «Museo del Cantero». Consultado el 4 de marzo de 2011. 
  201. «Taller de alfarería y cerámica de Trabanca». Archivado desde el original el 2 de septiembre de 2011. Consultado el 4 de marzo de 2011. 
  202. «Visita a bodega y taller de cerámica». Consultado el 1 de noviembre de 2011. «Taller de Cerámica de Nuria Martín. Gamones (Zamora)».  (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial y la última versión).
  203. a b c «Museos de El Abadengo». Consultado el 29 de marzo de 2011.  (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial y la última versión).
  204. «El Lagar del Mudo». Consultado el 29 de marzo de 2011. 
  205. «Villarino de los Aires presenta 15 actuaciones concretas para desarrollar el Plan de Turismo». Diario de las Arribes. Archivado desde el original el 30 de enero de 2011. Consultado el 4 de marzo de 2011. «Dentro de las líneas de actuación del Plan de Promoción Turística de Villarino, se encuadra la creación de espacios musealizados. Bajo esta premisa, en 2008, se inaugura el Museo del Vino y los Destilados». 
  206. «Museo Textil de Lumbrales». Archivado desde el original el 9 de diciembre de 2009. Consultado el 29 de marzo de 2011. 
  207. «Museo Arqueológico de Lumbrales». Consultado el 29 de marzo de 2011. 
  208. «Museo de la Casa de los Frailes». Archivado desde el original el 4 de julio de 2011. Consultado el 29 de marzo de 2011. 
  209. «Museos de Arribes». Consultado el 29 de marzo de 2011. 
  210. «Fermoselle». Consultado el 29 de marzo de 2011. «Entre sus edificios hay que destacar la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, del siglo XII. En este templo se ha habilitado un Museo Parroquial con interesantes esculturas y ornamentos sagrados». 
  211. «Museo de Arte Sacro de Villadepera». Consultado el 29 de marzo de 2011. 

Enlaces externos[editar]