Parmentiera aculeata

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Symbol question.svg
 
Cuajilote, Huachilote o Pepino Kat
CUAJILOTE.JPG
Árbol de cuajilote
FRUTO DE CUAJILOTE.JPG
Fruto maduro de cuajilote
Estado de conservación
No amenazado
Taxonomía
Reino: Plantae
Subreino: Tracheobionta
División: Magnoliophyta
Clase: Magnoliopsida
Subclase: Asteridae
Orden: Lamiales
Familia: Bignoniaceae
Tribu: Crescentieae
Género: Parmentiera
Especie: Parmentiera aculeata
Kunth
Sinonimia

Crescentia edulis Moc. ex A.DC.; Crescentia musaecarpa Zaldívar ex C.Heller; Parmentiera foliolosa Miers; Parmentiera lanceolata Miers; Crescentia aculeata Kunth; Crescentia musicarpa Zaldivar ex C.Heller; Parmentiera edulis DC. [1]

El cuajilote, huachilote, turi, cacao de mono, jilote de árbol o pepino kat (en Yucatán) (Parmentiera aculeata) es un árbol propio de la selva baja caducifolia que cubre amplias extensiones en el sur y centro de México. En Venezuela recibe el nombre de camburito, por la forma similar de su fruto con un cambur o banana. La palabra cuajilote procede del náhuatl “cuahuitl”, árbol, y “xilotl” = Jilote de árbol.

Descripción[editar]

Se trata de un árbol perennifolio o facultativamente caducifolio que llega a crecer hasta 12 o 15 metros de altura, de troncos gruesos y corteza agrietada, muy ramificado desde la base.[2]

Tronco principal hasta de 30 cm de diámetro a la altura del pecho, acanalado en la base y con hendiduras a lo largo del mismo, marcadas ligeramente de color café amarillento, con espinas curvas en los nudos de las ramas. Las ramillas ligeramente pubescentes en la juventud.[2]

Las hojas son opuestas, sub opuestas o rara vez alternas miden de 6 a 15 cm de largo, compuestas por 2 a 3 folíolos que miden de 1.5 x 3.5 cm hasta 8 x 3 cm, el folíolo terminal o de la punta, generalmente es más grande; el margen de los folíolos entero es de color verde oscuro en el haz y en el envés, verde pálido. Las flores de esta especie crecen en el tronco y en los extremos de las ramas, son solitarias o agrupadas de color, verdoso-blancas, con rayas púrpuras que nacen directamente del tronco y las ramas gruesas, o en las terminaciones de las mismas, de 5 a 8 cm de largo. El tiempo de desarrollo del cuajilote, de una flor a un fruto maduro, es de cuarenta días aproximadamente.[2]

El fruto que caracteriza esta especie, es alargado y carnoso, hasta de 20 cm de largo y 6.5 cm de diámetro provisto de costillas prominentes, de color verde amarillento y fibroso en el interior. Contiene numerosas semillas pequeñas, de aproximadamente 3.5 mm de diámetro y delgadas parecidas a las del chile.[2]

Distribución[editar]

Es originario de México y el Norte de América Central. Especie distribuida ampliamente en las regiones tropicales de México, llegando su área natural hasta El Salvador y Honduras. Naturalizada en algunas partes de Australia. Cultivada en otras zonas de América tropical y en el Antiguo Mundo. En México se puede encontrar en los estados de Sinaloa, Tamaulipas, San Luis Potosí, Querétaro, Hidalgo, Nayarit, Colima, Michoacán, Edo. de México, Morelos, Puebla, Veracruz, Guerrero, Oaxaca, Tabasco, Chiapas. Campeche. Dada su tendencia a prosperar en situaciones de disturbio y la protección que le otorga el hombre, no tiene problemas de sobrevivencia en el presente.[2]

Ambiente[editar]

Crece en huertos y está asociado con la selva tropical caducifolia y perennifolia; matorral xerófilo, bosque mesófilo de montaña, de encino y pino. Se encuentra en climas cálidos, semicálidos y templados desde nivel del mar hasta los 2,240 m de altura sobre el nivel del mar.[3]​ Temperatura media anual donde mejor se desarrolla es de 20 - 29° C y con una precipitación anual de 800 a 1,200 mm anuales. Suelo: desde sedimentario hasta volcánico.

Planta propia de la vegetación secundaria derivada de diferentes tipos de bosques tropicales. En algunas partes se le protege como árbol de sombra en potreros, en alrededores de casas y en huertos familiares.[4][2]

Usos[editar]

Puede consumirse crudo o cocido; su consumo está restringido prácticamente a las zonas donde el cuajilote prospera, donde también se emplea como alimento de forraje.

Propiedades[editar]

Tiene usos herbolarios. Tanto el fruto como la corteza y la raíz son empleados por los curanderos mexicanos en el tratamiento de algunas afecciones del riñón. Su fruto es rico en vitamina A, pero, como se ha dicho, no goza de gran popularidad en el mercado de alimentos en México.

Estado de conservación[editar]

En Chiapas el cuajilote es un árbol del cual los frutos son ampliamente utilizados como forraje del ganado, como sombra para el ganado, para el uso como leña, como cercas vivas, para consumo humano, de uso medicinal y para la elaboración de diversos utensilios agrícolas. Por lo tanto, se trata de una especie de uso múltiple, desde Veracruz hasta El Salvador y Guatemala. León y Poveda (2000) también reportan la especie como forrajera y de uso múltiple en la zona de bosques secos y subhúmedos de Guanacaste, Costa Rica, probablemente como introducción prehispánica.[5]​ A pesar de ser un especie de uso múltiple, no es una especie que se encuentre en alguna categoría de la norma 059 2010 de la SEMARNAT.

Referencias[editar]

  1. Parmentiera aculeata en PlantList
  2. a b c d e f Rzedowski J. y G. Calderón R. 1993. Flora del bajío y de regiones adyacentes. Bignoniaceae. Fascículo 22. Instituto de Ecología A.C. Pátzcuaro Michoacan. México. pp 43.
  3. Pérez-Gutiérrez R.M., Pérez-González C., Zavala-Sánchez M.A., Pérez-Gutiérrez S. Actividad hipoglucemiante de Bouvardia terniflora, Brickellia veronicaefolia y Parmentiera edulis. J.Salud Pública de México. 1998, 40, 354-358.
  4. Rodríguez V. J., P. Sinaca C. y G. Jamangapé G. 2009. Frutos y semillas de árboles tropicales de México. INE-SEMARNAT. México D.F.
  5. Álvarez-Olivera, P. A., Calzada-Almas E. y Batista-Cruz A. Etnobotánica y propagación de parmentiera edulis d.c., árbol de uso múltiple en cuba.

Bibliografía[editar]

  1. Balick, M. J., M. H. Nee & D.E. Atha. 2000. Checklist of the vascular plants of Belize. Mem. New York Bot. Gard. 85: i–ix, 1–246.
  2. Berendsohn, W.G., A. K. Gruber & J. A. Monterrosa Salomón. 2009. Nova Silva Cuscatlanica. Árboles nativos e introducidos de El Salvador. Parte 1: Angiospermae - Familias A a L. Englera 29(1): 1–438.
  3. Burger, W.C. & A.H. Gentry. 2000. Family 194. Bignoniaceae. In: W. Burger (ed.), Flora Costaricensis. Fieldiana, Bot., n.s. 41: 77–161.
  4. CONABIO. 2009. Catálogo taxonómico de especies de México. 1. In Capital Nat. México. CONABIO, Mexico City.
  5. Gentry, A. H. 1982. Bignoniaceae. Fl. Veracruz 24: 1–222.
  6. Gentry, A.H. 1980. Bignoniaceae---Part I (Crescentieae and Tourrettieae). Fl. Neotrop. 25(1): 1–131.
  7. Linares, J. L. 2003 [2005]. Listado comentado de los árboles nativos y cultivados en la república de El Salvador. Ceiba 44(2): 105–268.
  8. Martínez Salas, E. M., M. Sousa Sánchez & C. H. Ramos Álvarez. 2001. Región de Calakmul, Campeche. Listados Floríst. México 22: 1–55.
  9. Molina Rosito, A. 1975. Enumeración de las plantas de Honduras. Ceiba 19(1): 1–118.
  10. Novelo, A. & L. Ramos. 2005. Vegetación acuática. Cap. 5: 111–144. In Biodivers. Tabasco. CONABIO-UNAM, México.
  11. Pérez, A., M. Sousa Sánchez, A. M. Hanan-Alipi, F. Chiang Cabrera & P. Tenorio L. 2005. Vegetación terrestre. 65–110. In Biodivers. Tabasco. CONABIO-UNAM, México.
  12. Reyes-García, A. & M. Sousa Sánchez. 1997. Depresión central de Chiapas. La selva baja caducifolia. Listados Floríst. México 17: 1–41.
  13. Sousa Sánchez, M. & E. F. Cabrera Cano. 1983. Flora de Quintana Roo. Listados Floríst. México 2: 1–100.
  14. Stevens, W. D., C. Ulloa Ulloa, A. Pool & O. M. Montiel Jarquín. 2001. Flora de Nicaragua. Monogr. Syst. Bot. Missouri Bot. Gard. 85: i–xlii,.

Enlaces externos[editar]