Parlamentario

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Un parlamentario o congresista es un miembro de un parlamento o congreso.[1] En muchos países el término "parlamentario" se aplica específicamente a los miembros de la cámara baja, mientras la cámara alta suele tener un único nombre, Senado, y por tanto, también lo es la denominación de sus miembros, "senadores". Los miembros del parlamento tienden a formar bancadas con los miembros del mismo partido político.

Los Roundheads parlamentarios de la guerra civil inglesa (1642 - 1651)[editar]

Los Roundheads fueron aquellos ingleses que durante la Guerra Civil inglesa (1642 - 1656) apoyaron el bando y la postura que defendía el Parlamento de Inglaterra frente a la Monarquía de la Casa de Estuardo. También se les conoció con el apodo de Roundheads (cabezas redondas, en inglés).

Este ejército parlamentario lo dirigía Cromwell, Fairfax e Ireton; y en el Parlamento John Pym, John Eliot y Richard Montague, entre otros.

Ideología y conflictos con la Corona[editar]

Los Parlamentarios defendían la Carta Magna inglesa, de 1215, que establecía a Inglaterra como un Estado parlamentario, frente a la corriente del absolutismo francés de la Casa de Estuardo, procedente de Escocia y enlazada con la casa real de Francia.

Jacobo I y Carlos I de Inglaterra favorecieron a la nobleza y el clero, así como a los católicos, e intentaron imponer un régimen absolutista semejante al francés. Los parlamentarios, representados mayoritariamente en la Cámara de los Comunes del Parlamento viejo de Westminster, se opusieron a estas ideologías junto a los abusos de la nobleza rural inglesa. Frente a ellas, defendieron la reforma, en algunos casos desde el punto de vista calvinista y presbiteriano extremista, de carácter independentista,[cita requerida]

El Parlamento inglés financiaba a la Corona mediante la aprobación de impuestos y créditos financieros. Durante su reinado, las relaciones del rey Carlos I con el Parlamento fueron progresivamente deteriorándose. El rey y su principal valido, lord Buckingham, optaron por evitar la convocatoria del Parlamento en la medida de lo posible y cobrar sus propios impuestos. Por ejemplo, se aplicó con carácter general un antiguo impuesto feudal que gravaba los barcos en función de su tonelaje y que sólo se había exigido de manera puntual. El Parlamento se negó a reconocer como legítimos estos impuestos monárquicos, que fueron uno de los desencadenantes de la Guerra Civil, dando un nuevo auge a los parlamentaristas en las ciudades y el sur de Inglaterra.[cita requerida]

Más tarde, y ya con el reinado de Carlos II, los parlamentarios se dividieron en el partido Tory (conservador) y el Whig (liberal).

Referencias[editar]

Véase también[editar]