Papas fritas

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Papas a la francesa»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Papas fritas
Patatas fritas
Pommes-1.jpg
Plato de papas fritas.
Valor nutricional por cada 100 g
Energía 395 kcal 1650 kJ
Carbohidratos 42.4 g
Grasas 36 g
Proteínas 5.6 g
Calcio 42 mg (4%)
Potasio 1200 mg (26%)
% de la cantidad diaria recomendada para adultos.
[editar datos en Wikidata]

Las papas fritas (patatas fritas en España) son las papas que se preparan cortándose en rodajas o en forma de bastones y friéndolas en aceite caliente hasta que queden doradas, retirándolas del aceite y luego sazonándolas con sal. Pueden consumirse solas o aderezadas con kétchup, mayonesa u otras salsas. De esta forma se suelen servir como acompañante de las hamburguesas e incluso con platos fuertes como chuletas de cerdo, albóndigas, pollo frito, etc.

También reciben este nombre las que se venden ya fritas en bolsas para aperitivo, denominadas «papas fritas inglesas» o «de bolsa». Son muy crujientes y normalmente se presentan en forma de rodajas.

Papas friéndose.

Historia[editar]

Una de las primeras menciones documentadas la da Francisco Núñez de Pineda y Bascuñán en su obra Cautiverio feliz (1673) donde en la comida que ofrece a dos caciques dice que las mujeres "enviaban las papas fritas y guisadas".[1] Sin embargo no es probable que fueran cortadas o acaso se hicieran en dados u otra forma y seguramente se frieron en manteca, como era costumbre entonces. En cualquier caso, el documento demuestra que esta forma de preparar las patatas ya era acostumbrada en la América del siglo XVII.

El origen de la papa frita cortada en forma de bastón está disputado entre Bélgica y Francia. Los franceses se adjudican la invención del plato; se dice que a fines del siglo XVIII sobre el Pont Neuf de París se instalaban los vendedores de esta delicia, que preparaban a la vista de sus clientes dentro de braseros y sartenes.[2] Los belgas la cocinan en dos etapas: en aceite y con grasa; los franceses sólo en aceite.

Las papas fritas tipo chips, es decir, las que están cortadas en forma redonda y delgada, surgieron en un restaurante llamado Moon Lake Lodge's, en Saratoga Springs, Nueva York, allá por el año 1853.[3] El chef de dicho restaurante, George Crum, ante las continuas quejas de un cliente habitual que siempre lo recriminaba por no cortar las papas fritas lo suficientemente finas, decidió darle una lección cortándolas excesivamente delgadas, de manera que no pudieran pincharse con el tenedor. El resultado fue todo lo contrario al esperado, el cliente quedó sorprendido y completamente satisfecho. Pronto todos los clientes empezaron a pedir aquella nueva y extraña especialidad, a la que bautizaron como Saratoga Chips.[4] El éxito fue creciendo y, en 1920, se inventó la primera máquina mondadora de papas, con lo que las papas tipo chips comenzaron a ser exactamente como se conocen en la actualidad.

Contenido calórico de las papas fritas[editar]

Las papas fritas aportan una media de 380-400 calorías por 100 gramos, dependiendo de su tamaño (por la absorción de aceite).[5] Una porción de papas fritas contiene 22 gramos de grasa y 57 gramos de hidratos de carbono. Una porción promedio de papas fritas asciende a los 200 gramos, aportando 760 calorías.

Propiedades adictivas[editar]

Según científicos alemanes que estudiaron el patrón de actividad que desencadena este alimento en el cerebro en ratas de laboratorio, el consumo de papas fritas inglesas resulta irresistible no solo por su contenido en grasa y carbohidratos, sino también por una mayor activación de regiones del cerebro relacionadas con el sistema de recompensa, la ingesta de comida, el sueño y las áreas motoras. Se desconoce aún qué sustancia es la que provoca tal respuesta.[6] [7]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]