Panteón de Santa Paula

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

El Panteón O Cementerio De Santa Paula era un antiguo cementerio o panteón ubicado entre las calles actuales de Moctezuma, Magnolia, Galeana y el Eje Central Lázaro Cárdenas, en la actual Colonia Guerrero de la Ciudad de México. Tenía 40,800 metros cuadrados de extensión y funcionó entre los años 1784 y 1824. Fue demolido a partir de 1872, y sus últimos vestigios desaparecieron en 1960, por las obras de ampliación de la Avenida Paseo de la Reforma tramo Norte.

Historia[editar]

En 1779 azoto una epidemia de viruela en la Ciudad de México que atacó a más de 40,000 personas, por lo que en un intento por sanear el aire de la ciudad, el arzobispo Alonso Núñez de Haro y Peralta hizo la solicitud para que se señalaran dos camposantos en las afueras de la ciudad.[1]​ Para 1784, el mismo arzobispo cedió al Hospital de San Andrés un terreno llamado Santa Paula, cercano a la parroquia de Santa María La Redonda, para que fueran enterrados en él los fallecidos en dicho hospital; la pequeña capilla fue bendecida el 25 de febrero de 1786, y para 1787 se convirtió en un cementerio comunitario. Finalmente no fue sino hasta 1836, luego de una reforma legal que prohibía más entierros en los atrios de las iglesias,[1]​ cuando se convirtió oficialmente en el Panteón General de Santa Paula.

En ese lugar se sepultaban personas de escasos recursos. Se sepultaron a personajes ilustres, como también a víctimas que dejó la epidemia de cólera de 1850-1851 en México. Tiempo después, el Panteón de Santa Paula quedó casi destruido a consecuencia de un temblor ocurrido en 1858, por lo que fue clausurado junto con los panteones de San Fernando, Los Ángeles y San Diego, pues al ser absorbidos por la ciudad, constituían un riesgo para la salud pública.

En 1881 el panteón fue cerrado para ampliar las calles donde este se encontraba, sin embargo, en 1883 se reabrió el panteón, con el propósito de inhumar a las víctimas del cólera. En 1901, se ordenó limpiar el terreno de Santa Paula, para que finalmente, en 1903, se llevase a cabo la demolición de las bardas que todavía quedaban en pie.

Entre 2004 y 2008 el Instituto Nacional de Antropología e Historia realizó el estudio de diecisiete restos de personas, algunos de los cuales fueron víctimas de la epidemia de 1850-51.[1]

Personajes ilustres que estaban enterrados en el Panteón de Santa Paula[2][editar]

Presidentes y militares[editar]

Militares[editar]

Personajes Notables[editar]

Mujeres Notables[editar]

Curiosidades[editar]

En este panteón, el general Antonio López de Santa Anna hizo enterrar la pierna que años antes había perdido en Veracruz, durante la Guerra de los Pasteles. La pierna estuvo sepultada desde 1838 en su hacienda Manga de Clavo de dicho estado. Este singular entierro se efectuó el 27 de septiembre de 1842, con la presencia del propio militar. Años más tarde, cuando Santa Anna pensó ceñirse la corona imperial, un grupo de personas que se oponían exhumaron la pierna de su nicho y la pasearon por las calles. Una vez que algún policía detenía a los vándalos, la pierna era regresada a su nicho y se le rendían las mismas cosas.

Referencias[editar]

  1. a b c «Entierros en el antiguo panteón de Santa Paula de la ciudad de México». mexicana.cultura.gob.mx (en inglés). Consultado el 24 de junio de 2019. 
  2. http://mexicomaxico.org/Reforma/rotonda.htm#paula
  3. Físicamente no se encontraba en el panteón, pues yace en el viejo Panteón Civil del Tepeyac.