Paleolibertarismo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Fundadores del paleolibertarismo

El paleolibertarismo es una corriente del libertarismo desarrollada por los teóricos anarcocapitalistas Murray Rothbard y Lew Rockwell, que combina valores culturales y filosofía social conservadora con una oposición libertaria a la intervención del gobierno.[1]​ La filosofía paleolibertaria se desarrolla sobre la hipótesis de la eficacia «natural» de las autoridades culturales e instituciones civiles (familia, empresa, iglesia, academia) dentro de sus propias «esferas de autoridad» frente a la gestión de las instituciones estatales consideradas ineficientes e incluso destructivas para la sociedad,[1]​ alternando entonces una finalidad filo-anarquista con el conservadurismo como método. Surgido a inicios de la década de 1990 ha ganado notoriedad luego del año 2016 por ser considerado un antecedente ideológico y estratégico de la más reciente derecha alternativa.

Principios[editar]

Según Rockwell, el movimiento paleolibertario se remite a pensadores como "Ludwig von Mises, Albert Jay Nock, Garet Garrett y toda la Old Right de entreguerras que se oponía al New Deal y favorecía a la Vieja República"[2]​ y se distinguen de los "neo-libertarios" y del "libertarismo Beltway, el libertarismo de izquierda y el libertarismo de estilo de vida".[2]​ (El libertarismo Beltway es un término peyorativo usado por los libertarios de línea dura para describir a los libertarios que han ganado fuerza en el Beltway, es decir, Washington, DC).[3]​ Según Rockwell, el paleolibertarismo "hizo su paz con la religión como la piedra fundamental de la libertad, la propiedad, y el orden natural".

El paleolibertarismo se desarrolló en oposición al progresismo social del libertarismo dominante en la década de 1980. En su ensayo de 1990 "En defensa del paleolibertarismo", Rockwell acusó a los libertarios de la corriente dominante de "odio a la cultura occidental".[1]​ Argumentó que "la fotografía pornográfica, el pensamiento 'libre', la pintura caótica, la música atonal, la literatura deconstruccionista, la arquitectura Bauhaus y las películas modernistas no tienen nada en común con la agenda política libertaria, sin importar cuánto puedan deleitarse los libertarios como individuos en estos asuntos".[1]​ De los paleolibertarios, escribió "obedecemos, y debemos obedecer, las tradiciones de modales y gustos".[1]​ Después de explicar por qué los conservadores culturales podrían presentar un mejor argumento para la libertad dirigido a las clases medias, Rockwell predijo "en el nuevo movimiento, los libertarios que personifican la corrupción actual se hundirán a su nivel natural, al igual que el Partido Libertario, que ha sido su diabólico púlpito ".[1]

Algunos elementos teóricos y estratégicos que pueden observarse en el paleolibertarismo son su aceptación abierta de la vía política-electoral y del populismo como estrategia, su alianza política e intelectual con el paleoconservadurismo para combatir contra el neoconservadurismo y disputar el liderazgo del movimiento conservador (el norteamericano, por el origen de la teoría paleolibertaria) lo que implica una fuerte oposición a la guerra ofensiva y la intervención militar extranjera (aislacionismo), su apoyo a la descentralización política radical inclusive llegando hasta promover la secesión, descentralización radical que entre otras cosas implica el rechazo de las fronteras abiertas y apoyo de una inmigración restringida para de esa manera proteger la identidad y el orden de las comunidades locales. La mayoría de paleolibertarios suelen ser anarquistas de mercado o anarcocapitalistas, por lo que esta tendencia paleolibertaria es llamada por algunos de ellos «anarcoconservadurismo» o «anarquismo conservador», mientras otros adherentes paleolibertarios que evitan el debate "anarquismo versus minarquismo" prefieren llamarlo «libertarismo conservador». Los afiliados a la doctrina paleolibertaria han elaborado respuestas al anticlericalismo -debido a que la religiosidad puede contener fundamentos culturales interpretables como oposición frente al Estado-, al abstencionismo electoral y al individualismo extremo que puede encontrarse en otras formas de libertarismo, en un intento por acercar a los sectores conservadores más antiautoritarios y a la clase media convencional hacia las ideas libertarias.[1][4]

Historia temprana[editar]

En el ensayo "Populismo de derecha: Una estrategia para el movimiento paleo", Rothbard reflexionó sobre la capacidad de los paleolibertarios de participar en un "acercamiento hacia los redneck" fundado en el conservadurismo social y el libertarismo radical. Citó al exlíder del Ku Klux Klan, David Duke, y al ex senador estadounidense Joseph McCarthy como modelos para el nuevo movimiento.[4][5]

En la década de 1990, se forjó una "alianza paleoconservadora-paleolibertaria", centrada en el Club John Randolph fundado por el católico tradicionalista Thomas Fleming.[6]​ Rockwell y Rothbard apoyaron al candidato republicano paleoconservador Pat Buchanan en las elecciones presidenciales estadounidenses de 1992, y describieron a Buchanan como el líder político del movimiento "paleo".[7]​ En 1992, Rothbard declaró que "con Pat Buchanan como nuestro líder, romperemos el reloj de la socialdemocracia".[8]

Tres años después Rothbard dijo que Buchanan desarrolló demasiada fe en la planificación económica y el poder estatal centralizado, lo que eventualmente llevó a los paleolibertarios a retirar su apoyo a Buchanan.[9]​ Además del "nacionalismo económico" de Buchanan, Paul Gottfried más tarde se quejó de la falta de financiación, las luchas internas, la hostilidad o la invisibilización por parte de los medios de comunicación, y la satanización como "racistas" y "antisemitas".[10]

Rothbard murió en 1995, mientras que en 2007 Rockwell -quien creó el término- declaró que ya no se consideraba un "paleolibertario" y que estaba "feliz con el término libertario", también dijo que se generó la confusión de que un paleolibertario es un sinónimo de paleoconservador.[11]

Entre los más destacados paleolibertarios, aparte de Murray Rothbard y Lew Rockwell, están o han estado Hans-Hermann Hoppe, Ron Paul, Thomas DiLorenzo, Justin Raimondo y Joseph Sobran.

Controversias[editar]

La politóloga y activista feminista lésbica Jean Hardisty describió en 1999 el paleolibertarismo como "racismo, antisemitismo y sexismo explícito".[12]​ Ella nota los elogios de Rothbard sobre The Bell Curve, un trabajo controvertido que presenta la inteligencia de los negros como estadísticamente inferior a otras razas, y la publicación de un artículo del Rothbard-Rockwell Report, escrito por Sam Francis, que afirmaba que "de las dos razas principales en los Estados Unidos hoy en día, solo una posee la capacidad de crear y sostener niveles adecuados de civilización".

En 1992 los Boletines Ron Paul, que eran principalmente revistas de negocios y finanzas publicadas por el excongresista libertario Ron Paul, publicaron algunos pequeños artículos con fuertes afirmaciones relacionadas a los hábitos delictivos dentro de la población negra, al histrionismo en la cultura gay, y sobre la supuesta injerencia de la Mossad (servicio secreto israelí) en la política exterior norteamericana, textos que algunas personas han considerado racistas, homofóbicos o antisemitas. Se asoció este tipo de textos con la estrategia paleolibertaria. Se formó un escándalo sobre este asunto en el año 1996 en medio de una campaña electoral de Ron Paul, escándalo incitado por la publicación libertaria Reason -históricamente enemiga de Ron Paul- que entre otras cosas afirmó que, "una media docena de activistas libertarios de larga data-incluidos algunos todavía cercanos a Ron Paul- todos identificaron al mismo hombre como el principal escritor fantasma de Paul: el fundador del Instituto Ludwig von Mises, Llewellyn Rockwell, Jr." Rockwell lo negó.[13]

Renacimiento[editar]

Estados Unidos[editar]

En 2012, el ex escritor de National Review John Derbyshire argumentó que "desde que Lew Rockwell se unió a La Raza" (refiriéndose a un artículo de LewRockwell.com sobre una suave defensa de las fronteras abiertas)[14]Hans-Hermann Hoppe fue la última posición real paleolibertaria. Sin embargo, el paleolibertarismo aun no había desaparecido de América, por ejemplo Karen De Coster[15]​ y Justin Raimondo, ambos comunicadores políticos, continuaron usando el término para describirse a sí mismos durante y después de las campañas presidenciales de Ron Paul.[16]

En una acción similar a la de Rothbard y su apoyo a Pat Buchanan, Lew Rockwell simpatizó con la campaña presidencial de 2016 del magnate inmobiliario Donald Trump, particularmente por su postura sobre la inmigración mexicana,[17]​ junto con Justin Raimondo, quien votó por Trump sobre la base de su política exterior.[18]​ El economista anarcocapitalista de la Escuela Austriaca Walter Block, en un debate de la elección de 2016 con el editor de Reason, Nick Gillespie, aconsejó a los libertarios que viven en Estados en disputa electoral en EEUU apoyar a Trump en lugar de emitir sus votos por el candidato del Partido Libertario Gary Johnson, citando diferencias importantes en política exterior entre los favoritos republicanos y demócratas.

Jeff Deist, presidente del Instituto Ludwig von Mises, un think tank de derecha libertaria para promover el pensamiento rothbardiano y la escuela austriaca de economía, dijo sobre la derecha alternativa que sus escritos eran "interesantes ... y algo refrescantes".[19]​ En 2017, Deist concluyó un discurso en el Instituto Mises titulado "Por un nuevo libertario" con las palabras: "En otras palabras, sangre y tierra y Dios y nación siguen siendo importantes para las personas. Los libertarios ignoran esto a riesgo de irrelevancia"[20]​ Esto condujo a la crítica del autor libertario Steve Horwitz -habitual crítico del Instituto Mises, de Ron Paul y de Rockwell- diciendo que el libertarismo no se refería a la familia, la religión, la cultura y la sociedad civil, sino a la "tolerancia liberal, el universalismo y el cosmopolitismo, anteponiendo la libertad y la armonía de todas las personas a los supuestos intereses de cualquier subgrupo parroquial, y especialmente las definidas por los límites artificiales de los Estados-nación y sus subconjuntos". [21]

El popular medio digital político y cultural The Right Stuff también exhibe características del paleolibertarismo.[22]​ Una publicación suya ha criticado a la derecha convencional en los siguientes términos: "Si bien perdieron o ignoraron temas como la raza, el nativismo y la guerra cultural, tienen una obsesión con la economía neoliberal y la geopolítica neocon".[23]​ También ha apoyado en gran medida a Rockwell, pero han criticado su "alejamiento de los boletines informativos inflamatorios".[24]

Canadá[editar]

El controvertido blogger y podcaster voluntarista Stefan Molyneux alrededor de 2014 comenzó a ser más conservador culturalmente que antes. Ha lanzado podcasts de su programa Freedomain Radio que abordan temas como la cultura occidental,[25]​ inmigración,[26]​ y las diferencias grupales en la capacidad cognitiva.[27]​ Él, como Rockwell, ha apoyado a Donald Trump para la presidencia de los Estados Unidos.[28]

El miembro de la Sociedad Propiedad y Libertad, Christian Robitaille, ha abogado por una alianza de libertarios y tradicionalistas en Québec.[29]

Reino Unido[editar]

Desde finales de 2013, la organización High Tory del Traditional Britain Group ha sido influenciada por ideas paleolibertarias. En marzo de 2014, organizó un seminario que incluía una sección dirigida por el Dr. Andrew Linley, "'Politics: destroyer of natural order" (Política: Destructora del orden natural).[30]​ El vicepresidente del Traditional Britain Group, el profesor John Kersey, se describe a sí mismo como un "tradicionalista radical y paleolibertario".[31]​ En octubre de 2014, el ex diputado del UKIP y presidente de Mises UK, Godfrey Bloom, pronunció un discurso en la conferencia anual de Gran Bretaña tradicional titulada "Por qué el tradicionalismo y el libertarismo no son incompatibles".[32]

El ex Director de la Alianza Libertaria, Sean Gabb, es un amigo cercano de Hans-Hermann Hoppe, y asiste a sus conferencias de Sociedad Propiedad y Libertad cada año en Bodrum. Gabb es conservador en algunos aspectos y crítico de la inmigración masiva.[33]​ Gabb se ha dirigido a las conferencias de la Traditional Britain Group en sus esfuerzos por lograr una difusión liberal clásica entre los tradicionalistas.[34]​ El sucesor de Gabb, Keir Martland, ha escrito favorablemente sobre las perspectivas de una nueva "paleo-alianza", argumentando que "una sociedad conservadora no puede existir bajo un Estado opresivo tanto como una sociedad libertaria no puede existir en un vacío cultura y moral".[35]​ En un ensayo 'On Left and Right, Libertarianism, and The Donald', Martland, como Jeff Deist, simpatiza con el nacionalismo de Donald Trump: "Cuando se compara con el gobierno de una mafia socialista o un gobierno de una oligarquía hostil globalista, a ninguno les importa nada la Nación, solo el saqueo, el nacionalismo sale relativamente bien."[36]

España[editar]

En España, y por extensión en el mundo hispanohablante gracias a los medios digitales, el mayor referente del paleolibertarismo y del anarcoconservadurismo es el politólogo Miguel Anxo Bastos, quien promueve revisar las antiguas ideas descentralistas radicales y tradicionalistas culturales que existieron en las filas del foralismo y del carlismo y que en algunos casos parecen haberlos acercado a algunos autores a puntos de vista similares a los de los libertarios y anarcocapitalistas en teoría política y cultural. Bastos intenta así generar una línea paleolibertaria -más de teoría política que de estrategia política- que pueda conectar con la identidad e historia de España, similar a como autores de teoría económica ya han logrado conectar las teorías en pro de la economía de mercado con la historia del pensamiento económico de España al vincular la escuela austriaca de economía con la Escuela de Salamanca.[37][38][39]

Referencias[editar]

  1. a b c d e f g Rockwell, Lew. «The Case for Paleo-libertarianism». Liberty (Enero 1990): 34-38. . Traducción al español: En defensa del paleolibertarismo.
  2. a b "Paleolibertarianism" by Karen De Coster, LewRockwell.com, December 2, 2003
  3. «The Importance of Beltway Libertarianism». wearelibertarians.com. 
  4. a b Right-Wing Populism: A Strategy for the Paleo Movement. Murray Rothbard. 1992. Traducción al español: Populismo de derecha: Una estrategia para el movimiento paleo
  5. Sanchez, Julian; Weigel, David. «Who Wrote Ron Paul's Newsletters?». Reason Foundation. «Rothbard pointed to David Duke and Joseph McCarthy as models for an "Outreach to the Rednecks," which would fashion a broad libertarian/paleoconservative coalition by targeting the disaffected working and middle classes». 
  6. Martland, Keir (2016). Liberty from a Beginner:Selected Essays (Second edición). p. 62. ISBN 9781326524715. 
  7. Gottfried, Paul (1993). The Conservative Movement. Twayne Publishers. pp. 146. ISBN 0-8057-9723-8. OCLC 16804886. 
  8. Lee Edwards, The Conservative Revolution: The Movement That Remade America, Simon and Schuster, 1999, p. 329.
  9. Lew Rockwell, "What I Learned From Paleoism", at LewRockwell.com, May 2, 2002.
  10. Martland, Keir (2016). Liberty from a Beginner:Selected Essays (Second edición). p. 64. ISBN 9781326524715. 
  11. Do You Consider Yourself a Libertarian?, Kenny Johnsson entrevista a Lew Rockwell para The Liberal Post, como fue publicado en LewRockwell.Com, May 25, 2007.
  12. Hardisty, Jean (1999). Mobilizing Resentment, Conservative Resurgence from the John Birch Society to the Promise Keepers. Boston, MA: Beacon Press. pp. 165–67. Author holds a Ph.D. in Political Science from Northwestern University.
  13. Reason: Matt Welch, "Old News"? "Rehashed for Over a Decade"?, January 11, 2008 and Sanchez, Julian and Weigel, David, Who Wrote Ron Paul's Newsletters?, January 16, 2008.
  14. "On Hans-Herman Hoppe – The Last Paleolibertarian" VDare.com, 24 September 2012
  15. "About" Karen De Coster
  16. "Ron Paul and the Prospects of Paleo-Libertarianism" Justin Raimondo
  17. "The Trump Phenomenon" The Tom Woods Show
  18. «Archived copy». Archivado desde el original el 2016-12-31. Consultado el 2016-12-30. 
  19. "Alt-Right vs. Socialist Left" Mises Institute
  20. For a New Libertarian. Jeff Deist. Traducción al español: Por un nuevo libertario.
  21. The Rhetoric of Libertarians and the Unfortunate Appeal to the Alt-Right. Steve Horwitz
  22. «About Us». The Right Stuff.biz. Archivado desde el original el 30 August 2016. Consultado el 19 February 2016. 
  23. «Why the Weak Right is Wrong». The Right Stuff.biz. Consultado el 19 February 2016. 
  24. «Après Paul, Le Déluge». The Right Stuff.biz. Consultado el 19 February 2016. 
  25. "The Impending Collapse of Western Civilisation" Stefan Molyneux
  26. "The Truth About Immigration" Stefan Molyneux
  27. "IQ and Immigration" Stefan Molyneux
  28. "The Untruth About Donald Trump" Stefan Molyneux
  29. Robitaille, Christian. «Pourquoi libertariens et traditionalistes sont des alliés naturels». Contrepoints. Consultado el 8 March 2016. 
  30. Linley, Andrew (March 2014). «Politics: Destroyer of Natural Order». Traditional Britain Group. Consultado el 27 January 2016. 
  31. Kersey, John (October 2013). «Preserving the substance of a nation». Traditional Britain Group. Consultado el 27 January 2016. 
  32. Bloom, Godfrey. «Why Traditionalism and Libertarianism are not incompatible». Traditional Britain. Consultado el 27 January 2016. 
  33. «Must Libertarians Believe in Open Borders?». Mises UK. Consultado el 9 July 2017. 
  34. Gabb, Sean (2012). «In Defence of English Civilisation». Traditional Britain Group. Consultado el 27 January 2016. 
  35. Martland, Keir (January 26, 2014). «Paleoism and the Traditional Britain Group». The Libertarian Enterprise. Consultado el 27 January 2016. 
  36. On Left and Right, Libertarianism, and The Donald
  37. Soy Paleo: "En España, quizás, el mayor representante de estas ideas es el profesor Miguel Anxo Bastos, quien en una conferencia titulada “Libertarismo y Conservadurismo”, expresó de una forma muy descriptiva sus ideas. De su intervención, cabe destacar la siguiente cita: “(…) los paleocons, entre los que me encuentro, paleo, viejo, derecha vieja… me gusta la derecha vieja, no la derecha moderna, me gusta el paleolibertarismo y no el neolibertarismo. Soy paleoliberal, no neoliberal, nos gusta lo antiguo (…)”. Además, es un gran defensor de las tradiciones (como las lenguas tradicionales de las regiones), del aislacionismo (no intervención del Estado en conflictos remotos), etc."
  38. Libertarismo y tradicionalismo | Miguel Anxo Bastos
  39. Tradicionalismo y anarcocapitalismo en López-Amo. Pablo Molina.

Bibliografía[editar]

Véase también[editar]